UGT y el 11-M

Decir UGT es decir PSOE. UGT nació como sindicato hijo del PSOE. Zetapé tenía carnet de UGT, y su perfil laboral no era precisamente el de un estibador sobreexplotado de puerto en horas bajas, que yo sepa. Y durante los siete larguísimos e innecesarios años de gobierno hijos del 11-M, UGT y su primo hermano CCOO (ya saben, sindicalismo de Rolex y cena en el Villamagna), UGT nunca ha hecho ni un solo movimiento contundente que tuviera como objetivo ninguna de las políticas de Zapatero. ¿Cómo podría, si son la misma cosa, si son socios de la misma estafa? Se hubiera agradecido, de todos modos, algún tipo de paripé, ¿verdad?, algún tipo de coartada, no sé, algo. Pero no lo hubo. PSOE y UGT son la misma cosa.

Durante todos estos años, la fecha del 11-M ha sido para los socialistas (y por ende, para los ugeteros) una fecha sobre la que pasar de puntillas. Sin ir más lejos, Tomy Gómez, candidato del PSOE en Madrid, el año pasado eligió los actos conmemorativos del 11-M para no presentarse por allí, para escenificar un desplante a Esperanza Aguirre. Y ni siquiera se lo achacamos. Al fin y al cabo, sería suicida para las ambiciones de Tomy Gómez hacer algo que fuera en contra de la autoestima de sus votantes, que saben perfectamente cómo se coció el cambio electoral del 11-M. Sí, para el PSOE la fecha del 11-M es una fecha a olvidar, no sea que…

Y ahora llegan los sindicatos, primos, socios y cómplices del PSOE, y eligen la fecha del 11-M para echarse a la calle. Una huelguita de domingo, y además, en 11 de Marzo, el día en que se conmemora el peor atentado de la democracia, un atentado que, cocinado y manipulado, llevó al PSOE al poder. Y no queda aquí el evidente desprecio a las víctimas y a la propia fecha, sino que además, dicen que este será el gran homenaje a las víctimas del 11-M. Es muy difícil ser tan despreciable, pero una vez más, UGT se ha superado.

Por lo demás, creo firmemente que esta fecha ha sido elegida con vocación de recordarle al PP de Rajoy la fecha del 14 de Marzo de 2004, cuando las hordas pazis del No a la Guerra (las mismas que callaron clamorosamente cuando Zetapé se lanzó a la guerra con Libia) rodearon sedes del PP en plena jornada de reflexión. Lo cual es toda una declaración de principios de cuál va a ser el leit motiv de la oposición de la izquierda: la violencia callejera. Ganar en las urnas lo que se perdió en las urnas. Y por mucho que Rubalcaba quiera igualar todas las manifestaciones, las del PP y las de sindicatos y perroflautas, la verdad es que la oposición del PP ha sido una oposición pacífica, cívica, sin quema de contenedores, sin agresiones a la policía, sin violencia callejera. No fue lo mismo la reunión de juventudes católicas en Madrid, multitudinarias, importantes, pacíficas, limpias y de bien, que la piojera de Sol o la guerrilla urbana de la izquierda. No son lo mismo.

Finalmente, no me queda más remedio que deducir que lo que no es la izquierda acata el resultado de las urnas y respeta a las mayorías, mientras que la izquierda encuentra insoportable no vencer en las urnas, y por tanto, se ve legitimada para hacer lo que haga falta para desalojar al adversario. Y es que demócratas los hay de muchos tipos, pero fascistas siempre son iguales.

Y finalmente, dato de última hora, los sindis se superan en infamia, aduciendo que en realidad eligieron la fecha del 11-M para no perderse el puente ni solaparse con las elecciones andaluzas. Mentira, y además, una nueva vuelta de tuerca en el desprecio a las víctimas. Imperdonable.

11-M LA GRAN MENTIRA

Juicio del 11-M: De las toneladas de pruebas que fueron recogidas de los focos, 4 trenes, cuando llegó el momento de efectuar la pericia de explosivos, apenas quedaban unos pocos restos. Unos tornillos, un trozo de chapa, unos gramos de polvo de extintor, y nada más. NADA MÁS. De toneladas de pruebas (ropa, teléfonos, DIEZ VAGONES DESTROZADOS), sólo unos pocos gramos de pruebas. Los resultados de la pericia de explosivos no fue concluyente: los pocos vestigios, además de escasísimos, habían sido LAVADOS CON ACETONA, haciendo imposible que la cromatografía de gases arrojara datos fiables. Sólo en el caso de esos tres gramos de polvo de extintor, el resultado era concluyente: TITADYNE. La fiscalía no aceptó los resultados, porque su versión apuntaba a la Goma 2 Eco, y total, tres gramos de polvo de extintor no iban a cambiar el curso de la historia de España, ¿no? Así que el juez, amparándose en la escasez de vestigios de los trenes, manifiesta en la sentencia que la marca del explosivo utilizado no es importante para establecer la autoría de los atentados.

Eso ya de por sí es una mentira como un vagón de cercanías, como aquel que dice. Por supuesto que es fundamental conocer la marca del explosivo para establecer la autoría de un atentado. Sin ir más lejos, el jefe de los TEDAX, Sánchez Manzano, no reparó en esfuerzos para hacer que la marca de explosivos resultante de sus análisis coincidiera con la marca de explosivos que estallaron en Leganés. Sólo cuando fue imposible hacer coincidir los restos de los trenes (Tytadine) con los explosivos encontrados fuera de los trenes (Goma 2 Eco), se decide que “la marca no es importante”.

Pero es que, además, resulta que TANTO EL JUEZ COMO LA POLICÍA COMO LA RENFE SABÍAN QUE SÍ QUE SE CONSERVABAN LOS RESTOS DE UN VAGÓN. No lo dijeron, pero sabían de su existencia.

Problema: ¿por qué se conserva el vagón que estalló en Santa Eugenia y no los del Pozo del Tío Raimundo, o los de Atocha? Además, ¿por qué, si la directriz básica del 11-M es la de tapar los hechos, destruir sistemáticamente las pruebas, y colocar otras nuevas que apunten al islamismo radical, por qué se conserva un vagón? No lo sabemos. Dado que no tenemos los otros vagones, no sabemos qué lo hacía tan especial. Sí sabemos que es el único tren en el cual sólo había una bomba. Pero, careciendo de los otros vagones, no podemos aventurar gran cosa. Sí se me ocurre que se guarda un vagón por si acaso las cosas se ponían verdaderamente feas para la versión oficial, poder echar mano de un vagón que manipular nuevamente. Porque ustedes díganme para qué se va a conservar un trozo de vagón en una guarrería de cobertizo destechado por el que se cuela lluvia y nieve, y en el cual ya no queda nada que analizar químicamente.

Aún así, ya sabemos que el juez de instrucción Del Olmo, Renfe y la policía, ya sabían cuando Gómez Bermúdez se excusa con la escasez de vestigios a la hora de eximir de validez la pericia de explosivos, que en ese cobertizo se guardaban vestigios, cuando aún podían ser válidos. Sabían y callaron. Ahora, cuando la provincial de Madrid ha cerrado el juicio a Sánchez Manzano, aparecen nuevas pruebas de una de los delitos por los que se le juzgaba, precisamente: negación del deber de perseguir delitos.

Hoy en Libertad Digital, Luis del Pino ha encontrado los restos del vagón de Santa Eugenia, pero la justicia española no quiere saber nada. Y me pregunto yo, ¿qué clase de canalla se mete a gobernar una nación y no se quiere meter en problemas? Y me respondo: uno muy cobarde.

11-M BUENAS SEÑALES

A medida que la juez Cillán ha ido poniendo contra las cuerdas a los defensores de la versión oficial del 11-M, las maniobras de Rubalcaba y de su amiguito, El País, quedan más y más en entredicho. De Rubalcaba no pudimos esperar menos que la obstrucción a la justicia que supuso negarse a entregar los protocolos TEDAX para agilizar el juicio a Sánchez Manzano, el testaferro del encubridor de la masacre. Y del País, qué menos que su silencio, negándose a informar a sus crédulos lectores acerca de un pequeño juicio que se está llevando a cabo desde hace dos años, y en el que se está poniendo en entredicho todo lo publicado desde ese periódico que conoció días mejores pero que aún puede ir a peor, porque ya sí que sí, vive de sus ventas, y sus lectores suelen simpatizar con movimientos tipo “yo no pago” y gilipolleces diversas. En fin.

El comportamiento de Rubalcaba y El País bastaron para que cualquier observador imparcial se diera cuenta de que la izquierda española NO SABE NI QUIERE SABER NADA acerca del 11-M, a pesar de olerse, como usted y como yo, lo que pasó allí entonces. Pero es que no acaba ahí la cosa, y ahora que el juicio al mandado del encubridor del 11-M va a terminar muy mal para el acusado (acusadode negarse a perseguir delitos, entre otras lindezas), el diario El País inicia una campaña de desprestigio contra la juez Coro Cillán. Borracha la llaman. Corrupta la llaman. Pero fíjense ustedes que cuando empezó el juicio, el tratamiento de El País fue ignorar la noticia. Incluso cuando la portada de El Mundo fue un díptico con el requerimiento de la juez a la izquierda y el ministro de Interior a la derecha negando la existencia del papel que figura a su izquierda (y sólo horas antes de, finalmente, enviar el papel tras quemar el último plazo de entrega), el País no encontró nada de interés en que se estuviera juzgando al TEDAX que manufacturó la versión oficial del 11-M. Sin embargo, ahora que el juicio va a terminar, ahora sí, Cillán es borracha, Cillán es corrupta, Cillán es fea y Cillán es antipática. O sea, una juez que hasta ayer no existía, ahora es mala y corrupta. ¿No huelen el miedo los lectores? ¿No huelen que El País creyó en su infinita arrogancia que Rubalcaba nunca permitiría que ese juicio se llevara a cabo, y ahora tienen que, deprisa y corriendo, crear una campaña de descrédito-express como la que intentaron contra la juez que investiga a la Junta de Andalucía, contra la cual el PSOE envió a su mejor abogado para, textualmente, “hacerla la vida imposible”?

No debemos olvidar, tampoco, el regalito que dejó Rubalcaba a la juez Coro Cillán antes de que España entera le diera una sonora patada en el culo al socialismo español, y es que días antes de que Zapatero iniciara su huida, le llegó a Cillán una inspección sorpresa. Y es que en este país meterse con los socialistas nunca sale gratis.

Aún así, con inspecciones, reteniendo protocolos, habiendo mentido y con los jueces y la policía agarrados de las pelotas, que es como Rubalcaba trabaja, no se ha podido evitar que nos enteremos de que no sólo se destruyeron los vagones de la muerte a toda prisa para destruir pruebas y así colarnos más fácilmente la versión que mejor le venía al PSOE acerca de un atentado hecho a medida del PSOE y que benefició a todos los amigos del PSOE, empezando por ETA y terminando por el PSOE. No, no sólo eso. ¡Además, RUBALCABA AÚN CONSERVABA UN VAGÓN INTACTO, no de los explosionados, sino uno colindante, y ahí ha permanecido oculto hasta que al final ha salido a la luz gracias a las pesquisas de Coro Cillán. Y digo yo: si destruyeron los trenes relevantes, ¿para qué conservar los irrelevantes? Y resumiendo la genial entrada acerca del asunto en el blog de Luis del Pino, sólo se me ocurre, finalmente, una razón: uno destruye el escenario para destruir pruebas. Y conservas en secreto escenarios irrelevantes pero presentes en la tragedia para colocar nuevas pruebas si fuera necesario.

Lo cual me lleva a una reflexión final. Si Rubalcaba aún guarda ese tipo de ases en la manga, quiere decir que la verdad aún sigue ahí fuera, vivita y coleando. Sólo hay que saber encontrarla. Y de ahí el nerviosismo de El País y de Rubalcaba. No cabe duda: Coro Cillán va por buen camino.

 

COLABORACIÓN CON RUBALCABA

Presumiblemente, Rubalcaba es el autor del chivatazo a ETA en el caso Faisán. Presumiblemente puenteó al entonces ministro de Interior, Jose Antonio Alonso. Presumiblemente, Rubalcaba ha sido ministro de Interior de facto desde el principio mismo del Zapaterismo.  Y sabemos que lo del Faisán fue una prueba de buena voluntad a sus socios de ETA. Para proteger la negociación, dijo Elosúa a su cuñado en el micro que Rubalcaba olvidó sustraer. Sabemos también que Rubalcaba ha estado encubriendo extorsiones de ETA durante años. Y sabemos que Rubalcaba ha permitido que ETA vuelva a las instituciones. Tal es así que los terroristas han proclamado su victoria gracias a Pascual Sala, lacayo de Rubalcaba en el tribunal constitucional. Siempre ETA, siempre Rubalcaba.

Presumiblemente, Rubalcaba es el encubridor del 11-M, atentado que impulsó a Zapatero al poder, gracias a los reflejos de Prisa y del propio Rubalcaba. Sabemos que ni siquiera la sentencia inducida del 11-M logró relacionar el atentado con ningún grupo terrorista islámico. Y también sabemos que la fiscalía del 11-M se ponía muy nerviosa cada vez que se nombraba a ETA en el sumario, siquiera de manera tangencia, del mismo modo que sabemos que cuando Zapatero entró a gobernar, venía con un pacto con ETA que no anunció hasta bien entrada la legislatura, a pesar de que ya se fraguaba antes de las elecciones.

Por lo tanto, tenemos aquí un gobierno que pactó secretamente con ETA legalizar a ETA si llegaba al poder. Un gobierno que saboteó a jueces y usó la policía para salvar el aparato de financiación de ETA. Un gobierno que, en contra del criterio de los abogados del Estado, del dictamen del Tribunal Supremo, y de las investigaciones de la Guardia Civil, ha legalizado a ETA versión Bildu. Y resulta que quien de verdad propició todo eso, mediante un atentado, no fue ETA, sino que, según el gobierno, fue un grupo terrorista islámico. Atentado que el gobierno encubrió falseando pruebas, destruyendo pruebas y fabricando pruebas. El mismo gobierno que encubrió la extorsión de ETA y saboteó a la policía en favor de ETA. ¿No hay algo aquí que huele a chamusquina cosa mala?

Efectivamente, hay una pieza que no encaja, y es la autoría del 11-M. La sentencia está basada en pruebas falsas e inventadas, fabricadas para desviar la atención de sus verdaderos autores, de modo que para encontrar a los autores, hay que mirar en la dirección que intentaba disimular la sentencia. Puesto que los inductores de la versión oficial se ponían de los nervios (llegando a procesar a policías) cada vez que se nombraba a ETA, siquiera como sospechoso habitual, entonces la chamusquina huele a mierda. Y si no fue la ETA, entonces el siguiente de mi lista de sospechosos me lleva al principal partido beneficiado por el atentado que buscaba distorsionar las elecciones y que contó con los prodigiosos reflejos de PRISA y de Rubalcaba. Un partido que nació terrorista, y que montó un grupo terrorista en su pasado reciente, y que RuGALcaba encubrió en su momento. Y entonces ya la chamusquina huele a otra cosa.

Tendría bemoles que, del mismo modo que al asesino Capone se le logró encarcelar por evasión de impuestos, a la asesina ETA se la lograra desmantelar por colaboración con Rubalcaba, que a día de hoy ya debería ser un delito tipificado en el código penal.

MANIFESTACIÓN CONTRA EL TERRORISMO: LA TARDE PERFECTA

Hoy amaneció bonito, pero a eso de las tres empezó a concentrarse sobre la Plaza de la República Dominicana un rebufo de viento furioso y nubes negras. Al poco, estaba oscuro, y llegaba a la intersección de Alberto Alcocer con Príncipe de Vergara una lluvia que se ha mantenido constante a lo largo de la tarde en forma de gruesos y gélidos goterones. Y ha sido mejor así. Un día tan bonito como el que había amanecido, habría sido un engañoso maquillaje, un sinsentido estético para lo que estaba ocurriendo en Madrid a pie de calle, tan lejos del cielo y tan cerca del canalla de la Moncloa, cuya traición no ha podido evitar la marea de banderas de España que iba impregnando el asfalto, primero de a poquito, y al final a borbotones.

José Francisco Alcaraz, en un guiño a los que allí estábamos a pesar del mal tiempo, ha achacado a Zapatero haber contratado la lluvia de 5 a 8. Pero era sólo eso, una broma, un guiño a los presentes. Pero yo creo que ha sido mejor así. En perfecta ilustración con lo que se estaba cociendo a ras de suelo, que es donde transitan los ciudadanos, el día se ha enlutado por la decisión injusta e impostada del traidor tribunal constitucional, que no escribiré en mayúsculas para no devaluarlas. Era el clima perfecto, a la hora perfecta. De este modo, las banderas pudieron ondear con más rabia, y los lagrimones de las víctimas traicionadas convertían el acto en otro día de los paraguas, como el 12-M. Mejor así. Si no fuera por las palabras de Alcaraz, alguno habría pensado que el clima era también parte de la organización. O, al menos, que había sido invocado por el estado de ánimo de los que allí nos concentrábamos: oscuro, lluvioso, corto de esperanza, y largo, muy largo, de mala leche. Y para confirmar tal sensación, a los pocos minutos de cerrarse el acto y disolverse la multitud, canalizado ya el cabreo que se respiraba en el ambiente, ha sido cuando ha caído el verdadero chaparrón. De tal modo, soy de los que piensan que el tiempo acompañó. Y además, perdieron la tarde los que podían haber asistido y no lo hicieron solo por darse un garbeo, así que no faltó nadie, y estuvimos los que tuvimos que estar. Los que estaremos en el futuro, acompañados de más gente cada vez, a medida que se vaya publicando lo que hace un acosador cuando el poder le da la razón. Allí estuvimos el número justo de personas que no pudimos quedarnos en casa porque nuestro sitio estaba allí, en la Plaza de la República Dominicana. Y no fuimos pocos, si tenemos en cuenta el grado de papanatismo gilipollas al que está llegando esta sociedad baturra que exige la luna sin dar nada a cambio, que recibe mierda de los políticos y en lugar de enseñar los dientes prefiere cambiar de canal. Esta tarde, España eramos nosotros, amenazados por gruesos chaparrones y negros nubarrones. Hemos fijado así la cantidad mínima de personas que asistirán a las próximas concentraciones. Un número que irá creciendo progresivamente por causa de fuerza mayor. Y además, fuimos los únicos a los que el tiempo no estropeó el sábado. La única actividad al aire libre que no quedó arruinada fue la nuestra, la de los que estuvimos. La de los que, cuando el acoso y la amenaza al demócrata se desaten, podremos decir que estuvimos, que lo vimos venir. Que sabíamos lo que estaba pasando y dijimos NO. Que no nos estafaron con la paz bastarda de los matones, una “paz” que no es tal sino sólo terror. Y que no perdimos la tarde porque necesitábamos proclamar a los cuatro vientos que Zapatero y sus “magistrados” quieren que confundamos la paz con el silencio de los corderos, cuando no es lo mismo, ni parecido, pues antes y después de las batallas más cruentas, se respira el silencio, pero no la paz. Y ahí estuvimos para decirle al socialismo que con nosotros, sus trapazas no cuelan, y que, para que la izquierda impusiera su proyecto totalitario, tendría que acabar con nosotros, y no podrá jamás, porque somos legión.

Por eso no hubo silencios en la concentración de esta tarde, aparte del minuto sobrecogedor en memoria de las víctimas. Por eso gritamos al unísono que, en nuestro nombre, NO. Para demostrarles a los matones y a sus amigos socialistas que aquí sólo callamos un minuto por las víctimas. Dejemos que la izquierda haga su minuto de silencio por Bin Laden. Que hagan su silencio por el cadáver político de Zapatero, el amigo de los terroristas. Ya veréis que ese silencio queda roto por los gritos de los asesinos que no respetan nada porque nos odian tanto como odian a su patria y a sí mismos.

Queda, pues, otra tarde para el recuerdo, la que más se recordará cuando los asesinos vuelvan a hacer lo único que saben hacer, pero ya no tengan a un presidente amigo. La que más se recordará cuando los españoles que sí se han creído la estafa de ETA, como se creyeron la estafa del 11-M, se queden con cara de gilipollas al ver lo que se ha hecho con su voto, con su apatía y con su egoismo estructural, cuando se miren las manos y tengan que ocultarlas para esconder las manchas de sangre. Cuando se miren las togas, tengan que remangárselas para ocultar el lodo del camino, y se les quede el culo al aire. Porque el lodo traerá sangre, una sangre espesa y negra que sólo podrá limpiar una lluvia como la de hoy. La lluvia de los indignados. La lluvia de los que no se dejan aplastar. La lluvia de los que aguantan.

Retroceder, nunca. Rendirse, jamás. Y viva España.

———

Echa, echa un ojo, y mira un asomo de lo que te perdiste. Hay que estar. Ya me lo dirás cuando la próxima vez no te quedes en casa y experimentes la paz y el ánimo de saber que perteneces a algo por lo que merece la pena luchar.

¿QUÉ DICE LA LEY ACERCA DE LAS ACTAS DE ETA?

CÓDIGO PENAL

TÍTULO XXIII.

DE LOS DELITOS DE TRAICIÓN Y CONTRA LA PAZ O LA INDEPENDENCIA DEL ESTADO Y RELATIVOS A LA DEFENSA

NACIONAL.

CAPÍTULO I. DELITOS DE TRAICIÓN.

Artículo 584.

El español que, con el propósito de favorecer a una potencia extranjera, asociación u organización internacional, se procure, falsee, inutilice o revele información clasificada como reservada o secreta, susceptible de perjudicar la seguridad nacional o la defensa nacional, será castigado, como traidor, con la pena de prisión de seis a doce años.

Artículo 585.

La provocación, la conspiración y la proposición para cualquiera de los delitos previstos en los artículos anteriores de este Capítulo, serán castigadas con la pena de prisión inferior en uno o dos grados a la del delito correspondiente.

CAPÍTULO III.

DEL DESCUBRIMIENTO Y REVELACIÓN DE SECRETOS E INFORMACIONES RELATIVAS A LA DEFENSA NACIONAL.

Artículo 601.

El que, por razón de su cargo, comisión o servicio, tenga en su poder o conozca oficialmente objetos o información legalmente calificada como reservada o secreta o de interés militar, relativos a la seguridad nacional o la defensa nacional, y por imprudencia grave dé lugar a que sean conocidos por persona no autorizada o divulgados, publicados o inutilizados, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año.

Artículo 603.

El que destruyere, inutilizare, falseare o abriere sin autorización la correspondencia o documentación legalmente calificada como reservada o secreta, relacionadas con la defensa nacional y que tenga en su poder por razones de su cargo o destino, será castigado con la pena de prisión de dos a cinco años e inhabilitación especial de empleo o cargo público por tiempo de tres a seis años.

EL GOBIERNO NO GUARDA COPIA DE LAS ACTAS DE LA NEGOCIACIÓN.

———————

CAPÍTULO SEGUNDO DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

Derechos y libertades

SECCIÓN 2ª

De los derechos y deberes de los ciudadanos

Artículo 30.

1. Los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España.

——————————–

El inepto Mariano, aquejado de parálisis verbal y afasia conceptual, se niega a mover ficha contra Zapatero. Se concentra en la economía, dice. Aunque si fuera así, por esa razón debería estar vapuleando al gobierno por las actas de la negociación PSOE-ETA. Nada de eso. Mantiene su perfil bajo. Mariano no rompe el pacto antiterrorista. Mariano se convierte así en cómplice honorífico de la negociación sucia con ETA. Sólo Mariano sale en los telediarios generalistas. Ni Pujalte, ni ningún otro. Si Mariano hubiera hablado hoy en el Parlamento, las actas de ETA habrían dejado de ser un secreto a voces, ignorado tácitamente por el ciudadano común, y se habrían convertido en el epitafio de un gobierno corrompido desde antes de llegar al poder, corrompido de base, dispuesto a bajarnos los pantalones ante ETA, los nacionalistas y cualquier enemigo de España. Mariano podría sentar a Rubalcaba y al señor Z en el banquillo. Pero no. Mariano se calla, y deja que otros que no salen en el telediario vapuleen a un gobierno manchado por el fracaso, por la mentira y por la vileza. Mariano es un cobarde. No representa a los españoles. Sólo representa la única alternativa, por ahora. O eso se cree él. Lo único que es hoy día es otra cadena de transmisión del gobierno. Una comedia de presidencia por turnos, en la que no importa la ley, ni la decencia, ni la dignidad, sólo importa el turno. Mariano respeta el turno. ¿Por qué?

Una de dos. O bien a) es tan idiota como parece, y se cree que respetando el turno le van a respetar a él cuando le toque, cosa que no va a ocurrir, porque la izquierda se lo va a merendar vivo si gana las elecciones, que, repito, cada día dudo más que las gane, o bien b) Mariano está condicionado por algún tipo de chantaje que no se atreve a hacer frente, y que le obliga a permanecer mudo ante la flagrante traición de Zupalcabero. No me explico, sin éstas dos posibilidades, cómo puede ser que el principal designado por los españoles para vigilar los actos del gobierno más podrido de los últimos ochenta años, se quede de brazos cruzados con su estúpido tic nervioso y su estúpido hablar gangoso, hablando de cosas de las que puede hablar cualquier otro día, mientras un gobierno proetarra y antiespañol enseña la yugular como no lo había hecho en todos sus años de apestoso gobierno.

Tal vez hayamos extraído conclusiones erróneas del comportamiento de Rajoy. Pero si quiere que disipemos esas dudas, tiene la obligación de moverse, dar la imagen que sus votantes le exigen. Y si no, al banquillo también, por cómplice.

Agradecemos a Denis la inestimable colaboración enviando los artículos pertinentes del código penal. Saludos, amigo.

EL “SEÑOR Z”

Resulta que el “señor Z” está ocultando que ETA sigue extorsionando a empresarios. Que el “señor Z” se ofrece a FINANCIAR a ETA. Que el “señor Z” SABOTEÓ la operación Faisán. Que el “señor Z”, en claro colegueo con los etarras, achaca el fracaso de su legalización a LA PRENSA Y A LAS VÍCTIMAS. A eso se llama señalar. Ya se sabe, unos señalan y otros disparan.

El señor Z se disculpa ante ETA por no haber podido burlar la ley. Señala a jueces, medios y víctimas ante ETA. Eso solía hacerlo el entorno batasuno. Ahora lo hace un tal, llamémosle señor Z.

Me hace gracia cómo el señor Z (siempre en boca de su correveidile) tiene la desfachatez de culpar ante ETA a “la mayoría de los medios”. ¡Pero si los tienen comprados a todos, salvo a cuatro!¡Si TVE no ha dicho ni una palabra en todo el día! Claro, a los que ya tienen paniaguados los desprecian tanto que ni siquiera los llaman medios. Se lo merecen, por serviles, y por ser viles.

Lo más grave es eso de “el gobierno ha hecho lo imposible con la judicatura”. Mister Z y ETA comparten enemigos, ya no queda duda porque lo dice el propio gobierno. Imagino que más de uno saldrá ahora con que no hay que tomar en serio los papeles de ETA. Pero entonces saco la carta Rubalcaba, cuando dijo aquello de “ETA nunca miente”. Ahora, como buen socialista dirá. “ETA siempre miente, y nosotros nunca hemos dicho otra cosa.

Total, que el tal señor Z se arrastra ante ETA. Comparten enemigos: la derecha, Franco, España, la justicia y la democracia, las víctimas que no pudieron matar, y las que les quedan, hijos de mala madre.

Bueno, donde antes teníamos sospechas, indicios, evidencias, ahora tenemos pruebas. El gobierno Zapatero colabora con ETA. Ahora sólo falta despejar la Z. ¿Quién será?

Cuando he mirado la portada de El Mundo, me he quedado de piedra. Sólo quedan dos opciones: o se cierra El Mundo, o por el contrario, se cierra el gobierno. Como de la veracidad del periódico de Pedro J no hay razones para dudar, sólo queda lo otro. Ya destapó las fechorías del señor X, y terminará por llegar a la Z pasando por la A de Alfredo. Y el hecho de que España no se haya tambaleado hoy por la información explosiva incautada al asesino Txeroki sólo viene a rubricar el desconcierto que vive el votante socialista, incapaz de digerir que ha erigido en líder a un miserable de tomo y lomo. Un miserable que odia a España y quiere rendirla ante ETA, para ser el superprogre que perdona a la ETA mientras patea a sus víctimas debajo de la alfombra con fingido disimulo.

Señores, el gobierno es ilegítimo. Los papeles incautados a ETA demuestran que un tal señor Z haría cualquier cosa por los terroristas, y que sus obstáculos para ello somos los españoles, esos cabrones que no les han dejado negociar en paz. Estos cabrones que no queremos la paz. Parece que debería gustarnos que nos maten, mutilen y amenacen esos poetas del detonador, esas hermanitas de la caridad con gatillo fácil, esos freedom fighters de zulo.

Preguntas:

¿Qué se pactó finalmente?¿Qué ha prometido mister Z?

¿Qué no haría por ETA el señor Z(eta)? ¿Ocultar, destruir pruebas de atentados? Ya sabemos que ocultó miles de amenazas de ETA a empresarios, y que llamó mentirosos a los pocos que se atrevieron a hablar. ¿Deberíamos pensar que el señor Z ayuda a otros terroristas aparte de los de ETA?¿O que encubrir la autoría del 11-M era parte de esta negociación?¿O es que destruyendo las pruebas del 11-M mister Z sólo se protegía a sí mismo como autor material? Desde esta mañana, ya nada me sorprendería.

El señor Z impone la paz, y aquel que critique razonadamente, está rompiendo dicha paz. El que mata, es amigo de mister Z. El que impone, el que obliga, el que amenaza, es amigo de Mister Z. El que recibe palos y no calla, ese sí rompe la paz. Menuda mierda de paz es esa en que un tal señor Z desautoriza a jueces y víctimas, en secretitos con la ETA. Es la clásica gestión del gobernante manipulador, además: a cada uno le dice una cosa en privado, y nada se dice en alto. Eso da alas al malvado, y desprotege al decente.

Lo de ETA con el señor Z deja pequeña la X del GAL. Y demuestra lo peor del socialismo: que o te paga, o te mata. En este caso ha tocado pagar. Y cómo. El precio es nuestra democracia, vendida a sus enemigos a cambio de nada.

Zapatero y Rubalcaba al banquillo, ya. Elecciones anticipadas, ya. España está desprotegida. El rey no existe, es una leyenda urbana. Mariano es un cobarde. La Constitución es un papel, no garantiza nada. Sólo lo hace la soberanía popular, y esa está puenteada. Estamos a los pies de los caballos, y la carga va a empezar.

11-M HIPÓTESIS DE DENIS

Sucesos como El Faisán ponen claramente de manifiesto que la conexión entre este gobierno y ETA es directa, a través de móvil y sin intermediarios. También queda claro que hay quienes están dispuestos a encubrir todo lo que se filtre, a cerrar las fisuras y a tapar agujeros, como ha quedado claro la instrucción del caso. Queda claro que esa fue la intención del Juez Garzón cuando de forma arbitraria aúna la acusación del PP y de la guardia civil, aduciendo que unos y otros tienen “intereses conjuntos” en el caso. Inadmisible manipulación política la del juez, haciendo que lo limpio del Ministerio del Interior quede intoxicado con la comunión de intereses partidistas. http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/08/espana/1299608254.html

Cómo se llega a tal extremo de colaboración? Una cosa es negociar y otra muy distinta es que el Ministerio del Interior se convierta en un ser bicéfalo en el que las cosas que hace la mano izquierda son invisibles para la mano derecha. De modo que la mano derecha investiga y detiene, en tanto que la mano izquierda, la vinculada a la cúpula de Interior, actúa en sentido contrario, entorpeciendo y neutralizando la acción natural de la policía.

Queda claro que en el Ministerio del Interior hay un grupo, quizá poco numeroso, conectado directamente con ETA con capacidad ejecutiva y que dispone de toda la información sobre las operaciones corrientes de la policía y la Guardia Civil. Gran capacidad ejecutiva y mucha información, sólo está disponible para el Ministro y ese gabinete paralelo que el ministro tiene asociado, pasando por la Secretaría de Estado para la Seguridad, la dirección General de la Policía y de la Guardia Civil y su gabinete técnico; un puñado de personas con información y capacidad de maniobra.

Algunas de estas personas muy cercanas al ministro tiene que responder hoy por hechos constitutivos de un delito de revelación de secreto y a su vez de colaboración con banda armada, “hechos que de ser realizados por miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado adquieren una gravedad sin precedentes en la historia de la lucha contra el terrorismo en España” En palabras de la sala que obliga a reabrir el caso. http://www.elmundo.es/elmundo/2010/02/15/espana/1266256327.html

La conexión entre ETA y el gobierno, así como el esfuerzo de encubrimiento son patentes y forman parte de los hechos que debemos tener presentes al tratar de entender el 11-M. Ya que tenemos evidencia de “colaboración con banda armada” entre algunos de los funcionarios de la policía nacional, parece absurdo no hacer uso de tan excepcional información para tratar de explicar algo igualmente excepcional como lo fue la masacre del 11-M. Los intentos de hacer pasar por demente a quién así razone es una prueba más del intento de oscurecimiento de lo que pasó.

¿Por qué buscó el gobierno la coartada del mandato parlamentario para iniciar negociaciones con una ETA a quien llama al móvil? Para esterilizar la verdadera razón: la negociación con ETA se fraguó aquel 11-M.

La bajada de gayumbos que se ha metido ZP con Mohamed Super-Txanclas, y la llamada a la autoridad que ZP hizo a su partido para evitar ataques Super-Txanclasa raíz de los ataques a saharauis. ¿Por qué? Porque Mohamed Super-Chanclas sabe que fue ETA. Porque sabe que el PSOE negoció con ETA cuando gobernaba Aznar, porque sabe que ETA moría ante la pinza Aznar-Sarkozy, y porque a ZP le brindaban una victoria electoral al mismo tiempo que a través de una negociación se nos presenta como el hombre de La Paz. Mohamed Super-Chanclas lo sabe todo y tiene cogido a ZP por laZPelotas.

Denis

——————————————————-

 

EL Sr. X DEL 11-M (por DENIS ROUSSOS)

En relación al reciente post “PARA ENTENDER EL 11-M”, el genial y analítico intrépido lector Denis Roussos ha tenido la amabilidad de dejarnos un comentario jugoso. Siempre celebramos las aportaciones de Denis, que no tienen desperdicio. La he convertido en post, porque merece la pena. Aquí va.

—————-

La simple deducción nos lleva tan lejos o más como los hechos. Imaginemos al Sr X, autor intelectual del 11-M reflexionando sobre él qué hacer y cuándo hacerlo.

Si el Sr X no hubiera querido intervenir en el resultado de las elecciones, habría elegido como fecha para realizar el atentado una fecha posterior a la de las elecciones generales. Esto es tan trivial que causa vergüenza decirlo. Luego sabemos que el Sr X no tenía intención de dejar claro que su intención era no interferir en las elecciones. Si su intención era intervenir en las elecciones entonces es absolutamente necesario que el atentado se produzca justo antes de las mismas, como de hecho sucedió.

Ya sabemos que el Sr X, quería intervenir en el resultado. Pero una vez que sabemos esto, también sabemos que puede rentabilizar su éxito, no sólo cambiando de gobierno, sino condicionando al gobierno que salga. Esto es también trivial, pero sin embargo no se comenta mucho, o al menos yo no lo he visto publicado. El Sr X no tiene más que coger el teléfono y decirle personalmente a ZP que ha sido él y que su intención era ponerle donde está. Sólo alguien muy tonto podría pensar que la respuesta de ZP sería denunciar al Sr X a la policía, ya que lo que el Sr X le está diciendo a ZP es que tú estás ahí porque yo te he puesto ahí, y es trivial que si reconoces esto públicamente denunciándome, estarás reconociendo públicamente tu falta de legitimidad.

De aquí se desprenden dos conclusiones que encajan con los hechos. Por una lado la necesidad de creer y hacer creer una versión oficial que no se cree ya nadie. La otra, más grave, que ZP sabe exactamente y con precisión quién hizo lo que hizo el 11-M, y ese conocimiento no está reflejado en la sentencia.

La necesidad lógica de este conocimiento proviene de la ventaja que el Sr X saca de la extorsión al gobierno que ilegítimamente el Sr X ha puesto. Pensar que el Sr X renunciaría a las rentas de la extorsión es pensar que alguien puede preferir menos a más y sabemos por nuestra experiencia diaria que esto no sucede nunca.

Con esto no estoy diciendo que fuera el PSOE quien organizó la masacre, ni que ZP estuviera contento al saber que ha ganado porque alguien le ha puesto ahí. Lo que estoy diciendo es que es una necesidad lógica, y por tanto absolutamente infalible, que ZP sabe lo que pasó el 11-M, de donde se sigue que todo lo que estamos viendo es una obstrucción a la justicia por parte de quienes, de ser las cosas de otro modo, serían incansables sabuesos en busca de la verdad.

¿Vemos al gobierno insistir en atar cabos para que se sepa todo? No. ¿Qué vemos entonces? Al gobierno insistir en que el 70% de los españoles son conspiranoicos intoxicados por el PP. De eso nada. Los españoles tienen intuición y esa intuición les lleva a que algo no encaja, y eso que no encaja es la necesidad lógica que los hechos imponen sobre la razón.

Y ahí va un triquitriquitriquiiiii barrabuuuu para los lectores de este fantástico blog.
Denis.

11-M RESPUESTA AL Mr.X DE DENIS

Magnífico, como siempre, Denis. Permíteme que juegue con tu hipótesis.

1) El hecho de que Aznar avisara su sucesión con tanto tiempo hacía que el momento perfecto para un cambio de gobierno fuera el que eligió nuestro señor X. Como bien dices, si el objetivo no era variar el resultado electoral, se habría escogido otra fecha. Como dices, es de cajón. Ni Zapatero habría escogido esa fecha, por lo que tiene de deslegitimadora. De ahí que presencie las maniobras orquestales en la oscuridad, en su blanca palidez.

2) El principal beneficiado por el atentado fue Zapatero. Si aceptamos tu hipótesis de que Zapatero está hipotecado por los autores, entonces habría que mirar entre los beneficiados por Zapatero contra toda lógica para encuadrar a los autores de la masacre. De toda la trayectoria de Zetapé, hay tres ítems que Zapatero se ha empeñado en beneficiar hasta más allá de toda lógica.

a)Independentistas. La voluntad inquebrantable de pactar con ETA. Llegó a ignorar la voladura de la T-4, y ha ignorado ataques a casas cuartel y asesinatos a guardias civiles. Y la verdad, aunque los expertos descartan a ETA, sigo encontrando sospechoso su comportamiento con el proceso de paz, poniéndolo en peligro, rompiéndolo incluso, como haría un chantajista desafiante, sabedor de que Zapatero no tiene más remedio que pactar. Pero dejemos por ahora esta opción.
b)Muy sospechosa también es la vista gorda con los avances de Mohamed VI, la pasividad ante la masacre de civiles en El Aaiun, y sobre todo, las medallas de Rubalcaba para su homólogo marroquí, cerebro de la toma de Perejil y del agit-prop en Ceuta y Melilla. Para ilustrar ésta posibilidad, recomiendo leer el post LOCAS TEORÍAS SOCIOLISTO-MARROQUÍES (click aquí). Esta hipótesis tiene dos contras: a Mohamed no le interesa poner nerviosos a los fundamentalistas, ni tampoco ponerse en la lista de sospechosos. Y los moros del 11-M se aseguraron de llamar la atención en estaciones y trenes antes de las explosiones.
y c) Rub al-Kaaba, gran beneficiado por Zapatero, aún sabiendo que es de la vieja guardia del PSOE, enemiga de Zapatero. Aún sabiendo que Rubalcaba fue el que remató con aguaplás el GAL. Y sobre todo, aún sabiendo que Rubalcaba le puede preparar la ruina tocando solo unas clavijas. Ya sabemos que a Zapatero le gusta rodearse de imbéciles a los que manipular. Por eso causó estupor el multinombramiento de Rub, cuando ya era ministro de Interior, que con el PSOE en el poder, es tanto como decir ministro del Todo.

Lo que está claro es que Zetapé se ha empecinado en ocultar el 11-M, cuando sabemos que lo que le pide el cuerpo sería desenmascarar a los culpables y presentarse como un héroe. Si no ha sido así, tiene que haber poderosas razones. Lo que, si descartamos las posibilidades anteriores, apunta al trabajo de un GAL 2.0. Y sospecho, por cómo bautizas al cerebro de la masacre, que es esta última hipótesis la que ha activado tu sensor arácnido. ¿Me equivoco?
Si ésta hipótesis fuera cierta, estoy seguro de que ETA estaba al tanto, y colaboró simulando preparar una campaña de ataques a trenes, desviando hacia sí misma la atención de las fuerzas de seguridad, rompiendo el factor sorpresa, y evitando que las autoridades buscaran los perfiles correctos.

Pero hay que ser mal pensados. Tal vez el cerebro de la masacre ESTABA AL TANTO de la campaña de ETA, y decidió usarlos de tapadera, pisarle el plan. Lo que nos llevaría a pensar que el cerebro contaba con información privilegiada, de esa que sólo los servicios secretos manejan. Uf. Feo, ¿no? Ahora no suena tan mal la colaboración tangencial de ETA, bajo promesa de réditos políticos.

Indaguemos en la posibilidad de la colaboración de ETA. Si recordamos aquellos días, poco antes de la masacre, dos minietarras cayeron en manos de la justicia del modo más sospechoso. Viajando desde Bilbao, se piñaron con su furgo robada ya en Madrid, y en lugar de salir huyendo, pidieron ayuda a los servicios de carretera. En la furgoneta se encontró un mapa del corredor del Henares con una “X” en las inmediaciones de la casa de Morata donde la versión oficial asegura que se cocinaron las bombas. ¿No resulta altamente sospechoso? Cada vez estoy más convencido del necesario apoyo logístico de ETA, que, para ello, sacrificó a dos “legales” cuyo meritoriaje en la banda consistió en dejarse cazar y desviar la atención de los verdaderos autores. ¿Para qué llamaría si no un etarra a la la guardia civil de carreteras teniendo en su poder documentos incriminatorios? Así cayó uno. Su compañero corrió hasta la casa de socorro más cercana. Para ello, hay que saber que está ahí, ¿no? Ningún herido en carretera sale corriendo campo a través en mitad del invierno sin saber a dónde va. Allí se entregó, por cierto. Soy de la ETA. Póngame un vendaje.

Y claro, si ETA hizo de señuelo, y el independentismo contaba con Zapatero para acelerar el proceso, ETA fue un colaborador necesario. Para apuntalar esta tesis, sabemos hoy que el llamado “Proceso de Paz” de Zapatero empezó mucho antes de la foto de la guerra de Irak y por supuesto, muchísimo antes de que Zapatero llegara al poder.

Tomando estas premisas concluímos, como hipótesis muy seria, que el cerebro del 11-M es un policía o cercano a la policía, con estrechos contactos con las cloacas, y que es más amigo de ETA que del PP. Si sumamos a la ecuación que las pruebas falsas que aparecían al tiempo que se destruían las verdaderas son de índole química, entonces sólo falta saber si el encubridor es también el perpetrador. Y ambos perfiles se empeñan en coincidir.

No me extrañaría que al cerebro del 11-M le hubiera dado un ataque de caquita cuando se ha llamado a declarar a los TEDAX, precisamente en el séptimo aniversario de la masacre.

Por supuesto, siempre cabe la posibilidad de que el encubridor sólo sea eso, encubridor, y no perpetrador. Pero hasta que el gobierno deje de sembrar el equívoco, no nos queda más remedio que jugar con las posibilidades, por feas que sean.

Gracias, Denis, por tu impagable aportación.