WILLY TOLEDO, JUSTICIA POÉTICA Y MORDEDURAS DE SARDINA

Willy Toledo, el comunista errático, recobró hace meses la notoriedad que su profesión no le proporciona ya, llamando terrorista al difunto Orlando Zapata Tamayo, que fue aquella víctima inocente de torturas del régimen comunista cubano a quien le fue negada el agua durante una huelga de hambre que duró dieciocho días antes de causar su muerte. A ese hombre le llamó terrorista, repitiendo la versión de la prensa oficial cubana. También declaró que en España hay presos políticos. Tamaño momento de inspiración le valió convertirse en el pelele de la semana, el metepatas oficial de la liga española, el tipo del que cualquiera se querría desmarcar. Por desmarcarse de sus palabras, hasta los cooperantes que frecuenta Willy declararon inmediatamente que no estaban de acuerdo con él, y que no se hacían responsables de lo que dijera éste elemento Toledo. Después de lo cual el tipo, escaldadito, desapareció unos meses en los que fue a refugiarse entre los únicos que le podían dar cobijo, los sindicatos abertzales de perfil bajo.

Willy codeándose con minietarras. Dios los cría, y Castro los junta…

Una vez que el público se olvidó de él, Willy, escaldadito, pero no lo suficiente, volvió a sus aventuras saharauis. Encabezaba el Willy este, una “flotilla humanitaria” para denunciar a las autoridades marroquíes. Nadie les hizo mucho caso, y desembarcaron sin problemas. Fueron a recoger a otros al aeropuerto, y la policía les trató con desprecio y les requisó algunas cosas. Los policías del aeropuerto grababan sus caras con teléfonos móviles. Cuando ya se iban a ir, el tal Willy Toledo SE PUSO A GRABAR A LOS POLICÍAS, y entonces la policía le redujo. De resultas de la trifulca, a otra mujer de la oenegé la zarandearon, también. La que has organizado, Willy Toledo.

Dice que le han pegado decenas de policías. Es mentira. Le habrán agarrado entre cuatro, le habrán dado dos tollinas y le habrán quitado el teléfono móvil. Observamos que la única lesión concreta que denuncia este payaso sin límites ni fronteras es un dedo que “creo que me lo han roto”. Jua, jua, jua. ¿Decenas de policías marroquíes te apalizan y sólo te rompen un dedito? No te lo crees ni tú, llorica. Además, te lo has buscado tú solito, Willy Toledo. No veo mejor manera de alentar actitudes autoritarias de la policía que adoptar actitudes caprichosas, arbitrarias y arrogantes. Willy Toledo, nunca grabes a un policía, y no le faltes al respeto.

Nunca fui muy brillante

Volviendo al pasado, cuando Luis Herrero le entrevistó y le dio la posibilidad de redimirse, éste pájaro, en vez de desdecirse de aquella sandez sobre Orlando Zapata, se reafirmó, y al día siguiente equiparó nuestra democracia a las peores dictaduras del planeta, acusando a la policía de tener oscuras mazmorras, cárceles secretas creo que dijo el tonto a las tres. Nos acusa de antidemocráticos aduciendo cosas secretas e ilegales. En Cuba, lo mismo que en Marruecos, no hace falta inventarse nada, y lo que le han hecho a Willy es totalmente legal en Marruecos lo mismo que en Cuba. Y no enterarse a estas alturas ya no es ni estupidez, ni locura. Es vileza y fanatismo.

Ahora llorará, el comunista paniaguado este, pero a eso y no a otra cosa es a lo que ha ido a Marruecos. A hacerse la víctima. Pero no es sino un mercachifle de la llantina. Plañidera “mira qué me han hecho esos señores tan malos a los que he ido a provocar en su propio territorio”.

Ahora, haciendo “activismo” en El Aaiun, Willy Toledo ha aprendido lo que es sufrir una dictadura en sus propias carnes. Le está bien empleado. Además, no le han hecho nada. Es un cuentista. Y lo mejor de todo, Zapatero no va a arriesgar su amistad con Mohamed por culpa de un tiñalpa. Si ahora le secuestraran a este Willy, no creo que Zetapé pagara un duro por su rescate. Además, tampoco creo que el tal Willy Toledo, tan libertario él, pudiera aceptar que su rescate se pagara en dineros manchados de la sangre de los inmigrantes. ¡Abajo el euro, abajo el capital! ¡O se paga en Corticoles de Fidel o aquí me quedo! ¡Y que alguien me traiga una cañita, por Dios!

JUSTICIA POÉTICA

Lo más dulce de todo es que al comunista Willy le pegaron ayer por grabar un abuso con el movil, y en esos mismos instantes, en España, las hordas sindicales sembraban el miedo con sus amenazas piqueteras violentas. Y mira por donde, a los que más amenazaron esos fascistas fue precisamente a los que querían grabar con el teléfono móvil sus abusos. Justicia poética, Willy Toledo.

Un tipo que defiende a Ho Chi Min en la radio, y da conferencias procastristas en Bilbao, de la mano de gestoras marxistas vascas (vulgo proetarras), y luego denuncia que cree que le han roto un dedo, es un tipo con un verdadero problema mental y un evidente déficit de huevos. Willy Toledo, te está bien empleado.

Seguimos pendientes, Willy, sabedores de que has terminado observando nuestras recomendaciones de irte a una dictadura, a ver si te enteras de en qué se diferencian éstas de las democracias. Y como veo que tomas nota de nuestras recomendaciones, la próxima es que, ya que vas a luchar contra una dictadura, la próxima vez aceptes con algo más de estoicismo una agresión fascista. Acéptalo como la consecuencia inevitable del noble acto de defender al débil, por ejemplo. El premio a la nobleza suele venir acompañado de una mano de hostias. El mundo, lamentablemente, es así. Y seguirá siéndolo por mucho tiempo si seguimos calmando nuestras conciencias con estos mártires de tirita en el pulgar, en lugar de mejorar la democracia que ya tenemos.

Lo que pasa es que tu acto, Willy Toledo, no tiene nada de noble, y mucho de impostura, y a la mínima que te han puesto la mano encima lo primero que has hecho es lloriquear y enseñar tu dedo casi roto. Quieres enseñar cicatrices de tiburón,  pero amigo Willy Toledo, tú sólo luces mordeduras de sardina.

Anuncios

BULLSHIT AWARDS (PREMIOS HUELGA GENERAL) Y EL PREMIO LLUÍS COMPANYS ES PARA…

El premio Lluís Companys se lo lleva, cómo no, la ciudad que ha albergado los actos más virulentos, con quema de coches y quema de banderas de españa, barricadas, cócteles molotov y toda la parafernalia.

La ciudad en la que los okupas tienen más derecho a habitar una casa ¡que sus propios dueños!

La ciudad en la que está prohibido rotular en el idioma oficial del estado.

La ciudad que puede prohibir el bello y viejo y sincero toreo con el pretexto del maltrato animal, y proteger al mismo tiempo los bous, que a menudo terminan ciegos con los globos oculares quemados mientras que valientes y ecologistas catalanoparlantes les tiran del rabo sin peligro, ya que la bestia, al contrario que en los toros, está atada por los cuernos. Me quedo con lo español, más noble, más peligroso. Lo de los catalanes es más como un linchamiento. Le hacen esas cosas al pobre bou porque no se lo pueden hacer al tonto del pueblo. Es posible que se sientan más identificados con esa fiesta, y visto lo visto, no me extraña, noi.

La ciudad en la que un barrio entero se puede hundir medio metro y que los periódicos no digan nada para tapar las vergüenzas del ayuntamiento. El paradigma del servilismo mediático.

La ciudad en la que por gritar “¡Viva la guardia civil!” te puede caer un puro de parte de un juez.

La ciudad a la que los gitanos rumanos han ido a recalar de entre todos los municipios del mundo.

La ciudad que paga tatuajes a los presos, siempre a cuenta del dinero público.

La ciudad de los prodigios.

Últimamente, siempre destacando por cosas buenas. Compruebe en youtube que en Barcelona cada vez que a alguien le pica el culo salen los mismos enmascarados, queman cosas y le declaran la guerra a las autoridades. El adiestramiento de guerrilla urbana de esos pijiprogres empieza a dar sus frutos. Se ha juntado el hambre con las ganas de comer: los mierdas de UGT y CCOO, los antiglobalización, los okupas, los zombis del tripartito, los parados, los pintamonas de la CNT, todos ellos haciendo las delicias de Zapatero. Solo falta Rosa León.

Premio Lluís Companys para Barcelona por albergar el mayor número de energúmenos violentos por metro cuadrado.

PREMIO FIDEL CASTRO AL MINISTRO CORBACHO POR LA HUELGA PACTADA

Corbacho, el ministro de trabajo, no el humorista quemado, ha culminado la farsa de la huelga con unas declaraciones que dejan boquiabierto por su descarada falsedad y por su negativa a reconocer la verdad. Ha llegado a alabar la actitud de los piquetes, una actitud puramente fascista. El gobierno ha hecho la vista gorda, y es de esperar que la fiscalía también lo haga con la violencia generalizada de los piquetes. Lo que me recuerda a esas huelgas paripé que los sindicatos cubanos le montaban al dictador comunista Castro de vez en cuando para que el barbudo fusileta les largara uno de esos discursos interminables. Una vergüenza. Los sindicatos han fracasado, pero Mendez y Toxo han negado la realidad y han hablado de éxito total.Con todo, Corbacho se lleva el premio al cinismo más torpe, a la ceguera voluntaria. Al descaro más completo. Total, como ya me voy, no tengo que dar explicaciones del informe de huelga del ministro de trabajo. Lo mas vergonzoso es cómo avala la violencia sindical restando importancia a la agresión generalizada. Qué vileza.

El premio Fidel Castro se lo lleva Corbacho el mentiroso, el falso, el mal ministro, el comediante socialista. Patrocina Zapatero, maestro en negar la realidad.

BULLSHIT AWARDS (PREMIOS HUELGA GENERAL) de La Ciudad en Llamas

Mentiras, amenazas, censura, violencia mafiosa, y unas formas que ya les vienen caracterizando como la gente más impresentable del paisanaje español, tan competitivo en dicha lid.

Qué clase, qué categoría. Qué lenguaje. Qué gestos. Qué consignas. Qué elegancia. Qué educación. Qué prestigio. Y sobre todo, qué buena gente son estos ccooccoougeteros.

Al turrón. Damos dos premios hoy. Como casi siempre, el premio FRANK NITTI se lo lleva…(redoble)

Apenas tiene pinta de pájaro

Maese José Ricardo Martínez, por sus declaraciones de clausura de las jornadas violentas: “Nos hemos quedado con las caras de muchos de la seguridad privada, y vamos a hacer lo posible para mandarlos al desempleo”. Toma ya.

Maese José Ricardo Martínez se lo ha ganado a pulso en una jornada muy reñida en actos viles, cobardes, autoritarios, anacrónicos, asilvestrados.

Al tal Martínez el facha, docto en toda suerte de insultos de retrete público, carente de todo temple más allá de su chulería de virrey carmesí y de sus hordas de orcos atrabiliarios, le veníamos siguiendo de cerca sin querer hacerle mucho caso por un asunto de higiene mental. Pero hoy ya se ha superado a sí mismo. “NOS HEMOS QUEDADO CON LAS CARAS DE MUCHOS DE LA SEGURIDAD PRIVADA, Y VAMOS A HACER LO POSIBLE POR MANDARLOS AL DESEMPLEO”, dice Maese Jose Ricardo, escoltado por la policía. Premio NITTI para él.

Por suerte, en los premios Ciudad en Llamas los galardonados no dicen discursos. Aquí le tenemos en su primer hit.

——————–

El Premio Hitlerjugend ha sido también muy reñido en esta jornada plena en grupos de amenaza al margen de la ley. Lo otorgamos a…(redoble)

Las hordas carmesí de la universidad de Valencia, por reventar la clase, por intimidar al profesor, por las amenazas a otros compañeros, por los insultos, por el espray antivioladores, por los pasamontañas, por los pañuelos palestinos, por la arrogancia y por la provocación.

Premio Hitlerjugend para ese atajo de chekistas enmascarados y violentos, calcados del terrorismo callejero de la mafia etarra.

———————————————

El premio a la democracia, a la serenidad y a la firmeza se lo damos a los trabajadores, que han elegido libremente plantar cara a los que amenazan, boicotean y agreden al derecho a trabajar. La huelga ha sido un fracaso para los sindicatos, y por tanto, un éxito para los españoles de bien.

¿HUELGA? ¿QUÉ HUELGA?

La huelga ha sido un fracaso a pesar de las tácticas fascistas de los piquetes, que no han podido impedir el normal desarrollo de la jornada laboral. Sus maneras chulescas, bajuneras y cobardes han quedado en evidencia gracias a la participación de la gente, que ha grabado con sus móviles las acciones de las bandas de UGT y CCOO.

Por supuesto, las peores agresiones se han dado contra las cámaras, ojos testigos que registran los actos, pero a día de hoy, algunos años después de la publicación del manifiesto comunista, cada persona tiene un teléfono movil con cámara, y eso no se puede parar así como así. ¡No me grabes! es la frase más común de los vídeos. No me grabes. Qué bonito, impedir la libertad de información. Muy poco democrático, camaradas. Muy comunista, eso no te lo discuto. Pero muy poquito democrático. Camaradas.

No me extraña. Ya les faltan huevos para plantarle cara al gobierno del paro, es normal que cuando salen a la calle a apalizar ciudadanos no quieran que les graben. No quieren dar la cara para no dar cuenta de sus actos. ¿Qué delincuente querría? Es de cajón.

Los piquetes son organizaciones fantasma, y no responden por sus actos. Permitir que los piquetes campen a sus anchas equivale a darle un día de fiesta a todo becerro que quiera ajustar cuentas con la realidad a base de partirle la crisma a alguien. Por otro lado, observando los vídeos, veo que entre las amenazas-piquete abundan los carrozones de la transición garrota en mano, coreando eslóganes más caducados que los gorros con pluma de abubilla (¡policía militar, policía militar!…¡por favor!), y me doy perfecta cuenta de que en realidad son cuatro mataos, nostálgicos viejunos de los tiempos en los que perdieron la virginidad, sus buenos tiempos de pancartas y melenas. Es como una revolución de fin de semana. Después de arreglar el mundo, hacerse una la foto y romper unas lunas, dicen salud camaradas puño en alto y se vuelven a sus casas con la banderita bajo el brazo, desfogados, a sus cálidos hogares de los de toda la vida y sus fotos de boda católica. Y casi lo vería bien si la diversión de estos anacrónicos borrico-carmesí no pasara por pisotear los derechos de los trabajadores, amenazar y agredir a todo el que les mire raro o tenga la mala suerte de cruzarse con ellos de camino al tajo.

Reflexión: Si le dieran esas voces al que se las tenían que dar, y no a nosotros, otro gallo les cantaría. Lejos de eso, prefieren berrear, insultar y agredir a unos cuantos trabajadores indefensos ante una policía tibia y poco preventiva. Una policía pactada. Yo creía que la democracia era otra cosa.

Permitir los piquetes es inconstitucional. Con estas huelgas pactadas con el gobierno, permitir los piquetes equivale a suspender la legalidad. Pactar cierta permisividad con la policía proporciona carta de naturaleza a las agresiones totalitarias de estos bestias, y desprotege al ciudadano ante unos totalitarios palo en mano, como en las películas de nazis. Con la excusa de la huelga, el gobierno les da permiso a los sindicatos para que campen a sus anchas y se diviertan usándonos a nosotros para calmar sus atrabiliarios humores antidemocráticos.

¿Piquetes informativos, dicen? Ya hay suficiente información, tele, radio, internet… Los piquetes se inventaron cuando los obreros no sabían leer. Ahora, con el acceso a la información, nadie necesita que le informen de la huelga. Eso lo saben ellos mejor que nadie, porque se llenan la boca denunciando la globalización como el mal de todos los males, cuando la globalización no es otra cosa que la consecuencia inevitable del acceso libre, universal e instantáneo a la información.

De ahí la virulencia del piquete: la imposibilidad de manejar mediáticamente la situación. Eso ya, ni Zapatero lo consigue. Aún siendo el principal beneficiado de la huelga controlada, porque se ahorra una de verdad, y conservando su amistad con los sindicatos paniaguados, aún con todo eso, creo que a la larga, Zapatero saldrá dañado. Ha quemado a sus sindicatos, porque ya meten menos miedo que Tintín y han entrado en descrédito para cualquiera que tenga ojos y sobre todo, oídos. Y aún más importante, el pueblo se ha enemistado con Zapatero vía sindicatos, y cuando nos toque votar, será muy recordado éste día por todos aquellos que no pudieron ejercer su derecho a trabajar, o fueron testigos o víctimas de alguna agresión. Debería ser ilegal dejar al trabajador a merced de una banda de fascistas, y este día se recordará.

¿Piquetes convencitivos, dicen ahora? ¿Cómo que convencitivos? ¿No estamos en una democracia, caballeros? Déjame que sea yo el que me forme una opinión oyendo a vuestros líderes, que bastante espacio tienen en las noticias. No puede ser legal (o no debería serlo) dejar que unos grupos vayan por ahí intimidando a la gente. Convencitivos, dicen ahora. Cómo retuercen el idioma estos totalitarios. Coercitivos, persuasivos, amenazadores, impositivos. Y además de todo eso, son el testimonio vivo del fracaso de la huelga.

Si se estima un seguimiento mayoritario, ¿que necesidad hay de montar piquetes? Si ya les íbamos a seguir todos ¿qué necesidad habría de convencernos? Perdida la batalla de las ideas, amenaza, grito y agresión. Puro matonismo decimonónico. Frentepopulismo de garrafón.

Los piquetes son coartadas que pagamos nosotros por activa y por pasiva. Si se denunciara a UGT y CCOO por los desmanes de sus células fantasma, también pagaríamos la cuenta de sus actos, puesto que su dinero es el nuestro. Muerden la mano inofensiva que les da de comer. Coartadas para hacer el cafre por un día.

Además, ¿de qué va a informar el piquete? Si los objetivos de la huelga son en sí todo un objeto de debate. Debate estéril, porque los motivos dados son una milonga. La huelga tampoco va contra la derecha, contra el empresario ni contra el trabajador. No señor. Contra ellos han sido dirigidos los piquetes, pero no son el verdadero objetivo de la huelga.

¿Contra la reforma, dicen? Mentira. El PP votó en contra de esa reforma, y Zapatero a favor. Sin embargo, los piquetes han sido dirigidos contra empresas (bares y establecimientos), contra propiedades (coches, furgonetas de reparto en plena faena) y contra Esperanza Aguirre. Se han plantado, los impresentables, frente al palacio de la Comunidad, para insultar a Esperanza Aguirre. Iros a Moncloa, les decía la gente. Memorable.

Pero no. El verdadero objetivo de la huelga es fingir enemistad con Zapatero, salvar la cara y así poder seguir manteniendo el chorreo de miles de millones que ese mismo Zapatero les regala descaradamente con cualquier excusa a cambio de su estrecha colaboración. Mamoneo sostenible.

Propongo un parque temático de la huelga general. Un gulag de la diversión. Un recinto que, una vez al año, conmemorando alguna fecha importante, no sé, el día en que Pablo Iglesias logró terminar un párrafo, o algo así, pues que se abrieran unas jornadas sindicales inocuas, para que esos cenutrios calmen su sed de sangre sin perjuicio de los derechos fundamentales, dejen en paz a la gente que quiere trabajar, y no insulten la inteligencia de los que han perdido su trabajo ante la indiferencia comprada de los sindicatos. Y se vayan después a su santa casa.

Aunque tal vez no sea tan buena idea lo del parque temático, porque estos kaleborricos son capaces de quemar el recinto hasta la última astilla con todos ellos dentro. Qué horror.

Mientras lo deciden, propongo una nueva letra para ¡A las barricadas! A ver qué os parece.

¡A LAS MARISCADAS, A LAS MARISCADAS

AMENAZAS, VIOLENCIA Y COACCIÓN!

¡A LAS MARISCADAS, A LAS MARISCADAS,

POR EL TRIUNFO DEL  TAQUITO DE JAMÓN!

Oscura reflexión final: ¿Tenemos que esperar este tipo de actitudes cada vez que al pueblo le toque expresar una decisión voluntaria? ¿Todo este revolucionismo de llavero va a ser lo normal en las próximas jornadas de reflexión? ¿Se calmará el ambiente y estas izquierdas cercanas a la histeria aprenderán en próximos meses a respetar la decisión de los demás? ¿O por el contrario, animados ante la permisividad policial, volverán éstos pijoprogres el próximo día acompañados de sus amigos más montaraces a reventar jornadas de reflexión, campañas y elecciones? ¿Ha sido esto un ensayo general para futuras ocasiones? ¿Qué planeas, Zetapé? ¿Te imaginas, un presidente de izquierdas permitiendo a los sindicatos de izquierdas pegar y asustar a los ciudadanos de a pie durante las jornadas democráticas?

DERECHO A LA HUELGA

Antes de dejarlo por hoy, no puedo cerrar el blog sin hacer una mención especial a las últimas declaraciones de Cándido Méndez, famélica legión, aficionado a los restaurantes más caros de Madrid, y amigo de invitar siempre a sus amigos. Claro, como pagamos nosotros…

Ha dicho ahora Cándido Méndez entre degluciones, defendiendo los ridículos servicios mínimos de transporte, que “EL DERECHO A LA HUELGA PREVALECE SOBRE EL DERECHO A TRABAJAR”. Queda retratado aquí el sindicalista. Durante seis años han mirado para otro lado mientras se perdían millones de puestos de trabajo, y ahora quiere imponernos su derecho a la huelga por encima de nuestro derecho a trabajar.

¿Pero cómo va a prevalecer el derecho a la huelga al derecho a trabajar, hombre? El derecho a la huelga es VOLUNTARIO. La misma expresión lo dice: D-E-R-E-C-H-O a la huelga. Nada de OBLIGACIÓN DE HACER LA HUELGA. No hay derecho a que alguien que no quiera hacer la huelga, se vea obligado o coaccionado a no ir a trabajar. Gentuza autoritaria que va de libertaria palo en mano y se queda en eso, en un becerro con una doctrina entre los dientes y un palo en la mano. Izquierda intolerante de la de toda la vida.

Cándido Méndez es material caducado. Su excelente comer es señal de buena salud, y nos alegramos. Pero laboralmente está más pasado que el Pacto de Varsovia, y por la misma razón. Más le habría valido defender los derechos de los trabajadores estos seis años, y menos llenarse la panza en el Hotel Villamagna a 60 euritos la botella de vino. Y luego va vestido con coderas, el tío impostor.

Cuenta Cesar Vidal que cuenta la historia que al dictador Julio Cesar le informaron de que ciertos personajes influyentes conspiraban contra él, pero Cesar dijo: “No hay nada que temer de gente que come tan bien como lo hacen estos. Los que usan la política para satisfacer sus apetitos nunca se arriesgan ni acometen actos nobles. Mientras les mantenga los bolsillos llenos, no habrá nada que temer de ellos. Me preocupan más los que piensan en su libertad amenazada y padecen insomnio”.

Buenas noches y buena suerte. Les dejo el resto del editorial de César Vidal, que no tiene desperdicio. Que les aproveche.

EDITORIAL DE CESAR VIDAL: LOS LUJOS DE CÁNDIDO MÉNDEZ (Pinche aquí)

Con las manos en la masa

BOICOT A LA HUELGA

No sólo no voy a ir a la huelga esa ridícula de Méndez, el sindicalista gourmet de los 600 € por cena, o de Titanic Toxo, el sindicalista con camarero particular. Además, saldré con una cámara para fotografiar piquetes. A esta gentuza hay que denunciarla como lo que son, delincuentes y opresores que usan la coacción porque han fracasado con esa huelga que nadie quiere ni necesita.

Estoy de acuerdo con el último vídeo de UGT: si eres un mangante, un machista, autoritario, un patán maleducado que tiene más dinero del que merece, y además tienes pinta de gilipollas, como Chiquilicuatre, tu lugar está, sin duda alguna, en el sindicato de la izquierda.

Los actores de la ceja, que no sólo son malos actores, sino que además son tontos del haba, ya han tenido que dejar en evidencia el secreto peor guardado: “Esta huelga no va contra el Gobierno”. Hay que ver lo que tiene que hacer el rojerío del cine para seguir mamando subvención en vez de depender de la recaudación de sus películas, bajo mínimos en presupuesto, y en la zona glacial de la calidad cinematográfica. Ya lo dice Santiago Segura: EL QUE NO ES COMERCIAL, ES PORQUE NO PUEDE. Y lo mismo que les pasa a los mamacejas del cine les pasa a los mamacejas del sindicato: que no hay quien los soporte.

ETA: EL INSULTO FINAL

Sólo en la España de Zapatero podía un grupo mafioso, terrorista y asesino como la ETA, crear su propia asociación de víctimas. ¿Víctimas de qué, de la democracia? La sola idea revuelve las tripas. ¿Se puede ser más hijo de perra?

Claro. Si Zetapé se dedica a montar plañidos antifranquistas a 1800 euricos el rapado, no extraña que hasta la propia puta ETA se quiera apuntar al carro de las plañideras. ¿Se puede ser más hijo de txakurra hembra?

Esto pasa por convertir a Franco en Satán, que a todos sus enemigos les entran ínfulas de arcángel San Gabriel. La impostura de estos terroristas de mierda causa vergüenza a las personas decentes. Por supuesto, Zapatero debería estar ya loco por tirarse a los pies de la asociación de víctimas de la democracia de los etarras, después de ningunear repetidas veces a las víctimas de verdad, las víctimas de ETA. ¿Se podría ser más hijos de perra? Pues sí, pero no mucho más. Dadles tiempo.

NO VOY A LA HUELGA

Una huelga propuesta contra la derecha, cuando el que manda es Zapatero, es una huelga falaz. No voy. Los sindicatos están sobornados por Zapatero, que les suelta millones día sí y día también. La huelga es una herramienta del gobierno, que desvía responsabilidades al PP. El PP no manda. Aznar creó millones de puestos de trabajo DURADEROS, no coyunturales, donde González y Zapatero sólo han creado paro.

Los sindicatos aducen que estos trabajos que tenemos, los que lo tenemos, son trabajos precarios, malos, y en todo caso, indignos. Dicen que los autónomos somos trabajadores, y que tenemos que estar con los sindicatos. Pues van listos conmigo. Ellos son sindicalistas, deberían estar contra el gobierno, no pasando el cazo de los millones.

Sin comentarios...

Yo estoy con el que quiera generar trabajo. No sé que es para un sindicato un trabajo digno. Pero sé sé que para los sindicatos, es mejor un parado que un trabajador precario. Yo estoy con el que defienda mi derecho a trabajar. El que me prefiere parado que “precario”, ese no es mi sindicato. Y cuando digas esto delante de un sindicalista, entonces el sindicalista te insultará. Y si sigues hablando, el sindicalista se pondrá a berrear como una cabeza porcina al serle retorcida la oreja. Será ese el momento de dejar la conversación, antes de que le manden a uno un piquete informativo. Silencio, he dicho. Como en la casa de Bernarda Alba.

¿Dónde se ha visto un sindicato que no quiere que se hable a su alrededor? En la tierra de los sindicatos a sueldo del gobierno. No voy a la huelga. Quiero trabajar. Quiero que haya empresas que me contraten. Y claro, quiero también que alguien me defienda del empresario, y del político. Pero no esta gentuza sindical, aficionada a los cruceros de lujo con camarero particular (Toxo) o a las cenas que no bajan de los 600€ (Méndez, famélica legión).

Los sindicatos UGT y CCOO nos quieren salvar de los empresarios, pero no de los políticos. No me vale. Los comunistas al olvido que tan merecido tienen. Yo necesito unos sindicatos que me protejan del político. Si me ponen a su merced, esos sindicatos no me valen, porque están a sueldo del gobierno. O dicho de otro modo, Mendez y Toxo son políticos, no sindicalistas. Si me quieren demostrar algo, estos sindicatos, deberían empezar por echar a los corruptos que los gobiernan, continuar por no aceptar los sobornos de Zapatero (millones y millones al año, aunque el vocinglerío de andar por casa lo niegue) y luego ya veríamos.

La reforma laboral de Zapatero es un desastre gracias a que los sindicatos no han hecho su trabajo todos estos años. Parece que solo son sindicatos si gobierna la derecha, que no les regala millones. Si gobierna la izquierda, ponen el cazo y se acabó la historia. Sería estúpido secundar la huelga cuando los sindicatos UGT y CCOO todos estos años han trabajado hombro con hombro con Zapatero para que los españoles no se enteraran de la que se nos venía encima. ¿Ahora se montan en la bici de los antizapateristas? Se han quedado solos. Nadie cree en ellos, salvo los incondicionales de la tontería. Quien está contra Zapatero, tiene que estar contra la huelga. Como yo.

LA HUELGA VA A SER UN FRACASO PORQUE SE HACE MUY TARDE, CON EL DIAGNÓSTICO EQUIVOCADO Y SIN POSICIÓN MORAL, Y ESO LO NOTAN LOS ESPAÑOLES PERFECTAMENTE. YA TUVIERON UGT y CCOCCO TIEMPO DE SOBRA PARA HUELGAS, Y SE DEDICARON A PASAR LA MANO POR EL LOMO DE ZAPATERO, Y EL CAZO POR EL MONTO DE LOS MILLONES. AHORA, QUE NO ME VENGAN CON SUS PANCARTAS Y SU VERBORREA VACÍA, LADRONA Y CORROMPIDA, PORQUE ¡NO VAMOS A LA HUELGA!