DEBATE 2: AÚN MÁS PATÉTICO

Dumb&Dumber&Dumbest&Llamazares

Y si creíamos que la pantomima del martes era patética, es porque no contábamos con esto. El debate que estoy presenciando en estos momentos va a destruir mis meninges de un momento a otro. ¿Os acordáis de esos juguetes imitación low cost con que los reyes magos menos informados, o que nos tomaban por idiotas, nos obsequiaban a veces, cuando no se querían gastar los dineros en los fetén? Pues eso es a un debate electoral lo que están emitiendo en la uno ahorita mismo.

El que va a ganar el debate es Gallardón. Sólo eso debería darnos el nivel de la mesa. El líder del gasto le está dando un baño a sus contuertulios. No digo más.

Está Llamazares. A mí este tipo me da pena, de tan insignificante que es. Sin ir más lejos (Llamazares es un político de cercanías), baste decir que hace ya dos años declaró su intención de abandonar la política activa, pero aún sigue ejerciendo porque su partido no encuentra con quién sustituirle. Y conste que digo partido, aunque he trabajado en suficientes congresos de IU como para asegurar de primera mano que eso se parece menos a un partido político que al ministerio de magia de Harry Potter. Un tipo vestido con pelliza de pastor y barba de medio metro por aquí, una cuadrilla de lesbianas feministas vegetarianas con dientes de sierra por allá, una delegación de los chinos por acullá, una momia del siglo XIX conservada al estilo del abuelo de la familia de La Matanza de Texas sentada durante todo el evento sin mover un músculo para aplaudir, como si fuera el esqueleto del instituto. ¿Por qué todos esos esqueletos de laboratorio de ciencias tienen nombre?¿Por qué siempre acaban con gorrito de papel y un cigarrillo entre los dientes? Preguntas ambas harto más interesantes que el resultado del debate de trastienda que se está dando en la 1.

Está Jáuregui. No es mal parlamentario, pero como le toca defender lo indefendible, pues ya a 11 días del desalojo la cosa aburre. Menudo papelón. ¿Sabéis cuál ha sido su estrategia de salida? ¡Sorpresa! ¡Meterse con el PP, por colaborar poco! Y dirá la gente: cualquiera que haya colaborado poco en esta legislatura, merece mi voto. Y acertará, por cierto.

Hay un catalán. Imposiciones del socialismo, qué se le va a hacer. Irrelevante. A la gente se la suda lo que digan los partidos catalanes, como lo que digan los partidos salmantinos. Coñazo. Queremos más, queremos más, queremos más, queremos volar libres, España es un lastre y Cataluña es arcadia. Y les doy la razón en eso de Arcadia. Cataluña es Arcadia, porque Cataluña es España, y España es Arcadia: la tierra en que los políticos dan arcaditas. Por otro lado, los habitantes de Arcadia serían llamados arcaditas, ¿no? Pues eso.

Está Erkoreka. Dice la tradición del PNV que Arquímedes, al descubrir su famoso principio hidrostático, en lugar de exclamar ¡Eureka!, gritó ¡Erkoreka! La misma tradición afirma que la antigua Grecia hablaba en vasco hasta que llegaron unos españoles reaccionarios de la excelencia de Esperanza Aguirre a imponer el griego. Y que el yogur griego lo inventó un bilbaíno. Y más cosas que no me acuerdo. Imaginad todo eso aplicado a la teoría política del PNV sin remozar, sin autocrítica y sin vergüenza.

Total, que la cosa está más muerta que Jimmy Hoffa. ¿Recordáis el concilio de Elrond? Pues lo contrario. ¡País!

 

Hoy hace 10 años: Thatcher ya tenía calado a Garzón

Hoy hace diez años, Margaret Thatcher habló palabras proféticas. No entraré a valorar a Pinochet, sino lo que dice la dama de hierro. De hecho, las palabras de la estadista son recibidas con frialdad por la línea editorial de El Mundo.

Portada de EL MUNDO, 7 de Octubre de 1999

Del procedimiento judicial seguido en el caso Pinochet, promovido e instruido por Garzón, dijo que ha sido «poco menos que escandaloso (…) las probabilidades de que el senador reciba en un tribunal español algo parecido a lo que en Gran Bretaña consideramos justicia son mínimas».

Curioso, se inició la campaña de Garzón contra el Mal del Mundo que terminó con Garzón tratando de encausar a Franco, basándose en que no estaba acreditado que Franco hubiera muerto. Pero vaya, la Thatcher habló bien de lo que es la justicia en España.

Observo que el clima de aquellos días tenía los malos tratos infantiles como principal problema. Ya casi ni me acordaba. Aquello terminó con la aprobación de PP y PSOE de una Ley del Menor absolutamente socialista y que se ha revelado como uno de los grandes fracasos de la “política del consenso”, y cuyos frutos bien conocen los maestros y profesores, los policías que vigilan zonas de botellón y por supuesto, Marta del Castillo y su familia.

También vemos un curioso rifirrafe entre Aznar y Pujol. Estaban en juego las elecciones autonómicas en Cataluña. El candidato socialista era Maragall, el CiU era Pujol y el popular Alberto Fernández. Me permito reproducir parte del texto del periódico El Mundo.


Pleno empleo

En concreto, Aznar le reprochó a Pujol que prometa el pleno empleo para los próximos años recordándole que el PP ha rebajado la tasa de paro en Cataluña en un 45%. «Sin nuestra política de consolidación fiscal, de reducción del déficit, de disminución de los impuestos, de control de los precios no se estaría en esa situación», afirmó. José María Aznar recordó que, con el anterior gobierno socialista, CiU apoyó «con mucho entusiasmo» al «peor ministro en materia económica» y a un Ejecutivo «que no servía para la prosperidad» de España.

Recriminó también al president la adopción de medidas electoralistas como «dar una propinita a los pensionistas», y destacó que el PP ha logrado en cambio aumentar su poder adquisitivo.

El horizonte autonómico fue otro de los ejes del mitin de Aznar. El presidente del Gobierno criticó los ejercicios «irresponsables» como el de la Declaración de Barcelona -que suscribieron CiU, PNV y BNG- y alertó contra los «debates estériles» que «no contribuyen a la prosperidad».

Qué poco ha cambiado el panorama político desde entonces. La diferencia más notable es que el Partido Popular tenía un líder que tenía las cosas claras, y el votante no socialista, por tanto, tenía alguien a quien votar.

Qué interesante es la hemeroteca de El Mundo.