RAFAEL GARCÍA FERNÁNDEZ, RAFITA: Antecedentes de un parásito pernicioso y prescindible

Malaguita (18 años), Ramón (17), Rafita (14) y Ramoncín (17), y otros chicos formaban una especie de banda. En 2003, se movían a sus anchas por las inmediaciones del barrio, y tenían en jaque a sus vecinos.

-¿Llevaban allí viviendo toda la vida? No. Vivían todos en Las Mimbreras. Fué el IRIS (Instituto para el Realojo y la Integración Social) quien concentró todo un clan de familias gitanas conflictivas en un programa de viviendas en la Avenida de Villaviciosa, en Alcorcón, en 1999.

-¿Eran ya asesinos y violadores al llegar al barrio? No. Pero Rafael y sus hermanos ya eran consumados ladrones al llegar al barrio, cuando se les dio una casa, en 1999. Los problemas empezaron inmediatamente. Robos, actos vandálicos, desprecio por las normas, ningún respeto con los vecinos.

-¿Y la policía no hacía nada? Pues más bien poco. Y después, ni eso. Los vecinos llamaban a la policía, y la policía se presentaba, al principio. Sin embargo, los hermanos eran rápidos y solían darles esquinazo. Además, su madre los protegía. Terminaron siendo los propios policías los que rehusaban acudir en ayuda de los vecinos. Ni se molestaban en aparecer, vaya. ¿Para qué? Cuando Malaguita y los otros se dieron cuenta de que su juventud les otorgaba impunidad real, ya no había quien les tosiera. Eran los amos de su calle.

-¿Y después de robar una tienda volando el escaparate con un coche robado, nunca iban a la cárcel? Nunca. Acumularon tantas denuncias que se les conocía bien en la policía, y también en la fiscalía de menores. Sin embargo, la juventud de los delincuentes y la propia laxitud de nuestro código penal hacían irrisorias las condenas que rara vez se les llegaba a imponer. Una de las raras ocasiones en que Rafael “El Pumuki”, como le llamaban sus compinches, acabó en el centro de menores de Chamberí, el agente que lo acompañó contó que el chico dijo “Me quedo a ver si la cena me gusta, y si no me escapo y ya duermo en casa”.

-¿Y no será que Rafita sólo se dejaba llevar por los otros? ¡Es que es muy joven! Rafael era muy joven, sí, pero toda una estrellita entre sus amigos. Su carácter frío y a veces violento le convierte en una mascota con mucho peligro. Y muchas veces lideraba los actos vandálicos y delictivos. Un día, Rafael García se levantó con ganas de montarla y empezó a disparar a los transeúntes desde su ventana con una escopeta de aire comprimido, hiriendo a 10 personas. ¿Qué más da, pensaría, si no me van a hacer nada?

-¿Y de dónde sale Rafita?¿Cómo es su familia? Rafita proviene de familia gitana. Él es gitano, cosa que no verás escrita en casi ningún medio importante. Nació en mala hora un fatídico 5 de Diciembre de 1988, en el poblado chabolista de Las Mimbreras. Tiene dos hermanos mayores, Bubu y Manuel, y dos menores, Dani y Richard. Su padre, Paco, un delincuente común de escasitas luces, como su hijo mediano, siempre estaba entrando y saliendo de la cárcel. Rafael García empezó con 7 años su carrera delictiva robando bolsos distraídos. Siguió con tirones, y continuó robando coches para asaltar tiendas. Los vecinos de la zona se quejaron del foco chabolista, y en especial, de Rafael y su clan.

Fue entonces cuando las caritativas almas del IRIS (recordamos, el Instituto para el Realojo y la Integración Social) decidieron que el problema de esas familias era que no tenían una casa como todo el mundo. Así que trasladaron a todo el clan a un bloque de la zona de la Avenida de Villaviciosa, en Alcorcón. Sin embargo, la situación se agravó como siempre que pones a convivir, puerta con puerta, a personas civilizadas y honradas junto a delincuentes marginales sin la menor intención de integrarse.

Como resultado, la Banda del Chupete, como se les conocía a Rafita y sus hermanos y amigos en las dependencias policiales y en la fiscalía del menor (tiene huevos la cosa), se asentó en la Avenida de Villaviciosa. Ya generaron varios titulares antes de la noche fatídica. No hacían el menor caso de las normas.

Mira, amigo, en la navidad de 2001 Rafita provocó dos incendios en el garaje de su bloque. Dejando 30 pisos sin luz ni agua, y quemando tres coches.

-¿Y te parece mal que se integre a los marginales a la sociedad? Nooooo. Qué va. Nooo. Lo que pasa es que el IRIS éste no pregunta a los vecinos si están de acuerdo con que se traiga una familia de gitanos marginales a su casa, sino que adquiere la vivienda y endosa el marrón a los pobres vecinos que, indefectiblemente, ven mermadas sus vidas, y devaluadas sus casas y amenazada su integridad física.

Pero bueno, ésta gente estará controlada por el IRIS ese, ¿no? O sea, una convivencia requiere de sacrificios por ambas partes. Si una de las partes se aprovecha de la otra, entonces el IRIS expulsará a esa gente, ¿no? -Pues no señor. El IRIS acusa de racismo sistemáticamente a la avalancha de protestas vecinales que, inevitablemente, se producen una y otra vez.

En 2000, sólo un año después de que llegara ésta gentuza a su barrio, todos los vecinos, todos, salieron a la calle a protestar en manifestación, pidiendo el desalojo inmediato de aquel foco de crimen, insalubridad y tercer mundo. ¿qué pasa, es un vecindario racista? Por supuesto que no. Sólo sufren las consecuencias de la labor de unos tipos muy solidaaaarios, muy solidarios, pero que viven mu leeeeeeeeeeeejos mu leeejos de los gitanos a los que tutelan.

-¡Hablas como un insolidario! -Exacto. Es que soy muy insolidario. Y no quiero reintegrar en mi barrio a ninguna familia gitana. Y tengo todo el derecho de ser insolidario. Sin embargo, ya que son tan solidarios los del IRIS, y similares, estoy muy de acuerdo con que sean ellos los que acojan en sus barrios, y no en el mío, a todos esos gitanos. ¿No son tan solidarios? Pues que lo demuestren, llevando a los rafitas de turno al colegio de sus hijas, y poniéndolos a vivir debajo de sus casas. ¿O es que te crees que el figura del IRIS que realojó a los García en los pisos, vivía por allí cerca?

Hipócritas, disfrazan de solidaridad la degradación de barrios trabajadores que merecen algo mejor que ser el cubo de la basura que produce, a raudales, la política del subsidio. Pasa en muchas barriadas obreras, como San Fermín, en Madrid, infestada de focos de insalubridad y abuso, con cantidades de vecinos viejos e indefensos a los que tienen a raya. Salen ¡CUCARACHAS! de sus pisos. Y no es racismo, cuidado. CUCARACHAS de las de verdad. Insectos que viajan de piso a piso. ¿Cómo se puede vivir así? No ya ruidos, golpes, peleas, droga, gente rara contínuamente trasegando aquí y allá, portales sistemáticamente reventados, policías inmunizados, mal olor, peligro de incendio (más de uno se da, también) y conflictos vecinales crónicos, con intimidación.

Conozco muchas historias. La historia de un portal eternamente reventado a patadas. La familia gitana lo abre a golpes. Un vecino les llama la atención, y le toman por el pito del sereno. Otro vecino, en pleno duelo por la muerte de su hija, tiene que aguantar debajo de su ventana, en plena calle a las tantas de la madrugada, un jolgorio flamenco, que se han sacado las sillas y las guitarras a la calle. El vecino de luto baja a pedirles que bajen el volumen, y le amenazan de muerte.

Aunque claro, si uno quiere un buen portal, es precisamente para que no nos entre la gentuza. Pero si la gentuza vive dentro, ¿para qué quieres un portal cerrado? Pero el segundo caso es más complicado. ¿Cómo se soluciona eso, si los benditos míos del realojo no te respalda?

Amigo, deja que te explique que en las familias más arraigadas de gitanos, se enseña a los niños a no ver a los payos como personas, sino como primos, víctimas potenciales. La palabra payo quiere decir eso, tonto, primo. Ni ellos mismos entienden cómo somos tan imbéciles como para mantenerlos de un modo tan clamoroso. Saben que tienen que hacerse las víctimas cuando ven una cámara cerca, y ni siquiera reprenden a sus hijos cuando cometen delitos. Los hermanos mayores de Rafael, sin ir más lejos, se dedicaban al robo en comercios. Ese era su trabajo. Lo digo para cuando hablemos de psicopatía=falta de empatía.

Sigamos, amigo. Fíjate que a la madre de Rafael la quitaron la custodia de sus dos hijos pequeños. Fíjate a qué gente enviaron a vivir junto a gente honrada e inofensiva. La madre vendía (y que sepamos, aún lo hace) en el mercadillo de Entrevías. Mercancía robada, imitaciones, contrabando. La única en la familia con un trabajo, pues Paco, el padre de Rafael, trapicheaba con droga.  Cuando le quitaron a sus hijos, previsiblemente se echó a la calle, a llorar, que sus hijos no eran tan malos, que no era cosa de culparles por todo lo que pasaba en el barrio. Mientras tanto, Rafita disparaba perdigones a sus vecinos, pues el capítulo de la escopeta de aire ocurrió por éste motivo, o con ésta excusa, como dirían ellos.

No, señor, que los realojen en las casas de los solidarios funcionarios del IRIS, y similares. A ver qué tal les va.

-Pues en eso tienes razón. -¡Y tanto que la tengo, amigo! Pero es que, como ya hemos dicho en LaCiudadenLlamas, los progretas son muy solidarios, pero exponiendo las vidas de otros, no las suyas, de la misma manera que son muy comunistas con nuestro dinero, pero no tanto con el suyo.

Y para terminar, amigo, te he traído un documento, un papelito que, a mi humilde entender, es el principio de toda la historia. Porque el final lo conocemos todos, Sandra Palo murió. Y el origen de los protagonistas. Pero el principio de la película, ése no lo han contado muchos. Aquí lo tengo. Para tí, amigo. Pincha aquí para leer cómo empezó ésta historia.

Anuncios

5 thoughts on “RAFAEL GARCÍA FERNÁNDEZ, RAFITA: Antecedentes de un parásito pernicioso y prescindible

  1. ANTONIO marzo 17, 2010 / 8:57 am

    ESTOY MUY DE ACUERDO CON LO QUE DICES YO EN CASA DE MIS PADRES EN CARABANCHEL, HE TENIDO EL MISMO PROBLEMA Y HEMOS TARDADO EN LARGARLOS 10 AÑOS, VA POR TI PAPA (EL EMPEZO TODO Y EL POBRE MURIO, ESPERO QUE TE ESTES DESCOJONANDO DE LA RISA DONDE ESTES), EL CASO ES QUE COMO BIEN DICES EL IRIS TE METE A ESTA GENTUZA EN PISOS DE GENTE MUY MAYOR Y LOS ACOJONA Y LO MEJOR ES QUE LOS HAN LARGADO POR FIN Y HAN OKUPADO OTRA CASA, MENOS MAL QUE NO MUY CERCA DE NOSOTROS, AUNQUE SIGUEN VENDIENDO DROGA EN LA PUERTA DEL INSTITUTO QUE TENEMOS EN FRENTE DE CASA, DONDE ESTA EL IRIS AHORA, CLARO YA NO ES SU PROBLEMA, MALDITA INTEGRACION, AHORA YA NO QUIEREN SABER NADA.

    UN ABRAZO

    • monolocus marzo 17, 2010 / 6:17 pm

      Cierto, los suelen meter con gente mayor. Qué hijos de la grandísima puta.

    • Noqui Darno enero 27, 2015 / 11:13 pm

      Lo vuestro es tener “suerte”, Antonio.
      Cuando no son ocupas sino propietarios de una vivienda social de “realojo” …los que se tienen que ir son los demás. Y no todos pueden puesto que el precio de esos los pisos cae en picado y la gente obrera no puede comprar otro por.lo que le den de la venta de ese.

  2. burtja marzo 27, 2011 / 3:20 pm

    a esa familia deberian ejecutarla en la plaza y colgar sus cabezas decapitadas en la entrada del portal como ejemplo les aseguro amigos que en sudamerica no pasaria esto esa guentuza habria sido historia hace mucho tiempo y no amanos de la poli si no de los propios vecinos cansados de tanta mierda,espero que alguien con cojones se digne a darles una visita y como poco cargarse a alguna cucaracha de esa familia

  3. Noqui Darno enero 27, 2015 / 10:54 pm

    ¿Por qué todos los que vivimos en barrios con realojados tenemos la misma queja? Mucha casualidad para ser simple racismo ¿no?
    Y nadie hace nada. Para sus ONG defensoras solo es grave cómo los describe la RAE o cada problema que tengan ellos. Nunca importan los problemas de convivencia que ocasionan, que son la raíz de eso a lo que llaman “racismo”.
    Solo dedican esfuerzo y dinero en campañas para que los payos no digamos la etnia en las noticias y para que aprendamos a “aceptarlos”. Los que necesitan cambiar son ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s