ZAPATERO CONTINÚA

——————————————————–

Zapatero se aferra al poder. No piensa irse por voluntad propia. El PSOE, impersonado en Rubalcaba, quiere sacarle del poder, pero Zapatero no quiere irse. Su señora también se lo ha pedido. Que no. La pantomima con la ETA se ha destapado demasiado pronto. Ya, incluso les han pillado preparando nuevos atentados, así que esa vía se acabó. Ayer, la economía sostenible se le atragantó por la cláusula Sinde, por la cual podrían cerrar webs a dedo sin jueces de por medio, y ampliaría los horizontes recaudatorios de Teddy Bautista y sus apandadores, total para blindar el peor producto nacional, el cinematográfico, que es de lo que va todo esto, empezando por su propio nombramiento, de Sinde, digo: de seguir dando teta al cine. Teta política. Mamandurria. Y hasta para chupar del contribuyente se ha quedado solo, Zapatero. No ha podido sacar a flote su ley estrella.

Tal vez eligió el día de la lotería para dar las malas noticias para así amortiguar el precio político camuflando la noticia lejos de las primeras páginas. Tal vez ha sido la agónica muerte de su último truco para sacar dinero negro directo de los bolsillos (el timo Sinde), la que ha marcado el momento del negro anuncio.

Y es entonces cuando nos sale con esto. Que hasta dentro de cinco años, lo llevamos crudo, con PP o con PSOE. Remarcando que sin importar el color político, como si fuera tarea suya valorar cuánto de la marea internacional, y cuánto de tanta gilipollez ideológica, nos ha llevado hasta aquí.

Sospechoso. Y clarificador. Por lo pronto, Zapatero se queda. Y lo hace planteando la siguiente opción: Ya que vamos a palmar, y ya que no importa quién gobierne, porque vamos a palmar de todos modos, pues quién mejor que él, que tanto ha aprendido de éste su paricular “laboratorio del paro”, para presidir la nación hasta que amaine el temporal? ¿Quién mejor que él?

Zapatero se está ofreciendo como un favor a nosotros, comprometiéndose a gobernar cuatro años más para dejar en bandeja al próximo candidato la parte divertida de ser presidente, que la gente te adore. Está diciendo: “Yo ya me iría porque veo que no me queréis, pero me ofrezco a sacaros de ésta.” Eso está diciendo.

Unas horas después, en pleno día de la lotería, con los telediarios arrancando con gente feliz en portada, gente millonaria, la jornada termina con una agresión sindical al alcalde del PP de Cuevas de Almanzora. Una agresión que los agresores justificaban motivados por “los recortes inhumanos del ayuntamiento”, recortes que no son sino reflejo de las medidas de Zapatero. ¿Qué responsabilidad real puede tener en la economía de recorte mundial que se avecina, el alcalde de Cuevas de Almanzora? Aparte, habría que ir cansándose ya de las agresiones de UGT. Diríase que ese sindicato tiende a arreglar las cosas a base de palos y amenazas, como la mafia. Pero qué digo, si los UGTCCOO son la versión política de las mafias portuarias.

Todo parece indicar, pues, cuál va a ser la línea de acción del PSOE de Zapatero. Frentepopulismo de “te pillo fuera”, de “me he quedado con tu cara” y de “tú no sabes con quién te estás metiendo”.

Zapatero acaba de allanar el camino para pegarnos un tijeretazo de órdago, que es lo que se va a producir en los próximos días. Después, desviará la culpa de las consecuencias del recorte al PP. Zapatero va a subir la temperatura todo lo que pueda. Nos espera un año de aúpa. Y por supuesto, lo peor de todo es que éste señor, que demostró ya sus pocos escrúpulos entrando a la Moncloa haciendo surf sobre la onda expansiva de los atentados irresolutos del 11-M, parece que es capaz de cualquier cosa con tal de no parar el carro, bajarse y dejar que conduzca otro.

Obstinado, se ha perdido, y corremos peligro de quedarnos sin gasolina antes de llegar a la estación de servicio más cercana. Se había perdido hace mucho tiempo, si es que alguna vez supo a dónde iba. Pero no lo reconoció. Cuando al fin lo hizo, mintió repetidas veces diciendo que sí, se había perdido, pero que ya sabía dónde estaba. Llamadas de otros conductores más avezados, aconsejándole seguir siempre la misma ruta, no consiguen que Zapatero, desconcertado, deje de seguir dando bandazos y haciendo extraños virajes arbitrarios. “Ahora pasamos por mi pueblo, ahora alargamos por la montaña porque es más ecologista, en vez de tomar la autovía neocon, ahora hacemos esta pirula porque a mí me da la gana”.

Total que nos hemos perdido. Ahora reconoce que no sólo nos habíamos perdido. Ahora dice que la gasolina se va a terminar eventualmente, y que tocará empujar. Pero claro, eso implica que Zapatero dice saber ya, por fin, ésta vez sí, dónde estamos. Que sabe salir de aquí. Mentira otra vez.

Claro, ya no le creen ni los suyos. Rubalcaba ya le ha intentado poner las manos en el volante un par de veces, pero Zapatero le ha apartado con manotazos y patadas. Quita, quita, le dice, y sigue conduciendo como un niño de tres años. Por su lado, Pepiño no se mueve, pero mira el volante con ojitos. Y a mí me da que entre unos y otros, barones a la espera de heredar, separatistas, nacionalistas más o menos civilizados, terroristas, sindicatos, socialistas sin escrúpulos y populistas sin agallas, entre todos, van a ir calentando el ambiente en una sola dirección: el PP.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s