¡¡ALEEEEEEEEEEEEEETI, ALEEEEEEEEEEEETI!!

La última vez que me senté a ver un partido del Atleti fué en el 97. Después de la fulgurante temporada del doblete, hicieron una mediocre, indolente, final de la Copa de Europa, y fué tal el disgusto que me llevé, que los castigué durante un año. Después de aquello, el equipo se desmanteló y se llenó de caras desconocidas y de jugadores mediocres, y perdí el interés por el Atleti. Y como yo sólo me intereso en el fútbol a través del sentimiento, me distancié del fútbol.

Trece años después, me ha dado por sentarme a ver el partido. Ha sido un dejà vu automático. El mismo espíritu sufridor, todo corazón. Las mismas carencias, las mismas cagadas. Los mismos destellos de genio, las mismas caídas tontas. Y sobre todo, los mismos últimos minutos de siempre, el corazón asomando por la garganta, los contragolpes in extremis, y finalmente, el gol.

Grande, Forlán. La sabiduría de su acto casi reflejo, reconduciendo un balón difícil de una locomotora con patas de nombre Kun y a quien corresponde un 75% del gol, ha vuelto a sacar un rugido de mi garganta que hacía muchos, muchos años, que no surgía.

¡¡¡¡GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOL!!!!

Aúpa, Atleti. No te soy muy dedicado, pero te quiero igual que siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s