CHIVATAZO EN MALLORCA

Un asunto que se me quedó pendiente de comentar el año pasado fue éste que describió Libertad Digital:

El problema del que hablaba el joven enfermero se recoge en esta otra noticia.

Y parece que no fui el único a quien se le quedó pendiente el asunto. Don Arturo también lo recogió, un mes después de producirse la noticia, en éste artículo de muy recomendable lectura. Se llama CHIVATOS EJEMPLARES.

Queda aquí retratada nuevamente la tolerancia, de niveles cercanos a lo beatífico, de las izquierdas progre-nacionalistas. La ensaimada de los tolerantes con fronteras. Quieren un paisito en el que cualquier idioma vale, menos el español. Francés, alemán, mallorquín,…hasta el idioma de los pulpos, los salmonetes y los besuguillos, es más lícito que el español. Incluso la pancarta del lamentable acto contra el terrorismo que se improvisó éste verano en plena campaña terrorista en mallorca, estaba escrita en un idioma que no entiendo.

Me pregunto si no habrá alguna relación entre el comportamiento mafioso, de control lateral y anónimo, de la progresía, y la facilidad con la que parece moverse la ETA en Mallorca. Con lo peligroso que parece meterse en una isla a cometer un atentado. Con la seguridad añadida del Rey, que veranea allí. Parece claro que los más radicales independentistas mallorquines se toman muy en serio su ideario. Pero ni siquiera tan cerca tenemos que irnos para encontrarnos con gente normal, padres de familia, inocentes y solidarios estudiantes, amas de casa, que haría la vista gorda por un etarra (caridad cristiano-comunista), e incluso que pagarían por poder tomarse unas copas con un terrorista, brindar en bajito por la revolución que no pudo ser, con pose chunga de moriremos-con-las-botas-puestas. Los etarras son vistos con respeto desde las filas progre.

Sólo en los últimos tiempos me vengo dando cuenta, consternado, de cuántos enemigos ocultos tiene España.

Caso Faisán: el vídeo está cortado (Ya lo sabía, ya lo sabía…)

Recordamos que existe un vídeo que grababa la entrada del bar Faisán, desde hacía días. Cientos de capturas de esos vídeos, fueron proporcionadas a la Guardia Civil. Ninguna de esas capturas era relevante, por pertenecer a días anteriores al chivatazo. Aseguró Garzón que el vídeo obraba en su poder. Y ahora nos encontramos con lo que ya sospechábamos: que en la cinta hay dos cortes estratégicos:

El primer corte, de las 10:52 a las 10:55. El segundo, de 6 segundos, durante las 11:11 minutos. En esos agujeros, la información que falta es la imagen del policía chivato que se acercó al bar para avisar a Elosúa, dueño del bar etarra.Ambos cortes pertenecen al día del chivatazo, y arruinaron parcialmente la operación.

Garzón, una vez que desplazó a la Guardia Civil de la investigación, encargó la misma a Carlos Germán, que, por formar parte del operativo, resulta sospechoso del chivatazo. Éste Carlos Germán también llevó a cabo la investigación de la cocaína desaparecida en la comisaría de Sevilla, no menos sospechosa por haber estado bajo secreto tres años, lo mismo que el chivatazo.

Y con una cinta agujereada y un policía de casa, Garzón quería dar carpetazo al asunto.

Se nos distrae añadiendo que el Bar Faisán tenía dos entradas, una de las cuales no estaba cubierta con cámaras, pero esos cortes en la cinta nos indican que el policía chivato entró por la puerta grande. Digo yo que en un bar borroka, no se entra así como así, a cuerpecito gentil y en son de paz, por la puerta trasera. El vídeo está escamoteado.

Lea la noticia en LD (El País no la publica)

Y bueno, para terminar, una reflexión peregrina: ¿no recuerda éste casualisísimo corte del video al apagón de la pericia del 11-M? ¿Y no recuerda el aviso previo de llamada por parte del chivato al aviso previo de la policía antes de la llamada de Abdenabi Kounjaa a Abdelkader Kounjaa, minutos antes de la explosión de Leganés?

A mí sí.

bgf

SITEL

Me proponía escribir un jugoso artículo acerca de SITEL. Pero cuando iba acariciando mentalmente, conduciendo de vuelta a casa, las ideas a resaltar, me he topado con el editorial de César Vidal, y he decidido colgarlo en el blog. Sin ánimo de agotar el tema, por supuesto.

Ah, ¿que no saben lo que es el tal SITEL? Escuchen, escuchen. Rubalcaba ya lo hace.

Me gustaría resaltar un hecho. Para Aznar, SITEL fue intocable por anticonstitucional. Zapatero, sin embargo, le hincó el diente desde el día 1 de su eterno mandato. Aznar orientó su desarrollo en el marco de la lucha antiterrorista. Zapatero, por el contrario, ha contemplado SITEL como el arma perfecta para destripar a la oposición, mientras que en materia de antiterrorismo, sólo hace falta ver el resultado del chivatazo policial a ETA en la operación Faisán para ver que el ojo de SITEL no andaba por allí.

Por otro lado, vemos una incongruencia muy grave en la línea de actuación del gobierno. Por un lado, se aplica SITEL con mano de hierro, incluso doblando la justicia para superar sus escollos legales, en la línea de los gobiernos duros, policiales. Y por otro lado, seguimos manteniendo a las familias de los etarras, y los concentramos en cárceles cercanas, y permitimos que se manifiesten y no les obligamos a colgar la bandera española. Típico de las sociedades blandas, buenistas e insostenibles.

Somos muy buenos con los etarras. Pero inflexibles con la derecha. Y ciegos con la izquierda, pues con un gobierno que esparce mierda y cheques en todas direcciones, de lo único que no se habla es de la corrupción de la izquierda. Y tenemos en La Ciudad en Llamas una corazonada. Cuando se empiece a tirar del hilo de la corrupción en el PSOE, ése hilo se va a convertir en cordón detonante de un gobierno entero, porque la lista de asuntos pendientes es larguísima, desde el mismo 11-M, desde el cual, como dice Don Federico, todo es 11-M, en sus mil vertientes, hasta las propias escuchas del caso gürtel, el chivatazo a ETA, la red de Mercasevilla, el asunto MATSA, con 10.000.000 de nuestros €uritos prácticamente a tocateja, el chivatazo policial y muchos más asuntos que se van acumulando en el cajón de los imposibles legales o mediáticos, mas todos los que aún no conocemos, mas lo que te rondaré morena.

Y por cerrar el asunto SITEL, una vez más queda demostrado que zETApé tiene más en común con ETA que con la Constitución, a la que tiene ganas ya de hincar el diente.

CASO FAISÁN: INVESTIGACIÓN CORRUPTA

RESUMEN: Caso Faisán. Irún. La policía vigila el bar Faisán, por el que pasa todo el dinero de la red de extorsión de ETA. El Juez Grande-Marlaska va a culminar una larga operación contra las finanzas de ETA, y la policía espera el momento idóneo para hacer una redada contra el aparato de extorsión de ETA. Un policía se chiva al dueño del bar, arruinando la operación. La Guardia Civil investiga y apunta a algún agente del propio operativo, y también se hace eco de una llamada a ese repetidor, minutos antes del chivatazo, desde la sede central del PSOE en la calle Ferraz de Madrid. Garzón, al producirse ésta información, judicializó la investigación desplazando a la guardia civil, y poniendo a investigar a policías que participaron en la operación Faisán. Tres años después, la Fiscalía, sin acusación sólida, pide el sobreseimiento del caso.

Un día después de que la fiscalía pida el carpetazo final al nauseabundo caso Faisán, el sindicato Unión Federal de Policía se ha pronunciado.

“Debería seguir investigándose el chivatazo a ETA, cambiando a los investigadores e, incluso, investigar a los propios investigadores, que son los que hasta este momento no han aportado ninguna prueba al respecto”, ha declarado a LD el portavoz del sindicato.

“Al responsable de la investigación, al inspector jefe que la llevó, habría que preguntarle quién apagó las cámaras de vídeo que observaban el bar Faisán y la casa de Elosúa, que el escrito de la Fiscalía no recoge (…) él mismo  fue el encargado de informar, veinticuatro horas tarde, al Comisario General de Información del incidente del chivatazo”.

El sindicato CEP se ha pronunciado en términos parecidos. “No podemos poner a investigar a personas que estaban en la investigación –el operativo desde el que salió el chivatazo– de forma directa (…) la investigación del chivatazo la deberían haber hecho personas ajenas a las que intervinieron directa o indirectamente en la operación de la que salió el chivatazo”.

Las cámaras. Parece ser que las instantáneas que la policía entregó al juez eran capturas digitales de varias cámaras (de buena calidad) ocultas en la zona para ofrecer una visión completa del bar y alrededores, desde varios puntos de vista. Es imposible escapar a semejante despliegue. A no ser que vaya uno cabizbajo y con la cabeza semioculta, sales en la foto. Así fueron fotografiados en días anteriores varios etarras e incluso Gorka Aguirre, del PNV.

¿Dónde están los vídeos del policía que se acercó al bar físicamente para avisar de una llamada que se iba a producir segundos después? Pues no existen, porque las cámaras dejaron de funcionar ése día. ¿Quién las apagó? Después de tres años de investigaciones Garzonitas, aún no se sabe.Pero alguien las apagó. Para que el chivato no saliera en la foto.

Si la investigación se asigna a sospechosos potenciales, y no se ha encontrado a nadie, antes de dar carpetazo al asunto, ¿no habrá que hacer una nueva investigación completa, a cargo de gente de fuera de la operación Faisán?

Porque la investigación telefónica, que en la versión oficial del 11-M dio resultados inmediatos, aquí ha quedado en nada. Quieren cerrar el caso porque ningún teléfono de los que fueron intervenidos a los agentes hace una llamada al bar Faisán. Y digo yo, si el chivato tomó tantas precauciones para personarse en el bar sin salir en las cámaras, y en medio de una operación de sabotaje al mayor golpe asestado a la ETA, y que de haber salido bien habría sido un verdadero mazazo, digo yo que tendría un teléfono prepago, completamente anónimo en aquellos días, cuyo número sólo conocería el cerebro del sabotaje.

Hay que llegar hasta el fondo en éste asunto. Se ve a quince metros el estilo de la versión oficial del 11-M, con el juez haciéndose el tonto y culpando al azar, con cámaras que se apagan casualmente el día indicado, como las cámaras de la estación del Pozo el 11-M, que aquel día no grabaron por una avería aún inaclarada.

De todo el asunto, lo que menos me cuadra es lo de avisar a Elosúa en persona para que atienda la llamada. ¿Cuál es la necesidad de dar la cara en una operación encubierta (el chivatazo) dentro de una operación encubierta (la vigilancia)? Sí, si tienes que dar la cara y personarte en el bar, es lógico apagar las cámaras. Pero el propio acto de apagar las cámaras debería ser la última opción, porque llama mucho la atención de cara a investigaciones posteriores. De modo que ambos hechos, personarse en el bar y apagar las cámaras, me parecen hechos anómalos, probablemente llevados a cabo apresuradamente, quizá bajo promesa de que el asunto se tapará. Quizá.

Me recuerda a los encapuchados de la estación de El Pozo, llamando la atención todo lo que les fue posible cuando cualquier terrorista buscaría el mayor anonimato posible, máxime si no se inmola. Por la misma razón, ¿para qué personarse en el bar antes de llamar por teléfono?

Por supuesto, la pregunta más importante es: ¿De quién recibía órdenes el policía traidor? Que es, por cierto, la incógnita habitual cuando Rubalcaba anda cerca. Véase en el 11-M. ¿De quién recibía órdenes Sánchez Manzano al falsear todo el sumario a su alcance? ¿De quién recibía órdenes la banda de los pelanas de Leganés, incapaces de hacer explotar un petardo en una papelera? Véase el GAL. ¿De quién recibía órdenes el GAL? Y véase ahora el caso Faisán. ¿De quién recibía órdenes el policía chivato?

Lo que sí sabemos es que el chivatazo incluyó aviso de no traer dinero al Bar (la policía estaba esperando para poder requisar un sobre gordo, de los que hacen daño de verdad), pero el chivato también incluyó explicaciones. “Para no arruinar el proceso.

¿Quién podía estar interesado en que las negociaciones PSOE/ETA llegaran a buen puerto, hasta el extremo de querer evitar la muerte de ETA?

Batman_The_Killing_Joke