11-M HIPÓTESIS DE DENIS

Sucesos como El Faisán ponen claramente de manifiesto que la conexión entre este gobierno y ETA es directa, a través de móvil y sin intermediarios. También queda claro que hay quienes están dispuestos a encubrir todo lo que se filtre, a cerrar las fisuras y a tapar agujeros, como ha quedado claro la instrucción del caso. Queda claro que esa fue la intención del Juez Garzón cuando de forma arbitraria aúna la acusación del PP y de la guardia civil, aduciendo que unos y otros tienen “intereses conjuntos” en el caso. Inadmisible manipulación política la del juez, haciendo que lo limpio del Ministerio del Interior quede intoxicado con la comunión de intereses partidistas. http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/08/espana/1299608254.html

Cómo se llega a tal extremo de colaboración? Una cosa es negociar y otra muy distinta es que el Ministerio del Interior se convierta en un ser bicéfalo en el que las cosas que hace la mano izquierda son invisibles para la mano derecha. De modo que la mano derecha investiga y detiene, en tanto que la mano izquierda, la vinculada a la cúpula de Interior, actúa en sentido contrario, entorpeciendo y neutralizando la acción natural de la policía.

Queda claro que en el Ministerio del Interior hay un grupo, quizá poco numeroso, conectado directamente con ETA con capacidad ejecutiva y que dispone de toda la información sobre las operaciones corrientes de la policía y la Guardia Civil. Gran capacidad ejecutiva y mucha información, sólo está disponible para el Ministro y ese gabinete paralelo que el ministro tiene asociado, pasando por la Secretaría de Estado para la Seguridad, la dirección General de la Policía y de la Guardia Civil y su gabinete técnico; un puñado de personas con información y capacidad de maniobra.

Algunas de estas personas muy cercanas al ministro tiene que responder hoy por hechos constitutivos de un delito de revelación de secreto y a su vez de colaboración con banda armada, “hechos que de ser realizados por miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado adquieren una gravedad sin precedentes en la historia de la lucha contra el terrorismo en España” En palabras de la sala que obliga a reabrir el caso. http://www.elmundo.es/elmundo/2010/02/15/espana/1266256327.html

La conexión entre ETA y el gobierno, así como el esfuerzo de encubrimiento son patentes y forman parte de los hechos que debemos tener presentes al tratar de entender el 11-M. Ya que tenemos evidencia de “colaboración con banda armada” entre algunos de los funcionarios de la policía nacional, parece absurdo no hacer uso de tan excepcional información para tratar de explicar algo igualmente excepcional como lo fue la masacre del 11-M. Los intentos de hacer pasar por demente a quién así razone es una prueba más del intento de oscurecimiento de lo que pasó.

¿Por qué buscó el gobierno la coartada del mandato parlamentario para iniciar negociaciones con una ETA a quien llama al móvil? Para esterilizar la verdadera razón: la negociación con ETA se fraguó aquel 11-M.

La bajada de gayumbos que se ha metido ZP con Mohamed Super-Txanclas, y la llamada a la autoridad que ZP hizo a su partido para evitar ataques Super-Txanclasa raíz de los ataques a saharauis. ¿Por qué? Porque Mohamed Super-Chanclas sabe que fue ETA. Porque sabe que el PSOE negoció con ETA cuando gobernaba Aznar, porque sabe que ETA moría ante la pinza Aznar-Sarkozy, y porque a ZP le brindaban una victoria electoral al mismo tiempo que a través de una negociación se nos presenta como el hombre de La Paz. Mohamed Super-Chanclas lo sabe todo y tiene cogido a ZP por laZPelotas.

Denis

——————————————————-

 

¡PANICO NUCLEAR! (MUCHA JETA ES LO QUE HAY)

Me indigna la cobertura que TVE (Tontos Visionando Estupideces) acerca del Tsunami en Japón. En las primeras horas de cobertura, no faltaron las alusiones al cambio climático. Y hay que ser muy tonto para creerse que las emisiones humanas de CO2 pueden generar un terremoto. Y después, ya se han instalado en el pánico nuclear, negando todo lo demás. Y ya está bien.

Lo primero, ya me cansa la absoluta identificación entre progres y antinucleares. O sea, si soy antinuclear, por ende soy progre. Y al contrario: si soy progre, soy antinuclear. Se identifican así de un modo arbitrario opiniones de dos índoles distintas, acaso opuestas. La energía nuclear se sustenta en datos científicos y económicos, de modo que la opinión que uno se forme acerca de la bondad o maldad de la energía nuclear debería tener que ver con los tercos y precisos datos científicos y económicos. En cambio, con lo nuclear, se abre la veda del sentimentalismo, y lo que es peor, del miedo.

Los antinucleares han idealizado un planeta tierra sin seres humanos. Odian a la raza humana, y quieren verla desaparecer como civilización. Idealizan la vida salvaje. La vuelta al campo. Paletos de ciudad, que no aguantarían ni dos días en el campo sin matarse unos a otros para hacerse con las últimas pilas para el mp3.

Las centrales nucleares sólo han producido una catástrofe en toda la historia. Sólo una: Chernobyl. Y precisamente aquella no fue una lacra de la ciencia, ni de los intereses económicos. Aquella fue una lacra del suistema que esos mismos antinucleares tienen idealizado: el socialismo.

Así, la única central nuclear que ha colapsado en toda la historia, lo hizo porque estaba mal construída, su mantenimiento fue un fracaso, y el gobierno se negó a reconocer la evidencia. Mal construída, no porque los científicos rusos fueran malos, que no lo eran, sino todo lo contrario. Pero claro, cuando les tocó dar su informe acerca de si la central funcionaría bien o no, no se atrevieron a hacer el dictámen correcto. Si decían que la central mostraba deficiencias estructurales, el gobierno podría retirarles la licencia para trabajar. Eso es el socialismo. Cuando empezaron los escapes, el indicador de temperatura generada por el núcleo era una aguja que sólo podía marcar hasta 99 Julios, el máximo permitido. Así que, el encargado del mantenimiento puso eso en su informe: 99 Julios. Sabía perfectamente que la aguja había saltado automáticamente, y que era más que probable que el núcleo estuviera generando mucha más energía de lo que era normal, pero cualquiera le dice a un ministerio socialista que su central nuclear está averiada. 99 Julios en el informe, y ya está. Que se ocupe otro.

Poco importaba que el núcleo estuviera generando miles de julios. El indicador decía 99, así que el gobierno negó que hubiera peligro, y no evacuó la zona. Se limitó a autorizar el apagón de la central, pero ya era tarde, y los dispositivos de enfriamiento se habían fundido, y la explosión resultante hizo volar por los aires el techo que recubría el núcleo. Como consecuencia, el núcleo quedó al descubierto, mientras el gobierno negaba el problema. Perfecta metáfora del socialismo. Murieron directamente 45.000 civiles. Los afectados y muertos indirectos nunca se llegaron a cuantificar.

Así que no deja de tener su gracia que sean precisamente los socialistas los que ahora se aprovechen de la catástrofe de Japón como excusa para seguir desarrollando su discurso antinuclear, basado en meter miedo a la ciudadanía. Cuando lo cierto es que la energía nuclear se ha demostrado como una energía segura, limpia y que asegura la prosperidad.

¿Contamina? Sí. Y mucho. Pero correctamente manejada (y a día de hoy los consejos de seguridad nucleares del mundo se han demostrado implacables a la hora de dar vistos buenos), contamina infinitamente menos que las centrales termoeléctricas, y por supuesto muchísimo, muchísimo menos, que la combustión de hidrocarburos. Así, sólo tenemos que acceder a la página de la OMS para ver que la contaminación por combustibles provoca directa o indirectamente una cantidad considerable del porcentaje enfermos por dolencias respiratorias, pero la mortalidad por contaminación radioactiva es ABSOLUTAMENTE DESPRECIABLE. 0,00000…

Segunda puntualización: lo que provocó la catástrofe de Chernobyl ni siquiera fue la explosión dentro del recinto del núcleo. Sino las deficiencias estructurales del propio recinto. Ese recinto, en Chernobyl y en Japón, es una esfera hueca de hormigón armado, comprendida en un cubo de cemento como el que nos hemos hartado de ver en las imágenes de Japón. Ahí está la trampa y la demagogia al mostrar con insistencia ese antes y después, con la estructura cúbica original antes de la ola, y la estructura rota en su mitad superior, después de la ola. Porque esa estructura cúbica, como podemos ver, se ha roto ordenadamente, por paneles completos. Se recambia, y punto. Los trozos no han afectado seriamente la estructura esférica que contiene el núcleo en su interior. Y por si acaso la esfera se haya agrietado imperceptiblemente (es muy posible), para eso están los sistemas de seguridad, que no esperan vistos buenos de ningún ministerio. La central se apaga automáticamente, y se espera a que el núcleo se enfríe para revisar la estructura, arreglarla o clausurarla, llegado el caso. Así, aunque el núcleo llegara a fusionar, la esfera impediría emisiones al aire. Pero como lo primero que se ha hecho ha sido evacuar a la población, aunque hubiera filtraciones, el daño sería mínimo y previsible.

En Chernobyl, nadie se atrevió a informar al ministro apropiadamente. Se esperó demasiado. Y no se evacuó a la población. Cuando ya tarde se procedió al apagado, el sistema estaba deformado y explotó. El techo del cubo rompió la esfera, debido a deficiencias estructurales de ambos. Y el núcleo quedó al descubierto.

En Japón, la ola ha tirado parte del cubo, pero la esfera ha aguantado. Se ha evacuado a la población y se ha procedido al enfriamiento. Debido a la magnitud del tsunami, el sistema ha explotado, y esa es la explosión que se ha visto en la televisión una y otra vez, una y otra vez. Pero la central ya había sido apagada previamente, de modo que los daños no han sido graves.

Por lo demás, Japón se repondrá más pronto que tarde de esta catástrofe, debido a una red de cincuenta centrales nucleares, de las cuales sólo una ha tenido problemas, y que aseguran la provisión energética a corto, medio y largo plazo. De hecho, lo de la central nuclear sólo ha sido una anécdota en comparación con la tragedia material y humana, a la que, cicateramente, TVE y paniaguadas han dado la espalda para concentrarse en su nueva excusa para seguir con su campaña antinuclear y antiprosperidad, basada en aterrorizar a la ciudadanía con inconsistencias, sensiblonería y mucho, mucho sensacionalismo.

Ojalá tuviéramos nosotros (8 centrales, ninguna en proyecto, 48 millones de españoles, poco riesgo de terremoto) la red de nucleares de Japón (50 centrales, varias en proyecto, 127 millones de japoneses, alto riesgo sísmico). Pero no. Esto es España. Aquí prima la demagogia, la ideología, la pseudociencia. Nuestra red nuclear, como la hidroeléctrica, la empezó Franco, que no ha dejado de recibir críticas por ello, a pesar de que con ello aseguró el arranque de una sociedad próspera que los sucesivos gobiernos socialistas no han dejado de sabotear. Así, mientras deberíamos estar proyectando centrales nucleares a mansalva, lo que hacemos es cerrar las que tenemos. ¡Y compramos a Francia su superhábit nuclear, incluídos, claro, los resíduos resultantes! Y encima, nos volcamos en poner el grito en el cielo por las centrales nucleares de Japón ¿Cabe mayor sabotaje? ¿Mayor tomadura de pelo? Y aún más. Contoda su sensiblonería barata, ¿cabe mayor insensibilidad que pasarse por el arco de triunfo la tragedia humana para sacar réditos electorales?

Por cierto, estoy seguro de que el intrépido lector ha notado qué diferencia entre las sociedades japonesa y española. En lugar de saqueos, ordenados abastecimientos. Qué diferencia con aquella manifestación de ecologistas en la calle Preciados hace una década, en la que alguien tiró un ladrillazo al corte inglés, y la portada de El Mundo abría su portada con la foto de un ecologista huyendo de allí con un jamón de bellota. Es normal. El socialismo desprecia al indivíduo, utiliza como excusa el bien común, e idolatra lo firmado en un papel, pero solo cuando le conviene. Por eso Zapatero siempre habla del respeto sacrosanto a la ley, y por eso sostiene que la libertad emana de la ley. Muy diferente es la cultura japonesa, en la que sí, el indivíduo se sacrifica por el bien común. Pero la libertad para el japonés no surge de la ley, ni del bien común. Sino del HONOR PERSONAL, que ningún colectivo ni ninguna ley puede hipotecar. Pero claro, háblale a un socialista de honor personal, y verás cómo su rostro se pone, esta vez sí, verde fosforito.

“Derechitos al abismo

eso sí, con socialismo…”

……………………………….Cántico popular dentro de diez años

EL Sr. X DEL 11-M (por DENIS ROUSSOS)

En relación al reciente post “PARA ENTENDER EL 11-M”, el genial y analítico intrépido lector Denis Roussos ha tenido la amabilidad de dejarnos un comentario jugoso. Siempre celebramos las aportaciones de Denis, que no tienen desperdicio. La he convertido en post, porque merece la pena. Aquí va.

—————-

La simple deducción nos lleva tan lejos o más como los hechos. Imaginemos al Sr X, autor intelectual del 11-M reflexionando sobre él qué hacer y cuándo hacerlo.

Si el Sr X no hubiera querido intervenir en el resultado de las elecciones, habría elegido como fecha para realizar el atentado una fecha posterior a la de las elecciones generales. Esto es tan trivial que causa vergüenza decirlo. Luego sabemos que el Sr X no tenía intención de dejar claro que su intención era no interferir en las elecciones. Si su intención era intervenir en las elecciones entonces es absolutamente necesario que el atentado se produzca justo antes de las mismas, como de hecho sucedió.

Ya sabemos que el Sr X, quería intervenir en el resultado. Pero una vez que sabemos esto, también sabemos que puede rentabilizar su éxito, no sólo cambiando de gobierno, sino condicionando al gobierno que salga. Esto es también trivial, pero sin embargo no se comenta mucho, o al menos yo no lo he visto publicado. El Sr X no tiene más que coger el teléfono y decirle personalmente a ZP que ha sido él y que su intención era ponerle donde está. Sólo alguien muy tonto podría pensar que la respuesta de ZP sería denunciar al Sr X a la policía, ya que lo que el Sr X le está diciendo a ZP es que tú estás ahí porque yo te he puesto ahí, y es trivial que si reconoces esto públicamente denunciándome, estarás reconociendo públicamente tu falta de legitimidad.

De aquí se desprenden dos conclusiones que encajan con los hechos. Por una lado la necesidad de creer y hacer creer una versión oficial que no se cree ya nadie. La otra, más grave, que ZP sabe exactamente y con precisión quién hizo lo que hizo el 11-M, y ese conocimiento no está reflejado en la sentencia.

La necesidad lógica de este conocimiento proviene de la ventaja que el Sr X saca de la extorsión al gobierno que ilegítimamente el Sr X ha puesto. Pensar que el Sr X renunciaría a las rentas de la extorsión es pensar que alguien puede preferir menos a más y sabemos por nuestra experiencia diaria que esto no sucede nunca.

Con esto no estoy diciendo que fuera el PSOE quien organizó la masacre, ni que ZP estuviera contento al saber que ha ganado porque alguien le ha puesto ahí. Lo que estoy diciendo es que es una necesidad lógica, y por tanto absolutamente infalible, que ZP sabe lo que pasó el 11-M, de donde se sigue que todo lo que estamos viendo es una obstrucción a la justicia por parte de quienes, de ser las cosas de otro modo, serían incansables sabuesos en busca de la verdad.

¿Vemos al gobierno insistir en atar cabos para que se sepa todo? No. ¿Qué vemos entonces? Al gobierno insistir en que el 70% de los españoles son conspiranoicos intoxicados por el PP. De eso nada. Los españoles tienen intuición y esa intuición les lleva a que algo no encaja, y eso que no encaja es la necesidad lógica que los hechos imponen sobre la razón.

Y ahí va un triquitriquitriquiiiii barrabuuuu para los lectores de este fantástico blog.
Denis.

11-M RESPUESTA AL Mr.X DE DENIS

Magnífico, como siempre, Denis. Permíteme que juegue con tu hipótesis.

1) El hecho de que Aznar avisara su sucesión con tanto tiempo hacía que el momento perfecto para un cambio de gobierno fuera el que eligió nuestro señor X. Como bien dices, si el objetivo no era variar el resultado electoral, se habría escogido otra fecha. Como dices, es de cajón. Ni Zapatero habría escogido esa fecha, por lo que tiene de deslegitimadora. De ahí que presencie las maniobras orquestales en la oscuridad, en su blanca palidez.

2) El principal beneficiado por el atentado fue Zapatero. Si aceptamos tu hipótesis de que Zapatero está hipotecado por los autores, entonces habría que mirar entre los beneficiados por Zapatero contra toda lógica para encuadrar a los autores de la masacre. De toda la trayectoria de Zetapé, hay tres ítems que Zapatero se ha empeñado en beneficiar hasta más allá de toda lógica.

a)Independentistas. La voluntad inquebrantable de pactar con ETA. Llegó a ignorar la voladura de la T-4, y ha ignorado ataques a casas cuartel y asesinatos a guardias civiles. Y la verdad, aunque los expertos descartan a ETA, sigo encontrando sospechoso su comportamiento con el proceso de paz, poniéndolo en peligro, rompiéndolo incluso, como haría un chantajista desafiante, sabedor de que Zapatero no tiene más remedio que pactar. Pero dejemos por ahora esta opción.
b)Muy sospechosa también es la vista gorda con los avances de Mohamed VI, la pasividad ante la masacre de civiles en El Aaiun, y sobre todo, las medallas de Rubalcaba para su homólogo marroquí, cerebro de la toma de Perejil y del agit-prop en Ceuta y Melilla. Para ilustrar ésta posibilidad, recomiendo leer el post LOCAS TEORÍAS SOCIOLISTO-MARROQUÍES (click aquí). Esta hipótesis tiene dos contras: a Mohamed no le interesa poner nerviosos a los fundamentalistas, ni tampoco ponerse en la lista de sospechosos. Y los moros del 11-M se aseguraron de llamar la atención en estaciones y trenes antes de las explosiones.
y c) Rub al-Kaaba, gran beneficiado por Zapatero, aún sabiendo que es de la vieja guardia del PSOE, enemiga de Zapatero. Aún sabiendo que Rubalcaba fue el que remató con aguaplás el GAL. Y sobre todo, aún sabiendo que Rubalcaba le puede preparar la ruina tocando solo unas clavijas. Ya sabemos que a Zapatero le gusta rodearse de imbéciles a los que manipular. Por eso causó estupor el multinombramiento de Rub, cuando ya era ministro de Interior, que con el PSOE en el poder, es tanto como decir ministro del Todo.

Lo que está claro es que Zetapé se ha empecinado en ocultar el 11-M, cuando sabemos que lo que le pide el cuerpo sería desenmascarar a los culpables y presentarse como un héroe. Si no ha sido así, tiene que haber poderosas razones. Lo que, si descartamos las posibilidades anteriores, apunta al trabajo de un GAL 2.0. Y sospecho, por cómo bautizas al cerebro de la masacre, que es esta última hipótesis la que ha activado tu sensor arácnido. ¿Me equivoco?
Si ésta hipótesis fuera cierta, estoy seguro de que ETA estaba al tanto, y colaboró simulando preparar una campaña de ataques a trenes, desviando hacia sí misma la atención de las fuerzas de seguridad, rompiendo el factor sorpresa, y evitando que las autoridades buscaran los perfiles correctos.

Pero hay que ser mal pensados. Tal vez el cerebro de la masacre ESTABA AL TANTO de la campaña de ETA, y decidió usarlos de tapadera, pisarle el plan. Lo que nos llevaría a pensar que el cerebro contaba con información privilegiada, de esa que sólo los servicios secretos manejan. Uf. Feo, ¿no? Ahora no suena tan mal la colaboración tangencial de ETA, bajo promesa de réditos políticos.

Indaguemos en la posibilidad de la colaboración de ETA. Si recordamos aquellos días, poco antes de la masacre, dos minietarras cayeron en manos de la justicia del modo más sospechoso. Viajando desde Bilbao, se piñaron con su furgo robada ya en Madrid, y en lugar de salir huyendo, pidieron ayuda a los servicios de carretera. En la furgoneta se encontró un mapa del corredor del Henares con una “X” en las inmediaciones de la casa de Morata donde la versión oficial asegura que se cocinaron las bombas. ¿No resulta altamente sospechoso? Cada vez estoy más convencido del necesario apoyo logístico de ETA, que, para ello, sacrificó a dos “legales” cuyo meritoriaje en la banda consistió en dejarse cazar y desviar la atención de los verdaderos autores. ¿Para qué llamaría si no un etarra a la la guardia civil de carreteras teniendo en su poder documentos incriminatorios? Así cayó uno. Su compañero corrió hasta la casa de socorro más cercana. Para ello, hay que saber que está ahí, ¿no? Ningún herido en carretera sale corriendo campo a través en mitad del invierno sin saber a dónde va. Allí se entregó, por cierto. Soy de la ETA. Póngame un vendaje.

Y claro, si ETA hizo de señuelo, y el independentismo contaba con Zapatero para acelerar el proceso, ETA fue un colaborador necesario. Para apuntalar esta tesis, sabemos hoy que el llamado “Proceso de Paz” de Zapatero empezó mucho antes de la foto de la guerra de Irak y por supuesto, muchísimo antes de que Zapatero llegara al poder.

Tomando estas premisas concluímos, como hipótesis muy seria, que el cerebro del 11-M es un policía o cercano a la policía, con estrechos contactos con las cloacas, y que es más amigo de ETA que del PP. Si sumamos a la ecuación que las pruebas falsas que aparecían al tiempo que se destruían las verdaderas son de índole química, entonces sólo falta saber si el encubridor es también el perpetrador. Y ambos perfiles se empeñan en coincidir.

No me extrañaría que al cerebro del 11-M le hubiera dado un ataque de caquita cuando se ha llamado a declarar a los TEDAX, precisamente en el séptimo aniversario de la masacre.

Por supuesto, siempre cabe la posibilidad de que el encubridor sólo sea eso, encubridor, y no perpetrador. Pero hasta que el gobierno deje de sembrar el equívoco, no nos queda más remedio que jugar con las posibilidades, por feas que sean.

Gracias, Denis, por tu impagable aportación.