¡ZOOFILIA EN LAS AULAS!

Parece que voy a tener que hacer una sección para EpC, porque siempre genera nuevo material. Ésta asignatura es incansable.

La última lo supera casi todo. Ha ocurrido en un instituto de Córdoba. Informa Libertad Digital que se ha dicho a los chavales, para explicarles la libertad sexual, que “se nos da el sexo para practicarlo con otros niños, otras niñas, o incluso animales”.

La propia afirmación es dudosa. No dudo que se puede practicar el sexo con animales, eso es un hecho. En tal sentido, se le olvidaron al profesor, como compañeros sexuales, los vegetales, los minerales, el agua y los objetos, manufacturados para tal uso o improvisados.

Más dudoso es que nos haya sido dado el sexo para que lo practiquemos con una culebra, con un estornino, con un chiuaua o con un somormujo. No entraré en disquisiciones acerca de la finalidad reproductiva o lúdica del sexo. Pero no creo que se nos haya dado el sexo para practicarlo con un somormujo. Dejando aparte el hecho de que me es difícil imaginar que una persona y un somormujo puedan mantener relaciones sexuales seguras, adultas y, sobre todo, consentidas.

Con lo que a éstos niños se les está inculcando la violación de animales como opción sexual aceptable y saludable. Ole.

Por lo demás, no me hace falta meterme en mucho jardín para rechazar esa asignatura. ¿Por qué cojones tiene un profesor que estar contando semejantes porquerías a los niños? Qué cosa más grimosa, qué asco, un progre hablando de sexo a sus alumnos.

¿Por qué tienen que trastocar de tal manera las pautas de conducta que la historia demuestra eficaces y deseables? ¿Es que era también carca y pasado de moda limitarnos a practicar el sexo entre humanos? ¿Esa norma también es culpa de la iglesia castradora?¿Tanto limita la felicidad el hecho de no ver como posibles compañeros sexuales a los animales? Y sobre todo, ¿no eran ya suficientemente complicadas las relaciones afectivas humanas, como para incluir la mascota del vecino como posible objeto de deseo?

¿Pero qué está pasando aquí? ¿Se está intentando reprogramar a la manera socialista la evolución, o sólo me lo parece a mí?

Bueno, pues siendo así, le deseamos a Zapatero, a Mariano, al ministro Gabilondo y al profesor, que, yendo por la campiña, los embista por detrás un toro bravo progre, sin complejos, abierto a otras posibilidades.

Por otro lado, el ministro ya ha soltado otro de sus Gabilondías. Ha llegado a la conclusión que, ante el abandono estudiantil se necesitan ¡clases más amenas! ¡Tócate los huevos!

Éstos socialistas probarán de todo antes de recuperar las viejas fórmulas, las únicas que funcionan. A las clases se va a aprender, no a divertirse. Un buen profesor ya hace la clase amena. Éste ministro es capaz de instaurar secciones en la clase, como en La Noria.

-Pepito, ¿cuál es la capital de España?

-Camerún.

-Muy bien. ¡Y ahora, a publicidad!¡Pero no os vayáis, que luego toca el debate con María Antonia!

Bravo, Gabilondo. Ole, ole y ole. Qué necesario eres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s