CONTROL

Sentarse a redactar un programa electoral debe de ser parecido a empezar una novela. Uno escoge por dónde atacar la hoja en blanco, busca los puntos débiles del público, y no se repara en gastos porque los efectos especiales los pone el lector. El programa electoral de Podemos para Andalucía ha escogido tema: el hogar, el último bastión defensivo, la república independiente de tu casa, el único lugar en el que uno es como quiere ser, donde uno escoge qué canal ver, qué emisora escuchar, qué periódico leer. Cómo hablar, cómo vestir, cómo legislar.

De sobra conocida es la resistencia del individuo a dejarse invadir en el único lugar donde mora en completa libertad, y no puede extrañarnos que Podemos, enemigos declarados de la libertad del individuo, haya buscado precisamente un caballo de Troya como tema central de su programa liberticida. La supresión del artículo 18 de la Ley de Dependencia (qué nombre nauseabundo) implica necesariamente la inclusión de un funcionario en el hogar, un elemento extraño a sueldo de desconocidos en tu propia casa, manejando el mando a distancia, el dial, prefiriendo aquellos canales que animan al Estado a subirles el sueldo, a ponerse en huelga continua cuando no gobierna según quién, a contratar a más como él, a perpetuar su puesto de trabajo. Un elemento extraño fiscalizado por sindicatos de clase, también a sueldo del Estado, que tienen muy claro quiénes son los buenos y quiénes los malos. En tu propia casa.

El anzuelo es magnífico, claro. Los cuidados (¡gratuitos!) a los que no pueden valerse por sí mismos. ¿Quién puede poner un pero sin ser tachado de cualquier cosa? Al fin y al cabo, así es como nos engaña el Estado cada día para que depongamos las armas y nos abandonemos a su dictado. Es por tu salud, es por tu bien, es por tu seguridad. ¡Es por los niños, los niños! Y no deja de ser curioso que un partido que se llena la boca con la palabreja “empoderar” vea como un verdadero problemón que el individuo nos ahorre un funcionario y asuma el esfuerzo a un coste económico menor y menos invasivo. Pero es normal: no hay precio demasiado caro (total, pagarán “los ricos”) cuando se trata de invadir por decreto la privacidad del hogar, que es en definitiva el gran y último enemigo del totalitario. Vencida esta, no habrá nada que defender.

podemos

QUIEN PAGA, MANDA

Venezuela se va a pique. El régimen chavista no tanto. De Chávez nunca sabremos, pero de Maduro nadie sospecha que vaya a ser de esos capitanes que se quedan en el barco para que se lo traguen los océanos, sellando su destino al de su gestión de la tempestad. La identificación patria/líder sólo vale para los logros y las medallas, pero todos sabemos que eso es sólo un chándal que uno se quita y se pone, y si el Nicolás maduro tuviera que huir a su Colombia natal cruzando a pata la frontera, os aseguro que no lo haría disfrazado con los vivos colores del pabellón venezolano.

Por supuesto que no estoy descubriendo el Pacífico. Es más, la inevitable situación de Venezuela se veía venir de lejos, y la única diferencia actual con los clamores pretéritos es que el futuro ya ha llegado. Hipotecados a China los recursos, y despilfarrados hace tiempo en políticas sociales (a falta de apelativo más certero), el dinero de los demás se ha acabado. Que es cuando los socialistas empiezan a decir que “esto no es socialismo”, y que es, precisamente, cuando los que no somos socialistas sabemos que empieza el socialismo. El socialismo real YA. Los últimos manotazos del régimen han sido, por supuesto, prohibir que se hagan fotografías a los anaqueles vacíos de los supermercados, y autorizar al ejército a sofocar las protestas con fuerza letal. Falta comida, faltan medicamentos, falta papel. Ya no queda nada por expropiar salvo las vidas de los que gritan.

Hay que distinguir entre Venezuela y el chavismo. No son la misma cosa, del mismo modo que Franco no era España ni Arturo es Cataluña. Por eso he de decir que Venezuela entra en barrena pero el chavismo no. Previsor, el ejército de asesores y técnicos del chavismo sabía que la fiesta tenía que terminar, como de hecho ha ocurrido. El chavismo ya no es triunfal, y Maduro no puede pasearse por Caracas expropiando a diestro y siniestro en riguroso directo sin peligro de que algún valiente le susurre “Mi comandante, eso ya se expropió”. De aquellos dislates sólo queda una mueca congelada, la sonrisa sin gato que decía Pedro Jota. La nación sin personas. Es el momento de actuar, de poner en práctica el plan P. Y es que el dinero de Venezuela se ha terminado, pero el de Europa no, y el chavismo depende de él.

De entre ese ejército de asesores ¿asesorados? destacó un grupo de universitarios españoles que llevan una década esperando el momento en que les dieran luz verde a un plan audaz como todo plan que sale bien. Una cuadrilla que, educada en la cheka complutense de Somosaguas, se sabe al dedillo la perorata comunista, su target habitual, sus fórmulas y por supuesto, sus resultados. Y como religión, (cada vez veo más clara la tesis de Escohotado del socialismo como herejía laica del cristianismo), se basa en la fe ciega más allá de los resultados, en el apego al mensaje y la liturgia más que a los supuestos beneficiados. De ahí el cinismo pasmoso de los nuevos profetas al decir que “en España las cosas ya no pueden ir peor”. Por supuesto que pueden ir peor, y ellos lo saben de primera mano: sólo tienen que ver el resultado de sus asesorías venezolanas, pagadas de golpe, casualidad de casualidades, semanas antes de fundar Podemos, ese partido que no es un partido, que es comunista pero no lo es, e inspirado por el chavismo para seguir el modelo…sueco.

¿A quién hacía más falta Podemos, a España o al chavismo?¿Qué economía se va a pique, la española o la venezolana?¿Quién paga esta cosa morada que viene a completar la bandera rojigualda?¿Quén esta cosa chulesca que amenaza e interroga a la prensa, en vez del obligado viceversa?¿Quién se ha eyectado del caza venezolano dejándolo caer, agotados sus recursos, expropiadas sus alas y malvendido su motor, en espera de que llegue el coleta a rescatarlo in extremis con otro avión al que, sin estar en sus mejores horas, le queda bastante más autonomía de vuelo y muchas piezas aún por expropiar?

En las novelas detectivescas, cuando el protagonista se queda sin pistas y no hay dinero ni móvil para el crimen, se recurre a la máxima de buscar a la mujer para encontrar al culpable. Cherchez la femme, se llama. En el caso podemita, no es necesario el cherchez la femme, a pesar de que se ha buscado y encontrado a la dama, y huele a podrido a quince kilómetros. Y no hacía falta porque tenemos la pasta, tenemos al sicario, tenemos al cliente y tenemos el móvil.

Quien paga manda. O como dice el refrán anglosajón, “who pays the piper calls the tune”. Quien paga al gaitero elige la canción.

maxresdefault (9)

PODEMOS: EL DIABLO ESTÁ EN LOS DETALLES

Podemos es una exitosa fórmula de fracaso. El fracaso de Podemos viene implícito en su agenda oculta, su secreto peor guardado: su ADN comunista. Extrema izquierda, compadreo con ETA, socialismo duro, recorte masivo de libertades, que se traduce siempre en miseria, escasez y persecución del individuo. Véase cualquier ejemplo histórico sin excepción, prestando especial atención al régimen venezolano, cuyo gobierno, asesorado por las élites de Podemos, ha llevado a su nación la escasez de productos de primera necesidad. Especialmente sangrante es la escasez de papel, siendo Venezuela el principal productor de papel del mundo. El éxito electoral de Podemos reside en ocultar su socialismo duro, disfrazándolo de justa indignación ciudadana (esa palabra). Sólo así podrá superar el techo de votos natural de cualquier partido de extrema izquierda: atrayendo al votante despistado que jamás votaría a amigos de ETA; o directamente atrayendo al tonto del culo, que compra discursos fáciles sin entrar en detalles. Y el diablo está en los detalles.

Tomemos el programa de Podemos para la campaña Europea. En él hay dos ejemplos que, contrapuestos, nos dan la medida exacta de qué es Podemos, más allá de las coletas y las poses informales de El Tuerka, su Querido Líder.

Ejemplo 1: Políticas de protección a homosexuales.

Captura del programa PODEMOS para el parlamento europeo

Dejando aparte la obvia discriminación al varón heterosexual, que como todos sabemos, es el origen de todo mal, y dejando aparte también el hecho de que nuestra legislación ya garantiza el derecho a “la seguridad y la vida libre de violencia” a todo ser humano sin distinción, centrémonos en que son sólo una excusa para el verdadero centro del epígrafe: “Un sistema jurídico de garantías que intervenga tanto en el ámbito público como en el privado”. Se traduce en un sistema jurídico que penalice cualquier actitud, contraria a la norma, que uno tenga en el ámbito de su privacidad. Cualquier gesto o comentario que hagas, intrépido lector, delante de la televisión, o tomando algo con los amigos, o en familia, será punible, constitutivo de delito, si se sale de la normativa impuesta. Nótese además que ese sistema jurídico del que habla Podemos no estaría circunscrito al ámbito de la opción sexual, sino a cualquier otro ámbito (“a través de un sistema jurídico que…”). Y es ahí, camuflado entre las palabras “libertades”, “garantías”, o “derechos”, donde se encuentra el objeto más peligroso de todo el programa implícito de Podemos: su intención de ideologizar por ley nuestra vida privada. Detalles.

Ejemplo 2: Políticas antiterroristas.

Captura del programa de Podemos para el parlamento europeo
Obviamente, Podemos no está contento con la política antiterrorista que tenemos en España. La encuentra demasiado dura con los terroristas. ¿Por qué? Porque Podemos comparte ideario con ETA, algo que ha quedado sobradamente demostrado por testimonios de los propios alumnos y compañeros de Iglesias y Monedero, por los múltiples vídeos que corren por la red con Pablo Iglesias dando charlas codo con codo con conocidos abertzales, o en sus propios programas de televisión minoritaria, La Tuerka y después Fort Apache, hablando con simpatía de ETA y de su causa. Sin embargo, con todo lo que habla, cuando llega el momento de poner su mensaje al alcance de un público masivo, Pablo Iglesias se cuida mucho de decir en las tertulias esa parte de su discurso. Y si se fija el espectador que se somete voluntariamente a semejante tormento (yo lo hago a veces), verá que toda la flema y serenidad del coleta se torna agresividad e insulto cuando le sacan el tema de su simpatía por ETA, lo mismo que cuando le vinculan con el régimen chavista. No desmiente, no explica: niega e insulta. Lo más llamativo es que suele ser el moderador quien le rescata del embrollo cambiando de tema, interrumpiendo al tertuliano que saque el asunto, o incluso cortándolo directamente. ¿Por qué? Porque no quiere que el votante despistado se entere de que Pablo Iglesias simpatiza con ETA y con el chavismo. Detalles.

Finalmente, establezcamos una comparación entre los dos textos reseñados. Para “proteger” al homosexual y a “la mujer”, Pablo Iglesias no duda en intervenir la privacidad del individuo. Sin embargo, en materia antiterrorista, Pablo Iglesias se muestra mucho más comprensivo, y propone “no vulnerar el derecho a la libertad de expresión”. Juntando ambas propuestas, quedaría el derecho a la protesta circunscrito solamente a aquellas ideas que el gobierno marcase como correctas. Considera Iglesias que hay que invadir la privacidad de un señor que diga en su casa que “telecinco es un nido de maricones”, pero no la libertad de un señor que diga públicamente que matar está bien si es por la causa correcta.

¿QUÉ DICE EL CÓDIGO PENAL ACERCA DE LAS “PROCESIONES ATEAS” DE AMAL Y LEO BASSI?

El Ayuntamiento madrileño ha anunciado que no autorizará la procesión atea. Una procesión cuyos convocantes han declarado su intención de “hacer daño a la moral católica”, y que para ellos la quema de iglesias es “un referente básico”. Bien por el ayuntamiento. ¿A qué espera la delegada del Gobierno, Dolores Carrión, para prohibirla también? Probablemente no se atreva, porque al ser del PSOE, lo más probable es que no tenga voz propia, sea una lamebotas del poder, y le deba obediencia al gobierno, y no al pueblo. Carrión ya se ha lavado las manos (qué bien traído, vive Dios), declarando que el conflicto no entra dentro de sus competencias. Una declaración de cobardía infinita, de pleitesía al poder, y de incompetencia suma. Y el gobierno ya ha defendido la procesión atea como un acto “festivo, cultural”, cita textual. No, el gobierno no va a hacer nada. A estas alturas, no nos extraña, ya ha quedado demostrado más allá de toda duda que estamos gobernados por un partido corrompido, que hace prevalecer su ideología putrefacta por encima de las más básicas normas de convivencia.

En dicha “procesión atea”, que pretende seguir el trazado de los pasos de Jesús el Pobre, y del Cristo del Gran Poder esa misma tarde, se han preparado pasos de nombres tan ingeniosos como “virgen del mismísimo coño” o la “hermandad de la santa pedofilia”, en un acto evidentemente provocador y declaradamente ofensivo. Y para mí está claro el doble objetivo: a) Reventar la solemnidad de la procesión, convirtiéndola en una verdulería de feminazis resentidas y castratti mentales, y b) ser agredidos para que les legitime el estatus de víctima. Pero eso son estimaciones personales. Quedémonos con las palabras del convocante: “Nuestro objetivo es ofender, hacer daño”. ¿Cultura, eso? Escupo sobre tal afirmación.

La delegada Carrión debería escuchar el clamor popular, que pide la prohibición del acto. Pero no lo hará. Ya sabemos de qué está hecha, si de acero o de mierda de pavo. Dejémosla, no nos hace falta y ha elegido quitarse de en medio. A los tibios que les vayan dando. Centrémonos en lo importante: ¿Se ajusta a derecho la manifestación atea, cuya intención es “ofender, hacer daño a los católicos”, y que está convocada en el mismo día, a la misma hora y en el mismo lugar que dos procesiones católicas?

Consultemos a ver qué dice el código penal:

Está bastante claro, ¿no?

Y después de este paréntesis de fría objetividad, creo que es evidente que el gobierno socialista, como inspirador último de semejante patochada, ampara y permite este tipo de iniciativas con la esperanza de provocar el desorden y el conflicto social. No en vano, han creado una asignatura obligatoria, la abyecta y totalitaria “Educación para la Ciudadanía”, sólo para inculcar a la sociedad el desprecio por la religión católica. ¿Cómo no va a ser cómplice de estas “procesiones ateas” el gobierno socialista, si la asimilación de su espíritu es contenido obligatorio para el estudiante?

EPLC, LEGALIZACIÓN DE ETA, SUELTA DE TERRORISTAS, FINANCIACIÓN DE TERRORISTAS, REVELACIÓN DE SECRETOS A LOS TERRORISTAS, OCULTACIÓN DEL 11-M, LEY DE MEMORIA HISTÓRICA, EXPOLIO SISTEMÁTICO POR MOTIVOS IDEOLÓGICOS, CORRUPCIÓN ENDÉMICA, PROVOCACIÓN CONTINUADA, NEGACIÓN DE LA CRISIS, OCULTACIÓN DE LA CRISIS, DEJACIÓN DE DEBERES CON RESPECTO A LA CRISIS, NEGACIÓN DE AUXILIO, MENTIRAS SISTEMÁTICAS A LA CIUDADANÍA, ENGAÑO CRÓNICO EN CIFRAS, DATOS Y ESTADÍSTICAS, AMPARO DEL DELITO, APOLOGÍA DEL EXTERMINIO DEL FETO, ANTIJUDAÍSMO, PERMISIVIDAD Y CONNIVENCIA CON LA VIOLENCIA SINDICAL Y UNIVERSITARIA, COMPLICIDAD CON ACTITUDES INCONSTITUCIONALES, INSTRUMENTALIZACIÓN POLÍTICA DE LA FISCALÍA, INCOMPETENCIA MANIFIESTA, IMPUNIDAD GENERAL. Está claro que el gobierno socialista es un gobierno delincuente, y va siendo hora de que pongamos coto a nuestros dirigentes, antes de que se nos coman vivos y nos la monten como en el 36. No basta con sacarlos del poder. Hay que juzgarlos por sabotaje.


¿HUELGA? ¿QUÉ HUELGA?

La huelga ha sido un fracaso a pesar de las tácticas fascistas de los piquetes, que no han podido impedir el normal desarrollo de la jornada laboral. Sus maneras chulescas, bajuneras y cobardes han quedado en evidencia gracias a la participación de la gente, que ha grabado con sus móviles las acciones de las bandas de UGT y CCOO.

Por supuesto, las peores agresiones se han dado contra las cámaras, ojos testigos que registran los actos, pero a día de hoy, algunos años después de la publicación del manifiesto comunista, cada persona tiene un teléfono movil con cámara, y eso no se puede parar así como así. ¡No me grabes! es la frase más común de los vídeos. No me grabes. Qué bonito, impedir la libertad de información. Muy poco democrático, camaradas. Muy comunista, eso no te lo discuto. Pero muy poquito democrático. Camaradas.

No me extraña. Ya les faltan huevos para plantarle cara al gobierno del paro, es normal que cuando salen a la calle a apalizar ciudadanos no quieran que les graben. No quieren dar la cara para no dar cuenta de sus actos. ¿Qué delincuente querría? Es de cajón.

Los piquetes son organizaciones fantasma, y no responden por sus actos. Permitir que los piquetes campen a sus anchas equivale a darle un día de fiesta a todo becerro que quiera ajustar cuentas con la realidad a base de partirle la crisma a alguien. Por otro lado, observando los vídeos, veo que entre las amenazas-piquete abundan los carrozones de la transición garrota en mano, coreando eslóganes más caducados que los gorros con pluma de abubilla (¡policía militar, policía militar!…¡por favor!), y me doy perfecta cuenta de que en realidad son cuatro mataos, nostálgicos viejunos de los tiempos en los que perdieron la virginidad, sus buenos tiempos de pancartas y melenas. Es como una revolución de fin de semana. Después de arreglar el mundo, hacerse una la foto y romper unas lunas, dicen salud camaradas puño en alto y se vuelven a sus casas con la banderita bajo el brazo, desfogados, a sus cálidos hogares de los de toda la vida y sus fotos de boda católica. Y casi lo vería bien si la diversión de estos anacrónicos borrico-carmesí no pasara por pisotear los derechos de los trabajadores, amenazar y agredir a todo el que les mire raro o tenga la mala suerte de cruzarse con ellos de camino al tajo.

Reflexión: Si le dieran esas voces al que se las tenían que dar, y no a nosotros, otro gallo les cantaría. Lejos de eso, prefieren berrear, insultar y agredir a unos cuantos trabajadores indefensos ante una policía tibia y poco preventiva. Una policía pactada. Yo creía que la democracia era otra cosa.

Permitir los piquetes es inconstitucional. Con estas huelgas pactadas con el gobierno, permitir los piquetes equivale a suspender la legalidad. Pactar cierta permisividad con la policía proporciona carta de naturaleza a las agresiones totalitarias de estos bestias, y desprotege al ciudadano ante unos totalitarios palo en mano, como en las películas de nazis. Con la excusa de la huelga, el gobierno les da permiso a los sindicatos para que campen a sus anchas y se diviertan usándonos a nosotros para calmar sus atrabiliarios humores antidemocráticos.

¿Piquetes informativos, dicen? Ya hay suficiente información, tele, radio, internet… Los piquetes se inventaron cuando los obreros no sabían leer. Ahora, con el acceso a la información, nadie necesita que le informen de la huelga. Eso lo saben ellos mejor que nadie, porque se llenan la boca denunciando la globalización como el mal de todos los males, cuando la globalización no es otra cosa que la consecuencia inevitable del acceso libre, universal e instantáneo a la información.

De ahí la virulencia del piquete: la imposibilidad de manejar mediáticamente la situación. Eso ya, ni Zapatero lo consigue. Aún siendo el principal beneficiado de la huelga controlada, porque se ahorra una de verdad, y conservando su amistad con los sindicatos paniaguados, aún con todo eso, creo que a la larga, Zapatero saldrá dañado. Ha quemado a sus sindicatos, porque ya meten menos miedo que Tintín y han entrado en descrédito para cualquiera que tenga ojos y sobre todo, oídos. Y aún más importante, el pueblo se ha enemistado con Zapatero vía sindicatos, y cuando nos toque votar, será muy recordado éste día por todos aquellos que no pudieron ejercer su derecho a trabajar, o fueron testigos o víctimas de alguna agresión. Debería ser ilegal dejar al trabajador a merced de una banda de fascistas, y este día se recordará.

¿Piquetes convencitivos, dicen ahora? ¿Cómo que convencitivos? ¿No estamos en una democracia, caballeros? Déjame que sea yo el que me forme una opinión oyendo a vuestros líderes, que bastante espacio tienen en las noticias. No puede ser legal (o no debería serlo) dejar que unos grupos vayan por ahí intimidando a la gente. Convencitivos, dicen ahora. Cómo retuercen el idioma estos totalitarios. Coercitivos, persuasivos, amenazadores, impositivos. Y además de todo eso, son el testimonio vivo del fracaso de la huelga.

Si se estima un seguimiento mayoritario, ¿que necesidad hay de montar piquetes? Si ya les íbamos a seguir todos ¿qué necesidad habría de convencernos? Perdida la batalla de las ideas, amenaza, grito y agresión. Puro matonismo decimonónico. Frentepopulismo de garrafón.

Los piquetes son coartadas que pagamos nosotros por activa y por pasiva. Si se denunciara a UGT y CCOO por los desmanes de sus células fantasma, también pagaríamos la cuenta de sus actos, puesto que su dinero es el nuestro. Muerden la mano inofensiva que les da de comer. Coartadas para hacer el cafre por un día.

Además, ¿de qué va a informar el piquete? Si los objetivos de la huelga son en sí todo un objeto de debate. Debate estéril, porque los motivos dados son una milonga. La huelga tampoco va contra la derecha, contra el empresario ni contra el trabajador. No señor. Contra ellos han sido dirigidos los piquetes, pero no son el verdadero objetivo de la huelga.

¿Contra la reforma, dicen? Mentira. El PP votó en contra de esa reforma, y Zapatero a favor. Sin embargo, los piquetes han sido dirigidos contra empresas (bares y establecimientos), contra propiedades (coches, furgonetas de reparto en plena faena) y contra Esperanza Aguirre. Se han plantado, los impresentables, frente al palacio de la Comunidad, para insultar a Esperanza Aguirre. Iros a Moncloa, les decía la gente. Memorable.

Pero no. El verdadero objetivo de la huelga es fingir enemistad con Zapatero, salvar la cara y así poder seguir manteniendo el chorreo de miles de millones que ese mismo Zapatero les regala descaradamente con cualquier excusa a cambio de su estrecha colaboración. Mamoneo sostenible.

Propongo un parque temático de la huelga general. Un gulag de la diversión. Un recinto que, una vez al año, conmemorando alguna fecha importante, no sé, el día en que Pablo Iglesias logró terminar un párrafo, o algo así, pues que se abrieran unas jornadas sindicales inocuas, para que esos cenutrios calmen su sed de sangre sin perjuicio de los derechos fundamentales, dejen en paz a la gente que quiere trabajar, y no insulten la inteligencia de los que han perdido su trabajo ante la indiferencia comprada de los sindicatos. Y se vayan después a su santa casa.

Aunque tal vez no sea tan buena idea lo del parque temático, porque estos kaleborricos son capaces de quemar el recinto hasta la última astilla con todos ellos dentro. Qué horror.

Mientras lo deciden, propongo una nueva letra para ¡A las barricadas! A ver qué os parece.

¡A LAS MARISCADAS, A LAS MARISCADAS

AMENAZAS, VIOLENCIA Y COACCIÓN!

¡A LAS MARISCADAS, A LAS MARISCADAS,

POR EL TRIUNFO DEL  TAQUITO DE JAMÓN!

Oscura reflexión final: ¿Tenemos que esperar este tipo de actitudes cada vez que al pueblo le toque expresar una decisión voluntaria? ¿Todo este revolucionismo de llavero va a ser lo normal en las próximas jornadas de reflexión? ¿Se calmará el ambiente y estas izquierdas cercanas a la histeria aprenderán en próximos meses a respetar la decisión de los demás? ¿O por el contrario, animados ante la permisividad policial, volverán éstos pijoprogres el próximo día acompañados de sus amigos más montaraces a reventar jornadas de reflexión, campañas y elecciones? ¿Ha sido esto un ensayo general para futuras ocasiones? ¿Qué planeas, Zetapé? ¿Te imaginas, un presidente de izquierdas permitiendo a los sindicatos de izquierdas pegar y asustar a los ciudadanos de a pie durante las jornadas democráticas?

MAREA ROJA

Fosa de Paracuellos
Paracuellos, por el pleno empleo.

Hoy, el infumable Bono se despacha en el parlamento con un discurso que ensalza el republicanismo de antaño. Sí, ese que el PSOE dinamitó, figurada y literalmente. República contra la que el PSOE se sublevó en el 34 porque perdió las elecciones. República que pisotearon y utilizaron para provocar una guerra civil que pensaban que iban a ganar. “Si hay que llevarse media España por delante, se hará”, dijo un diputado socialista en el parlamento, meses antes de la contienda. Esa República.

Ayer, Anasagasti declaró que el Valle de los Caídos debe ser dinamitado. Qué valientes estos antifranquistas, ahora que Franco lleva treinta y cinco años muerto. Y hay que ver lo que les gusta la dinamita a estos nacionalistas vascos.

La Junta de Andalucía regala 1800 €uros a toda mujer que, bajo declaración jurada, diga haber sido vejada por el franquismo. Vomitivo. Si yo fuera una mujer vejada, iba y le decía al gañán ese que se metiera sus dinerillos por el orrrto, que diría un argentino. Debería darles vergüenza, le diría al pájaro, remover mierda muy pasada por una cuestión de simple desesperación electoral, caballero.

El tal Griñán regala también dineros a los homosexuales vejados por el franquismo. Lo mismo de lo mismo, si bien cobra más sentido la sugerencia sobre qué podía hacer Griñán con los euritos.

El domingo, el nefasto Zapatero en su mitin catalán, berreaba, como su mentor Adolf, nuevas formas de burlar la ley en pos de un modelo “más libre, más igualitario, federal“.

Hoy, Zapatero ha roto definitivamente la igualdad de los españoles dividiendo la caja única, la de la seguridad social. Lo ha hecho para dar mayores atribuciones al PNV, cuyo voto necesitaba para sacar adelante los presupuestos del estado. Por unos votos ha vendido la igualdad de los españoles.

Los sobornados Méndez y Toxo preparan algaradas sindicales contra la derecha. Estando Zapatero en el poder. La huelga es contra la derecha y los empresarios. El País titula hoy  “Gobiernos del PP agitan la huelga con elevados servicios mínimos“. ¿Se puede ser más indigno en un mísero titular?

Se prepara la reforma que otorgará control político total sobre el poder legislativo. Los jueces se han llevado las manos a la cabeza, pero la reforma sigue en marcha. Rubalcaba ya se está guardando para sí los casos de corrupción. Los derechos civiles saltan por los aires. Pronto, leyes a la carta para el poder. Como Hitler. Como Stalin.

Para un socialista, las votaciones están para ganarlas limpiamente. Y si no puede ser, entonces se amañan. Los propios Tomás Gómez en Madrid y Antonio Asunción en Valencia han avisado del peligro de pucherazo en las elecciones internas del PSOE, y han acusado abiertamente de la clara intención por parte de la ejecutiva de amañar los resultados electorales de su propio partido. El socialismo tiende a desacatar los resultados electorales. Primero, intentan manipular al votante. Si no lo consiguen, pasan al insulto y la amenaza. Y si eso tampoco funciona, entonces hacen lo que quieren. No es la primera vez que lo intentan.

Los sindicatos de izquierda UGT y CCOO, corruptos e impresentables hasta el tuétano, siguen lanzando sus proclamas mafiosas. Ante el fracaso que les espera en la pseudohuelga general, han amenazado a Esperanza Aguirre: “Si no quiere ser la muerta del entierro…”.

Eduardo Madina, hombre de proyección del PSOE, declara que “El PSOE va a defender de Esperanza Aguirre a los sindicatos“. Probando una vez más que la huelga no es contra el gobierno, sino contra la oposición. El mensaje: el problema de España es la oposición. Sin esta, la “democracia” de la izquierda sería completa.

Como canta Robe Iniesta: “Va a subir la marea…”

Archipiélago Zetapé (excelente artículo)

Me he topado con un excelente artículo. Habla sobre 1984, una de las mejores denuncias del socialismo, y que para los vacunados de izquierda, como yo, resulta profético, cuando en realidad sólo era descriptivo. El artículo merece la pena.

Y ya que estamos, cuelo un artículo que llevo remirando unos días, también de la autora.

Arrabal, bien sobrio, hablando del comunismo

La Ciudad en Llamas adora el vídeo de Fernando Arrabal absolutamente disparado en aquel debate de Dragó.

Yendo a repasarlo, nos encontramos con éste otro, mucho más sorprendente, si cabe. No se pierdan a Arrabal hablando del comunismo.

ENTREVISTA A WILLY MEYER Y UNA TAL ESTHER

Acabo de quedarme a cuadrículas con el siguiente material, una entrevista a dúo que conceden a El País el líder del PCE y una miembro de las Juventudes de IU.

Él es Willy Meyer, y se muestra como un hombre sosegado. Perro viejo, posee recursos verbales más que sobrados para eludir temas espinosos, que es de lo que se trata el comunismo. Además, muestra cierta caballerosidad  a la hora de echarle algunos cables a su compañera cuando a ella el fango empieza a cubrirle las tetas (y las quejas, querida comunista, a Igualdad Aído). Lo que nos lleva a ella. La elementa.

Ella, Esther López Barceló, mucho más joven, posee una insuperable capacidad para justificar encarcelamientos, fusilamientos y atentados, aunque carece de toda habilidad que la permita disimular lo mucho que se la sudan los muertos del comunismo.

Todo esto lo comprobarán ustedes leyendo el vergonzante documento con el que El País conmemora el Muro de Berlín, que no su caída. Lo cuelgo aquí, bien a la vista, porque merece la pena detenerse a leerla.

EL PAÍS 09-11-2009 ¿Qué es ser comunista en 2009?

Como han podido comprobar los lectores del documento, la cosa no empieza mal. La toma del Palacio de Invierno, la lucha por la igualdad, reparto equitativo, cárcel, exilio, franquismo y blablabla…La demagogia barata al uso. Nada nuevo.

Pronto, en cambio, empiezan los problemas para Esther, que identifica el capitalismo salvaje con nuestra democracia, para después reconocer que al capitalismo hay que derribarlo así como a nuestra democracia. Ella se refiere a “esa democracia”, pero “esa democracia” es NUESTRA DEMOCRACIA, y con todos sus problemas, nuestra democracia es infinitamente mejor y más libre que cualquier práctica comunista. Como incluso ella se da cuenta de que plantear el derrocamiento de nuestra democracia, como mínimo, queda feo, saca a relucir a Franco, que es el comodín del público. Se verá en el resto del documento que, cuando la chica tiene problemas para no quedar como una mamporrera del fusil, saca a Franco o a Hitler a relucir, como si con ello el asesino argumentario comunista quedara justificado. Y es que para ella lo está. Como si Hitler no fuera socialista, por cierto.

Luego suelta la lindeza de que es un error juzgar si Marx estaba equivocado o no. “A ver, es que se parte de una base errónea: pensar que Marx dio una solución. El marxismo lo único que hace es analizar el sistema capitalista. Creer que Marx pudo estar o no equivocado es parte del problema, es desconocimiento”. Lo que nos pone tras la pista de que ni ella se cree a Carlitos. Para ella, juzgar la doctrina de Marx es un error.

¿Pero cómo va a ser desconocimiento someter al juicio crítico un libro técnico? No dice que hay que creerlo y obedecerlo a pies juntillas, pero ya les dije que con los comunistas es siempre más relevante lo que no queda articulado en palabras que lo que se dice. Pero bueno, nada que objetar, una doctrina es una doctrina, y creer en ella es un acto de fe. Imaginamos, pues, que la tal Esther debe de sentir un gran respeto y camaradería por las personas doctrinarias o creyentes. Jur, jur, jur.

Willy se apiada de su parloteante compañera, y le echa el primero de varios capotes. De nada le sirve, pues ella misma se enfanga por completo en el siguiente apretón: La URSS fue una perversión de lo que debía ser, dice. Pero no nos detengamos en eso, sino en lo bueno, dice, como la toma del poder, o la lucha contra el nazismo. ¿Qué importa, NO dice en palabras, que Stalin matara en tiempos de paz a más rusos y a mayor ritmo del que lo hizo Hitler con propios y enemigos en tiempo de guerra? Detengámonos en lo positivo, dice.

Por cierto, que intenta, con argumento tramposo, constatar que quien ganó la guerra fue Stalin liberando campos de concentración, no los Aliados. Cuando la realidad, muy distinta, es que Hitler la perdió solito contra el clima, y la contraofensiva fue conjunta. Rusia tuvo gran importancia, como atestigua la fotografía del soldado ruso plantando la bandera soviética en el parlamento alemán, pero ella no se molesta en argumentar, y se va al hecho anecdótico de los campos, que es como mentar a Hitler. Comodín, again.

Luego, la elementa empieza ya a MENTIR cuando dice que con seis añitos ya hizo su diagnosis social de la caída del muro. Basura, amiga. Pura basura. Reproduzco aquí el parrafito completo.

“Yo tenía seis años, estaba viendo con mis padres la televisión y recuerdo perfectamente que se vivió una sensación muy contradictoria: muchos veía a la gente celebrándolo, pero pensaban: ¿Y ahora qué nos espera? Se había acabado con el bloque, con la única fuerza que quedaba para reconducir ese país hacia un socialismo. Era la victoria del imperialismo sobre lo que le quedaba al comunismo en Occidente.”

You’re full of shit, babe.

Ya la comunista no sale del lodazal, y empiezan los balbuceos al hablar de Cuba. Willy, pirata él, la deja cocerse un rato para que aprenda a escuchar a los mayores. Así, Esther declara que “Cuba no es el sistema ideal, pero no se puede debatir si la alternativa son los balseros que se van a Miami”.

Éstos comunistas siempre están diciendo qué se puede y qué no se puede debatir. Por lo menos, la chica es consecuente. Pero falaz, pues nadie dijo que la alternativa fueran los balseros, sino LA DEMOCRACIA REAL. De esa no huyen más que los maleantes, ni siquiera los totalitarios que viven de los derechos que les confiere. “Entonces no hay nada de que hablar. Así que lo del muro… si la alternativa era el capitalismo que tenemos hoy día pues sí, fue una tristeza que cayera el único reducto que quedaba de posibilidad de luchar por un socialismo. Y el muro en sí… pues no fue producto del comunismo solamente, fue producto de una lucha de bloques. Como lo que le pasa a Cuba: por culpa del bloqueo económico no puede prosperar”. Incurre en otro error de bulto, pues las inyecciones de dinero de Stalin nunca los vio el pueblo. A los comunistas les pasa como a los gitanos desarraigados, que reniegan de los capitalistas/payos, pero los necesitan para que no se los coma su propia mierdecita. O sea, que el problema del comunismo es que no puede hacer negocios con los capitalistas…You’re full of  shit, babe.

“La realidad cubana es la democracia más profunda que he vivido yo en cualquier país. En España no hay una democracia garantizada, por ejemplo en los centros de trabajo a nivel sindical. Están totalmente corruptas las elecciones en los centros de trabajo: los trabajadores están indefensos frente a los patrones. El poder burgués deja a los trabajadores indefensos…”

Pues claro que están indefensos los trabajadores de muchas empresas, y de eso doy fe. Como doy fe de que cuando he pedido ayuda a los sindicatos ante los abusos, me han mandado a la porra, buena suerte, compañero, haber mirado la letra pequeña. Como que los sindicatos no trabajan el sector privado, y se concentran en lo público, fácil de controlar. Trabajadores indefensos, pues no los defendéis hasta que no aprueben una oposición. Nada que reprochar, eres consecuente. Pero no pidas que crea en tu demagogia, diría barata, pero no lo haré porque es carísima. En euros, no en valor real.

“…Pero cuando llegas allí te das cuenta de que, con los comités de defensa revolucionarios, hay una democracia participativa enorme en los barrios…” yno estoy a favor del sistema de partido único pero es un sistema mucho más democrático y participativo del que tengo yo aquí en el Parlamento español.

O sea que según tú, se sabe cuándo hay democracia en un país porque “te das cuenta“. ¿Cómo que te das cuenta? Estás en Cuba, hay un hospital con el careto de Guevara, pone “democracia” por todos lados. Pero si no hay sufragio, ni libertad de pensamiento, si se persigue la homosexualidad y se prohíbe escapar a otro país, ¿dónde está la democracia? ¿A punta de pistola? ¿Por qué no te quedaste en Cuba, chiquilla? ¿No me estarás vendiendo la moto de que no importa tanto elegir al presidente y tener libertades como que un comité revolucionario mediatice la vida vecinal? Y claro que hay participación, como que si no participas, después te niegan lujos como tener un teléfono colectivo en tu bloque, o incluso agua corriente. Menuda democracia.

A lo que se refiere ésta señorita es a que si estás en el poder aquí, mandas mucho menos de lo que mandan los que están en el poder en Cuba. Y eso no se lo podemos discutir. Sí podemos recordarle que es ésa la principal bondad de la democracia REAL. Que los políticos están sujetos a sus propias leyes.

Aquí llega un momento memorable, cuando hablan de presos políticos en Cuba. Meyer, en su peor intervención, dice que no hay presos políticos, sino gente que no condena el bloqueo. O sea, que si no condenas el bloqueo, a la cárcel. Luego dice que son muy pocos, los presos. Nos ha jodido. Claro que son pocos. Si me meten en la cárcel por no manifestar rechazo por la sopa castellana, pues tendré que decir que la odio, aunque me rujan las tripas. Aunque, si las tripas me rugen demasiado, ¡también voy a la cárcel! Mañana mismo me voy a Cuba, a vivir la democracia. ¡JUAS!

Y luego, Esther Democracia López dice que en España hay tantos presos políticos como en Cuba. -No, bueno, eso yo no lo comparto…, dice Meyer. A éstas alturas, la entrevista parece ya un show de Les Luthiers. Y argumenta la tipa con dos ejemplos: un pájaro ondeando una bandera tricolor, y que la policía le pidió el carnet en una manifestación una vez. Jur, jur, jur. Como dicen en mi barrio, la miras el culo y le sale un moratón.

La traca, a estas alturas, ya ha empezado. Después de recitar al son de Willy, y sólo cuando lo señala Willy, que “estamos en contra de la pena de muerte, en cualquier país“, continúa desmintiéndose a sí misma. “Pues claro. Pero a ver… ¿Eso mancha un régimen para siempre? Pues es que hay determinadas acciones que son cualitativamente más importantes que el hecho de que hubiera una excepcionalidad de un fusilamiento”. Lo primero, no es UN fusilamiento, sino MUCHOS fusilamientos. Y dos, acuérdate de éstas palabras tuyas, cuando vayas a condenar los fusilamientos de Franco, inusitadamente escasos para cualquier dictadura occidental, no digamos comunista, y que buscaban evitar que gente como tú accediera al poder. ¿Qué son, según tú, unos pocos pum, pum, pum, si son en favor de la democracia? No entraré a discutir tan compleja cuestión, sólo compararé los pocos pum, pum, pum de Franco, con pueblos enteros enterrados vivos por orden de Stalin, millones de mujeres violadas por la democracia coreana o el exterminio masivo de niñas en la democrática China. ¿Qué son esos desgraciados en comparación a las bondades que trae el comunismo?

Y ahora, la debacle. Y es que a la hora de hablar de la izquierda mafiosa vasca, entramos ya en el terreno del PURO BALBUCEO.

P:¿Cómo valoran las últimas detenciones en el entorno de Batasuna?

Esther: Esas detenciones no se sostienen. Si se acaba con la vía política, la única que les vamos a dejar a los independentistas va a ser la terrorista. No se puede detener tan alegremente porque entonces pierdes la razón, así se enquista el conflicto. Son detenciones arbitrarias, un ataque.

La doblez moral es tan obvia, que no me resisto a señalarla. De modo que, para ésta tiparraquilla que apoya el encarcelamiento de quien no condena el bloqueo, es un ataque que se encarcele a quien no condena el asesinato, a quien señala el objetivo con el dedo. Se retrata aquí la izquierdosa con la bisoñez del niño que dice lo que piensa de verdad. Su solidaridad, pues, va con los verdugos, no con las víctimas. Pues mira. A mí no me gustas un pelo, y mucho menos la basura que tiras por la boca. Sin embargo, no voy a ponerte una bomba, ni a tus hijos tampoco. Sólo opino en mi blog, y voto en consecuencia. No diría yo que me queda la salida de la violencia, pues esa salida no es legítima, ni mucho menos, democrática. Si el parlamento no aprueba tus propuestas, ¿lo quemas? Claro. Pobre Esthercita, no la dimos otra opción.

You’re full of shit, babe.

Y para terminar, ésta chiquita sufre un proceso parecido al de Benjamin Button, infantilizando su discurso a medida que transcurre la entrevista, acaba balbuceando, acorralada por un entrevistador que lanza preguntas centradas a los pies. Acorralada por la presencia del lector.

P. ¿Arnaldo Otegi es un preso político?

E. L. Pues vamos a ver… cuando una persona no ha incumplido la ley, o no más que otros… y se le detiene… ¿Otegi es un preso político? Pues…. Es que no sé si decir eso porque…

Acorralada por los lectores, no sabes si decir eso porque os están leyendo y se van a enterar de lo que decís los comunistas cuando estáis en privado. Gú, gú, tá tá. Y como todos los bebés, te acabaste cagando encima.

Así que, sacamos conclusiones. Esther, ¿qué son los doscientos millones de muertos del comunismo, en comparación con una bella doctrina, aunque ésta no funcione? Pues mucho, señoritinga de manos limpias y alma negra. Todo. Aunque no oigamos sus gritos de dolor, lo son todo, por lo menos para mí, a la hora de decidir si me quedo aquí o me voy a Cuba, Corea, la Rusia democrática, la China roja o una posible Euskal Herría. Me quedaré aquí. Lo mismo que tú.

Willy_Meyer_Esther_Lopez_Barcelo
Qué nivel, Maribel

katyn esther