INDIGNACIÓN COÑAZO

Los indignados (ya saben, cuatro gatos mal contados, mal lavados y mal encarados) han vuelto a hacer acto de presencia. Cada vez son menos, y cada vez están peor educados. Se ve que se va depurando la cosa, los impuros quedan fuera, están todos los que son y son todos los que están. Han convocado una nueva charlotada ramplona. Para sentirse importantes, necesitan romper las normas. Si no lo hicieran, se sentirían ciudadanos respetuosos, que es lo que no son. Es más, desprecian al ciudadano de a pie, ese que no quiere cambiar el mundo sino que las cosas le vayan mejor, ese que cree en sí mismo y no quiere obligar a nadie a nada que no quiera hacer, ese que no sataniza al que no piensa como él. Esa es la marca del totalitario: el odio o el desprecio a quien no piensa como él.

Pues han cortado Alcalá. Han intentado una avalancha sobre los policías para cortar el tráfico, han herido a dos policías y han provocado un atasco monumental. Cuatro gatos mal contados (cada día son menos) se han ido a casa contentos de haber hecho el día un poquito peor a su prójimo, y de haber mandado al hospital a un par de maderos, qué ilusión, tronco, somos la pera limonera.

Perroflautas, sois lo peor. Podéis robarme, podéis atascarme en la Gran Vía, podéis agredirme, podéis insultarme, pero por favor, no me aburráis. Que estáis más vistos que el tebeo. Al final lo habéis conseguido. No sois un movimiento, sólo sois contaminación. Sois paisaje. Feliz Navidad atea, gañanes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s