ZAPALCABA Y RUBATERO, PRESUNTOS INOCENTES EN PRIMERA FILA DEL 11-M (tic tac tic tac)

Este Rubalcaba es un contínuo espectáculo. Si alguien rodara un biopic sobre su vida, habría que llamarlo “En la cuerda floja”, como la peli de Johny Cash.

La nueva maniobra del imprevisible multiministro es la de quitar la custodia de los hijos a los padres que sean procesados por violencia doméstica “de género”, o sea, del marido a la cónyuge. Y por cierto, Pajín, a ver si te dejas de hablar en gallecatagilivalenciano y perfeccionas tu español, que está hecho unos zorros/as y te hace parecer otra analfabeta funcional más de tantos y tantos que abundan con cartera en la era post-11m. Tarjeta roja en español.

 

...patadón al diccionario Y ¡GOOOOOOOOOOOOOOOL DE PAJÍN!

Luego discuto la medida, pero primero quiero ir a las palabras exactas de Rub-al-caaba. Proteger a los niños. A la infancia. Nobles motivos, sobre todo viniendo de un tipo que hizo todo lo que estuvo en su mano para encubrir el 11-M, siniestra jornada en la que muchos niños y mujeres murieron o quedaron heridas física o psicológicamente de por vida. Como Rubatero y Zapalcaba bien saben. Ahí no les dió por ponerse protectores de mujeres y niños, no. O con los niños y mujeres asesinados por tigresas, cherokis, de juanas y demás lagartijas vermiformes, tampoco.

Antepone la seguridad de los niños a la presunción de inocencia. Eso es lo que ha dicho Don Alfredo Anís del Mono. Y suena bien. Pero si despejamos el maquillaje y los sentimientos (qué peligrosos son los sentimientos en política) nos encontramos con una ley que sacrifica un derecho fundamental a través de una ley ideológica que suprime la presunción de inocencia de un acusado por el mero hecho de ser hombre.

Para hacerlo presentable, Alfredo, demagogo consumado, deja lejos de sus palabras al hombre o a los derechos fundamentales, y se centra en poner ojitos, hablar de mujeres y niños (ya habla como rata que abandona el Titanic, después de seis años tocando el violín en una cubierta que se inclina, se inclina…) y apelar a los sentimientos. Qué poco le importan a las leyes “de género” (¡puaj!) los niños ni su presunción de inocencia cuando aún no han nacido.

En los próximos meses, Rubalcaba y su pandi se verán obligados a cacarear su presunción de inocencia. Y la tendrán, claro. Hasta que se demuestre lo contrario. Yo, por ejemplo, que no soy juez ni cosa parecida (al menos, no fuera de éste blog) le reconozco la presunción de inocencia en el encubrimiento del 11-M. Y en el chivatazo del Faisán, aún se lo reconozco, también, aunque debería mirar las noticias antes de hablar, porque en cualquier día de éstos, ya no va a hacer falta, me da a mí en la nariz. Ya puestos a presumir culpabilidades, empecemos por aquellos a los que más indicios calientes les corran por las piernas, calándoles los calcetines ejecutivo bordados de puño y rosa (y ligas, Dios no lo quiera) incapaces de evitar que el hedor los marque, los anuncie y los rodee. Empecemos por ellos, ¿no? Porque a priori, el hecho de ser hombre no convierte a nadie en maltratador potencial, por mucho que la ideología “de género” se empeñe en subvertir. Sin embargo, a posteriori ya, las evidencias de pis de gato en la legislatura completa de Rubatero y Zapalcaba son tan abrumadoras que empiezo a pensar que en los sótanos de Ferraz y Moncloa, Moncloa y Ferraz (Chenoa y Serrat, en versión cloacas del Estado) las cosas están como en la habitación de Carolaine cuando Tangina se asoma a mirar por primera vez en Poltergheist.

Si el partido socialista sigue gobernando, va a terminar por colapsar el sistema completo, a base de arbitrariedades y trapazas, de las cuales la ideología “de género” se revela como todo un ariete para entrar a saco en la vida privada de la gente. Por eso, la ideología de género no funciona, porque ofrece un diagnóstico preconcebido, y está más atenta a culpar al hombre que a solucionar los problemas. Lo mismo ocurre con la memoria histórica, las políticas ecologistas de Zapatágoras el sostenible (ojalá los imbéciles pertenecieran al viento), el ministerio de (Re)educación, el desastre idiomático, todo lo que toca este gobierno se convierte en mierda. Tiene Zapatero un nuevo hit para su currículo: es el Rey Mierdas de la historia de España. Lo mismo que el Rey Midas convertía en oro todo lo que tocaba, Zapatero es ya el Rey Mierdas, porque todo lo que toca, lo convierte en mierda.

La patria potestad sólo se puede privar o suspender por sentencia, eso es un hecho garantizado por nuestra Constitución. Antes no. Ayer Rubalcaba ejerció una brutal violencia hacia la ciudadanía al subvertir de un modo tan transparente un derecho fundamental. ¿Hasta cuándo vamos a permitir éste desastre? La cosa ya se está poniendo bastante alarmante. Están aplicando la ley Corcuera en versión global, ambiental. Ya no hacen falta indicios de delito para dar patadón a la puerta. Sólo hacen falta rastros de testosterona para que el Gran Hermano se meta hasta la cocina.

Hasta las relaciones familiares las convierten en un arma arrojadiza a capricho. Leyes feministas tienden a otorgar a la madre la propiedad material de sus hijos. Un despropósito que se vuelve contra la mujer, pues viendo que la cifras de denuncias falsas es extraordinariamente alta, todas estas medidas corren serio peligro de convertirse en medidas preventivas estandarizadas para procesos de divorcio, custodias, etc… Y lo siento mucho si sueno mal, pero a la larga podría convertir a cada mujer agredida en sospechosa de fraude. Menos mal que me da un pálpito de que los jueces no están por la labor. Pero es que incluso el primer apellido de los hijos se le podrá levantar a los padres así, con un chasquido de dedos, si la suerte y el alfabeto están del lado de la jai. Zapatero inventa cada día nuevas formas de dividir, destruir, separar, encizañar, disfuncionalizar, a las familias. Y la ley de género, encontrando en la ley del aborto su mejor rimado, tiende a un matriarcado en el que la familia modelo es la que despeja al padre de la ecuación, lo mismo que en la ley del aborto, el padre de la criatura no tiene ninguna obligación ni derecho legal. La patria potestad se le niega al padre (salvo solicitud de la madre, claro) con un movimiento alfil, torre, dama al que no le podemos negar efectividad de ejecución. ¿En qué estábamos pensando?, se preguntan aún en Alemania.

Acorde con su peor y circunflejo especimen, el partido socialista está volviendo a dar rienda suelta a esos instintos totalitarios que lo hicieron nacer. Instintos totalitarios y espítitu pusilánime, pues parece que, solo una vez que Garzón ha certificado la muerte de Franco, y que De la Vega se ha asegurado de que el temible dictador no está en ningún búnker bajo la Cruz de los Caídos jugando al mus con el Rey, sólo ahora, casi trecemil días después, se atreven a ir asomando la patita totalitaria otra vez, los patéticos pusilánimes. Aún hoy, el recuerdo de Franco, que con todos sus defectos y miserias era un tipo mil millones de veces mil más íntegro que el mejor de toda esta recua de petimetres, empezando por Zapatero, líder indiscutible en la championlí de la miseria moral, sólo su recuerdo hace que sus esfínteres e intestinos retiemblen como una virgen en su noche de bodas con el solista de Manowar.

Merecería la pena hacerle a Zapatero una video-emboscada de esas que tan bien sabe organizar su partido, un vídeo en el que, mientras duerme Zetapé, le colocaran una estatua de cera de Federico Jiménez Losantos a los pies de la cama, con luces de efecto, como un belén de santería o palo mayombe, a las seis de la mañana en punto, con la radio a todo volumen emitiendo la señal horaria, seguida del Suspiros de España combinado con My Sharona. Merecería la pena ver a Zapatero despertar de un salto, dar un grito de pavor pseudomasculino, cejas al cielo, y salir corriendo dejando tras de sí un rastro de la ambrosía del fetichista, saltando por la ventana para acallar la música y el subsiguiente “Amigos, buenos días”, que actúa en su lacio y poco presidencial cerebelo como Bethooven actuaba en Alex después de someterse al procedimiento Ludovico, que en cañí bautizaríamos no sin cierto jolgorio como procedimiento Federico, después de que a Zapatero lo hayamos calado por ir por los pasillos silbando “A las Mariscadas” igual que calan a Alex por silbar “Cantando bajo la lluvia”  en la bañera, y por los mismos motivos.

Tararararara-ta-ta-ta-tarara-ta-ta-ta-¡MY, SHARONNA!

Pobre criatura Zapalcaba/Rubaltero, los MendezToxo de las cloacas del Estado. También le presumimos (que no es poco) desde aquí la inocencia en el encubrimiento del 11-M, en la destrucción sistemática de las pruebas y en la descarada rentabilización electoral del atentado más sangriento de la democracia. (Que no de la historia, véase Paracuellos). Sí, hasta que se demuestre lo contrario, presumimos la inocencia de todos ellos, Zetapé, Rub-al-caaba, etc etc etc, del cuasi-evidente crimen de ser cómplices necesarios de la consecución y ocultación del 11-M, y también son Zapalcaba y Rubatero presuntamente inocentes de actuar en connivencia con la ETA (faisán, de juana, etc etc etc etc etc), aunque cada vez somos más los que tenemos la convicción moral de que ambos dos han cometido muchos de los peores crímenes de los que se les acusa y se les acusará. Veremos a ver cuánto tiempo logran seguir sosteniendo su frágil estatus de presuntos.

O sea, que a ver si pensamos menos en violar derechos fundamentales y ocupamos más tiempo en respetarlos, celebrarlos y hacerlos respetar, que se les ve a la legua que las manitas se les quedan muy cortas en democracia a estos socialistas, de largas que las tienen en el PSOE.

Además, lo que quieren es dividirnos, y mucho me temo que antes de que eso llegase nunca a pasar, nos asustarán tanto a todos los españoles por igual, que les daremos tal patada en el culo que si quieren llevar a cabo su anhelada Comunión de Repúblicas Socialistas Ibéricas (CURSI) tendrá que ser en el Second Life. Cacho malandrines, que sois unos villanos de manual.

Por cierto, que en portugués, presunto significa jamón. Siendo que los más destacados Tijelinos de Zapalcaba y Rubatero son denominados intramuros como “los pata negra”, no deja de tener gracia, ¿no? Oh, honey, how amusing and ironic, isn´t it? -Sorry, Zapatero, we don´t translate for f(piiiiiiii)cking m(piiiii)rons!

Anarquía en España Herría, la tercera república de Ikea

Vamos a comprobar en un instante y por enésima vez la bicefalia descarada y desvergonzada del gobierno de Zetapé. Vamos a tomar dos declaraciones dichas bien alto por dos ministros actuales, el de Interior y el de Justicia. Rubalcaba y Caamaño.

Caamaño: no cabe la objeción de conciencia

Rubalcaba: monte una república en tu casa y te pagamos los muebles

Increíble declaración de Rubalcaba. Lo de Caamaño ya lo comentamos en su momento. Lo de Rubalcaba nos deja atónitos. El descaro de ésta gente es tan vil, y su mascarada tan pobre, que hace ya mucho tiempo que Zetapé y sus chiripitifláuticos se pasaron doce pueblos de la estación de lo admisible. Pero bueno, Don Alfredo Pérez Rubalcaba, señor ministro de Interior al servicio mío y de mi vecina del quinto. Pero bueno, ministro Rub-al-caaba. ¿Cómo es eso de que el Tribunal Constitucional no tiene nada que decir acerca del estatuto de Cataluña? ¡Pues claro que el TC tiene mucho que decir! Todo, para empezar. El TC está ahí precisamente para proteger al ciudadano de los manejos de los políticos malintencionados, para evitar las situaciones aconstitucionales, y convertirlas en constitucionales o inconstitucionales. ¿Cómo que no tiene nada que decir el TC acerca del estatuto de Cataluña? Lo que me escama es la alegría con la que el jefe de la policía se resta atribuciones y legitimidad política. Probablemente no sea el brazo policial el brazo fuerte de éste ministro que hace saltar por los aires un polígrafo a quince metros de distancia. No olvidemos que éste Rubalcaba negó hasta el final, y con profusión de poses y piruetas, que Interior tuviera algo que ver con los GAL, ya sabéis, el grupo terrorista antiterrorista parapolicial pero ministerial más chapucero de la historia, ése GAL que asesinó a una quincena de inocentes, algunos por error, otros indiscriminadamente. Y que mató a una quincena de mafiosos fronterizos, algunos etarras y la mayoría, simples intermediarios del crimen, traficantes, sicarios y gente así, que tan buena prensa tienen entre las filas socialistas. Ése Rubalcaba que encubrió a ésos GAL hasta mucho más allá de lo evidente, y que llegó a llamar locos a los pocos que informaban del caso. Ése Rubalcaba que se jugó su prestigio político para encubrir al número uno del organigrama del GAL. Ése, con policías muertos por la mafia vasca ETA con él al cargo, dice que no tiene nada que decirle la Constitución a las comunidades.

Es simplemente terrible. No puede ser un error. El amigo Ruby, otra cosa no, pero listo y escurridizo, lo es como él solo. Ésto es el principio de la penúltima fase del plan socialista para reinventar España a su gusto: sodomizar a la Constitución hasta que reviente, para deshacerse de ella y convertirla en un decálogo de Educación para la Ciudadanía.

¿Cómo hemos podido llegar hasta aquí? Pues a través de varias vías, querido lector accidental. La principal, haciendo lo contrario geográficamente de lo que hizo Franco, ésto es: ¿Franco enterraba rojos? El PSOE los desentierra. ¿Franco jugaba al mus? Pues el gobierno no juega al mus. ¿Franco encarcelaba ladrones? Pues el PSOE los hace ministros. ¿Franco investigaba crímenes? El PSOE usa la policía para que rematen de cabeza las botellas que les tira el jovezno medio pozuelense. ¿Franco celebraba bautizos? El PSOE mata a los fetos. ¿Franco dejó España preparada para una transición democrática? El PSOE va a dejar España como uno de esos sudokus irresolubles. Por favor, señores del PSOE, noten, por favor, que la mayoría de las cosas que Franco hacía y defendía eran de puro sentido común, y sólo algunas de sus políticas son discutibles. No porque Franco usara loción Old Spice vamos a quemar la fábrica de Old Spice. ¿O sí?

Otra vía que nos ha llevado hasta aquí es el toreo constante a que ha sido sometido Rajoy, más fácil de controlar para ZP que las propias juventudes socialistas, que ya es decir. La ausencia útil de la oposición, que también cobra de mi sueldo y el tuyo, amable lector, allana muchísimo el camino hacia la demolición de España.

Otra vía, la conquista de los medios de comunicación, que ejercen su violencia informativa sobre todo aquel que critique al gobierno más allá de la cantinela de “los políticos son una mierda” y que bombardean con su basura audiovisual contínua, falaz, socialista, pertinaz y por supuesto, paniaguada.

Otra vía, crear un vacío de poder, una ausencia de autoridad. En ésta dirección va la declaración de Rubichuchi. Hoy día la policía es un chiste, sobre todo para los criminales jóvenes. Y la cosa irá a peor.

Pero la vía más importante, la que da verdaderas alas a los políticos corruptos, es la pasividad del ciudadano, lograda gracias a la suma de los factores anteriores.

Éstos señores del PSOE se comportan como si España fuera un invento de Franco. De ésta manera, se pueden permitir reinventar la historia a su antojo. Pero España no es un invento de Franco, y la juventud de ésa época estaba mejor educada que en éste régimen sociolistozapateril de libertades sin deberes.

El nivel de desfachatez de éste gobierno me hace notar que Zapatero le está viendo las orejas al lobo, y quiere liquidar su ajenda de un sólo capítulo antes de que le echemos. Y no me pongo catastrofista, no. Sólo señalo el hecho de que, por comparación, ZP ha dejado a Felipe González como un moderado en todas las materias que podamos contrastar. ¿Que tendrá preparado? Pronto lo sabremos. Apenas le quedan ya obstáculos que allanar en el camino. Y al pueblo se nos están acabando las escasas oportunidades para sacar al gobierno éste que deberíamos destituir como el que devuelve un ordenador chungo a la tienda o una bandeja de pollo que huele a podrido a quince metros.