DUELO A MUERTE EN OK CORRALITO

Desde luego, esta mañana mismo me he tenido que comer las poco amables palabras que escribí ayer sobre Rajoy, pero qué dulce es equivocarse cuando la realidad nos ofrece un respiro inesperado, vive Dios. El debate sobre el estado de la Nación ha sido protagonizado por un Mariano en plena forma que ha puesto a un previsible y aburrido Zetapé contra las cuerdas. Los golpes han llovido desde todos los ángulos. Crisis, imprevisión, inacción, engaño, falsas reformas, Bildu, mala política social, lenta agonía, calvario estéril, prisa por terminar la espantosa etapa Zetapé.

Zapatero se ha regateado a sí mismo en un soporífero desglose de subterfugios baratos y chisteras desfondadas de tanto usarlas. Chisteras sin conejo, además, porque el conejo está en el paro y se ha vuelto a su pueblo. España va magníficamente bien, dice. En unos meses saldremos de la crisis. El muy descerebrado cree de verdad que la crisis se arregla sola. Pero lo más triste es que el muy iluso cree que alguien le cree aún, acaso, que alguien le escucha aún. Por eso, Zapatero, también llamado “la miseria amortizada”, no sólo no se ha ido a llorar a su pueblo, Valladolid, ante las palabras de un Mariano enorme, sino que ha reaccionado al varapalo con insultos y falsas acusaciones. Miente usted en este punto, decía, el torcido miserable, dando por buenas todas las demás aseveraciones que no ha replicado, y dando por buenas, además, aquellas que sí ha replicado, pues, como ha dicho Rajoy en una intervención histórica, a nadie le importan ya las excusas de Zapatero, y el debate se centra ya en cuándo, no en qué, ni en cuánto, ni en cómo, ni en donde, ni siquiera en quién, no digamos en por qué. Sino en cuándo. ¿Cuándo va a convocar Zapatoff elecciones para permitirnos votar y darle la soberana patada en el culo que la soberanía popular le va a propinar en cuanto tenga oportunidad?

Poco importan las rabietas de cuatro indignasunos que no votan porque no hay opciones que estén suficientemente a la izquierda para ellos en el espectro político español, salvo Bildu. A Zapatero le va a caer la del pulpo. Ya Mariano le ha propinado una buena manita de argumentos sólidos a la cara. Tarde es mejor que nunca, diríase en relación a la vuelta al ruedo de Rajoy. Habría sido mejor más pronto que tarde, porque está visto que Zapatero no sufre por nadie más que por sí mismo, de modo que hoy, después del dolor, Zapatero empieza a ver las elecciones como la única manera de terminar con su agonía, máxime cuando, ahora que Mariano se ha unido al baile, esa agonía es dolorosa, humillante y pública, como merece el peor dirigente que ha tenido España en toda su historia, exceptuando al imbécil de Pi y Margall.

MONTILLA SE MARCA UN PAJÍN EN PLENO SENADO

Pues sí que está la cosa chunga. No bastaba con que la parda esa de Leire Pajín, Lady Planetaria, la llaman, no sabemos si por sus pajines idiomáticos o por las (estas sí) planetarias dimensiones de su dura jeta y la de su feudalista familia, se dedicara al parloteo en cinco idiomas en el senado.

Ahora, Montilla también. No sabemos si cargadito de Montilla-Moriles, o si jarto grifa, como dicen en mi barrio, se ha marcado una cama redonda idiomática. Un pajín. Lo mismo que hacer un Zapatero es, en los pasillos de la comunidad internacional, largarse a la francesa, esto es, sin avisar a amigos ni a enemigos, marcarse o hacerse un pajín es, en los pasillos del senado, decir un texto repartiendolo en cinco idiomas, cuatro de ellos, malamente chapurreados. ¿Me puede decir alguien qué interés tiene convertir un discurso en un desfile de enanos y cabezudos? Nadie habla en cinco idiomas para pedir el pan, ni para charlar en una terraza. Ni para nada. Joder, estamos haciendo el ridículo en Europa. De verdadera traca, de fácil comprobación mirando el vídeo:

Mientras, Merkel vigila. Y ¿qué hace Zapatero? Dar dieciséis millones más para Cultura, en concepto de todo tipo de subvenciones para actividades “de especial relevancia” y otros.

Y todo esto sin contar con que la sangría continúa. Seguimos gastando en tonterías. Ésta información de Pedro de Tena no puede dejar indiferente a nadie.

http://www.libertaddigital.com/sociedad/transportar-a-los-277-altos-cargos-de-la-junta-de-andalucia-cuesta-85-millones-de-euros-1276393496/

Y por terminar donde empezaba, la pijada venenosa del Senado esquina con Babel nos cuesta en traductores supérfluos de solemnidad 60.000€ la sesión. Hablando todos español.

Y como apunte final, se me viene a la cabeza la última carta de Denis y me pregunto: ¿Qué va a hacer occidente con Zapatero? Zapatero sigue con sus medidas electoralistas y se baja el sueldo 6.000€. Creo que nadie nunca se ha metido con el sueldo del presidente. Ni siquiera es el más alto de los sueldos públicos. Si cree que el sueldo de los altos cargos es excesivo, ¿por qué no los baja? Y si no cree que sean excesivos, ¿por qué se lo baja él? ¿Está asumiendo así su responsabilidad por el fracaso económico de España, mil veces augurado? ¿En vez de largarse o convocar elecciones, se baja el sueldo? Éste Zapatiesta se cree que todos somos gilipollas.

Electoralismo de charlatán de feria, con un toque de culpa por lo que ha hecho o por lo que va a hacer, y por supuesto, por lo que está haciendo. Y yo me pregunto, con Denis: una vez que a Merkel, a Obama y a Zarkosy les ha quedado claro que Zetapé, por todo recorte, va a intentar exprimir al ciudadano, ¿qué van a hacer al respecto?

ZETAPÉ, PRESIDENTE PARA TONTOS

La impresentable Salgado, daría pena si no fuera tan lameculos, servil, perra fiel de su amo, vuelve a ponerse un listón de 5.000.000 de parados que, dice, “no se va a superar”. Bien sabe, raposa ella en su obtusa manera de secretaria indolente de instituto, que no se puede superar una cifra ya superada. Como ya hay más de cinco millones de parados, está claro que no se va a superar. Si la perra apaleada y tal vez por ello aún más fiel (una mala patada no protestada del amito Zapatero supone renovar cartera) se refiere a que las falsas cifras oficiales del paro no van a superar los cinco millones, pues qué bien. Me da igual. “No llegaremos a los tres millones de parados”, dijeron. Y llegamos. “No llegaremos a los cuatro millones de parados, dijeron. Y llegamos. “No superaremos los cinco millones de parados”, dice ahora.

Es irrelevante, pues, que las cifras oficiales lleguen o no a los cinco millones de parados. La trayectoria del paro habla ya por sí misma con carácter de dura realidad, de medio en el que moverse en la incansable y exclusiva carrera por comprar votos. Llegaremos, hemos llegado ya, lo mismo me da. Para Zetaparo supone un problema sólo la cifra, no el paro. Por lo demás, Salgado no se plantea estas cuestiones. Lo suelta, recibe una palmadita de Zapatero, y a seguir cobrando a lo grande.

Hete aquí que ya están con la memez de subir los impuestos a los que más tienen. Hay que ser imbécil para creerse semejante basura. En España no hay ricos suficientes para arreglar nada, ni sirve para nada que los ricos paguen “más”. Lo único que solucionará la crisis es terminar con la telaraña de sangrías descaradas que el gobierno ha extendido durante seis años, sin más freno que las críticas de unos pocos medios casi proscritos, y flexibilizar el empleo. Ambas condiciones son necesarias. Sin ambas condiciones, estamos condenados a ZP.

Lo diré de otro modo: si Zetapé expropiara todo el dinero de todos los ricos de España, se lo gastaría en gilipolleces para sostener su presidencia. Además, si instas a los ricos a pagar más que en cualquier otro país de la zona euro, para allá que se irán. Y eso sin olvidar que los ricos son los que invierten más, son los que más trabajo generan con sus inversiones.

Pero todo esto son nada más que palabrerías, puesto que Zapatero nunca tomará una medida seria en éste sentido. Su diagnóstico ya lo ha emitido. ¿A quién ha endosado la cuenta? Al consumidor, al funcionario, al pensionista. A las clases medias. Eso lo ha aprobado en unas horas.

Ya después, una vez sableada la clase media, ha salido el tema de que “paguen más los que más tienen”. Pura propaganda. Pura basura Zapateril. Hoy han zanjado el tema con unas vaguedades que “ya se concretarán más adelante”. Ya veremos, dicen. Pero la subida del IVA y los recortes ya los hemos visto, y esos sí que han sido inmediatos, sin futuribles ni ya veremos. Todo a cuenta de las clases medias.

Mientras, el gobierno sigue pagando cursos de marimba para tapar cifras de paro, sigue dando millones y millones a la basura sindical (esos sí que tienen), y las instituciones siguen gastando sin control, como podemos comprobar, por ejemplo, con la vidorra que se está dando la indecente vicemierda De la Vega, todo el día de viaje de acá para allá con todo su séquito completo incluso para dar una charla para cuarenta aprendices de marquesito socialista.

Es una burda engañifa que sólo un zote se puede creer. Así que ésta es la política de Zapatero: continuar con el gasto y hacer guiños al votante iletrado, que estará celebrando con champán y langostinos del tamaño de mi brazo izquierdo que los curas y los ricos van a pagar la crisis. Zapatero ha debido verle las orejas al lobo electoral para salir otra vez con la misma tontería que los socialistas más miopes necesitan para seguir votando al PSOE. País de imbéciles. Porque creerse éstas tonterías es de ser imbécil. Puesto que imbéciles es lo que generan nuestras escuelas desde hace mucho más que seis años, es normal que le funcione. No diré que hay que ser tonto de los cojones para votar a la izquierda. Sí digo que Zapatero se mantiene gracias a que en España vota mucho analfabeto funcional de izquierda. Y es a los analfabetos a quienes Zapatero ha guiñado con esto de “que paguen más los ricos”. A los analfabetos, a los simples, a los envidiosos y a los paniaguados.

Y como muestra, un botón: ni siquiera en los altos cargos públicos se manifiesta progresivamente el tijeretazo. El recorte es menor para altos cargos que para funcionarios comunes. Esa es la realidad, ése es Zapatero el exitoso engañabobos.

España es gilipollas. Feliz fin de semana.

LA EPIDEMIA ZP: MÁS RUEDAS PARA EL MISMO MOLINO

Supresión de los 400 € de ayuda. Ayuda que estaba destinada a compensar las subidas de impuestos indirectos. Pero ya, ni eso. Lógico. Gastando más de lo que ingresamos, era cuestión de tiempo que se terminaran las ayudas.

Bajada de pensiones. Hace unos meses, algún saltimbanqui del gobierno que ahora veremos en el vídeo, salió con aquello de “que sea la última vez que tuviera que discrepar”, cuando el gobernador del Banco de España predijo que no se podía hacer otra cosa que aumentar en dos años la edad laboral. También se van a poner trabas a la jubilación anticipada. Espero que no salgan ahora con “bajar las pensiones es de izquierdas”. Aunque, con el morro que se gasta aquí la progresía, todo es posible.

Deuda pública. Disparada. Para pagarse sus políticas de talonario, Zetapé I la epidemia, nos ha entrampado. Cada bebé que nace, debe 12.000.000€ a las arcas públicas. En sólo seis años, las cifras de Aznar han quedado aún mejor de lo que ya pintaban. Las de Zapatero hablan por sí solas, y auguran un futuro peor.

Cuatro millones y pico de parados. Se llegará a los cinco. Y el gobierno, erre que erre, empeñado en no moverse. Zapatero deja que nos ahoguemos. ¿Éste es el presidente que iba a pulverizar las cifras de Aznar? Zapatero se ha pulverizado a sí mismo. También cabe recordar que ya no les vale esa mamarrachada de “nunca ha trabajado tanta gente en España”. Ya no cabe la excusa, porque desde 1973 no había tan pocos trabajadores en activo en España. La caída ha sido vertiginosa. Y ZP, el gran socialista, deja que nos ahoguemos.

Libertad Digital ha confeccionado un vídeo en el que Zapatero queda retratado como un mentiroso, o como un incompetente, elíjase, e inequívocamente como un cantamañanas. Vean el tonito de Zetapé, condescendiente, asumiendo la indignación ciudadana como si la culpa fuera de otro y no suya y sólo suya.

Vean el vídeo, vean. Menuda colección, desde la cacatúa hasta el chiflado, pasando por la planetaria (a falta de Pasionaria, aquí tenemos a la Planetaria), el correcaminos Salgado, siempre huyendo de la prensa, y pasando también por Alonso y Corbacho, Faemino y Cansado, Pixie y Dixie, Belfy y Lillybit, el masón y el matón.

No se pierdan el vídeo, que tiene enjundia. Menuda brocheta. Pinche, pinche. No tiene precio.

ZAPATERO RECIBE SU TERCERA COLLEJA EN EUROPA

Hace unos meses, se propuso en el parlamento europeo que se pudiera hablar el euskera en las sesiones parlamentarias europeas. Hoy, el parlamento europeo ha rechazado con ámplia mayoría tal propuesta.

Vaya por delante que fue el PSOE, vía López Garrido, el Omar Sharif de la cloaca política, quien sacó adelante la propuesta. No fue el PNV, no fue el PSE. Fue el PSOE. Hace sólo tres meses. Quería colar en la políglota Europa lo que en el parlamento español no colará jamás con nuestra Constitución.

Un parlamentario británico ha llegado a poner en cuestión la política idiomática de España, en términos poco amigables. Tras la complicidad de Zarkozy, y el paternalismo de Tío Obama, ya era hora de que alguien importante se diera cuenta de cómo hace las cosas Zapatero.

La primera colleja le cayó unas horas después del alineamiento planetario, de parte de la administración Merkël. Sanzionegger Zapathausen? ¡Niet! (¿Qué vas a sancionar tú, campeón del paro? ¡Toma colleja!)

La segunda, en su primera intervención europea: el coche eléctrico. La colleja fué coral, en éste caso. Reino Unido y Alemania no son poca cosa. Zarkozy debe de pensar que todo lo que haga Zapatero es bueno para Francia porque malo para España. O tal vez los populistas se cuidan entre ellos. Como los fumetas, o los gays, los populistas se reconocen sólo con verse un momento.

La tercera colleja le ha llegado indirecta, así que la procesión irá por dentro. El parlamento Europeo ha rechazado que los políticos vascos se puedan pronunciar en su lengua autonómica. Aquí venimos a entendernos, y no a no entendernos. Váyanse con su propuesta a tomar por ése orificio corporal que rima con mulo, parecen haberle dicho a la zona cero del alineamiento planetario.

En España les hemos hecho pasillo a los que quieren no entender, los que quieren para su pueblo la lengua regional solamente. El sueño de José Luís Pérez Díez, aquí y en la China Popular, alias “Carod”: ver en los cines películas españolas subtituladas al catalán. Les hemos dado alas, y han despegado. La política autonómica ha resultado una quiebra en todos los aspectos, y a día de hoy sólo siembra la desigualdad, con casi todas las competencias transferidas a presidentes de comunidad, alcaldes, y concejales de barrio.

Con tal transferencia, hay ministerios prescindibles, como el de vivienda, igualdad, trabajo, economía, cultura, fomento. El estado se ha diluido, es una sombra, una percepción. No un hecho. La nación española corre serio peligro. Europa lo está viendo venir mucho mejor que nosotros.

El español medio da por sentado que hay semáforos, colegios, seguridad social, televisión, supermercados y crédito bancario porque sí, porque así ha sido siempre, y siempre lo será. La errónea certeza de que la libertad, la democracia y la justicia son un derecho natural, y una condición, incluso, ha devaluado tales conceptos hasta convertirlos en un viejo eslógan pasado de moda. Otros pilares de nuestro acervo, como la patria, la fe cristiana o la familia tradicional, están siendo perseguidos y silenciados, y no es casualidad.

Todo eso lo han sabido entender los parlamentarios europeos como los españoles aún no nos hemos atrevido, pues sólo nosotros lo erigimos líder, a dictado de una masacre, y reconocer a éstas alturas que todo ha sido un grave error de cálculo no va con el carácter español. En España sigue dando vergüenza denunciar una estafa. Aquí preferimos callarnos y aprender para la próxima. Sólo denunciamos si la estafa es mayúscula. Y en ese sentido, parece que España no va a reaccionar. No nos daremos cuenta de cómo han sido recortados nuestros derechos hasta que no se agoten las ayudas, y España se convierta otra vez en una nación donde engrosar las filas del funcionariado será la única forma de trabajo serio.

Y esa es nuestra esperanza, y nuestra vergüenza, también: que será la propia Europa, inocente de haber elegido líder a semejante tiparraco, denuncie sus desmanes, y sus peligrosa tendencia al bananerismo. Ya algún periódico angloparlante ha señalado que Zetapé asemeja más a los populismos socialistas sudamericanos que a las socialdemocracias europeas. ¿Contaba Zapatero con un árbitro hostil respirando tras su oreja?

Con Obama contra las cuerdas, parece que a Zapatero se le cierran las líneas de emergencia. Si la baza de Zapatero para ser respetado en Europa era su especial relación con Barak, me parece a mí que Zapatero va dado. Su relación es como cuando un niño te dice que tal niña es su novia, pero que ella no lo sabe. Y la novia que no lo sabe, que resulta ser un negro de metro noventa, acaba de incumplir el plazo de su cierre de Guantánamo, ni siquiera con esa política de aguántamela tú.

Más vale que nos vayamos despertando los españoles. Zapatero ha quebrado la educación, la economía, la nación. España es una máquina de ponerle ruedas al dinero público. Por ahora, es Zapatero quien está en el punto de mira del parlamento europeo. Pero si no sacamos de la Moncloa al Gótico Faisán, va a ser Europa la que nos castigue a nosotros por no hacer lo que ha de ser hecho.

Hemos caído seis puestos en el ránking de libertad económica. Del 30 al 36.

Seguimos cayendo en picado en materia de educación.

La deuda pública es astronómica, y peligran las pensiones, pero seguimos creando más y más empleo público.

El modelo autonómico ha quebrado ya, y el desacato a lo que el supremo falle en referencia al estatuto catalán está ya cantado, consignado, orquestado y con la batuta en alto.

Las evidencias de ocultamiento oficial en relación al 11-M son ya tan sangrantes, que son ellos quienes están moviendo fichas, en lugar de callarse y dejarlo correr.

La negociación con ETA, el malvadamente llamado proceso de paz, el 11-M, el chivatazo del Faisán, los puentes abiertos más allá de lo de la T-4 y la opacidad de las gestiones para financiar la piratería internacional, sus políticas unilaterales (muerte al feto a toda costa) están empezando a hacer mella en el electorado zapateril, que acumula ya una cola de damnificados a los que resarcir. La cola del paro, de los comedores benéficos, y de los fantasmas que aún vagan por la estación de Atocha en espera de que alguien esclarezca quién los mató, y cómo, (el porqué ya lo sabemos…), llegaba a la puerta de Zetapé hace años ya. Ahora, esa cola empieza a llegar a ojos de otros líderes europeos.

Esperemos que esa cola no termine por enlazar con las listas de los grandes conflictos de la primera mitad del siglo veinte. Pero si no hacemos nada, de seguro lo hará.