¿QUÉ DICE LA LEY ACERCA DE LAS ACTAS DE ETA?

CÓDIGO PENAL

TÍTULO XXIII.

DE LOS DELITOS DE TRAICIÓN Y CONTRA LA PAZ O LA INDEPENDENCIA DEL ESTADO Y RELATIVOS A LA DEFENSA

NACIONAL.

CAPÍTULO I. DELITOS DE TRAICIÓN.

Artículo 584.

El español que, con el propósito de favorecer a una potencia extranjera, asociación u organización internacional, se procure, falsee, inutilice o revele información clasificada como reservada o secreta, susceptible de perjudicar la seguridad nacional o la defensa nacional, será castigado, como traidor, con la pena de prisión de seis a doce años.

Artículo 585.

La provocación, la conspiración y la proposición para cualquiera de los delitos previstos en los artículos anteriores de este Capítulo, serán castigadas con la pena de prisión inferior en uno o dos grados a la del delito correspondiente.

CAPÍTULO III.

DEL DESCUBRIMIENTO Y REVELACIÓN DE SECRETOS E INFORMACIONES RELATIVAS A LA DEFENSA NACIONAL.

Artículo 601.

El que, por razón de su cargo, comisión o servicio, tenga en su poder o conozca oficialmente objetos o información legalmente calificada como reservada o secreta o de interés militar, relativos a la seguridad nacional o la defensa nacional, y por imprudencia grave dé lugar a que sean conocidos por persona no autorizada o divulgados, publicados o inutilizados, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año.

Artículo 603.

El que destruyere, inutilizare, falseare o abriere sin autorización la correspondencia o documentación legalmente calificada como reservada o secreta, relacionadas con la defensa nacional y que tenga en su poder por razones de su cargo o destino, será castigado con la pena de prisión de dos a cinco años e inhabilitación especial de empleo o cargo público por tiempo de tres a seis años.

EL GOBIERNO NO GUARDA COPIA DE LAS ACTAS DE LA NEGOCIACIÓN.

———————

CAPÍTULO SEGUNDO DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

Derechos y libertades

SECCIÓN 2ª

De los derechos y deberes de los ciudadanos

Artículo 30.

1. Los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España.

——————————–

El inepto Mariano, aquejado de parálisis verbal y afasia conceptual, se niega a mover ficha contra Zapatero. Se concentra en la economía, dice. Aunque si fuera así, por esa razón debería estar vapuleando al gobierno por las actas de la negociación PSOE-ETA. Nada de eso. Mantiene su perfil bajo. Mariano no rompe el pacto antiterrorista. Mariano se convierte así en cómplice honorífico de la negociación sucia con ETA. Sólo Mariano sale en los telediarios generalistas. Ni Pujalte, ni ningún otro. Si Mariano hubiera hablado hoy en el Parlamento, las actas de ETA habrían dejado de ser un secreto a voces, ignorado tácitamente por el ciudadano común, y se habrían convertido en el epitafio de un gobierno corrompido desde antes de llegar al poder, corrompido de base, dispuesto a bajarnos los pantalones ante ETA, los nacionalistas y cualquier enemigo de España. Mariano podría sentar a Rubalcaba y al señor Z en el banquillo. Pero no. Mariano se calla, y deja que otros que no salen en el telediario vapuleen a un gobierno manchado por el fracaso, por la mentira y por la vileza. Mariano es un cobarde. No representa a los españoles. Sólo representa la única alternativa, por ahora. O eso se cree él. Lo único que es hoy día es otra cadena de transmisión del gobierno. Una comedia de presidencia por turnos, en la que no importa la ley, ni la decencia, ni la dignidad, sólo importa el turno. Mariano respeta el turno. ¿Por qué?

Una de dos. O bien a) es tan idiota como parece, y se cree que respetando el turno le van a respetar a él cuando le toque, cosa que no va a ocurrir, porque la izquierda se lo va a merendar vivo si gana las elecciones, que, repito, cada día dudo más que las gane, o bien b) Mariano está condicionado por algún tipo de chantaje que no se atreve a hacer frente, y que le obliga a permanecer mudo ante la flagrante traición de Zupalcabero. No me explico, sin éstas dos posibilidades, cómo puede ser que el principal designado por los españoles para vigilar los actos del gobierno más podrido de los últimos ochenta años, se quede de brazos cruzados con su estúpido tic nervioso y su estúpido hablar gangoso, hablando de cosas de las que puede hablar cualquier otro día, mientras un gobierno proetarra y antiespañol enseña la yugular como no lo había hecho en todos sus años de apestoso gobierno.

Tal vez hayamos extraído conclusiones erróneas del comportamiento de Rajoy. Pero si quiere que disipemos esas dudas, tiene la obligación de moverse, dar la imagen que sus votantes le exigen. Y si no, al banquillo también, por cómplice.

Agradecemos a Denis la inestimable colaboración enviando los artículos pertinentes del código penal. Saludos, amigo.

11-M: EL MORO MUZA, SUP-AL-CAABA Y LOS CUARENTA LADRONES

Nos ponemos en antecedentes. El SUP es el sindicato mayoritario en la Policía Nacional. El SUP son los “pata negra” de Rubalcaba. El SUP denunció en la Audiencia Nacional a Federico Jiménez Losantos y Luis del Pino por destapar la farsa del 11-M. La querella quedó en la Audiencia, guardada en el cajón de cierto juez Garzón del que no quiero decir el nombre por si nos incluye en la querella. La querella no prosperó, y aún anda por ahí, de juzgado en juzgado, sin que ningún juez se quiera comer el marrón, porque es una querella perdida de antemano, y sólo serviría para airear la basura que aureola dicha Audiencia. Lo más reseñable del caso fué la surrealista citación a Luis del Pino para que se personase en el despacho de Garzón, cosa que don Luis hizo, claro, con la sorpresa de que Garzón apenas le preguntó nada, el nombre y la hora, todo lo más. Está claro que quería intimidarle. Sólo hace falta echar un vistazo somero al blog de don Luis para saber si los intentos garzonitas obtuvieron sus frutos.

Una querella parecida a esa sí prosperó: la que Sánchez Manzano, el policía TEDAX que “gestionó” las pruebas del 11-M, y principal aludido en las informaciones de los periodistas como responsable de destrucción de la totalidad de las pruebas de los trenes para encubrir la autoría del atentado, y la más que presumible colocación de pruebas falsas destinadas a inducir la investigación en la dirección errónea, interpuso a Luis del Pino, Pedro J, Federico, etc…Y vaya si prosperó la querella. La perdió por goleada, el pájaro pinto, en una sentencia memorable en la que la juez avaló como más que plausibles las informaciones de los periodistas querellados, calificando su trabajo como la excelente labor periodística que es. Debió de pasarse el verano alucinando con el caso de corrupción policial más sonado desde la baja edad media. Después de eso, llegó la contrapartida en forma de querella interpuesta por Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M. De esto hacen ya casi tres años. Desde entonces, el policía Manzano está contra las cuerdas. No se pierdan “La Cuarta Trama”, el libro que escribió sobre el caso José María de Pablo, abogado de  AAV11M

Rubalcaba ha negado sistemáticamente su colaboración al juez que lleva la querella, cuando el magistrado le ha pedido los protocolos de actuación de los TEDAX adjuntando la lista de los TEDAX que participaron en la recogida de pruebas, y el ministro se los ha negado durante un año. Rubalcaba negó también el episodio cuando lo publicó El Mundo, logrando que el periódico repitiera portada al día siguiente, comparando en primera plana el ultimátum por escrito del juez, con el mentiroso comunicado de Interior negándolo. Memorable. Rubalcaba obstruye así las pesquisas para aclarar el 11-M, lo que no deja de suponer una confesión velada. ¿Se va a poner un ministro en entredicho por un policía incompetente? Niet. Rubalcaba es de los que queman a otros para salvarse él. Está claro.

Cuando Rubalcaba se vio obligado a entregar los papeles, lo hizo a regañadientes, proporcionando sólo el protocolo, y guardándose la lista de los TEDAX, a ver si podía dejarlos otro añito más en el cajón. Pretendía ganar tiempo. Pero el juez no se dejó torear, y le exigió expresamente la lista. Una vez soltada la lista, el juez pasó directamente a interrogar a los cuarenta TEDAX, para determinar quién fue el último de la cadena de custodia en ver las pruebas. Las declaraciones de algunos de ellos en el juicio del 11-M no arrojaron luz sobre este ítem, pero en esta ocasión, han sido unánimes*: el número dos de Sánchez Manzano se llevó las pruebas. A Rubalcaba le dio literalmente un jamacuco en esos días, del que esperamos se haya recuperado completamente. Va a necesitar salud para afrontar una larga temporada en el banquillo, por este y otros asuntos.

*extraña unanimidad, por cierto. Los primeros veinticuatro dijeron no recordar nada. El veinticinco soltó la liebre. Los siguientes, también. Y los primeros veinticuatro son perjuros, o yo soy burriciego.

Bien. Atención, que aquí viene el intríngulis.

a) SÓLO cuando Rubalcaba ha soltado los papeles, y han declarado los policías inculpando casi directamente a Manzano como responsable de la “extraviación” y “colocación” de pruebas, la defensa del infame policía ha solicitado que su caso se traslade a la Audiencia Nacional para ser juzgado por colaboración con banda armada. La defensa, no la acusación, ojo. Algo me dice que la intención era la de que el caso, “por arte de magia”, que es como suceden esas asignaciones en la AN, cayera en manos de Gómez Bermúdez, el mismo que juzgó el 11-M al dictado del gobierno. Ese mismo que tenía que haber deducido testimonio a Sánchez Manzano, y que al no hacerlo, retrasó la verdad cuatro años y contando. Por supuesto, la sanjuanada no prosperó. Donde Bermúdez es un instrumento del gobierno, el nuevo juez no se deja liar como otros.

b) SÓLO cuando Rubalcaba ha soltado los papeles, el SUP ha querido entrevistarse con Federico Jiménez Losantos, ofreciéndole retirar la querella. ¿Qué pasa? ¿Ahora se enteran de qué va la vaina? ¿El sindicato policial mejor conectado se entera de los trapos sucios de la policía por la prensa o los juzgados? Niet. Le han visto las orejas al lobo. Federico despreció el ofrecimiento del SUP. Con dos cojones.

c) SÓLO cuando Rubalcaba ha soltado los papeles, el SUP se ha personado también en la querella contra Sánchez Manzano. Y digo lo mismo. ¿Qué pasa, el SUP sólo se entera de las cosas una vez que ya no están al control de Rubalcaba? Eso no se lo cree ni el barón de Munchaüsen. Bueno, ese menos que ninguno, que para eso es el patrón de las mentira y la chirivaina de la que éstos pamplinas sólo son aprendices.

d) SÓLO cuando Rubalcaba ha soltado los papeles, y el asunto se le va de las manos, publica el SUP en su gacetilla que EL 11-M huele a chancla que no veas. Que podría estar implicada Marruecos, dicen a hora, los pillastres. ¿Publicaron cosa parecida cuando del Olmo, instructor del 11-M, dependía de la policía marroquí para contrastar informaciones y determinar identidades de los acusados?

¡NIET!

¿Publicaron cosa parecida cuando España entera se comía una sentencia FALSA DE TODA FALSEDAD, por utilizar la jerga al uso?

¡NIET!

¿Publicaron cosa parecida cuando Rubalcaba aún controlaba a los jueces?

¡NIET!

¿Publicaron cosa parecida cuando, personados en la querella contra Manzano, aún no se había decidido si éste iba a ser juzgado en la Audiencia de Bermúdez?

¡NIET de la NIET!

Si sabían algo, ¿por qué no lo dijeron a tiempo, y tiempo han tenido de sobra?¿Y es realmente el canal más adecuado la gacetilla del SUP para verter tamañas acusaciones?

Niet, again.

¿Tiene alguna credibilidad el apunte moruno del SUP? Para mí, ni el más mínimo. Es más, si alguna duda tenía vuestro humilde bloguero al respecto, ha quedado disipada. Si el SUP sabe algo, sus razones tiene para ocultarlo hasta nuestros días. Y no habría ninguna razón para que ahora salieran con la verdad, que no pesara muchísimo menos que la evidencia de que han sido hasta ahorita mismo un instrumento al servicio de Rubalcaba, y que aún lo siguen siendo. Balones fuera, se llama a eso. Si hasta hoy mismo habían mantenido en la oscuridad a la justicia, no veo por qué razón subvertir ahora la tendencia, pero se huelen de lejos las intenciones de desviar de nuevo la atención, esta vez contra el moro Muza. “En venganza por lo de Perejil”, dicen, sagaces, los finos analistas. ¿Ahora nos salen con un soplo que en circunstancias normales podría suponer un conflicto diplomático, cuando menos? En circunstancias normales, digo. Ya verán cómo el susceptible moro ni se da por enterado. Estos del SUP son capaces de acusar ahora a José Luis Moreno, o a Monchito, ya puestos. Pero sólo ahora. Antes no sabían nada. No, yo no me lo creo.

Y digo yo, ¿para qué tomarse tantas molestias en encubrir a unos moros para colgarle el mochuelo a otros? ¿Tiene algún sentido?

Niet.

Si se ha ocultado la verdad, es porque salpica mucho más cerca.

Por cierto, que coincide también el impresentable anuncio moruno de SUP con la publicación de las actas de negociación de ETA y el señor Z. Ya sabemos algunas cosas, como que el gobierno, a día de hoy, encubre delitos de ETA, y que mister Z estaba volcado en una alianza oculta con los terroristas, aunque aún no conocemos qué se pactó exactamente. ¿Alguna idea?

Se huele cacafuti.

EL “SEÑOR Z”

Resulta que el “señor Z” está ocultando que ETA sigue extorsionando a empresarios. Que el “señor Z” se ofrece a FINANCIAR a ETA. Que el “señor Z” SABOTEÓ la operación Faisán. Que el “señor Z”, en claro colegueo con los etarras, achaca el fracaso de su legalización a LA PRENSA Y A LAS VÍCTIMAS. A eso se llama señalar. Ya se sabe, unos señalan y otros disparan.

El señor Z se disculpa ante ETA por no haber podido burlar la ley. Señala a jueces, medios y víctimas ante ETA. Eso solía hacerlo el entorno batasuno. Ahora lo hace un tal, llamémosle señor Z.

Me hace gracia cómo el señor Z (siempre en boca de su correveidile) tiene la desfachatez de culpar ante ETA a “la mayoría de los medios”. ¡Pero si los tienen comprados a todos, salvo a cuatro!¡Si TVE no ha dicho ni una palabra en todo el día! Claro, a los que ya tienen paniaguados los desprecian tanto que ni siquiera los llaman medios. Se lo merecen, por serviles, y por ser viles.

Lo más grave es eso de “el gobierno ha hecho lo imposible con la judicatura”. Mister Z y ETA comparten enemigos, ya no queda duda porque lo dice el propio gobierno. Imagino que más de uno saldrá ahora con que no hay que tomar en serio los papeles de ETA. Pero entonces saco la carta Rubalcaba, cuando dijo aquello de “ETA nunca miente”. Ahora, como buen socialista dirá. “ETA siempre miente, y nosotros nunca hemos dicho otra cosa.

Total, que el tal señor Z se arrastra ante ETA. Comparten enemigos: la derecha, Franco, España, la justicia y la democracia, las víctimas que no pudieron matar, y las que les quedan, hijos de mala madre.

Bueno, donde antes teníamos sospechas, indicios, evidencias, ahora tenemos pruebas. El gobierno Zapatero colabora con ETA. Ahora sólo falta despejar la Z. ¿Quién será?

Cuando he mirado la portada de El Mundo, me he quedado de piedra. Sólo quedan dos opciones: o se cierra El Mundo, o por el contrario, se cierra el gobierno. Como de la veracidad del periódico de Pedro J no hay razones para dudar, sólo queda lo otro. Ya destapó las fechorías del señor X, y terminará por llegar a la Z pasando por la A de Alfredo. Y el hecho de que España no se haya tambaleado hoy por la información explosiva incautada al asesino Txeroki sólo viene a rubricar el desconcierto que vive el votante socialista, incapaz de digerir que ha erigido en líder a un miserable de tomo y lomo. Un miserable que odia a España y quiere rendirla ante ETA, para ser el superprogre que perdona a la ETA mientras patea a sus víctimas debajo de la alfombra con fingido disimulo.

Señores, el gobierno es ilegítimo. Los papeles incautados a ETA demuestran que un tal señor Z haría cualquier cosa por los terroristas, y que sus obstáculos para ello somos los españoles, esos cabrones que no les han dejado negociar en paz. Estos cabrones que no queremos la paz. Parece que debería gustarnos que nos maten, mutilen y amenacen esos poetas del detonador, esas hermanitas de la caridad con gatillo fácil, esos freedom fighters de zulo.

Preguntas:

¿Qué se pactó finalmente?¿Qué ha prometido mister Z?

¿Qué no haría por ETA el señor Z(eta)? ¿Ocultar, destruir pruebas de atentados? Ya sabemos que ocultó miles de amenazas de ETA a empresarios, y que llamó mentirosos a los pocos que se atrevieron a hablar. ¿Deberíamos pensar que el señor Z ayuda a otros terroristas aparte de los de ETA?¿O que encubrir la autoría del 11-M era parte de esta negociación?¿O es que destruyendo las pruebas del 11-M mister Z sólo se protegía a sí mismo como autor material? Desde esta mañana, ya nada me sorprendería.

El señor Z impone la paz, y aquel que critique razonadamente, está rompiendo dicha paz. El que mata, es amigo de mister Z. El que impone, el que obliga, el que amenaza, es amigo de Mister Z. El que recibe palos y no calla, ese sí rompe la paz. Menuda mierda de paz es esa en que un tal señor Z desautoriza a jueces y víctimas, en secretitos con la ETA. Es la clásica gestión del gobernante manipulador, además: a cada uno le dice una cosa en privado, y nada se dice en alto. Eso da alas al malvado, y desprotege al decente.

Lo de ETA con el señor Z deja pequeña la X del GAL. Y demuestra lo peor del socialismo: que o te paga, o te mata. En este caso ha tocado pagar. Y cómo. El precio es nuestra democracia, vendida a sus enemigos a cambio de nada.

Zapatero y Rubalcaba al banquillo, ya. Elecciones anticipadas, ya. España está desprotegida. El rey no existe, es una leyenda urbana. Mariano es un cobarde. La Constitución es un papel, no garantiza nada. Sólo lo hace la soberanía popular, y esa está puenteada. Estamos a los pies de los caballos, y la carga va a empezar.

EPISODIOS NACIONALES (por DENIS ROUSSOS): FADO PERMANENTE

(Respuesta de Denis a la entrada LA GUERRA DE ZAPATERO: Las Garras de Astracán)

No es casual que la sorprendente caída en las primas de los CDS españoles (un CDS es un seguro de impago de deuda soberana y una caída en la prima indica un menor riesgo de impago) haya sucedido simultáneamente a la entrada de España en la guerra de Libia. Francia, Reino Unido (qué envidia decir el nombre de este país), y EEUU están haciendo pagar a Bambi su adolescencia.
Allí donde había ayer Alianza de Civilizaciones hay hoy 2.000 libras de talante en forma de bomba guiada. Nos dicen a todos que es por mandato de la ONU, pero el mensaje está destinado a sus huestes y así descargarlas del peso de la mala conciencia que deben tener por estar hoy tranquilos sentados en sus casas, en vez de protestar por la guerra.
Y es que la Alianza de Civilizaciones venía con manual de usuario. Si uno lo lee cuidadosamente, observará que en algún lugar se dice que buscaremos la Alianza de las Civilizaciones siempre que la ONU no diga lo contrario, en cuyo caso lanzaremos toneladas de talante en forma de bombas. Es decir, la Alianza de Civilizaciones no estaba basada en principios inquebrantables sino en condiciones circunstanciales. Sé que asociar principios con ZP es patético, pero lo interesante del caso es que uno a uno, todos los fundamentos de lo que se nos presentó como marca ZP, se han ido desmoronando con toda nitidez ante sus narices y nos quedamos con lo que de verdad es nuestro presidente, un producto de marca falsa creado por un aparato de poder: el PSOE.

Me despido con un fado en vez del tradicional triquitriqui, para decir adiós al gobierno socialista portugués que después de hacer quebrar al país, echa la culpa al resto de partidos. Cómo se parecen los socialistas de todas partes.

DENIS

 

 

LA GUERRA DE ZAPATERO (X): EL GENERAL NO TIENE QUIEN LE SIGA

Siguen pasando los minutos y la ONU no parece que vaya a ofrecer unanimidad. La OTAN tampoco se decide. Turquía se opone frontalmente, lo mismo que China. Las fuerzas USA actúan en preset, pero nada les compromete a echarse atrás a corto plazo. El único que actúa sin reparos es el dislate andante Zapatero, que nos puede meter en un lío morrocotudo. Se ha enrolado sin preguntar a nadie, y aún no ha dedicado ni un minuto a explicar a su pueblo por qué nos ha metido en una guerra que nadie quiere librar. El PP no ha dicho ni mú. Los PAZIS, tampoco. El debate sobre la guerra se ha cerrado antes de empezar. Una nueva acción unilateral de los políticos, con la honrosísima excepción de Llamazares. Por esta vez.

Paso a colgar el enlace al editorial de LD, DIEZ RAZONES PARA DESCONFIAR DEL GENERAL ZAPATERO. Pinche en el titular:

LA GUERRA DE ZAPATERO (IX): EL SILENCIO DE LOS CONGRESOS

Como no podía ser de otro modo, Zapatero ha convertido, con la inestimable ayuda de Mariano, su principal valedor, la sesión monográfica de hoy en una triste comedia sin risas y sin público. Con sólo tres votos en contra, imaginamos que de IU, y una abstención que sospechamos del traslúcido y esmerilado Mariano, ese que “para las cosas feas de la política ya tengo a Cospedal”, y que, por tanto, prefiere no mancharse las manos y que otros hagan el trabajo sucio, y del que por tanto no nos sorprendería que hubiera ordenado a su partido un voto de disciplina para él quedarse tranquilo, abstemio de responsabilidad. Y es que este congreso nuestro está plagado de PAZIS, no se crean que sólo hay PAZIS en los platós. El PP ha aplaudido la intervención de Llamazares por decir lo que ellos no se han atrevido, y eso sí, en la votación han apoyado a Zapatero unánimemente. Cero Zapatero para todos ellos. Menos para Llamazares, que ha tenido la vergüenza torera de mantenerse en su sitio. Los demás, unos PAZIS. El PP cualquier día va a cambiar sus siglas por las de PSOE, y tendrán que litigar en los juzgados para ver quién se queda el nombre, si los de 100 años de honradez (a ver cuándo empiezan) o en cambio los del ocho años de silencio (a ver cuándo terminan).

El discurso de Zapatero, el batracio anfibio de Nucleares No pero Nucleares Sí, de No a la Guerra pero Sí a la Guerra, el de Por el pleno Empleo y Por el pleno Paro, el dialogante que huye de los plenos, el que respira debajo del agua, su discurso, digo, ha sido el colmo de la hipocresía. ¿Fuerzas humanitarias, dice? Bueno, tal vez. En la medida en que un misil Sidewinder o un AMRAAM pueda ser calificado de humanitario, según las intenciones del que lo usa, pues sí, habrá que concedérselo. En ese sentido, las bombas de los trenes de Atocha también fueron humanitarias, porque se pusieron ahí para traernos la paz. Y las falsas mochilas bomba que colocó otro hombre de paz, también fueron humanitarias, porque sirvieron para tapar la autoría de tan filantrópico terrorista. Máxime cuando las mochilas estaban preparadas para no explotar. No fueran a matar a algún compañero. Y es que, si lo analizamos bien, ¡qué humanitario fue el 11-M!

Del mismo modo, entonces, dos aviones estrellados contra torres gemelas también son humanitarios, diría Osama. Y diría bien, dentro de esa lógica perversa que comparten Zapatero y los terroristas. Para ellos, las guerras y otras formas de matar, son humanitarias si las hacen ellos. Sin embargo, si otro que no sean ellos envía una fragata médica a un conflicto, o le hace la guerra al terrorismo (esa gran oenegé) entonces es un asesino infame.

Por supuesto, el sustrato final de toda esta basura que nos vende Zapatero es que lo de ETA tampoco son atentados, sino acciones humanitarias. Ya dijo alguno de sus esbirros que Otegui es un hombre de paz. Por supuesto. Otegui es un hombre de PAZ, de Plataforma de Apoyo a Zapatero. Otro PAZI. Por eso, por humanitarios y filantrópicos, Zapatero quiere rehabilitar a ETA en los ayuntamientos. Y mientras se consuma la fechoría, pues nos entretiene con un ejemplo más de cómo el hijo de rana marea la perdiz electoral(la paloma, en este caso) y le llama acción humanitaria a pegarle un pepinazo a un caza libio, y a enviar a las Oenegés Armadas de la señorita Pepis una Méndez Núñez de recreo, un submarino que lanza torpedos solidarios, además de cuatro cazabombarderos F-18 que disparan botellas de calimocho y unos bongos para amenizar la sentada.

LA GUERRA DE ZAPATERO (VIII): LA CIUDAD EN LLAMAS

Bueno, dejemos a los PAZIS, y hablemos de asuntos verdaderamente serios, como lo es el efecto retroalimentado que la basura PAZI ha terminado por empapar a la sociedad occidental, y cuyos efectos, en forma de clamoroso silencio, suenan con muchísima más fuerza que todo el vocingleo que montaron los PAZIS contra un presidente, Aznar, millones de veces más útil, más responsable y más honrado que el absurdo Zapatero. ¿No nos titulamos LA CIUDAD EN LLAMAS? Pues hoy vamos a hacerlo valer.

Vaya por delante que ni siquiera el zapateril capitaneo de tan despreciable perillán nos mueve del sitio: el detestable Gadafi, dignísimo conmilitón de Zapatero en la ideología de la desfachatez, la mendacidad y la usura moral, ha cruzado todos los límites de lo tolerable. De tal modo, espero y deseo que los líderes internacionales olviden la baratura de sus bastardos y malditos intereses electorales que apestan a oportunismo a la legua, y brinden pronto a sus ciudadanos un acuerdo.

Y no ya por decencia. Eso es demasiado pedir para la política occidental, y sospecho que también para su pusilánime electorado, que se deja regalar los oídos del modo más descarado por el primer mindundi que nos ponga carita de ternerito de norit, aunque sea un hijo de mil perras.

Ni por el más elemental sentido común. Porque como no sea así, como no se delimiten y consensúen para ayer a más tardar, naturaleza, medios y objetivo de este conflicto, mucho me temo que esto va a distar mucho de ser otro pasatiempos de telediario del que hacer caso omiso, yo es que paso mucho de política, ¿saes?, sino, tal vez, la Guerra Global de la Crisis. Y es que la guerra, si no cobra forma, si no se ataja pronto con determinación, tiende a expandirse y a cobrar vida propia, pasándose por el entrepernil derechos, deberes, leyes, resoluciones de la ONU y pancartitas de No a la Guerra. No, no creo que de esta sociedad se pueda esperar ya sentido común, porque la falta del mismo es la que nos ha llevado hasta aquí.

Yo creo que hay que hacer esta guerra por vergüenza torera, por no quedar como unos cobardes sin principios ni redaños ante el pueblo libio, que a día de hoy me despierta mucha más simpatía que el occidental. Sí, sí, sí. Como lo estás leyendo, intrépido lector. ¿Que por qué, se preguntará alguno? Porque el pueblo libio está demostrando mucho más patriotismo, mucho más sentido común y muchííísimos más cojones que nosotros, que parece que no sepamos ya ni para qué sirve la democracia. Que parece que odiemos nuestra propia civilización, que asaltamos iglesias y edificamos mezquitas, que molan mucho más. Que despreciamos la soberanía popular. Tanto la despreciamos que la hemos delegado en los políticos, que son la clase que más despreciamos, pero sólo de boquilla, dando así un perfecto reglaje en el que baremar cuánto creemos en nuestra libertad, o para qué la queremos: para dársela a los cerdos y que se la repartan. Sí, el pueblo libio se merece mucho más la libertad de lo que nosotros mismos lo hacemos, y a día de hoy me avergüenzo de ser occidental, de pertenecer y contribuir a una sociedad enferma de comodidad, una sociedad que se cree que los derechos crecen de los árboles, que la riqueza brota de los cajeros como por arte de magia, y que la luz surge del interruptor.

Hace tres días estábamos instalados en el corifeo de hacer ascos a nuestras mejores fuentes de energía, las que nos procuran más bienestar, prosperidad y progreso: las centrales nucleares. Beneficios estos que, no sé si lo tenemos claro, pero no sólo sirven para que podamos ver el Sálvame en alta definición, no faltaría más, Andreíta cómete el pollo en 1022 megapíxels, hazme el favor. Sino que también sirven para, entre otras muchas cosas, encontrar y desarrollar nuevas formas de mantener el medio ambiente, descubrir vacunas y medicamentos que procuren bienestar a los menos afortunados, etc, etc, etc, etc, etc…

Pero eso era hace tres días. Hoy hemos cambiado de canal y ahora estamos instalados en el desconcierto, porque ya nos habíamos aprendido las cantinelas buenistas del No a la Guerra, y de hecho habíamos encumbrado a los que con miradas cándidas y sonrisas beatíficas llamaron asesinos a todos aquellos que no comulgaban con ellos, y cuando ahora vemos que los mismos que encumbramos precisamente por sus cantos de paz y de sonrisa son los que más aprisa se lanzan a degüello sin esperar nuestro permiso, no nos atrevemos a pensar. La sociedad ha rubricado, con su silencio vergonzante, su renuncia a opinar, a saber, a pensar. La ley de la no-discriminación ha calado en la sociedad. Ya no discriminamos nada. Por no discriminar, no discriminamos ni a la discriminación.  Cuando venga el moro y nos la clave hasta el codo, nos daremos cuenta de que nuestros políticos no nos van a salvar. Y ese es el único mensaje que parece calar en la sociedad: Por favor, sálvame. Y lo que es yo, cada día estoy más convencido de que nuestros políticos no son peores que nosotros, sino que nuestros políticos somos nosotros. Y el desprecio que decimos sentir por ellos no es más que un autodesprecio proyectado, que es más fácil de ignorar. Al fin y al cabo, en eso estamos: en ignorar los problemas, que los resuelva otro. Por favor, sálvame. Y sí, va a venir Andreíta y nos va a salvar. Los cojones de Mahoma, y nunca mejor dicho.

Y mañana, tal vez el debate vuelva a ser Belén Estéban. O tal vez no haya debate ya, ni nada que debatir. Da la impresión de que cualquier día, van a dar la noticia del fin del mundo y la reacción general será cambiar de canal. Y es que la política ya aburre, ¿eh, Occidente? Qué asco. No, yo me decanto por compararnos con el pueblo Libio, que por lo pronto ha sabido plantarle cara a los líderes que no les convienen. Que está dispuesto a sacrificar algo en pos de algo. A ver si se nos pega algo. Qué poco sospechan, pobres diablos (por ahora), que sólo un poco más al norte pensamos que los derechos no se ganan, sino que nacemos con ellos porque lo pone en un puto papel que ni siquiera sabemos bien quién firmó, en nombre de quién, ni muchísimo menos, para qué.

Occidente está instalado en el error. Y no nos despertamos ni siquiera viendo que los oprimidos pueblos del norte de África están tomando las riendas de su destino. ¿No nos debería servir no ya el ejemplo, sino la amenaza implícita? Los pueblos fuertes se comen a los débiles. ¡Ay, cuánto sospecho que despertaremos de nuestro letargo demasiado tarde!, cuando ya no haya nada que hacer y todo haya sido culpa “de los políticos”. Y es que la política ya cansa, ¿eh?

LA GUERRA DE ZAPATERO (VII): ¿DÓNDE ESTÁN LOS PAZIS BARDEM Y COMPAÑÍA?

“SIEG HAIL!”

Y no quiero terminar con el repaso patrio sin hacer un hueco muy especial al silencio más vergonzoso de la historia de la progresía española. El silencio de los PAZIS. ¿Cómo, que no sabe el lector lo que es un PAZI? Pues un ceja, un PAZional-sociolisto. Para abreviar, un PAZI. ¿Dónde están ahora los PAZIS, esclavos ideológicos de Zapatero? Sí, sí, me estoy refiriendo a los Bardemes y compañía de la ceja. ¿Dónde estás, Sabina? Qué vergüenza me das, maestro del verso y de poco más. Ay, Sabina, que al final sólo eras otro PAZI, en su versión comeorejas de taberna. Me vienen a la memoria esos versos tuyos:

“Algunas veces vuelo, y otras veces

me arrastro demasiado a ras de suelo…”

Parece que hoy ha sido una de esas otras veces, mi viejo Joaquín. Qué triste.

 

PAZI amor, Sabina

Y ahí donde Sabina vuela, Pilar Bardem, abuela. ¿Dónde estás, Pilar Bardem, sólo maestra de tu dinero? Probablemente “gestionando” su minisgae, vulgo chiringuito de “defensa” de derechos de autor. Sólo es otra PAZI, y como tal, se ve obligada a arañar los dineros del contribuyente. Que hasta ella vivía mejor con Aznar. La musa clueca de los PAZIS. ¿Dónde se ha visto un país que idolatra a una actriz de la que no puede enunciar ni tres películas seguidas? Bueno, por lo menos tenemos la seguridad de que no está haciendo pelis. Eso se lo agradecemos todos. De corazón, lo digo en serio. Así no gastamos ancho de banda.

¿Dónde estás, Javierito Bardem, cacho PAZI, que no te veo clamar contra la guerra, ahora que es tu Zapatitos el que la propone y brinda? ¿Dónde está ese soberbio subido, que se comía a los políticos que hacen la guerra, “cualquier guerra”, decías, cuando tu pesebre soplaba por ahí?

¿Dónde estáis todos, que no os veo? Mamando, eso estáis haciendo, basura, que sois basura servil, esclava, paniaguada, repugnante y pernada de por vida. Os juro que si hoy hubiérais tenido los redaños de haber salido a la calle con el NO A LA GUERRA, al menos habría respetado el gesto por consecuente, aunque a mí el lema PAZI (NO A LA GUERRA) me parece una basura hipócrita. Pero al menos, habría sido VUESTRA basura hipócrita. Pero no ha sido el caso. Ahora vemos que no, que ni siquiera era VUESTRA basura hipócrita, sino sólo la basura hipócrita que os habían mandado ADJUNTA AL RONZAL, PAZIS cobardes, y que teníais que repetir como los loros sin principios y sin vergüenza que parecíais ser, y que ya habéis confirmado que sois, sin posibilidad de error. Vaya para vosotros, los PAZIS, mi más profundo desprecio. Pero gracias, de todos modos, por confirmar ante España entera que sois la basura que parecíais ser. Ya no asaltáis sedes del partido que propone la guerra, ¿eh? Pásalo. Y gracias otra vez por quedar como los PAZIS que sois.

“SIEG HAIL!”

LA GUERRA DE ZAPATERO (VI): LAS GARRAS DE ASTRACÁN

Estamos haciendo el ridículo internacional. No hablo como español, sino como terráqueo. Las fuerzas aliadas contra Libia son un desastre, y se está viviendo una situación desconcertante, y por tanto, alarmante.

Lo primero y más importante, la falta de liderazgo que está viviendo occidente es pasmosa. Es evidente que sin una figura como la de Bush, occidente no sabe qué hacer. A Obama le faltan mimbres. La resolución de la ONU ha quedado en papel mojado, porque no ha servido para consensuar ninguna reacción. Reino Unido tiene reparos. Alemania se quita de enmedio. Italia amenaza con RETIRAR EL APOYO DE SUS BASES si la OTAN no interviene. Los buenos dinerachos de la corruptela italiana viene de Libia, y no quiere mojarse. La OTAN no se decide. Putin hace las declaraciones más peligrosas de su carrera, tal vez las más peligrosas de la historia moderna, declarando que la guerra contra Gadafi es una “guerra santa”. Santo Dios. Y ni siquiera se puede hablar de guerra contra Gadafi, porque hay discrepancias también en eso: aún no hay consenso acerca de si Gadafi es objetivo primordial o no. Sin embargo, su palacio ya ha sido bombardeado, o sea que como que sí, Gadafi es objetivo. Pero sin unanimidad, lo cual es inquietante, como poco. Francia parece la única que está en su sitio, pero como no quiere pillarse los dedos, y nadie parece estar demasiado por la labor de pronunciarse, tampoco está logrando aglutinar respaldos. El único descerebrado que, para pasmo de propios y extraños, se ha lanzado como un poseso a una piscina en la que nadie contaba con él, ni nadie le necesitaba, ha sido, cómo no, el estólido Zapatero. Como no sólo es un descerebrado, sino que además es nuestro descerebrado, su desconcertante actitud produce en este cronista aficionado una sensación fronteriza entre la incredulidad, la indignación y las ganas de creer en Dios para poder santiguarse con propiedad. Menudo elemento.

Éste tiparraco, oportunista a la vez que insensible a otra cosa que no sea su menguante poder, al detectar el desconcierto de sus compis, se ha frotado las manos y ha pensado, yupi, que podía invertir las tornas que afilan las cuchillas de la trituradora social, legal y electoral que se está fraguando para él en España, y que, protéico y reconvertido tras el exilio en ninguna parte en el que anda desde que nació en mala hora,  podía resurgir y reinventarse como nuevo líder de occidente. Tras ver que su dios Obama era sólo un hombre, Zapatero tal vez ha pensado que puede ser un dios. Sólo así se explica que el capitán del No a la Guerra, el adalid del moro chotuno, el hombre cuya plataforma de apoyo forma el siniestro acrónimo PAZ, se haya desmarcado de toda su trayectoria, que no por errática e impredecible podía albergar en la imaginación del más aventurado semejante disparate, para devenir en belicoso activista pro-conflicto armado, “yo, aquí, el primero, ¿cuántos aviones quieres?”. Zapatero ni siquiera ha esperado al permiso del Congreso para mandar fuerzas de ataque, él, que llamó asesino a Aznar por enviar una fragata médica y una fuerza de apoyo humanitario a Irak ABSOLUTAMENTE RESUELTO PREVIAMENTE POR LA ONU. Aunque, claro, a día de hoy, podemos ver el valor de las resoluciones de la ONU.

A mí, personalmente, esto de las guerras legales e ilegales me suena a chufla, y siempre lo ha hecho. La guerra es la constatación de que los extremos legales se han sobrepasado. No creo que haya más juicio para la bondad o maldad de las guerras que la propia historia, que termina por poner las cosas en su sitio. Por poner un ejemplo llamativo, la guerra de Yugoslavia se saldó con un exterminio étnico y político que la ONU ignoró, que sólo condenó a posteriori, cuando los tribunales ya trabajaban a toda mecha para depurar responsabilidades. Fué la historia la que puso aquel conflicto en su sitio. La historia rápida, claro, la recién estrenada historia en directo. Pero historia al fin y al cabo. ¿Juicios a criminales de guerra? Sí. Hasta en la guerra hay cosas que hay que castigar. Pero ¿juicios a guerras? Papel mojado. Y ya no es una impresión mía. Ya eso lo puede comprobar cualquiera, viendo cómo la ONU ha actuado demasiado tarde en Libia, pero cuando lo ha hecho, nadie se decide a tomar las riendas del asunto. Salvo los Zapateros que se juegan el cuello de sus votantes a un todo o nada electoral, claro. Pero a Zapatero nadie le hace mucha cuenta ya, bien porque es un cadáver electoral, o bien porque es infiable, y mañana te puede traicionar, o bien porque el Zapatero I el Nefasto entre los Nefastos ha entrado en una dinámica en la que dejarse fotografiar en su compañía queda mal en cualquier ámbito.

Lo cierto es que nuestro ínclito campeón de la idiocia ha batido todos los records de la championlí de la farsa. Zapatero a día de hoy, sería capaz de convertir en una chirigota hasta su propio funeral, y parece abandonado sin remedio en las garras de astracán, las mismas en las que ha abandonado a su suerte a España. No soy el único que sospecha que Obama está haciéndonos pagar muy cara con su indiferencia las veleidades del eunuco mental que un día desplantó la bandera de USA, del mismo eunuco mental que desplanta cada día la suya propia con cada uno de sus actos repugnantes, y que ahora nos ha arriesgado metiéndose de lleno en una guerra que tal vez mañana nadie quiera respaldar. ¿Y si mañana la OTAN dice que no va? ¿Quién sería el único sátrapa que habría dado su incondicional SÍ A LA GUERRA? El necio, infame y ridículamente siniestro Zapatero. ¿Y quiénes seríamos sus huestes? Los gilipollas de los españoles que no se están lanzando a las calles a pedir la cabeza de su abyecto líder.

Cada vez veo con mayor claridad que la mejor salida a este conflicto sería encerrar a Zapatero y a Gadafi para que se degüellen el uno al otro en un recinto equidistante, política y métricamente: el Coliseo Romano. Disfrutaría viendo a Zapatero desplegar ahí, sin soldados ni ministros que quemar en su lugar, su podrida alianza de civilizaciones. Por supuesto, el hijo de rana trataría de pactar con Gadafi. Pero para evitar ese tipo de arreglos, yo pondría una única norma a la pelea: entran dos, pero sólo sale uno. Después de eso, cada quisque a su casa, después de disfrutar de un espectáculo digno de tal nombre. Si cae Gadafi, pues qué bien. Libia forma gobierno y santas pascuas. Y si cae Zapatero, pues perfecto. Total, un trámite, porque ya le han levantado el puesto en plena presidencia. Lo único malo sería que eso nos ahorraría un espectáculo que también se las promete: ver cómo el partido socialista se hace trizas a sí mismo por una candidatura que parecen dar por segura ganadora, por cierto.

Ah, y a todo esto, ¿dónde está Chacón? Nos meten en una guerra sin preguntarnos, y la ministra, desaparecida en combate. Ojalá se haya traspapelado y esté en el fondo de un casillero, aporreándolo a oscuras sin saber que está siendo archivada en el almacén donde terminó el Arca de la Alianza. Es lo que se merece una ministrilla de bolsillo cuando mete a su país en una guerra y ni siquiera tiene redaños para dar la cara. ¿Qué se podía esperar de una independentista catalana de pacotilla? Se ve que ya no saca la ramita de olivo, como cuando la guerra de Irak, en la que, repito, no participamos.

Desde luego, éste gobierno ha entrado en colapso, y no puedo terminar éste post sin preguntarme: ¿Qué está haciendo Mariano, el máximo ausente de todo este embrollo?

Pues Mariano, cuyo partido fué despojado a empujones por una guerra en la que ni siquiera participó, debería estar, a juicio de éste blog, haciendo trizas a Zapatero, pidiendo su cabeza en un tazón de PVC, de esos altos especiales para que a los cocker no se les mojen las orejas y me cojan otitis. O al menos, exigiendo ya unas elecciones adelantadas. Lo que pasa es que Mariano no tiene discurso, y su falta de liderazgo se va a hacer notar, si es que algún día llega a presidente, que cada día lo dudo un poquito más. Si llega a presi, Mariano tendrá que hacer frente a la desbandada autonomista, que se le va a convertir en federalista si se le muere el rey. Ese rey con minúsculas, que ni está ni se le espera, que de tan ausente ni siquiera es el gran ausente, porque dejó de serlo el mismo 11-M en que abdicó de sus deberes, aunque no de su puesto. Que desde entonces, lo único que ha hecho es salirse de tiesto exigiendo silencio a los monitos chimpanceses. Aunque eso, silencio, es algo que él más que nadie puede exigir, porque lo da a manos llenas y es todo un experto en la materia. Sospecho que desde las escuchas que le hizo González, ya no se ha hecho valer. ¿Por qué será? Pero ahora sí que me callo, que si sigo, me cierran el blog sin necesidad de Ley Sinde.

 

 

LA GUERRA DE ZAPATERO (V): LA VOZ DE MONOLOCUS

Por primera vez en la trayectoria de La Ciudad en Llamas, aquí va el primer post que se puede leer con los ojos cerrados. ¿Por qué? ¿Acaso porque Monolocus tiene el poder de hacer que los párpados del intrépido lector se vuelvan transparentes? ¡No! ¿Acaso porque Monolocus se repite tanto que no hace falta leer sus posts para saber lo que opina? ¡No! Bueno, eso a veces es cierto. ¡Pero no es el caso! ¿Por qué, pues? Escucha el audio, que es el cuerpo verdadero de este post, y entenderás. Me vas a oir. Jejeje.

Con qué poco nos ilusionamos en este humilde blog. Y es que, esta mañana, el amable Manuel Tortajada no podía sospechar que, dando paso a Monolocus, estaba convirtiendo, por tres cortos pero intensos minutos, su programa “Capital Fin de Semana”, de Intereconomía, en ¡el primer audio-post de La Ciudad en Llamas! No es que me guste el autobombo, pero es que me hace ilu que el intrépido lector escuche de viva voz a este vuestro humilde, pero aún así flamígero bloguero.

Cierto es que cuando la amable operadora me ha pedido un nombre, he preferido aparecer como Andrés, que sólo es mi identidad pública, la que uso cuando no estoy incendiando mi teclado y vuestros monitores. De ahí que suene civilizado, aunque casi me arranco. Además, si me llego a presentar como Monolocus, Gran Maestre y Pinche Último de la Orden de La Ciudad en Llamas, dudo que me hubieran dado paso.

¡Saludos, intrépido lector!¡Todavía estoy temblando!