PSOETA

Hoy se cumplen catorce años del vil asesinato de Miguel Ángel Blanco, y me apetece contar una anécdota. Una vez, volviendo de trabajar de Bilbao, ciudad que nos había recibido con una pintada escrita a todo lo largo de un bloque de pisos que rezaba “DE JUANA ASKATU”, un simpático compañero me pidió que nos desviáramos a Ermua para entregar un recado a un amigo suyo. Cuando llegamos, paseamos un poco con el tipo y con su novia. El tiparraco, aparte de la cara de berzotas que tenía, y de la mirada aviesa con que me recibió, a pesar de que fue mi amabilidad la que le permitió recibir el recado, pues era viaje de trabajo y nada me obligaba a desviarme, no sólo me miraba mal, sino que se negó a dirigirme la palabra. Y a mi simpático compañero le pareció lo más normal del mundo. La educación según Euskal Herría, esa mentira asesina. Luego, mi simpático compañero amenizó la vuelta a la civilización contándome que Miguel Ángel Blanco era un hijoputa. Le pregunté ¿por qué? y me dijo que porque llevaba corbata. No me invento ni una coma. Miguel Ángel Blanco era un hijoputa porque llevaba corbata. Por supuesto, el simpático compañero me tuvo que aguantar el resto del viaje, en que le dije lo que pensaba yo de los paletos minipatria, y sobre todo, no ya de los terroristas, que al fin y al cabo se juegan el pellejo, sino de sus simpatizantes quiero y no puedo. Pero hablar no basta, y hoy estarán de enhorabuena, aquel paleto comunista de Ermua y la española que lo parió.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s