MARIANO NO SE ATREVE

Rajoy ha desperdiciado otra ocasión de oro para desgastar al gobierno. Nada imortó al único que puede plantar cara a Zapatero que ésta ocasión pillara a Zetapé con una rodilla en el suelo. Mariano ha renunciado a un embate directo porque, como a mí, las encuestas no le convencen, y sabe que si pierde, tendrá que retirarse. No quiere desgastarse. Prefiere esperar a las generales.

Sostiene Mariano que, más que desalojar al gobierno, lo importante es hacer cosas útiles: dialogar con el gobierno. Éste Rajoy me recuerda al hippie fumadísimo del anuncio, que decía: Paz y amor…¡y el Plus pa el salón!

Como Zetapé, prefiere dejar que la sangría continúe. Ambos juegan su lenta partida, poco les importamos.

Unas elecciones adelantadas supondrían un automático subidón de Mariano en las encuestas. Podría ganarlas. Lo que Rajoy teme es que, pidiéndolas formalmente, les sean denegadas, y pagar el precio político. A mí me parece que empieza ya a ser asfixiante ésta táctica de ocho defensas políticas en las que nadie quiere hacer nada que signifique pagar un precio en votos. En ésta política de marketing, nadie quiere hacer nada impopular.

Sin embargo, digo yo que, contando con los apoyos nacionalistas con los que tarde o temprano tendrá que dialogar, podría ser muy bueno que se intentara desalojar al gobierno con todas las fuerzas. Y como no creo que Mariano esté tan alucinado como para pensar que puede ganar por mayoría absoluta, más valdría que se negociara antes que después. Pues Mariano no estrenará Moncloa en solitario. Ni ahora ni nunca. No Mariano. No contra Zapatero.

Así que, ya que tiene que dialogar, mejor sería que lo hiciera ya y promoviera un adelanto de elecciones, o incluso una moción de censura. Y terminar ahora con la epidemia Zapatero.

Pero Rajoy no se atreve. ¿Para qué?, se pregunta. Tarde o temprano, le ganaré. Parece que Rajoy no cuenta con la cantidad de votos que está perdiendo cada día por culpa de la falta de discurso, por su negativa a representar a sus votantes y por su irritante complacencia en su estatus de eterno líder de la oposición.

Es cierto que el PP es la única alternativa inmediata. Un mal menor. Sin embargo, y dado que a Rajoy, si no se pliega a los postulados de la izquierda y los nacionalistas, se lo meriendan en media legislatura, tal vez convendría un voto a UPyD, de castigo al PP. No es que me haga mucha gracia, pero de seguro me fío más de Rosa Díez que de ésta cosa Rajoy, que ha decidido mimetizarse con las tonterías que le exige el PSOE para darle su visto bueno a Mariano.

Porque ése es el problema de Mariano. Que necesita el reconocimiento de sus adversarios. Que rechaza tanto pagar precios políticos como hacerse enemigos políticos.Y sin romper los huevos de nadie, no hay tortilla que valga.

Dijo José María García que Mariano tiene una cosa buena y una mala. La buena, que por donde pasa, no mancha. La mala, que tampoco limpia.

Estoy de acuerdo con la segunda parte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s