QUÉ DULCE MÁS AMARGO

Pensé que la debacle del zapaterismo sería un espectáculo más provechoso. Sin embargo, he de reconocer que me está resultando un dulce muy, muy amargo, comprobar que no había ni un gramo de grandeza en el partido que nos ha gobernado los últimos siete años. Dejando atrás las tropelías discrecionales de un gobierno instalado en la mediocridad normativa, la mendacidad oficiosa y la podredumbre estructural, nada indicaba que la cosa fuera a cambiar durante la transición rubalcabiana, que está a medio camino entre la chapuza tejeril y el trilerismo getafeño. Pero de algún modo, yo esperaba en un fuero íntimo tiznado de wishful thinking necesitado de altruismo, que el PSOE de Rubalcaba y Blanco se batiera en retirada echando mano de algún remanente de dignidad, de humildad o por lo menos, de legalidad. Amarga lección nunca aprendida del todo, debo reconocer.

Empezando por las primarias monoteístas de Rubalcaba. No soy de los que piensan que Rugalcaba se ha sacrificado por el bien del PSOE. Pepunto se ha comido a Zetapé por las pezuñas, y se aferrará al puesto hasta la ilegalidad. Para ello ha mimado a los indignados, y para ello le pone una vela a San Bildu cada noche. Es imposible que nadie haga el ridículo con el skoda y el parquímetro, cambie de nombre cada quince minutos y se tome tan en serio como lo hace el profesor Bacterio del PSOE, sólo para presentarse al sepuku electoral del 20-N. No. Rubalcaba quiere ser el jefe de los billares, y para lograrlo es capaz de cualquier cosa, repito, de cualquier cosa.

No se queda aquí la cosa. Después de desinflarse el Gürtel (cuatro años de informativos públicos tirados a la basura), resulta que Pepiño Gasolineras es el nuevo inocente oficial del PSOE. Y yo me carcajearía si no fuera porque resulta catastrófico que este señor sea uno de los pilares del gobierno. Un señor ministro de Fomento (forrento, que diría aquel) que se entrevista en gasolineras con industriales, niega después los hechos, pero curiosamente no se querella con el industrial, no sea que aporte pruebas de lo que dice.

No queda ahí la cosa. Por allá resopla la criatura MendezToxo (aquí no dimite ni uno), y ya preparan, ahora sí, duras manifestaciones contra Rajoy. Sindicatos paniaguados exigen su mordida. Sin comentarios.

No queda ahí la cosa. Esto no acaba nunca. El gobierno que se dedica a mangar pruebas del 11-M para ocultar la autoría y proteger así a los verdaderos autores es el mismo gobierno que se chivó a ETA para que la policía no cortara su financiación, el mismo gobierno que intentó inventar pruebas falsas contra Marta Domínguez, la deportista cuyo delito era ser del PP, el mismo gobierno que ignoró la crisis para ganar unas elecciones, el mismo gobierno que ha practicado la táctica de la tierra quemada con las arcas en las comunidades en las que ha perdido (en todas) sumiendo en el marasmo a gobiernos entrantes, y sobre todo al pueblo. ¿Cómo iba uno a esperar grandeza, humildad o entereza, de semejante engendro?

O sea, que el gobierno del 11-M nos ha negado siquiera una traca fin de fiesta, y para despedirse, nos hiela la sangre como castigo por no quererles ni en pintura. Finalmente, tendremos que conformarnos con que el final de este gobierno podrido no se parezca al modo en que entraron a gobernar. Personalmente, no me extrañaría un pelo que…

Pero no. ¿Cómo vamos a ser tan mal pensados, hombre? No, no pueden ser tan malos.

¿Verdad?

FAISÁN-COLABORACIÓN CON BANDA ARMADA

TVE y El País siguen ocultando el caso Faisán mientras magnifican los tres trajes de Camps. Público, en su guerra contra Aznar, me recuerda a esos aviadores japoneses que se quedaron aislados en la segunda guerra mundial y no se enteraron de que la guerra había terminado. ¿Qué se podía esperar? La prostituta TVE es una portavocía del gobierno. El País encubrió el 11-M. Público no es nada, nadie lo lee.

Cándido emitió casualmente hace un mes una circular en la que se afirma que para imputar por colaboración con banda armada ha de haber cierta adhesión ideológica con la banda armada. Un error y una mentira. La mentira es la propia afirmación. Lo primero, porque no se puede medir “cierto grado de adhesión ideológica”, y en esa inconcreción pueden esconderse muchas mentiras. Y segundo, porque sí se puede imputar por colaboración con banda armada a cualquiera que, sin pertenecer a la banda, colabore con ella. Sólo faltaría que un colaborador de ETA no pudiese ser imputado toda vez que no declarara su filiación ideológica con la banda. Clásica basura socialista. Y un error, por otras dos razones: la primera, porque el Faisán, que es lo que impulsó a Cándido a emitir la circular, juzga actos concretos (facilitar información estratégica a ETA), de modo que en ese acto queda implícita la colaboración con ETA, más allá de la etiqueta que se le ponga. Y la segunda, porque de nuevo, la filiación ideológica socialista de los capitostes pringados establece un nexo ideológico con la socialista ETA, aunque sea como primos lejanos en plena negociación. Por tanto, nos da igual lo que diga Cándido, o lo que no diga El País o TVE. El caso Faisán no es ninguna quimera, sino la prueba fehaciente de que el gobierno y ETA son estrechos colaboradores. Y se demostrará.

Por lo demás, la ley es muy clara al respecto, y no dice nada de adhesiones. Y Cándido es fiscal, no legislador. Así que su circular carece de valor legal, más allá de alentar al incumplimiento de la ley.

COLABORACIÓN CON RUBALCABA

Presumiblemente, Rubalcaba es el autor del chivatazo a ETA en el caso Faisán. Presumiblemente puenteó al entonces ministro de Interior, Jose Antonio Alonso. Presumiblemente, Rubalcaba ha sido ministro de Interior de facto desde el principio mismo del Zapaterismo.  Y sabemos que lo del Faisán fue una prueba de buena voluntad a sus socios de ETA. Para proteger la negociación, dijo Elosúa a su cuñado en el micro que Rubalcaba olvidó sustraer. Sabemos también que Rubalcaba ha estado encubriendo extorsiones de ETA durante años. Y sabemos que Rubalcaba ha permitido que ETA vuelva a las instituciones. Tal es así que los terroristas han proclamado su victoria gracias a Pascual Sala, lacayo de Rubalcaba en el tribunal constitucional. Siempre ETA, siempre Rubalcaba.

Presumiblemente, Rubalcaba es el encubridor del 11-M, atentado que impulsó a Zapatero al poder, gracias a los reflejos de Prisa y del propio Rubalcaba. Sabemos que ni siquiera la sentencia inducida del 11-M logró relacionar el atentado con ningún grupo terrorista islámico. Y también sabemos que la fiscalía del 11-M se ponía muy nerviosa cada vez que se nombraba a ETA en el sumario, siquiera de manera tangencia, del mismo modo que sabemos que cuando Zapatero entró a gobernar, venía con un pacto con ETA que no anunció hasta bien entrada la legislatura, a pesar de que ya se fraguaba antes de las elecciones.

Por lo tanto, tenemos aquí un gobierno que pactó secretamente con ETA legalizar a ETA si llegaba al poder. Un gobierno que saboteó a jueces y usó la policía para salvar el aparato de financiación de ETA. Un gobierno que, en contra del criterio de los abogados del Estado, del dictamen del Tribunal Supremo, y de las investigaciones de la Guardia Civil, ha legalizado a ETA versión Bildu. Y resulta que quien de verdad propició todo eso, mediante un atentado, no fue ETA, sino que, según el gobierno, fue un grupo terrorista islámico. Atentado que el gobierno encubrió falseando pruebas, destruyendo pruebas y fabricando pruebas. El mismo gobierno que encubrió la extorsión de ETA y saboteó a la policía en favor de ETA. ¿No hay algo aquí que huele a chamusquina cosa mala?

Efectivamente, hay una pieza que no encaja, y es la autoría del 11-M. La sentencia está basada en pruebas falsas e inventadas, fabricadas para desviar la atención de sus verdaderos autores, de modo que para encontrar a los autores, hay que mirar en la dirección que intentaba disimular la sentencia. Puesto que los inductores de la versión oficial se ponían de los nervios (llegando a procesar a policías) cada vez que se nombraba a ETA, siquiera como sospechoso habitual, entonces la chamusquina huele a mierda. Y si no fue la ETA, entonces el siguiente de mi lista de sospechosos me lleva al principal partido beneficiado por el atentado que buscaba distorsionar las elecciones y que contó con los prodigiosos reflejos de PRISA y de Rubalcaba. Un partido que nació terrorista, y que montó un grupo terrorista en su pasado reciente, y que RuGALcaba encubrió en su momento. Y entonces ya la chamusquina huele a otra cosa.

Tendría bemoles que, del mismo modo que al asesino Capone se le logró encarcelar por evasión de impuestos, a la asesina ETA se la lograra desmantelar por colaboración con Rubalcaba, que a día de hoy ya debería ser un delito tipificado en el código penal.

MANIFESTACIÓN EN MADRID CONTRA EL TERRORISMO: CON LAS VÍCTIMAS, CONTRA LOS TRAIDORES

El gobierno ha sido fotografiado sirviéndose doble ración de faisán-al-cava. Miles de españoles nos manifestamos hoy en contra de la negociación con los terroristas. Un gobierno colaborador con el terrorismo (ETA, Faisán, Sortu, 11-M…) no puede ser tolerado.Un gobierno que usa a su antojo a la fiscalía para tapar delitos no puede ser tolerado. Un gobierno que usa a su antojo la información no puede ser tolerado. Un gobierno que hace causa común con los etarras es un gobierno etarra. A la cárcel con todos ellos.

Bravo por las víctimas, por su resistencia serena, que contrasta con la histeria etarra y socialista. Ellos se han quedado sin argumentos. Nosotros los tenemos todos, estamos con las víctimas, somos más y somos mejores. Que se vayan enterando esos traidores de que colaborar con terroristas no sale gratis. No hay balas para todos nosotros, ni mordazas tampoco. Y ahora nos van a oir.

 

 

 

Mariano Rajoy fue el gran ausente, con permiso de Esperanza Aguirre y de su majestad el mindundi de la Casa Real

 

 

Para no castigar demasiado mi clavícula en reconstrucción, nos hicimos fuertes en Génova esquina Colón, frente al Barclays

 

 

El único colectivo de gays y lesbianas fue, por supuesto, COLEGAS, con su bandera de apoyo a Israel, la única nación de oriente medio que no condena la homosexualidad

 

 

Los Peones Negros no faltaron a la cita con profusión de elocuentes pancartas

 

 

Génova era un río de banderas de España.

 

 

Nuestro buen vecino y mejor amigo Antonio. No nos lee mucho, pero tiene bula monoloquil, porque nos sopla muchos detalles. Forma parte de La Ciudad en Llamas en el equipo brainstorming, y pasamos horas y horas conspirando cigarro tras cigarro. Un fotógrafo le confundió con alguna celebridad, y nos quedamos con las ganas de saber cual. Siempre le he encontrado cierto parecido a George Clooney.

 

El ave que protagonizó la concentración no fue la gaviota del PP, sino el faisán de Rubalcaba. Una pancarta llevaba unejemplar enjaulado vivito y coleando. El pobre tenía pinta de no enterarse muy bien de qué iba la cosa.

 

 

La bandera de Colón está descolorida y hecha de retales. Toda una metáfora. Cualquier día nos la quitan.
Las víctimas son el referente. Firme y sereno, su ejemplo cunde entre la masa. Sin gritos ni sobresaltos, la manifestación ha sido un éxito. Te espero en la próxima.

OTEGUI CONTINÚA SU OPERACIÓN BIKINI

Leemos en Libertad Digital que Otegui ha pedido agua en el juicio que se celebra contra él. La juez ha contestado “Por mí, como si quiere beber vino”. Eso es. Contra ETA, bocaseca. ‘ha!

No, pero le han dado el agua, como podemos ver en el vídeo. Vean a un kale-borriko tartamudeando delante del juez.

A Otegui, el poli bueno de la mafia vasca lo juzgan por enaltecimiento del terrorismo. Ha declarado no ser español, lo cual es mentira, claro. Arnaldo Otegui, por ser vasco, es tan español como el que más. Otegui es un español vergonzante, impresentable y taimado.Pero español.

Sin embargo, él no parece estar disgustado por lucir semejante ristra de virtudes. Le gusta que se le vea malo, mafioso y defensor de asesinos.

Sí se le ve más avergonzado de ser español. En ese sentido, Otegui niega la realidad. Escuchando a gente como él, uno se avergüenza de ser humano. Pero no por ello voy a salir a la calle y clamar ante la justicia que soy un equinodermo, o una holoturia. Podría, pero entonces, el juez podría decirme “usted lo que es es tonto”. Así que no lo hago. Aunque lo sienta. ¡No soy humano! ¡Soy una planaria! ¡Soy un equidna! ¡Un tuátara! ¡Un cucaburra! ¡Un uombat! ¡Un casuario! ¡Un dodo! ¡Un Moa! ¡Lo que sea, menos humano!

Nos enteramos, asímismo, de que Arnaldo Otegui ha iniciado una huelga de hambre. Que es como le llaman los abertzales a la operación bikini. O trikini, incluso, para ocultar la pistola. Porque, no se lleven a engaño, eso es lo que hace Otegui. No está protestando. Está adelgazando para el verano.

Otegui ha engordado mucho desde que Zapatero está en el poder. Y ya no liga nada por las playas de San Sebastián. Se conoce que ya no lleva tanga, porque lleva la munición de repuesto escondida en el culete y con el tanga se le ve el cordelito de recuperación. Y así no hay quien se coma un rosco. ¡Pero qué digo, comerse un rosco! Con lo que engorda eso. Quita, quita. A mí, agua.

Te hemos pillado, Arnaldo. Estás de operación bikini. ¡No hagas eso, hombre, no sufras! Mira, me ha dicho un pajarito que en el Bar Faisán ponen unos bocatas de jamón ibérico que te caes para atrás. Pásate por allí, que yo invito. ¿Que no te lo crees? Pues el soplo parecía bueno. De arriba, vaya.

Ah, que no lo quieres. Sí que debe de ser castrante el marxismo. Los abertzales están tan castrados que ya no saben ni qué hacer ni con un bocata Guijuelo. Igual es de mal tono. Pero en La Ciudad en Llamas damos ideas. Arnaldito, toma el bocata. Y si no te lo quieres comer, te lo pones por montera. Ya que tienes fama de matador…

11-M: ¡ZETAPÉ, ELVIS ESTÁ VIVO!

Mientras permanecemos a la espera de que se dicte sentencia a Sánchez Manzano por la querella presentada el pasado verano por la AAV11-M, surge ésta noticia:

Que el gobierno se dedique a acusar de traición a todo aquel que ose discutirles una coma, no es nada nuevo. Sin embargo, cuando he leído el titular, me he acordado del vergonzante episodio de Rubalcaba (veo todo lo que haces, oigo todo lo que dices), y me ha sido imposible desgajar la una de la otra. Se me han pegado.

Se viene diciendo que Rubalcaba, tras las afirmaciones de Floriano, perdió la paciencia, pero yo no estoy tan seguro. Rubalcaba va sobrado de paciencia. Lo que le ganó a Rubalcaba fue el miedo. Faisán, Gal o SITEL, no sé qué asunto de los tocados por el diputado Floriano asusta a Rubalcaba. Puesto que SITEL es el más novedoso de los tres asuntos, lo más lógico sería pensar que SITEL fue el detonante de la reacción iracunda del Ministro. Sin embargo, me da que SITEL, de relativa gravedad práctica, pues no es SITEL lo que se ha puesto en cuestión, sino quién y cómo lo usa, SITEL, digo, no preocupa a Rubalcaba. El GAL es una piedra arrojadiza eterna que el PSOE regaló a la oposición hace ya décadas, y, aunque no creo que a Rubalcaba le entusiasme hasta el infarto que le menten el asunto, pues en aquellos días demostró a España para siempre jamás de los jamases, que el ahora ministro de Interior es un diestro embustero, no deja de ser una vieja herida.

Tal vez fue el chivatazo del bar Faisán, vergonzoso borrón en la historia de cualquier estado, lo que tiene sin pegar ojo a Rubalcaba. Lo del Faisán va a hacer correr torrentes de tinta, paladas de embustes, patrañas y medias verdades. Aún seguimos en espera de que Garzón, por ejemplo, facilite las grabaciones íntegras que la policía realizó aquel día. Cuando presentó el vídeo, faltaban los fragmentos relevantes a la investigación. Un mes después, saca otros fragmentos irrelevantes, que se le habían quedado en el fondo de la caja fuerte. Lo que daría yo por echar un vistazo a la caja fuerte de Garzón, por cierto. Pero volviendo al tema, ésto me recuerda asímismo que Gómez-Bermúdez, el juez del caduco juicio del 11-M, sigue sin facilitar los fragmentos relevantes del vídeo de la pericial de explosivos. El vídeo más importante de la historia de España. Bermúdez, en cambio, ha proporcionado, después de resistirse durante meses, partes irrelevantes del vídeo. Exactamente igual, Garzón que Bermúdez. El mismo descaro.

El juicio del 11-M no resolvió nada, y vino a añadir ruido a la investigación, aún sin terminar, y apenas empezada. La sentencia, y las pruebas, huelen a mierda a 500 kilómetros a la redonda. Y punto. Como mínimo.

Garzón intentó dar carpetazo al Faisán sin concluir la investigación, casi sin empezarla, si tenemos en cuenta que los policías que realizaron la investigación sobre el chivatazo son sospechosos a priori del propio chivatazo. Igual que la investigación del 11-M, con Manzano prigado hasta las trancas, habiendo participado en ella.

Y ahora, el PP solicita por primera vez una reapertura del 11-M, y recibe como respuesta un bufido y un zarpazo. Como Rubalcaba ante el Faisán.

Las posibles conclusiones que me vienen a la cabeza son:

La semejanza en los comportamientos de ambos jueces es evidente. Pienso que, como el 11-M, la operación Faisán oculta una verdad lo suficientemente grave como para que Garzón se exponga de un modo tan evidente. Quedan en último plano las sospechas menos graves: la hipótesis del topo de ETA en la policía, y también la del agente externo desconocido. Aquí hay tomate chungo, chungo.

Sin embargo, conviene observar la reacción de PSOE y demás mantenedores-de-la-versión-oficial ante la mención del 11-M pasado el juicio. Del aplauso a la sentencia, pasaron al respeto de la sentencia. De ahí, a ignorar toda mención al 11-M, posición bajo la que se ampararon varios años, en espera de que a la gente se le olvidara todo. Una vez que comprobaron que, lejos de perderse en el olvido, el 11-M se mantuvo constante en unos pocos medios, pasaron a la ilegalización y el soborno de la Cope. Como nada de eso acalló a  los periodistas del verdadero 11-M, los ocultadores pasaron a la ridiculización, de la mano de todo el organigrama de la versión oficial, desde el jefe visible, Zetapé, hasta el último chimpancé, Wyoming, practicaron activamente el cachondeo del 11-M. El presidente equiparó en pleno Congreso las investigaciones del 11-M a la leyenda de Elvis

Pero el 11-M genera más y más material que pone en serio entredicho todas las pruebas en las que se basó la sentencia, invalidando algunas con absoluta transparencia, como por ejemplo (uno de tantos) el montaje de los libros coránicos aparecidos en los escombros del piso de Leganés, libros chiítas, de todo punto incompatible con el carácter sunnita de los cadáveres aparecidos en Leganés.

Evidencias que apuntan sin duda alguna al mismo Manzano que encubrió a los terroristas destruyendo las pruebas e induciendo a autorías erróneas.

Evidencias que invalidan la sentencia de Bermúdez, que buscó y logró desplegar un grueso nubarrón sobre las diferentes autorías, material, intelectual e incluso filosófica.

Pasan los oficialistas al ataque, demandando a los informadores, los únicos que han investigado en lugar de ocultar, y ante una opinión pública que ignora activamente toda información nueva acerca del hecho más importante de nuestra democracia. Ataques preventivos, intimidatorios, de vuelo corto. Indefendibles, por lo cual viajan en la actualidad de juzgado en juzgado, a la espera de que caigan en manos de un juez que carezca de escrúpulos y/o tenga ganas de comprarse un yate nuevo.

Y, siguiendo el hilo de reacciones, han pasado a la batasunización de todo aquel que les mencione el 11-M. Así, Camacho ha mantenido su sólo-batasuna-y-ustedes-recurren-sentencias-firmes hasta en dos ocasiones, cuando se les ha pedido retirar semejante afirmación, negándose a retirar del acta la acusación. ¿Que por qué asumo que la sola declaración de Camacho es una línea de actuación del PSOE? Porque nadie de su partido se ha pronunciado al respecto, ni siquiera para llamar al sosiego, o ésas cosas que dicen en sus jeroglíficas declaraciones. El que calla, otorga. Sería interesante observar la reacción del gobierno, si se diera alguna. No es el caso. A cambio, llaman etarras a los del PP, y a todos los que pedimos la reapertura.

Me acuerdo finalmente de algo, una cita bíblica, que me dijo hace unos meses mi hermano Javier, una tarde en que me mostré muy pesimista acerca de la investigación del 11-M. Cito de memoria: “Nada puede ocultarse para siempre. Al final, la verdad siempre resplandece.” Tal vez a priori me pareció que aquella frase venía más de la fe que de la razón. Cuando, pocos días después, César Vidal pronunció un editorial en ése mismo sentido. Compartiendo mi hermano y César la misma confesión, y aún siendo uno de los mejores editoriales que le he oido al brillante periodista, me volvió a asaltar la misma sospecha: más fe que razón.

Sin embargo, ahora comprendo que no es así. Y que ni siquiera hay que proyectar en el futuro el esclarecimiento de todo secreto. Careciendo de las evidencias legales necesarias, de las reacciones de los ocultadores se generan certezas. Así, ya, hoy, en el presente, la certeza de que se el 11-M se enterró sin más es evidente para todo aquel que se atreva a ponerse al día en cuanto al 11-M. Queda perfectamente claro quién miente. Quién oculta. Quién amenaza. Quién debe ser equiparado con Batasuna. Queda perfectamente claro por las reacciones de los actores principales quién no hizo el atentado (Al Qaeda no atentó, ni atentaron los condenados, y si alguno de los condenados atentó, está en clarísima minoría con los que fueron a la cárcel sin haber participado siquiera indirectamente en la masacre), y queda claro clarísimo quién necesita que el 11-M se olvide para siempre. Y todas esas evidencias por acumulación de indicios inequívocos abren nuevos claros entre la capa de opacos nubarrones oficiales, y revelan nuevas certezas aún incomprobables, pero evidentes ya.

¡Zapatero, ELVIS ESTÁ VIVO!

————————————————-

Recupero, como premio al esforzado e intrépido lector, el editorial de César Vidal arriba mencionado, correspondiente al 17 de septiembre de 2009. Recién nacida esRadio. No deje de escucharlo.

-Y en el momento mismo de rematar éstas líneas, después de meses sin nuevas informaciones, se producen nuevas alegaciones que señalan a Sánchez Manzano como ocultador y destructor de pruebas. En ésta ocasión, son los propios testigos de la defensa los que desmienten al ex-comisario jefe de los TEDAX. Ánimo, AAV11M, José María de Pablo, Pedro J, Federico, Luis del Pino, Antonio Rubio y los demás. Y gracias por informar.

Caso Faisán: el vídeo está cortado (Ya lo sabía, ya lo sabía…)

Recordamos que existe un vídeo que grababa la entrada del bar Faisán, desde hacía días. Cientos de capturas de esos vídeos, fueron proporcionadas a la Guardia Civil. Ninguna de esas capturas era relevante, por pertenecer a días anteriores al chivatazo. Aseguró Garzón que el vídeo obraba en su poder. Y ahora nos encontramos con lo que ya sospechábamos: que en la cinta hay dos cortes estratégicos:

El primer corte, de las 10:52 a las 10:55. El segundo, de 6 segundos, durante las 11:11 minutos. En esos agujeros, la información que falta es la imagen del policía chivato que se acercó al bar para avisar a Elosúa, dueño del bar etarra.Ambos cortes pertenecen al día del chivatazo, y arruinaron parcialmente la operación.

Garzón, una vez que desplazó a la Guardia Civil de la investigación, encargó la misma a Carlos Germán, que, por formar parte del operativo, resulta sospechoso del chivatazo. Éste Carlos Germán también llevó a cabo la investigación de la cocaína desaparecida en la comisaría de Sevilla, no menos sospechosa por haber estado bajo secreto tres años, lo mismo que el chivatazo.

Y con una cinta agujereada y un policía de casa, Garzón quería dar carpetazo al asunto.

Se nos distrae añadiendo que el Bar Faisán tenía dos entradas, una de las cuales no estaba cubierta con cámaras, pero esos cortes en la cinta nos indican que el policía chivato entró por la puerta grande. Digo yo que en un bar borroka, no se entra así como así, a cuerpecito gentil y en son de paz, por la puerta trasera. El vídeo está escamoteado.

Lea la noticia en LD (El País no la publica)

Y bueno, para terminar, una reflexión peregrina: ¿no recuerda éste casualisísimo corte del video al apagón de la pericia del 11-M? ¿Y no recuerda el aviso previo de llamada por parte del chivato al aviso previo de la policía antes de la llamada de Abdenabi Kounjaa a Abdelkader Kounjaa, minutos antes de la explosión de Leganés?

A mí sí.

bgf

TODOS SOMOS VÍCTIMAS DEL 11-M

ETA y el PSOE ya estaban negociando desde mucho antes del 11-M.

El 11-M aún está por resolver.

El PSOE se hizo con el poder a causa del 11-M, y después lo tapó todo usando a los medios, a la policía, a los jueces y a algunas víctimas.

Los malhechores de encubrimiento se querellan contra todo aquel que sigue indagando. No dan la cara, pero se retratan en su actitud.

En éste país ya no hay garantías de constitucionalidad. Aquí, el ministerio de Interior hace y deshace a su antojo, pues al tener penetrado el Tribunal Constitucional y la justicia en general, no les preocupa vulnerar los más elementales derechos del ciudadano. Véase Gürtel y sus escuchas absolutamente ilegales. Mil pinchazos. Una sola filtración. Un PP noqueado.

Zapatero el comunista, el negociador, el gótico faisán, se ha cargado los derechos constitucionales, tiene a una nacionalista en Defensa y a otro en Justicia. Se están dejando nuestro dinero en crear empleo público, que cuesta dinero, y deja en la estacada al sector privado. Lo mismo que los grandes sindicatos. Y gracias a SITEL en manos de Rubalcaba, no tenemos una oposición real.

El estatuto catalán está aplicándose desde hace tres años sin que el Tribunal Constitucional se haya pronunciado. Llevan tres años con el caso bloqueado. La política de los hechos consumados. ¡Qué injusticia!

Una riada de gente invade Madrid celebrando la vida con alegría, y son ninguneados por los socialistas, que están locos por manejar la vida y la muerte.

Matar, para ellos, es un derecho. Sólo negocian si hay muertos sobre la mesa.

España está corriendo un grave peligro, en manos de sus enemigos y sin nadie que les tosa.

TODOS CON LAS VÍCTIMAS DEL 11-M

¿Es que España no se va a dar cuenta nunca?

TODOS SOMOS VÍCTIMAS DEL 11-M.

salgadosun