ESPAÑA-PORTUGAL 1-0

Hoy ha arrancado España. Desde el susto de Suiza no nos habíamos repuesto. Y no lo hemos hecho hasta el gol. Después, el equipo ha ido como debía. En fútbol no se puede ser perfecto. Si guardas el área, no puedes atacar siempre al mismo tiempo, y si atacas, hay que confiar en la defensa. Desde Casillas hasta el centro del campo, todos estuvieron providenciales en algún momento. Pujol estuvo inmenso, frío y sólido.

El medio campo estuvo perfecto rompiendo el juego portugués, pero no logró hacer un papel decisivo frente a la puerta contraria. En la más sonada excepción a esta regla, Iniesta falló siempre de cara a la portería, pero sirvió el gol con genialidad y señorío, y Villa marcó a la segunda, insistiendo, a cara de perro.

El problema es la delantera. Opino, con mi padre, que Llorente tiene que empezar el partido, y Torres acabarlo. Y los tiradores españoles siguen pensando, en vez de chutar. La delantera no está fina.

Cristiano Ronaldo se pasó el partido sentado mirando al árbitro. Parecía pensar que las faltas sobre él son más pitables que las que les hacen a los demás. Espero que en el avión le traten con todo el boato y la pompa que pueda pagar. Pero en el campo, tiene los mismos derechos que el peor de los jugadores. Los portugueses jugaron bien, pero muy cochinos, innecesariamente cochinos. Pero ya se sabe: a los cochinos hay que darles un baño. De juego.

¿Me permitís una crítica adyacente? Los comentarios de Telecinco son groseros, chovinistas, simplones y altamente imprecisos. Parece que hayan puesto un micro en la bodega de mi barrio, la que cierra tarde. No necesito que me hagan accesible el fútbol, señores de telecinco. El fútbol es lo más popular que hay, no necesito a ningún paleto verbal para averiguarlo. Es curioso deducir qué concepto tiene telecinco de lo que es el público. Pero bueno, nada que no esté grabado a fuego en su línea editorial.

HUELGA DE METRO EN MADRID

No se han cumplido ni siquiera los servicios mínimos. Los piquetes han impedido mediante la amenaza y la coacción que se cumplan los servicios mínimos. Han dejado a Madrid sin Metro. UGT/CCOO es enemiga del ciudadano.

El motivo es que Esperanza Aguirre es la mejor presidente de comunidad de España, la menos insolidaria, la más solvente (en €uros y en gestión). Así, UGT/CCOO se ceba con ella. Puesto que Madrid es la comunidad que menos empleo ha destruido, Madrid es la enemiga de la izquierda que, para ser feliz, necesita una legión de parados ignorantes a los que prometer justicia social. Son sindicatos por el paro.

UGT y CCOO no hacen trabajo, hacen política. En la lógica socialista estúpida del ciudadano, la culpa de la huelga la tendrá Aguirre por bajarles el sueldo un 2 por ciento. Sin embargo, a Zapatero, el padre de la medida, se lo saltan. En la lógica de un estratega político, sin embargo, es lógico atacar con más fuerza a su enemigo más duro, que es aquel que no puede batir dialécticamente por falta de argumentos.

Viendo en perspectiva los últimos meses, me queda bastante claro que el enemigo de la izquierda es la clase media. Necesitan dividirla entre pudientes (pocos) y necesitados (muchos). Zapatero considera que cuanto más se recrudezca la crisis, mejor le irá políticamente a su partido. Y visto el ojo de lince del votante, puede que tenga razón.

LIQUIDADA LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

La Constitución ha quedado derogada a través de la política de los hechos consumados. España, descompuesta, se devora a sí misma. Cataluña, dice el Tribunal Constitucional, es soberana. Ahora, cada comunidad autónoma tendrá que hacer lo mismo para no perder su posición de fuerza ante la administración mental.

La reforma de la constitución es cosa hecha. En el peor momento de la historia de la democracia, con la izquierda campando a sus anchas y la derecha perdida en la traducción. La España Federal es ya un hecho, jaque mate en tres jugadas. El PP (Partido Pogresista) ha fracasado, y baila al son que marca Zapatero.

El veneno de las autonomías ha metabolizado. A partir de ahora, todo es gangrena, metástasis. ¿Qué nuevos valores definirán a la España post-Zapatero? Los zapateristas, desde luego. España se acerca peligrosamente a la república roja de nuevo cuño, que terminará siendo, cómo no, la república roja de toda la vida.

Los que piensan como yo seremos españoles sospechosos, y nos dedicaremos a ver, calladitos, cómo se llevan de noche a nuestros vecinos, sin denunciar nada por miedo a ser los siguientes. Y todo porque un presidente acomplejado, que tiene interiorizado el chantaje nacionalsocialista que ya provocó una guerra civil, le dio alas al nacionalsocialismo catalán.

Jodidos estamos todos. El que montó el 11-M debe de estar de albricias y zapatetas. Todo va según sus planes.