CARTA A MARIANO RAJOY

1321827291203

Caro Mariano:

Te escribo esta carta porque se me ha acabado la paciencia. Y porque me veo en la obligación de avisarte.  Verás, probablemente no soy tu votante medio, ni siquiera soy tu votante. Soy alguien que te votó porque no quedaba otra: había que desalojar a esa plaga que amenazaba con dejar arder España mirando desde Moncloa las columnas de humo con un enigmático brillo en los ojos.

Yo suponía, y como yo otros muchos, de los que te votaron y de los que no, que sin ser un gran presidente, harías un buen papel. No nos creímos tus promesas, claro, pero pensamos que tranquilizarías los ánimos, devolverías a la calle la normalidad que desde el misterioso atentado del 11M nos había sido vetada, apagarías la mecha separatista, recortarías el mastodóntico gasto público, y en definitiva, serías mejor que el anterior. Harías que nuestros problemas fueran los cotidianos, los que se merece un pueblo que salvo excepciones y sin mediar extraños atentados, apostó siempre por esa normalidad. ¿Pedimos demasiado? Tal vez, no lo sé. Pero normalidad es lo que prometiste cuando en tu discurso, la misma noche en que te hicimos presidente, prometiste que serías el presidente de todos. De los que te votaron y de los que no.

Y nos has fallado, Mariano. Has irritado a todos sin excepción, porque no has querido enfrentarte a nadie. Nos prometiste la luna y nos negaste la franqueza. Has rehuido la principal labor de un líder, la de explicar que para tener cosas hay que sacrificar cosas. Nos has tratado como a niños incapaces de entender nada. Sin intención de dar la cara, nos has tenido en vilo en mil desastres. Empeñado en que la economía es el indicador único, jugaste la partida a una única carta.

Pero la jugada ha salido regular, y mientras tanto, no sólo no has apagado ningún fuego, sino que han prendido nuevos focos. El último, el mejor de todos: tener a la cabeza de la intención de voto a un grupo bolivariano pagado por Venezuela y promocionado hasta la náusea por un canal de televisión que tú mismo rescataste de su quiebra natural. Tranquilo, ya se apagarán, te susurraban al oído. Y es verdad, los fuegos terminan por apagarse. Pero en el camino consumen. Y me da la impresión de que no te importa demasiado qué consuman mientras no te llegen las chispas. Por no quemarte tú, has dejado que ardamos los demás.

Y al final te están llegando las llamas. En Cataluña y el País Vasco habías claudicado, pero no contabas con que en Andalucía también ibas a conquistar la irrelevancia. Tú dices que sí, pero yo sé que no. Y como yo, todos. Muy pocos defensores te quedan en la calle, Mariano, porque no se puede defender lo indefendible. Tal vez pensabas que por alguna ley de la física, una mayoría absoluta te impide perder las siguientes elecciones. No sé quién te habrá metido eso en la cabeza, pero le pagas demasiado. ¿Qué será lo próximo? Muy feo lo tienes que ver en Madrid para recurrir a tu mayor terror, Esperanza Aguirre. ¿Qué te dolerá más, Mariano, perder Madrid o que Esperanza la gane para ti por goleada?¿Qué traición tienes preparada para ella una vez que te haya asegurado la Plaza Mayor para ti?¿Por qué eres tan férreo en Génova y tan liviano en Moncloa?

No hace falta que respondas, Mariano. Me sé todas tus respuestas.

¡EL PP DESPEGA EN LAS ENCUESTAS! (y van treinta)

Vaya por delante que para mí, Gürtel es a la historia del mamoneo lo que Granujas de Medio Pelo es al cine de ladrones. Es más producto de la estupidez del líder que del hecho en sí. Cuatro perras, si lo comparamos con la sangría legal de Zapatero, sin ir más lejos. Sin ir al cebollón de euros que se han pegado la criatura MendezToxo. Sin ir a Filesa.

Digresión moderadamente malvada: Alfonso Guerra ambicionaba el puesto de presidente del Congreso cuando Zapatero se lo dio a Bono en su primera crisis de gobierno. ¿Qué pasa con el Zetapé? ¿Se cree que la presidencia del Congreso es como el Proyecto Hombre para la rehabilitación mediática de manoslargas, o qué? Recordamos con ternura al pobre Marín, que las tuvo que pasar canutas, y de cuya honradez (éste sí) nunca dudé.

Pues vaya un despegue pepil de las encuestas. Ya he perdido la cuenta de las veces que he leído la misma información, con las mismas cifras.

Vale, lo del CIS del mes pasado fué un espejismo con truco. Un trile. Empezaron la encuesta con el PP el mismo día que arrancaba el Gürtel. Nadie se las creyó demasiado. Este mes, Zapatero lo tiene más jodido si quiere acomodar para el CIS una fecha concreta en la que arrancar el sondeo. Como no la hayan empezado coincidiendo con que Zapatero anuncie la chufla marinera de que paguen los ricos y los curas, no sé. Y tampoco creo que le fuera muy favorable el anuncio.

A mí me da vergüenza ver mentir a los políticos con ese descaro y con tan claras intenciones. Éste Zapatero es incorregible. Va a hacer lo que esté al alcance de su teléfono móvil para ser presidente cuatro años más. No sé, igual después ya no tiene que renovar, y se queda para siempre. (Ups, ¿he pensado eso en alto?). Pero bueno, ya hablé de ello en anteriores posts.

Lo que quería decir es que éste nuevo despegue, y van treinta, sólo significa que Gürtel ha desaparecido de los titulares, que se centran ahora en el recorte de Zapatero, doloroso, arrogante, pero errado y de chichinabo para resolver el problema.O sea, que Rajoy no está recibiendo un incremento en su capacidad de convertirse en depositario de la confianza del electorado, probablemente de “su” electorado. No sé si se puede decir más claro. Bueno, sí:

QUE EL PP NO DESPEGA. Está a tiro de escupitajo de Zapatero. A tiro de móvil. A tiro de titular. A tiro de sus socios. A tiro, vaya. Si Rajoy no depura su discurso, no va ni a la vuelta de la esquina. Y aunque lo depure y gana en 2012, llegará desgastado. Y entonces se lo merendarán vivo con cualquier excusa. Si en Afganistán o en Irán la cosa se pone fea, reeditarán el No a la Guerra con total desvergüenza. Después de lo de Garzón en la Complutense, me temo cualquier cosa.

Por cierto, ¿qué fué de la mamarrachada esa de encierro o no sé qué que iban a protagonizar Almotroma, La Pasionaria de Barquillo y el Tonto Ilustrado? ¿Se les sumó algún figurante? ¿Llegó a consumarse el encierro simbólico?

Coño, ¿no se les habrá olvidado sacarles, y a estas horas aún siguen ahí? Jur, jur, jur. Luego, el despistadillo que tenía que abrir la puerta de la mazmorra, abre, y se encuentra con que Almotroma se ha comiso a los otros dos. Jur, jur, jur. Y conste que no he querido ser muy malpensado. Jur, jur, jur.

Por cierto, leo en Libertad Digital que a Bono le han encontrado una nueva propiedad, como a la aspirina o al aloe vera, o a Berlusconi, incluso. UN PORSCHE, nada menos. ¿Y regalo de quién? Pues nada menos que…¡¡DEL POCERO!!

¡JUÁ, JUÁ, JUÁ! ¡Menudo elemento!Menudo manoslargas, parece que nos ha salido Pepe Bonus!¡Salud, camarada!

Sigo repasando la prensa y me encuentro con que…buf. Todo lo que veo merece entradas separadas. Menudo panorama, amigos. Y los votantes de izquierda siguen sin darse por enterados. ¿Dónde está esa izquierda que exigía transparencia?

Joder, el propio Rubalcaba violó la jornada de reflexión con sus exigencias de transparencia el 13-M, la Noche de los Paraguas. En aquellos días, el PSOE, todavía sacudiéndose la peste a corrupción, repetía incansable, ojitos soñadores, que todo gobierno, más allá de su ideología, debía tener la transparencia como máximo ideal. Cosa por otro lado absurda. Pero ellos la exigían, exaltaban, elevándola al carácter de religión. Valiente pandilla de cantamañanas. Si no fuera por Marianín, tendrían una huella en el trasero, de esas que dibujaba, genial, Ibáñez.

Y ahora resulta que Rubalcaba obstruye a la justicia otra vez aduciendo que los protocolos de actuación de los TEDAX son secreto oficial. Una tontería, por cierto, desmentida por el hecho de que Rubalcaba mismo aportó esa ese protocolo en 2006, cuando aún no era del dominio público que las pruebas habían sido destruídas o manipuladas. Vaya, que por entonces aquel documento no inculpaba claramente al jefe de los TEDAX poniendo en serio entredicho el juicio en su totalidad. Pero ahora sí. Por eso ahora lo oculta. Sin embargo, quedó publicado el documento, que demuestra que la cadena de custodia lleva directamente a él. O sea, que o bien destruyó las pruebas, o bien las entregó al que finalmente las destruyó. En ambos casos, es culpable. Y por tanto, Rubalcaba lo es de una flagrante, descarada, activa, contumaz, falta de transparencia. Y eso, siendo benévolos.

Y por no dejarlo con Rubalcaba, vaya otra más. El etarra Mikel Carrera en los asesinatos de Capbretón. De modo que de número uno de ETA, nada. Otro invento de Rubalcaba, el de “los españoles se merecen un gobierno que no mienta”.

Ni con todo ésto en los titulares. El PP vive siempre a la espera del despegue. Dice el FMI que “el sistema laboral español no funciona”. NO FUNCIONA. MALFUNCTION, Zapatero. Y Mariano, NO FUNCTION. A verlas venir, esperando la caída de la hoja. En cuanto Zapatero permita la reforma laboral, el trabajo entrará.

Lo que antes era el infierno neocón, abaratamiento del despido, flexibilización del empleo (estatutos que, por otra parte, no se cumplen nunca), Zapatero se colgará como una medalla lo que antes criticaba.

Menudo despegue de bajos vuelos. Empieza a sonar a cantinela. Como los propios Doctor Rajoy y Mister Brey.

MARIANO RAJOY, UN RIVAL MUY ASEQUIBLE

Soy tan bueno que no puedo perder

El efecto COPE continúa, paralelo al efecto Rajoy, efectos ambos que comparten placenta y ahora, consecuencias conjuntas. O sea, una caída de oyentes/votantes. La de Cope fue automática. Desde el día en que echaron a Losantos y Cesar Vidal, perdieron un grueso importante de oyentes que se fueron a esRadio y no volvieron a sintonizar la cadena episcopal. El chorro ha sido contínuo desde entonces, en favor a esRadio y también Onda Cero.

El cambio de dirección, de la mano del infecto Nacho Villa (oírle haciendo chascarrillos picantes en la sección de corazón haría vomitar a una cabra) ha sido traumática para la cadena, y no solo en oyentes, sino que sus tertulianos empiezan a abandonar el barco. Hoy, Juan Manuel de Prada abandona la Cope y declara con dureza contra la actual dirección de Cope por la incapacidad de la cadena para transmitir convicción.

A Rajoy también le han abandonado por tibio María San Gil y Ortega Lara, dos casos sangrantes. Y los votantes, parece ser que le están abandonando. Habrá que esperar a otras encuestas más fiables que la cocinilla del CIS, para ver cuánto hay de cierto en esa caída de intención de voto en el PP de Rajoy. Que no me extrañaría, ojo. Sólo Mariano cree que su inconsecuencia le dará votos en vez de quitárselos. Lo que se me antoja una maldición, pues no me parece Mariano de esos que rectifican, o por lo menos, no de los que rectifican a tiempo.

Cope y Mariano, Mariano y Cope. Aquejados del mismo mal, quieren acaparar el voto de la derecha sin mostrar que son de derechas, pensando que adoptando una posición equidistante en los conflictos troncales de España van a engatusar a algún oyente/votante despistadillo.

Creo que es apuesta equivocada. Rajoy y la Cope están apostando por un votante/oyente activamente centrista. Yo creo que ese oyente/votante no existe. Todo, TODO el mundo cree tener la solución a un problema. Unos son más audaces, otros más pragmáticos, otros son más exaltados, otros más moderados, pero todos, todos, son de izquierdas o de derechas. Lo más parecido al centrista activo es el desapegado, el descreído y el indolente. Y esos tres modelos son precisamente los que nunca votan ni oyen las noticias. Cuando Rajoy dice que “los liberales, que se vayan”, cuando la Cope anunciaba en su primera tertulia sin Federico que quedaban vetadas las posiciones vehementes o las visiones negativas, están sacando de su espectro a una parte importante de su electorado/audiencia. Mala apuesta, situar el target en quien no está interesado.

Así que ésto es lo que hay, un Mariano que no convence. En ese sentido, no llega a los niveles del intragable Nacho Villa, pero aún así, no convence, ni despega. Y debería estar arrasando en la intención de voto.

De confirmarse el panorama que esboza el CIS, el que convoque anticipadas será el propio Zapatero. Nada más fácil para él que acomodar una fecha que le vaya a venir bien. Ha demostrado una y mil veces que sabe manejar los tiempos y acomodarse a la situación. Con Mariano al frente, Gürtel en los tribunales, consecuencias penales, titulares, dimes, diretes, y posibles salpicaduras, caben muchas posibilidades. Sí, Zapatero podría volver a romperle la cintura a Rajoy. Incluso en el peor de los cuadros económicos posibles, Zapatero tiene en Rajoy un rival muy asequible.

No se pué ser bueno