CONTROL

Sentarse a redactar un programa electoral debe de ser parecido a empezar una novela. Uno escoge por dónde atacar la hoja en blanco, busca los puntos débiles del público, y no se repara en gastos porque los efectos especiales los pone el lector. El programa electoral de Podemos para Andalucía ha escogido tema: el hogar, el último bastión defensivo, la república independiente de tu casa, el único lugar en el que uno es como quiere ser, donde uno escoge qué canal ver, qué emisora escuchar, qué periódico leer. Cómo hablar, cómo vestir, cómo legislar.

De sobra conocida es la resistencia del individuo a dejarse invadir en el único lugar donde mora en completa libertad, y no puede extrañarnos que Podemos, enemigos declarados de la libertad del individuo, haya buscado precisamente un caballo de Troya como tema central de su programa liberticida. La supresión del artículo 18 de la Ley de Dependencia (qué nombre nauseabundo) implica necesariamente la inclusión de un funcionario en el hogar, un elemento extraño a sueldo de desconocidos en tu propia casa, manejando el mando a distancia, el dial, prefiriendo aquellos canales que animan al Estado a subirles el sueldo, a ponerse en huelga continua cuando no gobierna según quién, a contratar a más como él, a perpetuar su puesto de trabajo. Un elemento extraño fiscalizado por sindicatos de clase, también a sueldo del Estado, que tienen muy claro quiénes son los buenos y quiénes los malos. En tu propia casa.

El anzuelo es magnífico, claro. Los cuidados (¡gratuitos!) a los que no pueden valerse por sí mismos. ¿Quién puede poner un pero sin ser tachado de cualquier cosa? Al fin y al cabo, así es como nos engaña el Estado cada día para que depongamos las armas y nos abandonemos a su dictado. Es por tu salud, es por tu bien, es por tu seguridad. ¡Es por los niños, los niños! Y no deja de ser curioso que un partido que se llena la boca con la palabreja “empoderar” vea como un verdadero problemón que el individuo nos ahorre un funcionario y asuma el esfuerzo a un coste económico menor y menos invasivo. Pero es normal: no hay precio demasiado caro (total, pagarán “los ricos”) cuando se trata de invadir por decreto la privacidad del hogar, que es en definitiva el gran y último enemigo del totalitario. Vencida esta, no habrá nada que defender.

podemos

Anuncios

One thought on “CONTROL

  1. mona marzo 8, 2015 / 7:51 pm

    No eres más tonto porque el día no tiene más horas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s