LOS FASCISTAS DE LA RASTA SE PLANTAN EN EL CONGRESO

Los garrulos del 15-M se han decidido, para huir de los efluvios que han generado en las inmediaciones de Sol, a presentarse en el congreso. Toda vez que la izquierda se ha ido a la mierda, y ya no tienen nada que perder, se han plantado allí donde debieron irse el primer día. El tema laboral ha protagonizado las protestas. Debe de ser que, como sólo leen Público, aún no se han enterado de que la miseria laboral es obra del gobierno de Zapatero. A buenas horas, ¿no, indignadillos de pega? Además, siguen sin focalizar la ruina laboral en ningún partido en concreto, y largan sus generalidades izquierdosas sin darse cuenta de que ponen en evidencia su ideología latente. Tiempo tendrán de lanzarse contra la derecha, cuando Alfredito pierda por goleada. Mientras, han calcado las protestas sindicales, que apenas reunieron a unos pocos miles de obedientes mastuerzos y que tiraban balas mágicas que esquivaban a su destinatario de justicia, el gobierno socialista. A mí no me engañan.

Violencia es no llegar a fin de mes, gritaban los piojos de parte de sus atriles, manejados estos últimos como el cocinero era manejado por la rata en Ratatouille. No, amiguitos de la indignación de moda, violencia es la de ETA en las instituciones. Han asimilado tanto los postulados de las feministas, en cuyo ideario leíamos que para ellas, mirar, comentar, pensar es violencia. Pero con todo, el eslogan que me deja pasmado es el que han soltado esta tarde con recurrencia: “Negociación, imposición”.

Para esta gente, negociación es imposición. Todo lo que no sea plegarse a sus postulados, es violencia. Esa es la marca del fascista, del intolerante de botellón o de cámara de gas. Al negociar, valoramos también las posturas del otro. Eso, para esta gente, es imposición. Fascistas de la rasta, están esperando a que mande la derecha para agarrar los palos y sacar a relucir sus verdaderas posturas. Mientras manda la izquierda, hacen tiempo y coartada, que no se diga luego que los envía Rubalcaba. Pero como dije antes, a mí no me engañan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s