Hermann Tertsch, 2 de Junio, la huelga en Telemadrid

Ofrecemos uno de los editoriales más poderosos de Hermann. No lo hemos rescatado nosotros, ya estaba en youtube. Lo cual nos alegra.

Se sitúa en el contexto de una de las huelgas que convocan incansables los sindicatos contra una de las pocas voces independientesde la televisión. La excusa, los abusos de la casa. Sin importar que se cometan las mismas injusticias en todos los demás canales (el audiovisual es un negocio de pandereta), sin importar que los despidos (dos) fueran pactados y los agraviados se fueran a casa con su jugoso despido. Menudos luchadores de la libertad, los sindis.

Por supuesto, la verdadera razón de las huelgas son la línea editorial de Hermann Tertsch y Ana Samboal.

Como profesional del medio audiovisual, doy fe del nivel de penetración que la izquierda ejerce en el ramo, y que puede llegar a ser insoportable por el nivel de intolerancia, bajunismo y adoctrinamiento que abunda. Aún recuerdo las caras que veo entre mis compañeros cuando digo en voz alta que no soy socialista. Sólo eso puede valer para tachar a uno de facha, palabreja caduca, que designa a todo aquel que no comulgue con su doctrina. Doctrina fracasada pero insistente, y carente de la más mínima autocrítica. Eructo asqueroso que denota la ignorancia y el fanatismo de quien la aplica al discrepante. Insulto típico de intolerantes, más usado cuanto más a la izquierda su escupidor.

Y de eso, querido lector, La Ciudad en Llamas da fe.