SIGMA DOS, TAMBIÉN EN LLAMAS

Las cifras de Sigma para la encuesta solicitada por El Mundo parece recoger ya la caída de popularidad que está experimentando el gobierno de Zetapé. Así, habla de un 43,5% en intención de voto para el PP, frente a un descendente 37,7% de votos Zetapé.

Cabe destacar como hecho lamentable que sólo Rosa Díez está mejor valorada que Zetapé. Mariano, en el pelotón. Y PP y PSOE caen con respecto a anteriores sondeos. La casta política no llega al ciudadano. Sólo parece importarles la balanza, la victoria electoral. Lejanos, indiferentes, aristocráticos, quieren que les demos nuestros votos y les dejemos en paz.

Personalmente, no sé qué haré con mi voto. Probablemente lo sume a la gran marea que deberá sacar a Zetapé del gobierno de una maldita vez. Pero, si puedo conservar la sangre fría, es muy difícil que vote a Rajoy. No quiero hacerlo. No me representa. No representa a nadie. Rajoy es puro paisaje. Prefiere el visto bueno de los progres que el visto bueno de su electorado. Indigno de mi voto. Es triste saber que es muy posible que le vote, porque quiero sumarme a la gran colleja colectiva a Zetapé. Pero la gran colleja no es lo importante. Lo importante es ponerse a trabajar para recuperar el empleo perdido y rebajar la presión fiscal. Y es ahí donde Mariano me resulta menos confiable. Tiene demasiado miedo a tener enemigos. Prefiere ningunearme que hacerme caso. Lo saludable para España sería una victoria de UPyD, y un batacazo de PSOE y PP.

Hay que sanear las poltronas, desratizar los ministerios, el Congreso y la Moncloa.

Ésto es el equivalente político de la crisis financiera. La crisis se produjo por el oportunismo de los altos cargos, que iban dejando el pufo cada vez mayor al siguiente. Dejando que se lo coma otro, y rentabilizando el presente, hemos llegado a éste punto.

En política, el equivalente al oportunista financiero es el poltronita profesional, que se esconde tras 600 asesores máscara que le salven cada día, aunque el año resulte catastrófico. Mientras había dinero, la fórmula ZP funcionó. Ahora llegará la recogida de lo sembrado, en forma de crisis de votos. La democracia ha perdido mucha fuerza en seis años.

Menudo pufo, la bromita ZP.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s