España va mal

Bueno, pues eso, que un juez ha dictaminado, probablemente con una pistola en la nuca, que no es ilegal exhibir retratos de terroristas. Y sí, es frustrante, la noticia. Pone más difíciles las cosas a los que, allí, se juegan la vida por cambiar las cosas. Y sí, es frustrante que el terror vuelva a vencer una batalla legal.

Pero, ¿saben qué les digo? Que era previsible. La constitución no posee más iconografía que un rey de vodevil y un dictador muerto, rodeados por negros fantasmas. Desde hace 34 años, nadie ha promocionado, divulgado o celebrado la Constitución, sino como la primera alternativa a la dictadura. Nadie, salvo la izquierda y sus 20 años largos de monopolio mediático y su contínuo bombardeo de consignas, ha sabido inculcar su iconografía, y dar forma al imaginario emocional que todo pueblo despojado de su religión necesita para saber recordar por qué somos familia y no simples socios.

Lo peor es que ya es tarde, creo, para dar marcha atrás a ésta marea social, semejante al controlado deambular del ganado ovino por las montañas. España no ha sabido responder a la propaganda de la izquierda. A día de hoy, España brilla por su ausencia. El propio nombre, España, se ha convertido en un escupitajo con el que parodiar a Franco. ¿30 años de prensa controlada pueden con siglos de historia?

Ojalá que no. Ojalá que salga a flote, que España sude su picaresca para algo útil, por una vez, y sepa despedir a Zetapé a tiempo, y ojalá que una oposición decente sepa atajar la situación, y ojalá que la Corona esté a la altura de las circunstancias cuando las cosas se pongan feas, y ojalá que nuestros socios europeos no se ensañen cuando estemos con el culo al aire, y ojalá que nuestros vecinos del sur no estén en posición de mover ficha.

Esperanza, ¿dónde estás?

LA MENTIRA CONTRAATACA

Bueno, pues a la querella interpuesta por la fiscalía a Antonio Rubio, por informar, ahora hay que sumar otra del sindicato policial SUP a Luis del Pino, por injurias al gobierno. En éste caso, ha sido ya el propio Garzón quien la ha rescatado del fondo de un cajón.

La querella cayó en manos del juzgado nº 5 de la Audiencia Nacional en diciembre de 2007, y a partir de ese momento entró en un circuito de juzgados que no lograron hacer competente a nadie, y específicamente, a Garzón, para ponerlo en marcha, sin que nadie la admitiera a trámite. Y ahora, cinco meses después, reactivado el juicio del 11-M y con Sánchez Manzano contra las cuerdas, Garzón pone en marcha la querella y llama a declarar como imputado a Luis del Pino. Imputado por “injurias o calumnias”, sin especificar sobre quién. Sólo podrás leer la noticia en Libertad Digital.

O sea, que Garzón rescata la querella, precisamente ahora. Me llama la atención que llame a declarar como imputado a Luis del Pino en el mismo auto en el que solicita competencia para imputar a Luis del Pino. Apresurado y sin rastro de vergüenza, toma parte personal en el trabajo coral de orquestación del ocultamiento del fraude que supuso la versión oficial del 11-M.

RELATOS GASTRONÓMICOS: CARNE A LA BORGOÑONA

RELATO GASTRONÓMICO: RECETA DELICIOSAMENTE RELATADA

 

CARNE A LA BORGOÑONA

Iba yo contento por la calle. Principio de otoño. La mejor época del año en Madrid, tiempo fresco y diáfano. Arboleda todavía verde pero ya comenzando a amarillear; hojitas, pobres ellas, alfombrando ya los pavimentos viejos, recordándome que un día de estos les haría compañía.

De todas formas, como digo: contento.

Había vendido una acuarela realizada el día anterior. No solucionaba demasiado el asunto ese de la supervivencia pero a alguien todavía le gustaba mi trabajo y eso me envalentonaba y mejoraba mi autoestima.

El rodillo que pasa por encima de uno a medida que trascurre la vida ya es doloroso, pero si además le agregamos una situación general dura, la realidad te coge entre dos frentes.

La verdad es que mi inmediato pasado como pintor, no de culto y escuela, sino de oficio en obras más o menos importantes en plan mural, generalmente de grandes tamaños, había estallado en pedazos, digamos, por las circunstancias.

Pero hoy había vendido una pequeña obra y mis pies más bailaban que pisaban las losas .Enormes piezas de piedra salpicadas de sombras de árboles y de personas que pasaban a mi lado.

No se la razón, pero a los pintores nos gusta cocinar. Será por lo solitario del trabajo y que para separar las horas y para superar el trabajo mental y manual y sentimental, cocinamos.

Así que dirigí mis pasos al mercado del barrio. El de La Imagen.  En Vallecas. Fiesta en la cocina, como diría el maestro Sabina. La mejor manera de homenajearme.

Me fui derecho al puesto de Pepe, el carnicero. Bueno, esto de ir derecho es un eufemismo porque antes tuve que sortear lo que a mí me parecieron infinitos puestos callejeros, por supuesto no autorizados, de gente de la calle que vendían sus cosa en la acera depositando a su alrededor y alrededor de todos, las cajas, sobrantes de lo que habían o no comprado o quién sabe como lo habían conseguido. Hojas de vegetales, tomates casi buenos, frutas medio podridas y todo aquello que alguna vez habéis visto y pisado.

Normalmente, el ruido de las voces de los voceras, de los claxones, de la extraña luz  en fin, de la algarabía general, me hubiera ofendido y molestado.(Sin hablar del paso acelerado de las señoras llevando el carrito de sus niños, hablando con la cuñada y haciendo caso omiso de todo lo que ocurre alrededor). Pero ese día no caminaba, como dije antes, bailaba. No hay mejor sensación que la que se experimenta al estar en paz consigo mismo. El mundo es casi amigo y uno caso comprensivo.

Total, llegue al puesto de Pepe.-

_ Dame esa espaldilla, pero sólo el cañón central.

_Te la tengo que cobrar un poco más porque me hodes la pieza.

 

 

 

 

 

 

 

 

_Nadie te la compra entera y el resto para carne picada, que ya le sacas bastante negocio.

_Pesa un kilo y cuarto.

_Ponla. Al precio que dice el cartón.

Después pasé por Faustino. Un tipo estupendo, simpatiquísimo que vende fruta y verdura y que te trata como si fueras el único cliente que tiene.

_Cebollas, ajos, zanahorias, apio, perejil, y esos champis que tienes allí.

_tiene buena cara, maestro.¿Todo bien?.

_De primera.

 

Con mis tesoros marché a casa. En el camino compré tabaco, pan y pasé por el bar de mi amigo Vicente.

Invité  unos vinos y también me vi correspondido. Hablamos de cosas de hombres, reímos de nuestros chistes y de algunas cosas más serias, filosofamos mientras el bebercio corría y finalmente cada uno se fue acordando que tenía cas y se marchó.

Lo mismo hice yo.

Cerré la puerta a mis espaldas. No miré el contestador porque no me gustan las malas noticias. Al tipo de correos le abro la puerta de la calle cuando llama al porterillo porque respeto su trabajo, pero con sus cartas me limpio el culo.

Me Puse un vinito y comencé la tarea:

Puse en la olla expréss la carne. Agregué una rama de apio, un par de dientes de ajo, dos zanahorias no muy grandes, peladas y cortadas en rodajas grandes y dos cebollas en cuatro partes partidas cada una. A continuación metí en la cacerola  el ramillete (dos o tres ramitas) de perejil y una hoja de laurel. Hay quien también agrega una rama de tomillo. Regué todo con medio litro de vino tinto y una copa de Málaga, sal y pimienta en grano, unos veinte de ellos. También otro medio litro de agua.

Dejé macerar todo hasta la noche.

Mientras, mastiqué un poco de jamón con pan, tomé café, hice una siesta breve y revisé dibujos que debía preparar.

Lloré mis lágrimas anuales viendo Casablanca, película que veo una vez por año y en momentos especiales, cuando permito que la emoción me gane.

Como a las diez de la noche y después de haber logrado un boceto aceptable, fui a ver cómo estaba la carne. Un líquido violáceo la rodeaba. Era una buena señal.

La retiré de su cubículo y la puse en una sartén con aceite. La doré con adoración por los cuatro costados y la volví a sumergir en la olla y en su líquido, con su aceite también. Cerré la expréss y al dejé cocinándose en su jugo durante una hora después que el pitote de la misma comenzara a girar.

Fueraparte y mientras todo esto ocurría, pelé, corté, limpié y sumergí en agua con un poco (como medio) limón a los champiñones para blanquearlos. Al rato los puse en una olla abierta con aceite, sal y guindilla a fuego lento. A la media hora los tenias guisados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Puse un lienzo en el caballete y comencé a darle tonos. Quizá un poco melancólicos porque estábamos en otoño y porque quizá ya uno empieza a ser dueño y conocedor de esta estación.

De repente me acordé del guiso y salí disparado hacía mi cocina.

Quité la carne en bloque. La puse encima de una tabla para que se enfriara.

Pasé por un pasapurés todo lo que había en la Express. Agregué los champis.

Flambeé con brandy y corté la carne ya fría en rodajas finas. Puse en un plato dos o tres rodajas y vertí la salsa caliente por encima. Antes había preparado unas patatas fritas.

Puse todo en mi mejor mantel. Abrí  una botella de Rioja que escancié en una de mis grandes copas de cristal y oyendo la trompeta encantada de Harry James, comí como un señor.

Publicado por Juan sin Tierra

MARMITAKO: PLATO DE PESCADORES

El origen del marmitako se encuentra en los barcos vascos de pesca. Antaño, en el barco, el cocinero disponía de pocos elementos para preparar la comida, así que pescado, unas patatas y poco más era suficiente para mantener a la tripulación. Su nombre proviene de la palabra marmita que es el recipiente donde se preparaba el marmitako a bordo.

Este sencillo plato, es uno de los más populares dentro de la gastronomía vasca y su principal ingrediente, el bonito, es un pez de aguas templadas y tropicales, muy codiciado como alimento en la costa este del Pacífico, la zona tropical del Atlántico, la región del Mediterraneo y en torno a Australia. Emparentado con el atún y la caballa, el cuerpo del bonito es de color azul plateado con diminutas escamas y dos aletas dorsales. Puede pesar hasta 10 Kg y alcanzar una longitud de más de 1 metro.

Los bonitos se desplazan en grandes bancos y las especies más conocidas son el bonito del Atlántico y el bonito rayado.

El bonito es un producto estacional que sólo se captura durante los meses de verano. La denominada “Campaña Costera del Bonito” sale a la mar desde el mes de Junio hasta el mes de Septiembre.

El Marmitako o Sorroputun (Cantabria) es un plato de cuchara para servir muy caliente, así que ahora que empieza a entrar el frío ¡vamos a preparlo!.

Ingredientes:

Para 4 personas

–          1Kilogramo de bonito del norte fresco, ya limpio sin espina, piel y partes negras.

–          1 Kilogramo de patatas (Se pueden poner más, pero tenemos que tener en cuenta que el ingrediente principal de este plato es el bonito).

–          1 Cebolla grande.

–          3 Pimientos choriceros.

–          1 Guindilla (opcional).

–          Aceite de oliva.

–          Sal.

Preparación:

A la hora de cocinar, es importante contar con los “cacharros” que se adecuen más a nuestros platos. El marmitako se debe servir muy caliente. Toda la cocina, especialmente la de cuchara tiene un sabor especial cuando se elabora en recipientes de barro y a fuego lento. Este material, usado desde la antigüedad, concentra mejor el calor, por lo que servido en cazuelitas de barro estará mucho más rico. Además, si disponemos de algún fogón, en vez de vitrocerámica, mejor que mejor.

Para empezar con nuestro marmitako, en primer lugar, si podemos, el día de antes pondremos en agua los pimientos choriceros. Si no puede ser, los daremos un hervor en un recipiente. Una vez empapados les quitaremos la piel y las semillas. Pocharemos la cebolla picada en trozos pequeños. Mientras tanto, por otro lado, coceremos en agua las espinas del bonito con una cucharada de sal. Después, incorporaremos las patatas peladas y troceadas (cortadas irregulares, que la patata suene al cortarla con el cuchillo con un “chic”) a la cazuela de la cebolla, removiendo con una cuchara de madera, y se añade a continuación los pimientos choriceros, la guindilla y el caldo que hemos preparado, cubriendo las patatas. Dejaremos hervir a fuego lento unos 20 minutos. Una vez haya pasado este tiempo añadiremos el bonito troceado en dados y dejaremos cocer unos 10 minutos más. Para que el plato adquiera toda su textura, conviene dejarlo reposar unos 15 minutos y a continuación serviremos (siempre muy caliente).

Imaginando a los marineros en sus barcos degustando éste plato, que mejor que acompañarlo de un poema de Don Francisco de Quevedo y Villegas titulado “A la mar”:

La voluntad de Dios por grillos tienes,
Y escrita en la arena, ley te humilla;
Y por besarla llegas a la orilla,
Mar obediente, a fuerza de vaivenes.

En tu soberbia misma te detienes,
Que humilde eres bastante a resistilla;
A ti misma tu cárcel maravilla,
Rica, por nuestro mal, de nuestros bienes.

¿Quién dio al pino y la haya atrevimiento
De ocupar a los peces su morada,
Y al Lino de estorbar el paso al viento?

Sin duda el verte presa, encarcelada,
La codicia del oro macilento,
Ira de Dios al hombre encaminada.

Publicado por Cheni

EL JUEZ AVALA LA TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN DEL 11-M

Contra todo pronóstico, la marea ha empezado a cambiar. Hablamos de 11-M, hablamos de juzgados españoles. Con torpeza y chapucería, el ex-TEDAX falseó, añadió y destruyó pruebas, mintió al juez de instrucción, a la comisión del Parlamento, al juez Bermúdez, y a los españoles. Y todos quisieron creerle. Y él solito, ha revuelto las aguas. El muy iluso no sólo se fue de rositas, sin que se le dedujera testimonio y enjuiciara, sino que además esperaba que todo el mundo se quedara tan tranquilo. Pero resulta que a Manzano le molesta lo que dice EL MUNDO de él, lo que dicen los Peones Negros de él. Así que se querella contra los Peones Negros por (agárrense a la silla) una página web que muestra unas declaraciones del propio Manzano en el juicio, entrecomilladas, junto a unas fotos ya publicadas por la prensa. En esos mismos días, se querelló contra Losantos, Pedro J., Fernando Múgica y García Abadillo. Y le ha explotado en la cara. Porque Manzano se querelló por una serie de párrafos y transcripciones concretos, y para juzgar, el juez ha tenido que meterse en harina y ponerse al día en las informaciones del 11-M. Y no ha tenido más remedio que desestimar detalladamente cada párrafo. Desmontando así una buena parte de la versión oficial. Y lo ha hecho él solito, Manzano. Un día estaba en su casa y se hartó. En pleno veranito, se levantó del sofá y se fue a poner una querella. Él solito. Y ahora, un juez, independiente ésta vez, ha estrujado a preguntas a Manzano. ¿Dónde fueron a parar las pruebas? ¿Por qué no seguiste el procedimiento habitual? ¿Por qué escamoteaste pruebas a la policía científica? ¿Por qué mentiste al juez del Olmo? ¿Quién te ordenó destruir toneladas de pruebas? ¿Por qué mentiste acerca del explosivo encontrado en los trenes? ¡Siendo Manzano el querellante!

Y por supuesto, Manzano ha balbuceado mentirijillas y contradicciones, en su estilo hermético e impreciso al que nos tiene tristemente acostumbrados. Es normal. El tipo parece corriente, tirando a torpón, y con cierta tendencia a la chapuza cutre. Y con sus cuatro mentiras oficiales para apuntalarle, las toneladas de pruebas destruídas, falseadas y añadidas parece que le vayan a freír la sesera. ¿A quién se le ocurre poner una querella por decir la verdad? Sólo a un rematado mentiroso que no quiere oir la verdad ni en pintura. ¿Y por qué lo remarco? Porque en realidad, el tal Manzano no tenía ninguna necesidad de encontrarse con ésas verdades. Todos los medios han ninguneado en bloque y con cara de poker las informaciones del 11-M de El Mundo, Libertad Digital y Losantos. Así que, si éste tipo Manzano se ha encontrado con la verdad en las narices, es porque la ha buscado. Le está bien empleado, pues la sentencia desestima la querella y obliga al querellante a pagar las costas. Muy bien, justicia por un día y tal.

Pero ahora queda lo mejor. La sentencia de la juez de primera instancia da pie a nuevas acciones legales. Manzano ya ha soltado algunas perlas, como la destrucción masiva y sistemática de todo vestigio en los trenes, y toda acción TEDAX queda en entredicho tras el repaso que la juez ha dado a las informaciones vertidas en los medios independientes. Queda casi todo lo importante. De quién seguía órdenes es sólo la cuestión más caliente. Pero hay muchas otras que ha dejado en bandeja para futuras querellas, como la que se acerca contra él y su perito fiel. Y otras que deberían venir, aunque sólo fuera de oficio desde la propia justicia, si es que existe en éste país semejante cosa.

Ahora sólo queda comprobar la independencia del juez. Y no es poca cosa, en la España de Zapatero.

Blog de Luis del Pino

Editorial de Federico Jiménez Losantos

RESUCITAR A PEROGRULLO

Sí señora.

Ha llegado ése momento fatídico en todo país que entra en serio declive en que una persona tiene que salir a la palestra y ponerse a recitar a Perogrullo. Y ha tenido que ser, cómo no, Esperanza Aguirre. No ha dicho nada del otro jueves, sino simplemente lo que ningún socialista audible te va a decir, porque ya había sido superado. Hemos superado a Perogrullo. Zetapé ha logrado, finalmente, cristalizar una generación que no sabe leer. Que no sabe hablar, ni mucho menos desgajar un pensamiento. Sabe dos cosas. Vaciar botellas. Y sabe a quién votar. Y no es sólo por desidia, sino por la sensación de que si vuelven a mandar los del pajarito, se acabó la fiesta. Ilusos, hasta en eso se equivocan. Éso se va a acabar, pero por las malas. Se va a acabar porque se va a acabar el dinero. Y sin dinero, se acabó la fiesta. Pero eso es el futuro. Hoy me quedo en el presente. Hoy, Esperanza Aguirre ha declarado unas palabras tan sencillas y tan acertadas que me niego a repetirlas aquí. En éste humilde blog no se educa a nadie, aquí se viene enseñado de casa, o se aprende por el camino. Resumiremos las palabras de Esperanza Aguirre en “Hay que ser civilizados”. De Perogrullo, vaya. Y eso decía, que ha llegado ése día en que la presidenta de la comunidad, harta de que alcaldes, ministros, presidentes y jefes de oposición se dediquen al balbuceo, ha tenido que salir a leernos la cartilla. Y bien leída.

En otro tiempo, no tan lejano, imponer por ley la autoridad del profesor hubiera sonado a ultraderecha de la que dice el PSOE. Hoy es una solución momentánea, y así la saludamos. Pero después de eso queda todo por hacer. Quien venga después de Zapatero no tendrá que reformar, ni reconstruir. Tendrá que empezar de cero. Y para demostrarlo, tengo un chiste.

Un profesor de magisterio reparte exámenes corregidos a sus alumnos, proyectos de profesores, y va y dice: “Y no protestéis mucho, que si no perdono las faltas, no pasáis ni la cuarta parte.

¡Juas! ¡Me parto!

Pero el chiste es verídico. Ocurrió hace poco en una importante facultad de Madrid.

Como dice mi hermano mayor. Para educar a los hijos, a veces habría que educar a los padres. O a los profesores, en éste caso.

Aplaudimos las palabras de Esperanza Aguirre. Sí señora.

Ay, Mariano. ¿En qué andarás metido?

TENEMOS UN GOBIERNO CONSECUENTE

Bueno. Cuando he visto la portada de El Mundo, me he quedado de piedra. La fiscalía pide tres años de cárcel para Antonio Rubio, subdirector del mismo diario, por una información crucial que publicó durante la investigación del 11-M.

1. La información fue crucial: Uno de los testigos protegidos, nada menos que el ideólogo religioso de la banda de El Tunecino, grupo que, según la versión oficial, puso las bombas en los trenes de Atocha, resulta que era un confidente policial.

2. Éste confidente, el Cartagena, era controlado por la policía judicial.

3. Éste Cartagena asegura que casi toda la banda del Tunecino estaba formada por confidentes policiales. De hecho, un montón de cintas con conversaciones telefónicas entre ellos yacía en la Audiencia Nacional a la espera de ser traducidas cuando las bombas fueron detonadas.

4. Éste Cartagena asegura que llamó urgentemente a sus controladores cuando detectó que el grupo se radicalizaba peligrosamente. “Llama el lunes, hombre, que es viernes por la noche”, fue la respuesta que logró.

5. Éste Cartagena asegura que el lunes, al informar de la posibilidad clara de que el grupo atentara, fue apartado del caso.

6. Volvió a ser readmitido en el caso. La propia mañana de la crisis de Leganés, un grupo de policías le recogió en Almería y lo llevó a Madrid. Allí, volvió a repetir al controlador lo que ya había dicho antes: sabía que el grupo iba a atentar. Si le hubieran hecho caso, no habría habido explosiones en Atocha. Las palabras textuales del policía fueron: “Como éste moro hable, la hemos cagado”.

7. La policía le había traído a Leganés para que se presentara en el piso franco y así espiar desde dentro. Cartagena se negó. El Tunecino habría tardado un segundo en olerse el pastel, y le hubiera matado en el acto.

8. Nada de ésto fue facilitado al juez Del Olmo, a pesar de ser información básica, que vino a ampliar la investigación. Fue el propio Cartagena quien insistió en ver a alguien de la prensa.

9. La querella a Antonio Rubio, gracias al cual sabemos mucho más acerca de la gran estafa del 11-M, se basa en la revelación de la identidad del protegido.

10. Sin embargo, la fiscalía, en las lecturas finales, y a modo de venganza por lo que Cartagena había soltado por esa boquita, la fiscal Olga Sánchez, en vez de referirse al confidente como Cartagena o Testigo Protegido, leyó, en directo en la televisión, y en repetidas ocasiones, el nombre completo del “protegido” al que dicen proteger ahora con la denuncia a Antonio Rubio.

Zetapé es un verdadero socialista. Como tal, trata de encarcelar a los periodistas que cuentan lo que el gobierno no quiere que sepamos. Desde aquí, nuestro apoyo al señor Rubio. Nada de ésto es en vano. Al final, se sabrá la verdad gracias a gente como él.

Por supuesto, apenas termino de escribir éstas líneas, encuentro en el blog de Luis del Pino un análisis riguroso acerca de lo que La Ciudad en Llamas trataba de balbucear. Dejamos el link al blog de Luis del Pino, y además recomendamos añadirlo a favoritos.

Qué grande es Miguel Ríos

Hoy me proponía escribir sobre la consulta de Arenys, pero como veo que ha sido un fracaso, voy a hacer un pequeño homenaje a una canción que lleva rondándome varios días por la cabeza. Aunque la canción es original de Serrat, la versión definitiva de Penélope es la que nos regaló, genial, Miguel Ríos, en el concierto de la gira El Gusto es Nuestro.

Es una gran canción. En apenas dos minutos y medio llega hasta arriba del todo.Qué gonita es. Y qué guapetón está Miguel Ríos. ¡Besito en la testa para Miguel Ríos!

Por cierto, que también supo sacar el máximo partido a la “Insurrección” de Manolo García. Como podemos comprobar gracias a Youtube. Observamos que en ésta ocasión, el propio Manolo García hace algunas partes. Pero está a la altura. Es un grande, dicen, aunque yo me quedo con la descripción de Manolo que hace el protagonista de “Lo mejor que le puede pasar a un croissant”, algo así como Manolo García tiene la gran virtud de hacer que suene trascendente la más absoluta trivialidad. Ésta canción es una muestra perfecta. Y aunque no quisiera entrar en jardines acerca de cuáles son los requisitos de una buena canción, sí diré que la letra de ésta canción no dice nada útil, o yo no la entiendo, pero funcionar, funciona. Yo la canto en el coche contínuamente, y se lo pasa uno tan agustico. Pero basta de palabrerías vanas y vayamos a los hechos.

Qué grande es. La Ciudad en Llamas no quería dejar pasar el momento de decirlo bien alto. ¡Miguel, eres mú grande!

Y para despedir éste caramelito musical que nos hemos permitido, sólo por ésta vez, vamos a terminar con una tercera versión que Miguel canta con Sabina enredando también. Aves de Paso es una maravillosa canción del Yo, mí, me, Contigo, de portada horrorosa y canciones inolvidables. Además, Don Miguel nos ahorra la demagogia política y nos cuenta la historia de la canción. Ya me callo, que los maestros han cogido el micro.

Y finalmente, me remito a Sabina, el gran, gran Sabina, Don Joaquín. Que dijo una vez, aunque no sé si parafraseando a alguien, o de propio cuño, que “una buena canción consta de una buena letra, o de una buena partitura, o de un buen arreglo, y de algo más que nadie sabe qué es y que es lo único que importa”. Ésta canción que os dejo lo tiene todo. Sin duda. Sobre todo, una letra impresionante.

Nada más que añadir.