TELEDEPORTE

Con la que está cayendo, con un país a punto de quiebra, Zapatero haciendo footing sin aliento ponía el buche como si fuera un estornino pidiendo su gusano-plan de ayuda.

Con el gobierno molestando con el papa y cerrando la basílica del Valle de los Caídos. Por seguridad, prohibido el culto. Pero se permite el paso a los turistas. A este paso, para dar misas van a tener que simular ser turistas de bermudas y chancleta. El cura se haría pasar por guía turístico. Mientras, en El Aaiun, Marruecos trata con violencia y represión una zona cuya protección de los derechos humanos es responsabilidad nuestra, más allá de qué habrá pasado allí. Que esa es otra. Rubalcaba sabe que los informadores comprometidos en la causa son una panda de demagogos y agitadores. En ese punto comprendo a Rubalcaba. A mí ver a Angels Barceló en una azotea informando de la noche de los cristales moros me deja tibio. Parece un corto para el youtube. Pero claro, por esa misma razón le doy aún menos credibilidad al omnisciente Rubalcaba, ya saben Rubalcaba Sitel, RuGALcaba, cuando dice que no tiene información de lo que ha ocurrido.

Y claro que la tiene. La declara secreta y se ampara en el secreto para escamotearnos la información veraz que él sí maneja, y que por alguna razón no quiere que salga a la luz. Informaciones que nos obligarían a dar a Marruecos un enérgico toque de atención. No especulo. El CNI se gasta un dineral en sus redes de información como para no tener informaciones veraces. Lo de Rubalcaba no se puede creer. Mira para otro lado porque si el pueblo se entera de lo que ha pasado, exigirá a Zapatero una respuesta. Y Zapatero, que es un liviano, carece de capital político para hacer lo que se debería hacer. La manera socialista de resolver los problemas es no admitir que existen y contaminar a aquellos que sí quieren informar. Pero lo de Rubalcaba diciendo que no tiene más información que la proporcionada por el gobierno de Marruecos, eso es mentira.

Y mientras tanto, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, afirma que lo que hay que ver es Teledeporte para sentirse bien. Así, lo que Mariano propone es la evasión. “Ciudadano, mira el deporte. Es lo que hago yo. Para la política y esos marrones ya está Cospedal”. El mensaje es neto. Rajoy cree que los votos caen del cielo de la justicia divina. Del mismo modo que Zapatero cree que el dinero público es una cosa que crece en los bolsillos de los ciudadanos. Estamos apañados con este gobierno. Pero también con esta oposición. ¿No hacía el ridículo Zapatero disfrazado con un carísimo atuendo de corredor profesional cuando a todas luces se ve que las está pasando moradas, el gañán? ¿No trataba de dar una imagen dinámica y trabajadora y estaba dando exactamente la contraria, un pato cojo disfrazado de atleta sin cuádriceps? No, para Mariano Rajoy, lo mejor que él concibe que se pueda hacer es lo que Zapatero acaba de decir que hace. ¿Y qué le vamos a hacer si hasta la oposición parece a sueldo de Zapatero?

Eso, Mariano. Teledeporte. Malos tiempos para la lógica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s