LA ENTREVISTA DE WILLY TOLEDO: LAWRENCE DE CAÑAS

Willy Toledo. Éste señor de la izquierda.

Ha hecho algunas películas. Es resultón en cámara, posee cierto carisma campechano y llano. Eso limita mucho los papeles para los que está cualificado, pero cuando está bien elegido, Willy Toledo es un buen actor. Últimamente no se prodiga mucho por las pantallas.

No hace mucho, comentamos aquí la noticia en LD, cuando se metió con ciertos aspectos del gobierno socialista.

https://laciudadenllamas.wordpress.com/2009/10/17/santiago-segura-y-guillermo-toledo-ya-no-tienen-estomago-para-pedir-ceja/

Desde octubre de 2009 hasta ahora no ha hecho gran cosa en las pantallas, pero fuera de ellas se ha metido en el ojo del huracán informativo nada menos que dos veces.

La primera tuvo lugar en el contexto de la huelga de hambre de Aminattou Haidar, mujer Saharaui que exigía al gobierno marroquí la ciudadanía marroquí. Willy Toledo la apoyó en su causa y se hizo la foto.

Willy es aventurero y solidario, y visita El Aaiún. Aunque sólo fuera por la foto, merece la pena el esfuerzo. Vean la intensidad. Vean el rictus solemne. El Cheguevarl de La Latina. Lawrence de Cañas. Hasta los morillos llevan gorra, pero él se pone un turbante.

Es, precisamente, durante otro acto de apoyo al pueblo saharaui, cuando es preguntado por la muerte de Orlando Zapata Tamayo, preso político cubano que ha llevado hasta el final una huelga de hambre de tres meses. Según Willy Toledo, Zapata “no era más que un preso común”.

En el momento en que sus palabras son publicadas, empieza el aluvión de críticas, desde todos los frentes mediáticos. Onda Cero, Cadena Ser, Cope, El Mundo, El País, La Gaceta, Abc, las televisiones…Incluso el diario Público se ha desmarcado de Willy Toledo. Hasta en Sálvame lo han tenido expuesto como el “Mamarracho de la Semana”.

Por no hablar de las opiniones vertidas por los oyentes y espectadores. Willy se ha cubierto de gloria. Y si bien es verdad que un mal día lo tiene cualquiera, Willy rechazó, al día siguiente, una oportunidad de oro para retractarse, si no de sus equivocadas declaraciones, calcadas de la versión oficial que publicó Granma cuatro días después y solo ante la relevancia internacional que ha adquirido el caso, sí por lo menos, de la  apología, soslayada pero evidente a la vez, del castrismo que destilaban sus palabras.

Cuando Toledo (Willy) se da cuenta de que todos los medios y toda la calle le pone fino, intenta ponerse en contacto con los medios de izquierdas para poder matizar sus palabras y dejar de ser el malo de la película. Pero, oh, sorpresa, los medios de la izquierda no le han dejado hablar. El asunto es conflictivo, pues, aunque en privado simpaticen con el régimen cubano, o por lo menos más con su espíritu que con sus malas praxis, es evidente que en público, a día de hoy, no se puede defender lo indefendible. La dictadura castrista es indefendible. Incluso para la prensa socialista, defenderla es meterte en el fango más espeso y maloliente del plantel de ilusiones de la progrez. Es mejor hablar de otra cosa. Como dice Nuria Richart en la tertulia de Herrero, “ni se quiere defender, ni se quiere condenar”.

Willy, asfixiado de notoriedad, y notoriedad es lo que buscaba, recibe la llamada de Luis Herrero, de esRadio, mi cadena favorita. Cuelgo aquí el enlace a la entrevista, y la tertulia posterior. Herrero tuvo la buena sangre de salvar a Willy, de sacarlo del papel de malo de la película. Sólo dejando hablar al señor Toledo, él mismo pasó de malo a tontolbote que pasaba por allí.

Entrevista de Luis Herrero a Willy Toledo (pinche aquí)

La entrevista es en realidad una conversación entre Luis Herrero y Willy Toledo. Herrero, excelente, lleva a Willy Toledo, con guante de seda, contra las cuerdas, poniendo al actrivista ante sus propios callejones sin salida ideológicos. Hasta el punto que Willy Toledo se ve en la disyuntiva de significarse realmente como socialista defensor de la dictadura socialista cubana, o bien, como Zapatero, limitarse a lamentar la muerte de Tamayo Zapata, pedir perdón y salir corriendo.

El momento en que Toledo se retrata mejor es cuando le preguntan:

-¿Considera usted correcto que a un preso se le niegue el agua durante dieciocho días?

Willy balbucea algunos tópicos de sentada estudiantil, todo el mundo tiene derecho, ayuda desde fuera, etc…hasta que cae en la cuenta, y dice: “Pero bueno, si le niegas el agua durante dieciocho días a una persona…muere. ¿Ha muerto éste señor, o señora?” Se hace un silencio, y Luis Herrero clarifica: -Pues, claro, está hablando de Orlando Zapata.

-Ah, vale. ¡Me parece completamente incorrecto y una tortura inaceptable!

He pasado la entrevista varias veces. Siempre me entra la risa en ese momento. Y yo, personalmente, noto que lo dice con poco convencimiento. ¿Por qué? Él mismo nos da la respuesta un poco después, al hacer una defensa de Ho Chi Minh.

Otro gran momento es cuando se pone a lloriquear que le “van a pegar una paliza”. Podría confundirse de manía persecutoria lo que en realidad es puro fingimiento. Willy, tenemos muy caladita esa modulación de “qué desgraciaíto soy”. Lo mismo que Wyoming, que se hizo la víctima cuando la opinión pública le afeó la conducta. Se inventa unos supuestos “radicales” que le pueden pegar. Califica de “linchamiento” y de “insultos” las meras críticas vertidas sobre él, sus declaraciones y su persona, y yo no he oído o leído insulto alguno, y sí toneladas de argumentos para calificar de abyectas las palabras de Willy. No tienes miedo, Willy. No finjas.

Grandes jugadas, para mí, fueron los patinazos de Toledo al hablar de la prensa. Comprobamos que Willy Toledo separa obsesivamente los medios de comunicación entre izquierdas y derechas, como dice él. Sigue englobando en la derecha todo lo que no es el socialismo, y todo lo que no es prensa socialista como sesgada o falaz. Como la ETA, su ideología necesita el fantasma de Franco para seguir autojustificándose.

Además, se retrata cuando se sorprende de que sea en un medio “vinculado a la derecha” quien le deje explicarse, y no, continúa, “los medios supuestamente de izquierdas”, que de hecho le han puesto verde sin dejarle hablar. Asumía, hasta que no le han dejado hablar, que los medios de izquierdas eran los más plurales, cuando en realidad son los únicos manejados directamente desde la política, y de largo los más politizados, siempre. Véase sin ir más lejos la obsesiva separación entre medios de izquierdas y de derechas. Eso es un error de bulto, señor Toledo. Incluso dentro de tu juego de izquierdas y derechas, la prensa progre, Toledo, es la que está más ideologizada, y es la que más sesga la información. Va de la mano con el partido socialista, vaya. Histórica, tradicionalmente, y hasta hace poco, sin complejos. Antes Prisa, ahora Roures. Acabas, Toledo, de ser utilizado por tus amiguitos de la “prensa libre” para desmarcarse de Castro y sus voceros. Que te aproveche.

Y por cierto, ya que Herrero tuvo a bien dejarte pasar eso de que esRadio es un medio vinculado a “la derecha”, te digo que esRadio ha nacido porque el ente más parecido a lo que yo creo que te refieres por “la derecha” expulsó a Losantos y César Vidal de la cadena Cope. Así que esos vínculos están sólo en la cabeza de Willy Toledo y la de los que, como él, aún no se ha querido enterar de que el comunismo es un fracaso, y una gran putada para los ciudadanos. Una dictadura más, una técnica de suplantación del poder, y que genera su propia nobleza de partido, además de una emigración masiva que se impide de fronteras para dentro a punta de ametralladora, amén de todas las violaciones de los derechos humanos que ya se conocen, mas todas las demás, muchas más, de las que no nos hemos enterado porque en los paraísos comunistas no existe la prensa libre.

Por eso, la mejor jugada de todas es la de Herrero cuando, utilizando contra Willy sus propios lloriqueos y su sensación de peligro por tanta crítica, le dice al actor que “no te vayas nunca a vivir a Cuba. Si los medios te insultaran, no sobrevivirías como un ser libre ni treinta y seis horas en la isla que tanto defiendes”. Estupendo, Herrero.

Que sepas, Willy Toledo, que esRadio no está vinculada a ninguna “derecha”. Actualízate, macho. Empieza a ser un ejercicio de arqueología hablar de política con un socialista.

Todas esas lacras masivas del comunismo, cubano o no cubano, el señor Toledo las conoce, por mucho que se disfrace de buen tipo, de tipo llano y dialogante. Tal vez haya llegado para Willy el momento de replantearse qué está defendiendo realmente, de ver la catadura moral de la gente a la que tipos como éste dan voz, de si, en el fondo, está con los fusiladores, o con los fusilados.

La demagogia del señor Toledo reside fundamentalmente en su rasero moral. Así, considera tan legítima una democracia como una dictadura, si por violación de los derechos humanos en las cárceles se refiere. En realidad, el argumento es muy barato, porque al basarse en lo que ocurre en secreto, no hay forma de comprobarlas. En lugar de echar mano de otras violaciones de los derechos humanos más notorias, como el derecho a la libre opinión, información, etc… Segregacionismo, vigilancia, estado policial, ejecuciones políticas, prohibición de abandonar la isla, dictadura política, poder absoluto de los políticos, falta notoria de libertad, control total de los medios de comunicación, vigilancia telefónica al ciudadano. Pero Willy no. Willy se cierra a todas esas obviedades, y, como en las pelis de juicios con jurado, no tendrá en cuenta éstas pruebas. Se concentra en lo que ocurre en las cárceles. Así nadie le puede rebatir taxativamente, pues lo que ocurre dentro de una cárcel es difícilmente comprobable. Ahora le toca mentir.

Es obvio que ni en las peores condiciones, se van a dar actualmente en las cárceles españolas las atrocidades que se dan en Cuba. Para empezar, en España no hay presos políticos. Por lo demás, en cuanto a los malos tratos: ¿que alguna vez a algún funcionario se le va la mano? No me cabe la menor duda. Pero si le pillan, la paga. La Constitución así lo dispone. En Cuba, no. En Cuba, si exiges democracia, te meten en la cárcel. Aunque los tribunales digan “escándalo público”.

Para que tiparracos con gorrita del ché voceen en occidente bulos, en lugar de encarcelarlo por pedir la democracia, lo encarcelan por “escándalo público”. Y Willy lo sabe. Por eso dice tanto eso de “¿Dónde están los papeles?”. Porque sabe que los papeles estarán maquillados por la dictadura cubana. Pero eso es un preso político. Y a ese preso político lo han torturado en repetidas ocasiones, Willy Toledo. Y ese preso se puso en huelga de hambre. Y la cárcel cubana, en lugar de ayudarle a manterle con vida, le negó el agua durante dieciocho días. Suficiente para matar a un hombre, tú mismo lo sabes. Letal de necesidad para un hombre en huelga de hambre. ¿Le parece a Willy Toledo que cambia mucho la situación si el preso es común o político? Porque para mí sí, pero para Willy, no parece. Primero pide disculpas sólo si era un preso político, y luego sigue largando inconsistentes y vagas acusaciones a las democracias. Bulos. Rumores alarmantes. Defensas a Venezuela.  Y minutos después de su lamentable sarta de mentiras acerca de pseudocampos de concentración para inmigrantes, llama un oyente que trabaja habitualmente como abogado en éstos centros de acogida, para dejar claro que lo que dice Willy es absolutamente falso, y que en éstos centros se da la mejor atención de toda Europa en centros análogos. Que allí los internos están bien. Pero no puedo evitar fijarme de nuevo en que Willy hace hincapié en que en ésos sitios “no pueden entrar las cámaras”. “¿Qué estará ocurriendo ahí dentro para que no puedan entrar las cámaras?”, dice. Sembrando de nuevo la duda con lugares difícilmente comprobables.

De tal modo, Willy Toledo ignora voluntariamente lo que sabemos acerca de  libertades en las dictaduras y las democracias, y juzga la legitimidad de un régimen en base solamente a lo que ocurre en la última mazmorra, donde no llegan las cámaras. En lugar de comprobar las libertades a la vuelta de la esquina, en los titulares de los periódicos, en la libertad de tráfico, asociación, opinión, orientación sexual, no sé, religión,… Willy no. Obviando que en Cuba, además de torturas en las cárceles, está prohibido opinar, está prohibido asociarse, o fundar un partido político, y está prohibido irse. Está prohibido irse de Cuba. Condenados a no conocer el mundo, si les apetece. Está prohibido hasta matar una vaca. Si tú tienes una vaca y la matas para comerte los filetes, te meten un puro que te rilas. La vaca no es tuya. Es de Fidel. Willy no quiere saber nada de eso. Él no habla de eso. Willy habla de las cárceles. Y si no de las cárceles, “Willy, dime un sólo preso político en España, dime una sola tortura en cárceles españolas” (genial Herrero) y Willy recula, patina, “pues eso no sé”, dice, en claro renuncio, pero bla, bla…(y aquí dice lo de las negras mazmorras).

Willy necesita inventarse un lugar ficticio y recóndito para encontrar en él las miserias que hay en Cuba a la vuelta de la esquina.

Dicho de otro modo: A Willy Toledo le basta la sola sospecha de puntuales miserias carcelarias en Occidente para legitimar así la dictadura comunista de Castro, cuyas miserias está en todas partes.

Cuelgo aquí la tertulia post entrevista, más las tertulias y editoriales al respecto.

Tertulia de Luis Herrero post-entrevista.

Tertulia de César Vidal sobre Willy Toledo. Imprescindible.

Federico Jiménez Losantos, sobre Willy Toledo. Sobre Willy Toledo, desde el minuto quince. Espectacular.

Me gustaría seguir las aventuras comunistas de Willy Toledo para ver hasta dónde puede llegar un actor en paro para seguir manteniendo su imagen de tipo enrollado mediante una ideología básicamente fusiladora. Tal vez su próximo movimiento sea irse a vivir el sueño comunista in situ. En cuyo caso, probablemente no volveremos a oír hablar de él.

Pinche aquí para ver todos los documentos en la página del programa de Luis Herrero.

No me resisto, para terminar, a colgar la última del caso: La Asociación Saharaui ha condenado las palabras de su valedor público Willy Toledo. Toma ya, Willy. Jua, jua, y jua.

http://www.adn.es/lavida/20100304/NWS-2069-Asociacion-Saharaui-Orlando-Toledo-Zapata.html


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s