EL “IMPUESTO REVOLUCIONARIO” DE LA MAFIA VASCA IRÁ A CARGO DE LOS PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO

Hay que reconocerlo: el toreo de la pinza PSOE/ETA/PNV a España ha resultado magistral. Una obra maestra de la manipulación, en la que la mano derecha (PNV) bien sabía lo que hacían las izquierdas ETA/PSOE. El resultado, los terroristas están de enhorabuena. Y por ende, el PNV y el PSOE, porque cuando un hemisferio del cerebro se va de fiesta, el otro no se queda en casa. ETA propone la mentira. El PNV la avala. Y el PSOE hace como que no se entera. Mientras, en TVE y RNE, esas dos sucursales de Rubalcaba, se habla mucho de Gürtel y nada de la suelta de asesinos en serie. Así, por lo menos, el bovino pueblo español puede seguir pretendiendo que la cosa no va con él.

Lo que no me explico es cómo al gobierno, con cinco millones de parados a la vuelta de la esquina, no se le ha ocurrido ya colocar en cada ídem una representación de la orquesta del Titanic, aunque sea en cuartetos nada más. Tal vez sea porque no podría pagarles, ahora que la prioridad es financiar listas etarras a condición de que no maten más. Claro, por eso no necesitan a la orquesta del Titanic: en lugar de eso, ya tienen sucursales de la mafia vasca en cada esquina. Nunca creí ver tan claro como efectivamente estamos viendo, cómo un gobierno puede sufragar los gastos de una banda terrorista a cuenta del erario público, sólo porque los asesinos han prometido que ya no matan más. Durante el juicio del 11-M, este gobierno filoterrorista aseguraba que ETA nunca miente. Hace unos meses, este gobierno filoterrorista aseguraba que ETA siempre miente, cuando salieron a la luz las actas de la negociación que empezó mucho antes del 11-M y aún no se ha interrumpido, y a los hechos me remito, y que inculpan a un gobierno traidor, deseoso de ser chantajeado (en realidad, de participar del chantaje al pueblo español); y ahora, este gobierno filoterrorista asegura que ETA, de nuevo, nunca miente. Que ETA es buena. Tanto como para presentarse en lista electoral, dándoles carta de naturaleza. Entre marxistas anda el juego. Este año habrá berrea en las cloacas.

¿Se imaginan? Un tipo quiere el dinero de otro porque dice que él lo necesita para una causa justa. El tipo se niega. El chantajista le mata un hijo, y vuelve a exigir el dinero, amenazando con matarle a otro hijo. El tipo se lo da. El asesino compra más balas, y amenaza con matar más si el pago no se mantiene. El chantajeado va a los juzgados y denuncia la situación. Los juzgados, lejos de perseguir al asesino, le ofrecen más dinero al asesino a cambio de que este deje de matar. El asesino, sin siquiera condenar la violencia ejercida con anterioridad, y con la misma cara de chulo hijo de puta con la que cometió sus fechorías con anterioridad, se presenta al juzgado, hace alarde de su buena conducta al no matar a nadie allí, y el juez no sólo no le encarcela por sus crímenes, sino que le deja en libertad para que se presente a la alcaldía y cobre de los presupuestos del Estado. Claro, el asesino deja de matar, amenazar y chantajear, porque ya es alcalde. Al fin y al cabo mataba para eso, para ser alcalde. Ahora que es alcalde, ¿para qué seguir matando? Ya ha ganado.

Por supuesto, la nueva condición pacífica del asesino está supeditada a la obediencia de su pueblo. ¿Se imaginan cómo gestiona las cosas un alcalde que cuando no mandaba nada, mataba a sus adversarios? Y otra pregunta: si el pueblo no le quiere, o si sus aliados del PSOE no obtienen el resultado esperado en las elecciones, ¿se irá el asesino a su casa, una vez reorganizado, limpio su historial y llenas sus cuentas corrientes con el dinero de su victimario, o volverá a matar?

Y no olvidemos otra cosa. ¿Con qué cara se quedará el tipo cuya prole diezmó el asesino y cuya vida destrozó amenaza tras amenaza? ¿Dónde podrán esconderse las víctimas, testimonio vivo de lo hijos de puta que fueron, son y serán los hijos de puta de hoy, mañana y siempre? No tengo las respuestas, pero sí una certeza útil: que el acosador no soporta la presencia del acosado, necesita erradicarlo de su vista, y cuanto más respaldo obtiene el acosador, más se recrudece el acoso. Por eso sé que ETA no ha terminado. Por eso sé que ETA sólo se está preparando para el gran golpe final. Y una vez legitimada, pobre del que se ponga en su camino.

La pinza nacional-socialista está de enhorabuena.

AMENAZAS DEL MORO

El gobierno debe ser contundente en esto. Va mucho en juego aquí. No podemos permitir que la dictadura marroquí nos marque la agenda. Rajoy puede visitar Melilla, ciudad española, cuando quiera. Marruecos no tiene nada que decir, no es asunto suyo. Zapatero ha de defender a Mariano Rajoy y ser firme ante el chantaje marroquí. Esto no es ningún juego.

Anteayer redacté un post en el que me hacía eco de un editorial en El País, y que también señaló Libertad Digital. Dicho artículo recuerda directamente al comunicado que ha emitido el primer ministro marroquí, en el que se dice que considerará una provocación la visita de Rajoy a Melilla. Cuando lo he leído, no me he dado cuenta, pero Tertsch no lo ha pasado por alto.

Marruecos, como apunta Tertsch en su editorial de hoy, le ha tomado la medida a Zapatero. Sabe que es un pusilánime con el Islam, y que se está tambaleando en el poder. Sabe que el Rey está malo, y sabe que España está patas arriba, controlada por separatistas y presidida por mentes blandas. Sabe que el electorado español respondió positivamente al “estímulo electoral” del 11-M.

Hablando de 11-M, y teniendo en cuenta que la autoría Al Qaeda es una tomadura de pelo, una chapuza, absolutamente infumable.

Sólo como hipótesis, supongamos que detrás del 11-M estaban los servicios secretos marroquíes, ayudados desde dentro por sus contactos con nuestro Ministerio de Interior.

En ese caso, la elección de Al Qaeda como “cabeza de turco” recurrente por la Versión Oficial de Zapatero parece bastante lógica. Encaja.

El interés de Mohamed VI en la victoria del pusilánime Zapatero es evidente. A Zapatero le veo con ganas de entregar Ceuta y Melilla. No habría movido un dedo por Perejil. Declaró que se retiraría de Irak si ganaba, pero el 11-M se fraguó antes de la guerra de Irak, si creemos algo del sumario, y además, me da que a Irak le queda un poco lejos la política española. Para Marruecos no queda lejos España, y les conviene un gobierno blando y filoislámico antes que uno firme y democrático. Encaja.

Explicaría eso la actitud gubernamental de continua claudicación ante todo desafío islámico, especialmente sus continuadas referencias “inconscientes” a Ceuta y Melilla como si fueran ciudades marroquíes. Encaja.

Las sospechosas llamadas a familiares desde el piso de Leganés, y las no menos sospechosas confirmaciones marroquíes de la existencia de las mismas, encajan. Por cierto, sólo se grabó la primera llamada. Las demás no, por ninguna razón que se haya aportado.

Cada sucesión marroquí se salda con una guerra contra España. Mohamed VI aún no ha tenido esa guerra. ¿Siente que no será tomado en serio hasta tener su guerra con España? Si así fuera, después del ensayo de Perejil, y del 11-M, ¿qué vendría a continuación?

Doy por hecho que Al Qaeda no tuvo que ver con el 11-M por la nula credibilidad de las pruebas aportadas. Doy por hecho la colaboración desde dentro por la aparición de pruebas colocadas fuera de los trenes (mochilas) y por la destrucción de las pruebas de los trenes (toneladas). La manipulación pretendía engañar acerca de la naturaleza del explosivo utilizado en los trenes. Y demuestra que el cerebro contaba con la colaboración de los Tedax y de la prensa para inducir las elecciones. Y demuestra también los conocimientos de química del cerebro del atentado.

Teniendo en cuenta incluso que es posible que los servicios secretos encargaran a otro la logística,buscamos a alguien que:

-Tenga lealtades ocultas en las fuerzas de seguridad españolas, que llevarán a cabo labores de manipulación de pruebas.

-Tenga contacto con Marruecos.

-Tenga interés en sacar a Aznar del poder, y que gobierne Zapatero.

-Tenga conocimientos de química.

-Tenga bien tomado el pulso a la opinión pública española, y tenga también capacidad de manipulación mediática.

Tomando por cierto todo lo anterior, conviene recordar que hemos entregado el mes pasado cuatro millones de euros a unos tipos que dicen ser Al Qaeda, a cambio de la liberación de unos cooperantes que se hicieron la pera de amigos de los secuestradores. Que fueron secuestrados la víspera del pasado 11 de Marzo, ocupando las portadas de los periódicos el sexto aniversario del fatídico día, y que mientras les era entregado el dinero en Mauritania a los captores, en ese mismo momento, cierto ministro de Interior, socialista, manipulador mediático de excepción, bien conectado con Marruecos, con gente leal en las fuerzas de seguridad y además, químico de profesión, ese mismo tipo andaba en Rabat de colegueo con el mismo primer ministro marroquí que ahora quiere vetar a Rajoy en Melilla. Tantas coincidencias…encajan.

Aún así, quiero pensar que España sólo tuvo que ver en la ocultación de la autoría, cambiando unos moros por otros. ¿Y no sería posible que Rabat estuviera chantajeando a Zapatero con la amenaza de tirar de la manta del 11-M? ¿Supondría, además, una declaración de guerra?

Aún no sabemos qué pasó. Sólo podemos plantear hipótesis y ver cómo encajan las piezas. Y las piezas no encajan en la sentencia. Así que a quien le moleste este post, que ofrezca mejores explicaciones, pero lo de Al Qaeda es una tapadera muy, muy cutre, la Ser mintió o fue engañada por fuerzas de seguridad con el bulo de los suicidas inventados, de los que se desdijo el infame Gabilondo echándole la culpa a su reportera Ana Terradillos, y los comunicados en internet, vídeo y fax enviados a diversos medios son tan, tan sospechosos…

Por ejemplo, la telefonista de Telemadrid que recogió el comunicado primero es la misma que, de entre todas sus compañeras, casualidad, recogió días después el segundo comunicado telefónico. Más casualidad, esa mujer es de origen magrebí y conoce los diferentes acentos. Pudo confirmar, gracias a su característica idiomática, que el supuesto terrorista hablaba con acento árabe. Pero de Al Qaeda, nanay. Una chapuza. Y por cierto, en la grabación de la llamada sólo está registrada la voz de la telefonista, no la del supuesto terrorista. Misterios, misterios de la técnica que nadie poderoso quiere resolver.

La España de a pie no quiere saber aún la autoría del 11-M. Apenas estamos empezando a aceptar que elegir a Zapatero fue un error, como para meternos a ver quién nos marcó la agenda política que nos está llevando a la quiebra nacional y que elegimos solitos.

¿¿Rubalcaba amenaza e insulta a un diputado??

Desde luego, hasta hoy mismo, si algo bueno podíamos decir de Alfredo Pérez Rubalcaba era su flema, su morro de cemento para soltar la mentira más descarada sin que se le mueva un músculo facial. Sería todo un duelo, a cara de perro: Rubalcaba vs Lightman.

Y para quien no sepa quién es el tal Lightman, le recomendamos que no se pierda Miénteme (Lie to Me), una serie de Fox con el magnífico Tim Roth al frente de un gabinete de psicólogos que se dedican a detectar mentirosos.

Don Alfredo, ¿por qué aguanta la respiración?

La cuestión que nos lleva hasta aquí es que ésta mañana, en la sesión de control al gobierno, Don Alfredo, ministro del Interior, ha sido asediado a preguntas acerca del sistema de escuchas ilegal SITEL, y también acerca del chivatazo a ETA. Don Alfredo, acosado por las preguntas del parlamentario Carlos Floriano, ha respondido con nerviosismo, con frases entrecortadas y gesto convulso. Hasta ahí, nada nuevo. Don Alfredo, que normalmente, como parlamentario no tiene precio, tiene, como todo político a las órdenes de Zetapé, días en los que no hay dónde meterse.Y más en una sesión tensa, con un PP regenerado pidiendo muchas explicaciones y más cabezas, por el asunto del Alakrana, aparte de los asuntos de Interior.

Ha sido en los pasillos del Parlamento, donde Don Alfredo ha generado la noticia.

Don Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro de Interior acusado de escuchas ilegales, entre otras muchas lindezas, ha pillado por banda a Floriano, y lo ha metido en una sala aneja, a puerta cerrada, acompañados por González-Pons. Un operador de cámara de TVE ha captado la entrada de Don Alfredo y Floriano a la sala.

Una vez en privado, el ministro de Interior ha abroncado a Floriano, de modo que las voces se oían desde los pasillos, aunque no fueron registrados por ninguna cámara. Una lástima. Floriano ha declarado que Rubalcaba le ha amenazado con éstas palabras: “Veo y escucho todo lo que haces”. El propio José Bono, al ser apercibido de la situación, ha tenido que llevarse a Rubalcaba, “Vámonos, Alfredo, vámonos”. En las imágenes se aprecia la cara de susto de Floriano a la salida de la entrevista privada.

Al ser preguntado por la prensa, un Rubalcaba más calmado, el que conocemos, ha respondido con vaguedad: “Es una solemne estupidez” y “Sólo hemos tenido la misma discusión que en la sesión”. Al ser preguntado por la frase “Escucho todo lo que dices…” Rubalcaba ha rehusado ser más específico, y se ha remitido a lo ya respondido. “En lo gordo, miente. En todo, pero vamos, en lo gordo, miente”.

Según Floriano, le ha llamado paranoico (tampoco es un insulto de ésos que zanjan discusiones), y se ha referido a “la loca esa” para referirse a Sáenz de Santamaría.

¿A quién creer?

Como bien se pregunta Don Federico Jiménez Losantos, si ya habían hablado en sesión parlamentaria, ¿por qué repetir la discusión? Máxime si es el propio Rubalcaba quien ha abordado a Floriano. Asumiendo que Pons y Floriano estén exagerando un poco, también tenemos que contextualizar los hechos. Ya sabemos que no ha sido una pataleta de caras enrojecidas de ira, sino algo mucho más sutil. Pero es el parlamento, Rubalcaba es ministro, Floriano es parlamentario. La actitud de Rubalcaba es impropia. Y sí, suena muy enfadado en sus declaraciones. Y sí, tenía que estar muy cabreado para hacer una cosa así delante de González Pons.

Como Floriano ha apuntado después, “si SITEL y el chivatazo fueran argucias de la oposición, ¿por qué se pone tan nervioso?” Y eso es verdad. Nos parecería extraño que Rubalcaba cayera en una trampa tan obvia. No responde a su perfil. Rubalcaba está muy nervioso.

También Floriano parecía alterado, por cierto. Y lo entendemos. Una amenaza así, de parte de Rubalcaba, es para cagarse en las tranquitas, las cosas como son.

Ver NOTICIA EN LIBERTAD DIGITAL

Don Alfredo, ¿por qué suda?

Añadido posterior: Losantos entrevista a Floriano.

Hilarante documento.

No se pierdan el editorial de Pedro J al respecto:

Pinche para ver el editorial de Pedro J