GARZÓN-YO SOY LA JUSTICIA

Garzón es tan ególatra que está convencido del carácter personalista de la sentencia por sus escuchas ilegales a acusados y abogados del Gürtel. Es tan alto el concepto que tiene de sí mismo que no duda ni un segundo de que un tío tan bueno y tan cojonudo como él tiene derecho a todo. Al fin y al cabo, está contra los malos, ¿no?

El concepto que tiene Garzón (y por ende sus jaleadores callejeros) de la justicia es un concepto bananero, propagandístico, basado más en las intenciones que en los hechos. Garzón es un juez tóxico porque es una estrella, y ya se sabe que las estrellas viven obsesionadas por la imagen que proyectan. Pero no contaba con que la imagen que se ha de proyectar es de imparcialidad, de limpieza y de rectitud, y son esos tres puntos donde el juez ha fallado los que le han convertido de señor juez a juez expulsado de la profesión por espiar para el poder. Un gran día para la democracia.

Ah, y para aquellos que le defienden, que hagan caso de Luis del Pino y vayan firmando un papelito que, si son acusados de algo, autorice al juez de turno a escuchar ilegalmente las entrevistas que tenga con sus abogados. Señores, no defiendan lo indefendible. Lo que hizo Garzón es aberrante, y yo aplaudo la sentencia. Quienes le defienden, lo hacen por motivos ideológicos, no legales. Y que un juez quiera sentar a Franco en el banquillo (casi 40 años después, qué valiente) no le autoriza, ni en ese ni en otros casos, a utilizar métodos estalinistas, o para mayor INRI, franquistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s