LA HISPANIDAD SE PRONUNCIÓ: “ZAPATERO DIMISIÓN”

Éste Zapatero es un petimetre cobarde al que le da miedo enfrentarse a su pueblo. Le asusta que le evalúen la legislatura. La reacción de Zapatero ante la pitada monumental es la prueba del algodón. Así, ha lamentado el poco respeto a los caídos y la bandera, que ni eso ha respetado el pueblo. Y digo yo: ¿desde dónde puede éste infecto traidor afearle la conducta a nadie? ¿El provinciano de la foto siniestra con los Obama nos va a hablar ahora de protocolo, cuando dejó que sus hijas aparecieran disfrazadas de Alaska en foto oficial? ¿El presidente que proclama que va a puentear al Tribunal Constitucional para dar gusto independentista a la mafia catalana nos va a recordar ahora que hay que respetar la bandera? ¿El mismo presidente que se escaquea de los funerales de los caídos en la no-guerra de Afganistán, y que ningunea a las víctimas de ETA, a las que desprecia, nos exige ahora respeto por los caídos? ¿El presidente que ha proscrito la enseñanza en español en un tercio de nuestro territorio nos exige ahora respeto a la hispanidad? Déjenme que me carcajee. Éste tuercebotas no tiene posición moral para exigir respeto por nada. Zapatero dimisión.

La recua de aduladores (vulgo lameculos) que le precinta ha convergido en el diagnóstico a la hora de achacar los silbidos a “grupos organizados de extrema derecha”. ¿La extrema derecha, dice? Todo el mundo le abucheó. El silogismo del fanático es evidente: no hace falta comprobar la ideología del abucheante. Si le pitan a Zapatero, ha de ser, por ende, un grupo de la extrema derecha, jur, jur, jur. Pues si cree éste irresponsable chiflado que entre el electorado va a calar semejante idiotez, que se espere a ver cómo le pitan en las urnas. A ver si le llama extrema derecha al zapatazo en el culo que le vamos a pegar al desgraciado este.

Tiene mi padre mucha razón cuando me dice que el gran fracaso de Zapatero es la ausencia total de violencia ultraderechista. Éste genocida de bolsillo quería reavivar las diferencias entre españoles, y va a conseguir lo contrario: que derechas e izquierdas nos unamos en el patadón coral que, todos a una, vamos a pegarle a sus encarnadas posaderas. Y me da a mí que ya puede hacer volar toda la red de cercanías, que este no gana ni las elecciones presidenciales de su comunidad de vecinos.

El clamoroso abucheo no ha de tomarse como falta de respeto a nadie. Si Zapatero tuviera lo que hay que tener para dar la cara ante su pueblo, habría otras ocasiones para afearle la conducta. Si Zetapé I-el-discutido-y-discutible sólo asoma los hocicos el día de la Hispanidad, pues habrá que aprovechar esos preciosos minutos para abuchearle.

Ya están desde el gobierno preparando nuevos ardides para disimular los abucheos masivos. Pero cuanto más alejen a las masas, más alto y en mayor cuantía sonarán los silbidos. De nada sirve prohibir que el pueblo exprese su opinión, porque, al final, el pueblo opina, sí o sí, mal que les pese a estos tuercebotas. Y qué diantre, ¿no es a la hispanidad en sí misma a la que ofende Zapatero? Pues entonces es lógico que sea la hispanidad en sí misma la que se pronuncie contra él.

ZAPATERO DIMISIÓN.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s