Caso Faisán: el vídeo está cortado (Ya lo sabía, ya lo sabía…)

Recordamos que existe un vídeo que grababa la entrada del bar Faisán, desde hacía días. Cientos de capturas de esos vídeos, fueron proporcionadas a la Guardia Civil. Ninguna de esas capturas era relevante, por pertenecer a días anteriores al chivatazo. Aseguró Garzón que el vídeo obraba en su poder. Y ahora nos encontramos con lo que ya sospechábamos: que en la cinta hay dos cortes estratégicos:

El primer corte, de las 10:52 a las 10:55. El segundo, de 6 segundos, durante las 11:11 minutos. En esos agujeros, la información que falta es la imagen del policía chivato que se acercó al bar para avisar a Elosúa, dueño del bar etarra.Ambos cortes pertenecen al día del chivatazo, y arruinaron parcialmente la operación.

Garzón, una vez que desplazó a la Guardia Civil de la investigación, encargó la misma a Carlos Germán, que, por formar parte del operativo, resulta sospechoso del chivatazo. Éste Carlos Germán también llevó a cabo la investigación de la cocaína desaparecida en la comisaría de Sevilla, no menos sospechosa por haber estado bajo secreto tres años, lo mismo que el chivatazo.

Y con una cinta agujereada y un policía de casa, Garzón quería dar carpetazo al asunto.

Se nos distrae añadiendo que el Bar Faisán tenía dos entradas, una de las cuales no estaba cubierta con cámaras, pero esos cortes en la cinta nos indican que el policía chivato entró por la puerta grande. Digo yo que en un bar borroka, no se entra así como así, a cuerpecito gentil y en son de paz, por la puerta trasera. El vídeo está escamoteado.

Lea la noticia en LD (El País no la publica)

Y bueno, para terminar, una reflexión peregrina: ¿no recuerda éste casualisísimo corte del video al apagón de la pericia del 11-M? ¿Y no recuerda el aviso previo de llamada por parte del chivato al aviso previo de la policía antes de la llamada de Abdenabi Kounjaa a Abdelkader Kounjaa, minutos antes de la explosión de Leganés?

A mí sí.

bgf