Sinsentidos estivales

Leo en la prensa no paniaguada que el ministerio de la feminista Chacón ha despedido a una mujer soldado a causa de sus embarazos (dos malogrados en el pasado, uno en el presente, que ojalá vaya bien y no caiga en manos de Aído, que no distingue el feto humano del feto de una zarigüeya). ¡Muy bonito, Carma Chacóóó! Te se ve el plumerillo de las cosas que una se justifica a sí misma, pero que si hubieran sido cosas de Trillo, otro gallo nos cantaría, ¿eh, Carmencita?. Ahí te quiero ver. Casi prefiero a Bono en el puesto, fíjate lo que te se digo. No, en verdad que no. Bono era tan puta mierda de ministro de Defensa tal y pascual, que te prefiero a tí. Fíjate de lo que te se digo.

Otro sinsentido. ¿Cómo puede ser que Zapatero nos vuelva a subir los impuestos, aprovechando que en agosto el votante anda distraído embadurnado en vaselina política, y con sordina? ¿Pues no era que eso era cosa de fachas, de derechas, de malos, lo de subir impuestos? No, si ya sé que vosotros sois el gobierno (joder) y que lo vuestro es sajarnos hasta el higadillo menor. Lo que me hace gracia es ver, oír, escuchar que vuestros votantes más fieles, los que más jalearon vuestra frasecita “subir impuestos es de derechas” (una estupidez como cualquier otra) son los que ahora más os defienden en el nuevo impuestazo y tentetieso. Cosa buena es que son minoría, incluso en mi progre trabajo, los que os defienden ya. Los que carecen de herencias y descapotables, o sea, la mayoría de todos, ya están(estamos) contando los duricos del bolsillo con más mosqueo que otra cosa. Ahora bien, que no se diga que en La Ciudad en Llamas no lo dijimos primero: cuando los socialistas hablan de subir los impuestos a los que más tienen, acaban implantando una subida general, posada en nuestras cuentas como una mierda posada sobre un cajero automático. Pero qué poca vergüenza se marca aquí el partido gobernante socialista de mis cojones morenos. Por favor, que ésta gentuza no vuelva a ganar unas elecciones, o voy a empezar a pensar en serio que España es tonta del cirimbolo.

Otro sinsentido: Luis Tosar, gran actor, le lee la cartilla al PSOE y dice que éste gobierno es ¡muy poco de izquierdas! ¡Jajaja! ¿Todavía quisiera más nivel de socialismo, el amigo Luis? Y díganme, Luis Tosar, Willy Toledo, Fidelito Castro, Ho Chi Min, Lenin, Stalin, Pol Pot o el mismísimo Víctor Manuel bajado de los cielos: ¿cuándo, bajo un régimen socialista, ha gozado el pueblo de la más mínima protección, justicia, bienestar? Y digo pueblo como otros dirán clase obrera, oprimida o como quiérase. Los de abajo, para que se me entienda. Lo que en una democracia tiende a ser la clase media. Bienestar, sofacito, trabajito, tal y pascual. Los mismos que bajo un régimen socialista se convierten en clase obrera, el más bajo súbdito del Partido, su unidad misma de riqueza. El currito callado y cuidadito, dale a la hoz o te doy con el martillo. Pues gracias, camarada Tosar.

Lo que pasa es que a mí eso me da miedito. Y que si tanto socialismo quiere don Luis Tosar, ¿por qué no se ha ido ya a Cuba, o a Coreíta mismo, a ver qué tal furrula el tema ese del socialismo, como ha hecho ya Willy Toledo? Ah, no, que me dicen que Willy aún sigue con nosotros. Bueno, pues si le da cosa irse solo para allá, o si a lo mejor es la morriña que le impide abandonar para siempre las bellas tierras galaicas, que se documente un poquillo tal vez antes de pedir para los obreros al sol lo que un actor afín al régimen no sufriría en sus carnes exactamente de la misma manera. Fué ya tiempo de pedir más, por el pleno empleo, chequebebé, chequepollas, aborto libre y demás en la reelección. Ahora es tiempo de reflexionar, de estudiar y de escarmentar, si no ya por tí, por tus semejantes, macho. Que ya os vale la pose.

Que ya sé que Tosar, como tío inteligente que parece y es, ya se ha dado cuenta de que Zapatero es una mierda de presidente, más pernicioso que otra cosa. Y que ya sé que no puede decirse tal cosa y esperar la rica subvención, o lo que es lo mismo, no esperar el veto de la susodicha dotación. Así que para no igualar su mensaje al de Rajoy y los demás españoles, alemanes, ingleses, franceses, yanquis, tibetanos, etecé, tiene que salirse por la izquierda. Más socialismo, dice. Toma ya. Y luego protestan cuando les metes en el saco de Víctor Manuel, Willy Toledo y demás amantes del mojito. Defensores de la alegría, se dicen.

No sé, creo que no entiendo nada de lo que leo en las noticias. Ya ves, un mesecito de descanso por vacaciones, y cuando uno vuelve a abrir los periódicos, parece que todo esté al revés. Pero no es así, es que uno se acostumbra fácil a olvidarse de los políticos y sus mindundicias. Ante la imposibilidad de cambiar nada, una mente sana tiende a olvidarse de semejante chusma. Y cuando uno vuelve a abrir un periódico y se encuentra de nuevo el percal, le parece que todo está al revés. Sin embargo, nada está al revés, todo sigue como antes, pero en versión amplificada: más paro, más mentiras, mas negociación con ETA, más ruina. Por eso choca, al volver de vacaciones, ver a un tipo en el periódico pidiendo más socialismo, que todavía no ha tenido bastante. Mírese las internacionales de Venezuela, a ver si le gusta más. Pero claro, uno cae luego en que Tosar es actor, y de izquierdas. Y está la subvención, o sea, el vivir mejor a costa de otros. Entonces, ya entiende uno. Pues quédese tranquilo, don Luis, que pronto vamos a tener mucho más socialismo del que uno podría llegar a soñar con desear, y fíjese lo que le digo.

Sudoku de vuelta de verano, resuelto. Salud, camaradas.

Claro, como no levanta el puño...

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s