11-M EL ZOMBI QUE MENTÍA Y TENÍA MIEDO

Cuanto más se empapa uno de 11-M, más claras me quedan varias cuestiones:

a) No hay un sólo culpable. Es un trabajo coordinado de varias casas. Por tanto, es casi imposible que se lleguen a saber todas las ramificaciones de una trama compleja. A principios de este milenio oscuro había una legión de facciones interesadas en derrocar a Aznar. Zapatero, Mohamed, ETA, son los tres nombres con más papeletas, pero hay muchos más participaciones posibles, dentro y fuera de nuestras fronteras.

b) El encubrimiento se hizo desde dentro. La policía afín al PSOE (GAL, filorubalcabas, garzonitas, Sánchez Manzano) trabajó desde el minuto cero para destruir pruebas verdaderas y colocar pruebas falsas. En ese sentido, me es muy difícil pensar en una improvisación completa. Algo sabían algunos. Y es evidente el trabajo que Rubalcaba se ha tomado para que no se juzgue al destructor de pruebas del 11-M, Sánchez Manzano. La última maniobra in extremis ha sido la de efectuar a la juez Coro Cillán una inspección sin previo aviso, de esas que no se le hicieron a Gómez Bermúdez durante la farsa de juicio del 11-M.

c) Me es imposible pensar que el PSOE podría tener interés alguno en tapar una masacre sin saber quién la cometió, de modo que entre los culpables directos tendríamos que colocar en la principal línea de investigación a aquellos que el PSOE no querría delatar como enemigos bajo ningún concepto.

d) Cuanto más nos acercamos a la verdad, más se acercan a la histeria los principales interesados en que no se sepa nada. Recordamos las volteretas que daba la fiscalía cada vez que se les caía alguna prueba. Recordamos la patochada de prueba del Skoda Fabia, colocada por la policía o el CNI. Recordamos cómo se les caían las pruebas, los testigos y la cara de vergüenza a los que decían que el 11-M era cosa de AlQaeda. Recordamos lo mucho que Rubalcaba ha intentado ralentizar el juicio a Sánchez Manzano denegando documentos que pedía la juez en varias ocasiones, y negándolo al mismo tiempo, insultando la más que cuestionable inteligencia del público español, más interesado en Belén Estéban que en quién mató a 192 e hirió a miles de personas en los trenes de la muerte con un interés meramente electoral. Recordamos, finalmente, la fiabilidad de los testigos que metieron a Zougham 40.000 años en la cárcel, testigos comprados, infiables, cuya mierda de testimonios le valieron (no llego tan lejos como para afirmar que se los creyó,  porque eso sería como asumir que un juez es imbécil) al juez Bermúdez, el hombre que veía amanecer y poco más, a pesar de ser testigos más falsos que un leuro de madera.

Por tanto, qué poco sorprende, y qué de gallina se me pone la piel, al observar al Zapatero más endeble de su historial perder los papeles con tan poquita cosa. Ese Zapatero que ha soportado con estoicismo de caradura todo tipo de acusaciones, y resulta que se pone malito por escuchar lo que en la calle empieza a ser vox populi, que mintió a los españoles con la paz sucia de ETA. Aunque, con todo y con eso, es durante el tiempo en que habla del 11-M donde se me hiela el pescuezo: para mí está claro que Zapatero miente. Su modo de mirar hacia otro lado, rehuyendo la mirada de su interlocutor, con sus ojos mirando insistentemente hacia un lugar indeterminado de su lado izquierdo (signo inequívoco de que el sujeto no está buscando las palabras en su memoria, sino en su imaginación), y sus ojos inyectados en sangre, cansados, agotados, casi aterrados, me llevan mucho más allá del estado de ciudadano escamado. Este tipo, o mucho me equivoco, o sabe PERFECTAMENTE que lo que está diciendo no se sostiene por ningún lado, ni siquiera traído de los pelos. Y, prisionero de su mentira, tiene miedo. Lo cual me lleva a la siguiente conclusión:

Zapatero MIENTE, luego sabe que el 11-M aún no ha sido juzgado. Y TIENE MIEDO, luego es posible aún saber la verdad.

Pinche aquí para ver a un mentiroso cansado de mentir, un mentiroso que sabe que nadie le cree ya, un mentiroso que no se cree ya sus propias mentiras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s