11-M SECRETOS Y MENTIRAS

Los trenes del 11-M, junto a multitud de muestras (vagones, escombros, trozos de tren, ropas, teléfonos móviles) fueron destruídos horas después. La cadena de custodia llega hasta Sánchez-Manzano, jefe de los TEDAX en 2004.

Sánchez Manzano está siendo juzgado desde el verano pasado por varios delitos relacionados con su, llamémosla gestión, de la investigación del atentado.

Últimamente, el juez se concentra en los trenes. ¿Por qué una actuación tan anómala? En cualquier accidente o atentado se guardan los vagones afectados, a menudo durante años, hasta que se celebra el juicio y los peritos pueden emitir un dictamen. En el caso del 11-M se destruyeron junto a los vestigios de los trenes y andenes 70 horas después de los atentados.

Manzano se escuda en que siguió el protocolo, cosa poco creíble. Se ha solicitado a interior que proporcione los protocolos TEDAX, y Rubalcaba dice que los protocolos son secretos oficiales.

El juez ha pedido a Rubalcaba que, por lo menos, facilite las partes del protocolo que afectan a la investigación. Veremos si accede. El problema es que nos tendremos que fiar de la información que aporte Rubalcaba. Que no es poca cosa.

ZAPATILLA A ZAPATERO

Para que no se diga que sólo nos hacemos eco de malas noticias, hoy ha pasado algo bueno. En las últimas horas, Merkel ha exigido a Zapatero que reduzca el déficit, o no habrá ayudas. Zapatero ha accedido, y en unas pocas horas ha preparado un plan de reducción del déficit de 0,5 a 1,5. Pero Merkel ha dicho que nones, que eso no es nada, y que espera una reducción más drástica, y que estará vigilando.

O sea, que a Zapatero le han leído la cartilla, le han puesto deberes y le han dicho que los entregue mañana. La soberbia con la que un Zapatero que no podía ocultar su cara de estupor ha matizado las palabras de Merkel me ha hecho aplaudir. “Reducción del déficit…sí. Drástico…no, porque compromete el crecimiento”, ha dicho cuando Merkel ya estaba lejos. Bravo por Angela, ha hecho cambiar los planes anunciados por el gobierno la semana pasada.

Lo más gracioso ha sido la respuesta automática de la bolsa, que ha pegado un subidón en cuanto a Zapatero le han cortado las alas del gasto público. Otra vez han señalado, como no podía ser de otro modo, los socialistas a oscuros especuladores como la causa de los problemas. Pero una vez más, y de modo unánime, ha quedado bastante claro cuál es el problema: Zapatero.

blog de Pedro J

noticia en LD

Y éste sigue pasando olímpicamente del inglés