ZETAPÉ, PRESIDENTE PARA TONTOS

La impresentable Salgado, daría pena si no fuera tan lameculos, servil, perra fiel de su amo, vuelve a ponerse un listón de 5.000.000 de parados que, dice, “no se va a superar”. Bien sabe, raposa ella en su obtusa manera de secretaria indolente de instituto, que no se puede superar una cifra ya superada. Como ya hay más de cinco millones de parados, está claro que no se va a superar. Si la perra apaleada y tal vez por ello aún más fiel (una mala patada no protestada del amito Zapatero supone renovar cartera) se refiere a que las falsas cifras oficiales del paro no van a superar los cinco millones, pues qué bien. Me da igual. “No llegaremos a los tres millones de parados”, dijeron. Y llegamos. “No llegaremos a los cuatro millones de parados, dijeron. Y llegamos. “No superaremos los cinco millones de parados”, dice ahora.

Es irrelevante, pues, que las cifras oficiales lleguen o no a los cinco millones de parados. La trayectoria del paro habla ya por sí misma con carácter de dura realidad, de medio en el que moverse en la incansable y exclusiva carrera por comprar votos. Llegaremos, hemos llegado ya, lo mismo me da. Para Zetaparo supone un problema sólo la cifra, no el paro. Por lo demás, Salgado no se plantea estas cuestiones. Lo suelta, recibe una palmadita de Zapatero, y a seguir cobrando a lo grande.

Hete aquí que ya están con la memez de subir los impuestos a los que más tienen. Hay que ser imbécil para creerse semejante basura. En España no hay ricos suficientes para arreglar nada, ni sirve para nada que los ricos paguen “más”. Lo único que solucionará la crisis es terminar con la telaraña de sangrías descaradas que el gobierno ha extendido durante seis años, sin más freno que las críticas de unos pocos medios casi proscritos, y flexibilizar el empleo. Ambas condiciones son necesarias. Sin ambas condiciones, estamos condenados a ZP.

Lo diré de otro modo: si Zetapé expropiara todo el dinero de todos los ricos de España, se lo gastaría en gilipolleces para sostener su presidencia. Además, si instas a los ricos a pagar más que en cualquier otro país de la zona euro, para allá que se irán. Y eso sin olvidar que los ricos son los que invierten más, son los que más trabajo generan con sus inversiones.

Pero todo esto son nada más que palabrerías, puesto que Zapatero nunca tomará una medida seria en éste sentido. Su diagnóstico ya lo ha emitido. ¿A quién ha endosado la cuenta? Al consumidor, al funcionario, al pensionista. A las clases medias. Eso lo ha aprobado en unas horas.

Ya después, una vez sableada la clase media, ha salido el tema de que “paguen más los que más tienen”. Pura propaganda. Pura basura Zapateril. Hoy han zanjado el tema con unas vaguedades que “ya se concretarán más adelante”. Ya veremos, dicen. Pero la subida del IVA y los recortes ya los hemos visto, y esos sí que han sido inmediatos, sin futuribles ni ya veremos. Todo a cuenta de las clases medias.

Mientras, el gobierno sigue pagando cursos de marimba para tapar cifras de paro, sigue dando millones y millones a la basura sindical (esos sí que tienen), y las instituciones siguen gastando sin control, como podemos comprobar, por ejemplo, con la vidorra que se está dando la indecente vicemierda De la Vega, todo el día de viaje de acá para allá con todo su séquito completo incluso para dar una charla para cuarenta aprendices de marquesito socialista.

Es una burda engañifa que sólo un zote se puede creer. Así que ésta es la política de Zapatero: continuar con el gasto y hacer guiños al votante iletrado, que estará celebrando con champán y langostinos del tamaño de mi brazo izquierdo que los curas y los ricos van a pagar la crisis. Zapatero ha debido verle las orejas al lobo electoral para salir otra vez con la misma tontería que los socialistas más miopes necesitan para seguir votando al PSOE. País de imbéciles. Porque creerse éstas tonterías es de ser imbécil. Puesto que imbéciles es lo que generan nuestras escuelas desde hace mucho más que seis años, es normal que le funcione. No diré que hay que ser tonto de los cojones para votar a la izquierda. Sí digo que Zapatero se mantiene gracias a que en España vota mucho analfabeto funcional de izquierda. Y es a los analfabetos a quienes Zapatero ha guiñado con esto de “que paguen más los ricos”. A los analfabetos, a los simples, a los envidiosos y a los paniaguados.

Y como muestra, un botón: ni siquiera en los altos cargos públicos se manifiesta progresivamente el tijeretazo. El recorte es menor para altos cargos que para funcionarios comunes. Esa es la realidad, ése es Zapatero el exitoso engañabobos.

España es gilipollas. Feliz fin de semana.

SUBIDA DE IMPUESTOS A LOS FUTBOLISTAS: ¿Qué oscuro propósito…

…esconde tan impopular medida?

Pongámonos en situación. El gobierno ha decidido subir los impuestos  a los futbolistas extranjeros en un 75%.

Futbolistas de élite extranjeros debe de haber en España, digamos al alza, cien. No más. ¿Cuánto dinero supone para las arcas del estado cebarse con las cuentas de cien futbolistas? Apenas nada. Un 0,00001 por ciento. Las arcas públicas no van a agradecer la medida, ni la vamos a notar los ciudadanos cero.

En cambio, el efecto de la medida sí lo va a notar el público futbolístico, cuando vean emigrar a las figuras extranjeras de la mejor liga del mundo. Y eso difícilmente lo van a perdonar las hordas futboleras, que son las que mueven el mundo, en realidad. Ésta del fútbol va a ser una medida altamente impopular, y si no acuérdense. Cuando el próximo Cristiano Ronaldo decline una oferta del Madrid porque en España los futbolistas extranjeros pagan demasiados impuestos, ahí os quedáis, oéoéoé. Ya los clubes de fútbol van a reunirse éste fin de semana para decidir si van a la huelga. LaCiudadenLlamas apoya y aplaude desde aquí la huelga de fútbol. Indefinida, si puede ser.

Y ahora, busquemos motivos. La excusa de tan extraña medida, al venir de la izquierda, ha sido anunciada como algo “simbólico, ejemplarizante”. Y ahí es donde percibo que un díptero verde realiza evoluciones aéreas en la zona posterior de mi pabellón auditivo. Vamos, que no me creo que el gabinete del gótico faisán, que trabaja a destajo ocultando las acciones impopulares su (nuestro) amo y publicitando sus medidas populistas, haya pasado por alto el negativo impacto que ésta subida va a tener en la imagen del gobierno. De manera que un motivo tan gratuito como el de dar ejemplo NO NOS LO CREEMOS. Si de verdad quisieran dar ejemplo, se gravarían ellos sus ingresos, que tienen sólo un 15% de gravamen. Aquí hay felino doméstico confinado en jaula o celda.

Se nos ocurren dos razones para éste movimiento:

a) No hace ni tres días que la Federación Catalana de Fútbol ha nombrado a Cruyff  “seleccionador nacional de Cataluña”. El Barcelona es uno de los equipos que mayor proporción de extranjeros tiene en su plantilla, siendo el noventa por ciento de su once titular. Y con esa proporción, asumimos que la selección catalana estaría, a día de hoy, compuesta por pobladores de banquillo, lo que sería de mal tono, una exaltación nacional de segunda. ¿Conviene o no conviene al plan federalista express de Zapatero, que los extranjeros huyan del deporte español? Conviene, conviene.

b) El segundo motivo es mucho más oscuro, si cabe, y anuncia la tercera fase de su plan desestabilizador: acelerar el descontento, agravar la crisis. Es sabido que la industria futbolística es una de las mayores fuentes de ingresos extranjeros en España, y por eso mismo, actuar por razones simbólicas contra una de nuestras pocas fuentes infalibles de ingresos nos parece un nuevo sabotaje encubierto. Más aún cuando el fútbol es el principal medio gubernamental para distraer a la masa. Tendría, de éste modo, la medida, el doble propósito de empobrecer a España y agitar a la masa. Pero, dirá algún lector, ¿no le conviene a Zapatero tenernos contentos para que le sigamos votando? Y es una pregunta bien lógica, vive Dios. Pero no perdamos de vista ni un instante que la oposición está noqueada, dividida, y si Gallardón llega a Génova 13, infiltrada, de modo que a día de hoy Zapatero le tiene más miedo al tifus que al PP.

Así que no nos parece que esa medida contra el fútbol tenga vocación de ejemplarizar a nadie, sino de empobrecer, separar, agitar y debilitar a España. Cada día un poquito, runrún-runrún como hormiguita saboteadora, nos está empobreciendo el gótico faisán delante de nuestras narices sin que sepamos qué hacer, pues con Rajoy, Cospedal y Gallardón fuera de un parque zoológico para roedores coloniales urbanos, y Esperanza Aguirre más perseguida dentro de su partido que fuera, ni siquiera podemos esperar  ya que el votante termine por entrar en razón pues, ¿a quién votar? ¿A Rosa Díez?

Agárrense, que vienen curvas. Yo me apuesto lo que quieran a que a la copa del Rey le quedan seis ediciones máximo, antes de suprimirse.

001aa0bcc1d709f7795c4d
Pinche aquí para ver la información en Libertad Digital