11-M LA CASA DE MORATA

Según la versión oficial, las bombas se montaron en la casa de Morata de Tajuña.

La casa de Morata no está en Morata. Está en Chinchón, en la carretera que une Morata con Titulcia. Esa casa estaba a nombre de la española Nayat Fadal Mohamed. Cuando la policía llamó a la casa de la propietaria para detenerla, ella tardó unos minutos en abrir, mientras quemaba unos documentos. La policía esperó fuera hasta que los documentos ardieron y la mujer abrió la puerta. Un hecho lamentable y sospechoso.

No menos sospechoso es el hecho de que el marido de Nayat, Abú Nidal, que estaba cumpliendo condena por colaborar con Al-Qaeda en el atentado de Casablanca, y verdadero propietario de la casa de Morata, no fuera imputado en el 11-M.

Diríase que la investigación sólo buscaba la palabra AlQaeda, sin mayor interés por condenar a quien proporcionó casa a los terroristas del atentado del 11-M. Comparado con Zougham, detenido por vender (según la VO) unas tarjetas a un tipo que resultó ser un terrorista (según la VO), no me cuadra.

Ésta vía de investigación, además, abría jugosos contactos con Al-Qaeda, entre los cuales buscar autorías intelectuales, como el contacto con el jefe de Al-Qaeda en España, a través de una visita personal a la cárcel por parte de uno de los apoderados de la finca de Morata. Sin embargo, la investigación policial no tiró de aquel hilo. Bien debían saber que por ahí no había nada.

Según la VO, los encargados de colocar las bombas en los trenes tenían instrucción de no acercarse a la finca de Morata durante la elaboración de las mismas. Si se hace especial hincapié en que nadie vea quién elabora las bombas, es porque no se espera que los colocadores mueran en el atentado. De suicidas, nada.

Además, logísticamente, es un contratiempo apartar del equipo que va a usar las bombas al tipo que va a elaborarlas. Si se hace, es porque es importante que los colocadores no le vean. Si sólo fuera una cuestión de identidad, podría mentirse a los colocadores, y decirles que fulanito se llama menganito, nada de preguntas y ya está. Sospechamos que el que elaboró las bombas no responde al perfil que podríamos esperar. Pero aún así, con un potencial terrorista de AlQaeda que elabora las bombas y desaparece, aún así, la verdadera trama de Al-Qaeda no se investigó. Claramente, hay gato encerrado. No, las bombas no las elaboró ningún terrorista de AlQaeda.

Para seguir ésta línea de investigación es necesario asumir que fue en la casa de Morata el lugar donde se elaboraron las bombas. Sin embargo, ni siquiera eso es seguro, porque los indicios telefónicos que condujeron la investigación al repetidor de la zona no son concluyentes en el lugar exacto de la activación de las tarjetas que supuestamente sirvieron de detonadores, ni tampoco resultan fiables en cuanto al momento exacto de la activación de las tarjetas. La policía proporcionó cuatro informes diferentes acerca de la hora de activación. En uno de ellos, el que parece, por cierto, menos cocinado, se habla de una activación producida entre el 9 y el 12 de marzo. ¿Es posible que las tarjetas fueran activadas después del atentado?

Por otro lado, como demostró el diario El Mundo, los teléfonos utilizados según la VO no podían ser utilizados como temporizadores. Además, no es lógico tomarse tantas molestias con usar móviles como iniciadores para usarlos como meros relojes. Si usas móviles es para detonarlos a distancia, no por temporizador.

La casa de Morata es la parte de la investigación que más abstracta me resulta. ¿Cómo es posible que éste tipo al que el sumario apoda El Chino y al que se le atribuye la autoría material celebrara el día del Padre en ésta casa de Morata después del atentado y antes de morir, siempre según la VO, en Leganés, suididado? ¿Un islamista radical celebrando San José? ¿Con toda la policía buscando autores del 11-M? No me jodas, no me jodas. Huele a gato encerrado. Y como el vinacho malo, empeora con el tiempo.

Personalmente, respecto a la noticia que abre el post, creo que Trashorras no sabe nada, que fué usado malamente y que todo lo que tenía que decir lo dijo ya hace tiempo. Él traficaba con Goma 2 eco. Su explosivo no mató a nadie en los trenes. Tal vez ese explosivo fue usado para volar el piso de Leganés, en el que explotó una desproporcionada cantidad de goma 2 eco, pero no en los trenes.

Dejo el link a Los Enigmas del 11-M, de Luis del Pino. No dejéis de leerlos.

LOS ENIGMAS DEL 11-M