RUBALCABA TROUSERS DOWN (nueva cagada en Gibraltar)

Buena se ha vuelto a liar en Gibraltar. Ahora, cuatro Guardias Civiles han perseguido unas lanchas de narcotraficantes hasta el mismísimo puerto de Gibraltar, y allí, han sido todos detenidos, guardias y contrabandistas, por la policía del peñón.

El hecho ya hubiera sido insólito en cualquier otro momento de la historia, pero en éstos momentos no nos podía haber venido peor. Con la tensión alimentada por una policía gibraltareña crecida por la debilidad de ChacónZP, de la que se han hecho eco piratas en Somalia, colonos ingleses y  terroristas mauritanos, el undertrousers españí era previsible, y más con ZP al timón. La resolución ha sido la previsibe, con la variante de que ésta vez ha sido Rubalcaba quien ha escenificado la bajada de pantalones ante el Reino Unido.

Refrescándonos la memoria, comprobamos en la red que los tratados de Utrecht en los que se sostiene la jurisdicción inglesa en Gibraltar se debieron a los conflictos provocados por la sucesión al trono español. ¿Por qué, después de una convivencia estable durante siglos, se está deteriorando precisamente ahora? ¿Será que el surreal Moratinos reconoció la soberanía de Gibraltar hace unos meses? ¿Tal vez el Reino Unido, calentando el ambiente, se pone también a la cola de reparto? Porque parece que todos los enemigos de España estén pidiendo la vez en la cola de los que quieren sacarle un filete a España cuando Juan Carlos, el Rey Ausente (ni está ni se le espera) abdique o muera.

Acoso idiomático en Valencia

Quiero comentar la noticia que ofrece LD. Se da el caso de una niña Valenciana que, aún entendiendo perfectamente el idioma valenciano, ha hecho un examen contestando en español. Ése acto simple, una española respondiendo en español en España, ha provocado reacciones ridículas en su profesorado.

Lo primero que quería hacer es aplaudir la valiente actitud de esta chica, y la de su padre. Con su acto simple han puesto en un bonito brete, no sólo al colegio Profesor Sánchez Guarner Sanchis Guarner (gracias, David) sino a toda la política lingüística de Zapatero, basada en la desigualdad.

No obstante, ya conocíamos ese disparate de la llamada inmersión lingüística. Y ya sabemos, por supuesto, los problemas que produce en el alumnado la imposición de un idioma de cercanías. Pero éste no es el caso, y la niña se comunica perfectamente en valenciano.

Resulta que la asignatura de conocimiento del medio es la única en la que es obligatorio el uso de valenciano, según el director del colegio. Sin embargo, la niña ha respondido en español. Lo sorprendente es que a la niña la han suspendido, aún habiendo respondido satisfactoriamente a las preguntas. Ya había sido presionada por el colegio con argucias tales como aislarla en una clase sólo para ella, en español, eso sí, ante la negativa de la niña a pasar por el aro de la inmersión.

Lo que me parece más vergonzoso es el hecho de que se boicotee a una alumna ejemplar sólo por comunicarse en español. ¿No podrían hacer la vista gorda, como hacen con los alumnos conflictivos? Catastróficos, según dice el propio director, aunque lo único catastrófico es que gente como él esté al mando de la educación. Yo a éste señor no le dejaría educar ni a un hamster enfermo.

Nótese la patética actitud de la profesora, que en lugar de suspender a la niña (no podía, pues el examen es impecable) ha decidido hacerla el vacío delante de sus compañeros. Interesante fenómeno de bulling profesoral no suficientemente explorado.

Innegablemente se ha producido un flagrante acoso hacia ésta alumna. Ésta profesora ha incurrido en uno de los errores peores que puede cometer un profesor: perjudicar injustamente a una alumna a pesar de la evidencia.

Nos cuenta la alumna: “Natalia se ha ido”, dijo sobre mí. Pero yo estaba allí. No quería decir en voz alta que me había suspendido porque eso no se lo cree nadie”. Nótese la autoridad moral de la chica ante la reptiliana y vil actitud de su profesora, superada por las circunstancias y por su propia caradura. Sugerimos desde éste blog que ésta señora se vaya a su santísima casa con una orden de alejamiento de 200 metros de cualquier centro docente, o mejor, de cualquier alumno. Háganos un favor, anónima profesora pequeña. Ni tienes autoridad ni la quieres tampoco. Te limitas a tener tranquilos a tus superiores. A chupar de la gran teta de ésa España a la que sabotean cada día.

O sea, que tienen las manos atadas incluso para castigar a los alumnos. Ahora no se les puede ni expulsar. ¡Menuda estafa! Y sin embargo, ante la indolencia de autoridades más altas, prefieren ser negligentes y echar la culpa de todo a otros. Padres, alumnos, políticos…pero aceptan, acatan y además, en los casos menos honrosos, como éste, proclaman suya, toda basura nacionalsocialista que traiga la marea.

Tal vez pecamos de bisoños al pedir que se haga la vista gorda, que es lo que un profesorado tan dócil hubiera preferido. ¿Por qué? Porque inmediatamente habría más padres exigiendo el español para sus hijos, y entonces el problema vendría de arriba. Así que ésta maestra en vileza y mamandurria prefiere negar la evidencia, perjudicando a una alumna ejemplar. Mal vamos si medimos al milímetro al buen estudiante mientras hacemos la vista gorda con alumnos parasitarios, o con profesores estúpidos.

En todos mis años de mal estudiante sólo me he encontrado, (dejando fuera los cuadros estrictamente psiquiátricos) dos casos. Dos profesores que se pusieron en evidencia hasta el punto de perder todo respeto, presente o futuro, por parte del alumnado. El primero fue muy pronto, y el último, muy tarde. En ambos casos, ya nunca los pude mirar como a una autoridad educativa. Supe en ambos casos y a ciencia cierta que me encontraba ante un tarambana buscavidas que lo mismo podía haber acabado de reponedor de máquinas expendedoras, de jefe de los coches de choque, pero que se coló por una fisura en la seguridad del sistema educativo y acabó, tristemente, de profesor. En mi caso particular, no daré nombres. ¡Pero sí pistas! Fue mi último profesor, un imbécil como la copa de un pino.

Por supuesto, ésa fisura, ésa falla de seguridad es a día de hoy la puerta principal del Ministerio de Educación. Como siempre, nos encontramos a Zapatero al final de los caminos. También ha subvertido el orden de la escuela. Ahora, no sólo molestan los malos alumnos. Ahora molestan los buenos alumnos. Dado que el problema es puramente idiomático, y no académico, queda bastante claras las prioridades del ministerio. Ministerio que deberíamos desratizar mediante el sistema propuesto por La Ciudad en Llamas para el menisterio de kulturra por el problemilla con el lobby de la ceja.

Los que no molestan son los mediocres. Y dada la bajada de nivel que ha traído el nefasto Zetapé, hasta la mediocridad se ha devaluado en éstas legislaturas. Es normal, pues Zetapé I El Que Todo Ignora ha llegado a devaluar incluso la institución de la presidencia de España, no sólo el pan, la lengua española, la historia o la propia vida. Así, el próximo que se siente en el despacho de Moncloa, si eso llega a ocurrir, sentirá antes de acostarse la decepción ante la certeza de que un berzotas sin honor ni modales como su antecesor obtuvo el cargo antes que él.

Agradecemos a ésta niña y a su padre, que con tesón y principios han honrado la Constitución al luchar por nuestros verdaderos derechos.

Pinche para leer la noticia en LD

————————————-

Cabe destacar que en Valencia, con mayoría holgada del PP en ayuntamiento y comunidad, se empieza a recrudecer la política idiomática desde la educación, con educadores puenteando a padres, políticos y votantes. Latentes, en espera de gobiernos más favorables al puterío nacionalsocialista que ya se practica al norte de Valencia, acechaban desde la penumbra. Sin embargo, van saliendo ya a la luz, contagiadas y envidiosas por la impunidad y las tajadas presupuestarias de la esquerra, las ratas de la inmersión. En Valencia, los profesores quieren alas también, como las de Carod. Ojalá que sean de cera.

Cada día, muy a mi pesar, ahora que soy un votante potencial del PP,cada día, digo, tengo más claro que éste PP suave no es ninguna solución, y comienza a convertirse ya en parte del problema.

¡¡¡FELIZ DÍA DE LA CONSTITUCIOOOOOOON!!!

¡Viva la Constitución! Nuestro documento, tan longevo con sólo treinta y un añitos. Buen servicio ha hecho, la pobre, y, como decía aquella magistral película, la luz que brilla con doble intensidad, dura la mitad de tiempo.

¡VIVA LA CONSTITUCIÓN! ¡VIVA ESPAÑA! ¡Y VIVA LA MADRE QUE ME PARIÓ!


¿Qué está pasando?

Las nuevas cifras del paro llegan a los 5 millones. El gobierno miente descaradamente, reduciendo sus cifras en un millón, y saca lecturas positivas de una catástrofe económica de consecuencias previsibles.

En lugar de reformas, Zapatero y su ley de economía sostenible plantea nuevos mecanismos de control de la vida pública, mientras da la espalda a la patronal, después de engañarla durante varios años prometiendo la zanahoria del gran pacto, y después fué él mismo quien saboteó el pacto. Iba de mediador entre CEOE y UGT/CCOO. Se escenificó la cordialidad de la reunión dándole forma de cena, con las partes sentadas exponiendo sus razones, pero disolvió la mesa de malas maneras en cuanto la patronal abrió la boca, aduciendo irritado que no quería ni oir hablar de reformas. Y se quedó así de ancho. Su Educación para la Chusmía dibuja a los empresarios como avarientos explotadores, a imagen de la propaganda de los años treinta.

Hoy, el día de las cifras del paro, la patronal ha mandado poco menos que a la mierda a José Blanco. La brecha entre el sector privado y Zapatero es insalvable. El parado está absolutamente desprotegido. Condenado al subsidio, mientras dure. Y luego, a opositar o morir. Mientras, quedamos en espera de la segunda oleada de la crisis mundial en un país descohesionado, sin memoria, sin tradición, ignorante, esquilmado, desnaturalizado, desigual. En manos de su peor enemigo.

La seguridad de todo español que se encuentre fuera de nuestras fronteras corre a día de hoy serio peligro de caer en manos de terroristas. La culpa la tiene Zapatero, que cede ante los chantajes siempre. Las pérdidas en euros no son fácilmente cuantificables porque el gobierno oculta los datos. Las pérdidas totales son incalculables. Pérdidas en prestigio y en firmeza.

La justicia…bueno. En España, a día de hoy, cualquier juez puede emitir cualquier sentencia. Violación, asesinato, atentados masivos, puede pasar cualquier cosa.

Los medios también informan de cualquier cosa. Lo que le vaya a gustar a Zapatero, eso publican, o dicen en la tele o radio, o muestran a través de ella. Y el que no se pliegue, será perseguido, demandado por políticos, cargos, asociaciones y fiscalías. Será espiado por SITEL, y el que lo diga en alto, será amenazado.

Zapatero está destruyendo todo vestigio de la historia reciente de España. Alega franquismo (como si éso justificara su destrucción) para hacer desaparecer edificios y obras de incalculable valor artístico e histórico, el patrimonio histórico nacional. Su propaganda comunista ha cuajado en la sociedad, convirtiendo los libros de historia en engañifas controladas por el PSOE. Asímismo, rehabilita las figuras negras de la izquierda que provocó la guerra civil a la vez que se lanza a la yugular de cualquier expresión contraria a su cuerda.

La educación se ha convertido en una trampa que sólo adoctrina, ni educa ni enseña, y escupe analfabetos manejables, que no entienden nada. Incapaces de leer éstas líneas y entender lo que aquí se dice. La esquerra catalana desarrolla paso a paso la hoja de ruta del separatismo, con el beneplácito de Zapatero, el tonto útil o el listo inútil. Pero el sabotaje no atañe a Cataluña solamente. Los alumnos salen del instituto sin saber leer correctamente, se pierden a la cuarta línea. Inutilizando el idioma, el uso de la razón. Carod, en el extranjero hispanohablante, es subvencionado por Zapatero para el impulso de idiomas locales, haciéndonos perder influencia idiomática. Evidentemente, una medida maligna. Aplaudida por Zetapé.

Quiere sustituir la religión católica, a la que odia y teme, por una religión civil, ciudadana, estatal. Zetapé, a la vez, aplaude y agasaja al Islam, se disculpa por la Reconquista a los moriscos, y acoge en su falsa pluralidad  a todo aquel que se manifieste contrario al cristianismo, que es un pilar básico de nuestra conducta. No hay dinero para los parados, pero lo hay para mezquitas. Ésa táctica ya salió mal durante la reconquista.

Zapatero y su iluminado y pretendido fanatismo sonriente lleno de odio y de secretos peligrosos empieza ya a dejar atrás a su propio partido. Todo el planeta asiste, perplejo, a la actuación del volatinero sonriente que entró en Moncloa con una mentira y muchos muertos sobre la mesa.

El Rey, ausente de excepción en aquellos días de la masacre, no va a vivir para siempre. Y está asistiendo al espectáculo, indolente. Sin decir al pueblo más que sonsonetes de plantilla y papel carbón, parece estarnos mandando a hacer gárgaras, de a poquito cada día.

¿Y Rajoy? Rajoy no merece ni estar aquí escrito en éste humilde blog. Mariano, vete a casa. Hazme, caso, que nos la estás liando. La política es cosa importante, como para jugar a La hoguera de las vanidades. Vete a casa, Mariano, hazme el favor. No tenemos quién nos represente políticamente. Estamos silenciados, no tenemos escaño que hable por nosotros. Sólo nuestra libertad de expresión. Si todo sigue así, nos la van a quitar bien pronto. Mariano, haz sitio y pon a Esperanza. O a tu perro. Pero vete ya. Eres el cansino inoportuno del año.

Y, aún con todo, la cosa va a peor. La realidad política y pública de España esta sufriendo un proceso de histrionización galopante. Laporta, Rubalcaba, los secuestros, la inequívoca conducta kamikaze en economía, dando, tirando, derrochando, paniaguando, rescatando, quemando, robando y depreciando nuestro poco dinero. El legado de los siglos. Y también el tráfico, ahora vamos a subir el límite a 140. El surrealista Rajoy huyendo del pleno ante la mirada atónita de sus conmilitones, las zetaperiles disculpas a los moriscos (no de mi parte), la fosa de Lorca, la prensa internacional ridiculizando a Zapatero, los sindicatos mamíferos, la orgía de sangre de la ley del aborto, el Tribunal Constitucional bloqueado en el proceso de maquillaje del Estatuto Catalán, los nacionalsocialistas de esquerra republicana levantando el dedo corazón, de la mano de la prensa catalana. Y el alcalde que bromea con matar a todos los del PP. Todo va muy rápido. Nos precipitamos al momento en que ya no hay marcha atrás.

Zapatero quiere reiniciar España. Reescribir la historia al gusto de sus apetencias. Para ello, está desintegrando la nacionalidad española. Y lo está haciendo cometiendo a la vez muchos de los peores errores estratégicos de la historia de España en sólo una legislatura y media. Que sean tres legislaturas, y no habrá una cuarta. Ya será otra cosa.

11-M: ¡ZETAPÉ, ELVIS ESTÁ VIVO!

Mientras permanecemos a la espera de que se dicte sentencia a Sánchez Manzano por la querella presentada el pasado verano por la AAV11-M, surge ésta noticia:

Que el gobierno se dedique a acusar de traición a todo aquel que ose discutirles una coma, no es nada nuevo. Sin embargo, cuando he leído el titular, me he acordado del vergonzante episodio de Rubalcaba (veo todo lo que haces, oigo todo lo que dices), y me ha sido imposible desgajar la una de la otra. Se me han pegado.

Se viene diciendo que Rubalcaba, tras las afirmaciones de Floriano, perdió la paciencia, pero yo no estoy tan seguro. Rubalcaba va sobrado de paciencia. Lo que le ganó a Rubalcaba fue el miedo. Faisán, Gal o SITEL, no sé qué asunto de los tocados por el diputado Floriano asusta a Rubalcaba. Puesto que SITEL es el más novedoso de los tres asuntos, lo más lógico sería pensar que SITEL fue el detonante de la reacción iracunda del Ministro. Sin embargo, me da que SITEL, de relativa gravedad práctica, pues no es SITEL lo que se ha puesto en cuestión, sino quién y cómo lo usa, SITEL, digo, no preocupa a Rubalcaba. El GAL es una piedra arrojadiza eterna que el PSOE regaló a la oposición hace ya décadas, y, aunque no creo que a Rubalcaba le entusiasme hasta el infarto que le menten el asunto, pues en aquellos días demostró a España para siempre jamás de los jamases, que el ahora ministro de Interior es un diestro embustero, no deja de ser una vieja herida.

Tal vez fue el chivatazo del bar Faisán, vergonzoso borrón en la historia de cualquier estado, lo que tiene sin pegar ojo a Rubalcaba. Lo del Faisán va a hacer correr torrentes de tinta, paladas de embustes, patrañas y medias verdades. Aún seguimos en espera de que Garzón, por ejemplo, facilite las grabaciones íntegras que la policía realizó aquel día. Cuando presentó el vídeo, faltaban los fragmentos relevantes a la investigación. Un mes después, saca otros fragmentos irrelevantes, que se le habían quedado en el fondo de la caja fuerte. Lo que daría yo por echar un vistazo a la caja fuerte de Garzón, por cierto. Pero volviendo al tema, ésto me recuerda asímismo que Gómez-Bermúdez, el juez del caduco juicio del 11-M, sigue sin facilitar los fragmentos relevantes del vídeo de la pericial de explosivos. El vídeo más importante de la historia de España. Bermúdez, en cambio, ha proporcionado, después de resistirse durante meses, partes irrelevantes del vídeo. Exactamente igual, Garzón que Bermúdez. El mismo descaro.

El juicio del 11-M no resolvió nada, y vino a añadir ruido a la investigación, aún sin terminar, y apenas empezada. La sentencia, y las pruebas, huelen a mierda a 500 kilómetros a la redonda. Y punto. Como mínimo.

Garzón intentó dar carpetazo al Faisán sin concluir la investigación, casi sin empezarla, si tenemos en cuenta que los policías que realizaron la investigación sobre el chivatazo son sospechosos a priori del propio chivatazo. Igual que la investigación del 11-M, con Manzano prigado hasta las trancas, habiendo participado en ella.

Y ahora, el PP solicita por primera vez una reapertura del 11-M, y recibe como respuesta un bufido y un zarpazo. Como Rubalcaba ante el Faisán.

Las posibles conclusiones que me vienen a la cabeza son:

La semejanza en los comportamientos de ambos jueces es evidente. Pienso que, como el 11-M, la operación Faisán oculta una verdad lo suficientemente grave como para que Garzón se exponga de un modo tan evidente. Quedan en último plano las sospechas menos graves: la hipótesis del topo de ETA en la policía, y también la del agente externo desconocido. Aquí hay tomate chungo, chungo.

Sin embargo, conviene observar la reacción de PSOE y demás mantenedores-de-la-versión-oficial ante la mención del 11-M pasado el juicio. Del aplauso a la sentencia, pasaron al respeto de la sentencia. De ahí, a ignorar toda mención al 11-M, posición bajo la que se ampararon varios años, en espera de que a la gente se le olvidara todo. Una vez que comprobaron que, lejos de perderse en el olvido, el 11-M se mantuvo constante en unos pocos medios, pasaron a la ilegalización y el soborno de la Cope. Como nada de eso acalló a  los periodistas del verdadero 11-M, los ocultadores pasaron a la ridiculización, de la mano de todo el organigrama de la versión oficial, desde el jefe visible, Zetapé, hasta el último chimpancé, Wyoming, practicaron activamente el cachondeo del 11-M. El presidente equiparó en pleno Congreso las investigaciones del 11-M a la leyenda de Elvis

Pero el 11-M genera más y más material que pone en serio entredicho todas las pruebas en las que se basó la sentencia, invalidando algunas con absoluta transparencia, como por ejemplo (uno de tantos) el montaje de los libros coránicos aparecidos en los escombros del piso de Leganés, libros chiítas, de todo punto incompatible con el carácter sunnita de los cadáveres aparecidos en Leganés.

Evidencias que apuntan sin duda alguna al mismo Manzano que encubrió a los terroristas destruyendo las pruebas e induciendo a autorías erróneas.

Evidencias que invalidan la sentencia de Bermúdez, que buscó y logró desplegar un grueso nubarrón sobre las diferentes autorías, material, intelectual e incluso filosófica.

Pasan los oficialistas al ataque, demandando a los informadores, los únicos que han investigado en lugar de ocultar, y ante una opinión pública que ignora activamente toda información nueva acerca del hecho más importante de nuestra democracia. Ataques preventivos, intimidatorios, de vuelo corto. Indefendibles, por lo cual viajan en la actualidad de juzgado en juzgado, a la espera de que caigan en manos de un juez que carezca de escrúpulos y/o tenga ganas de comprarse un yate nuevo.

Y, siguiendo el hilo de reacciones, han pasado a la batasunización de todo aquel que les mencione el 11-M. Así, Camacho ha mantenido su sólo-batasuna-y-ustedes-recurren-sentencias-firmes hasta en dos ocasiones, cuando se les ha pedido retirar semejante afirmación, negándose a retirar del acta la acusación. ¿Que por qué asumo que la sola declaración de Camacho es una línea de actuación del PSOE? Porque nadie de su partido se ha pronunciado al respecto, ni siquiera para llamar al sosiego, o ésas cosas que dicen en sus jeroglíficas declaraciones. El que calla, otorga. Sería interesante observar la reacción del gobierno, si se diera alguna. No es el caso. A cambio, llaman etarras a los del PP, y a todos los que pedimos la reapertura.

Me acuerdo finalmente de algo, una cita bíblica, que me dijo hace unos meses mi hermano Javier, una tarde en que me mostré muy pesimista acerca de la investigación del 11-M. Cito de memoria: “Nada puede ocultarse para siempre. Al final, la verdad siempre resplandece.” Tal vez a priori me pareció que aquella frase venía más de la fe que de la razón. Cuando, pocos días después, César Vidal pronunció un editorial en ése mismo sentido. Compartiendo mi hermano y César la misma confesión, y aún siendo uno de los mejores editoriales que le he oido al brillante periodista, me volvió a asaltar la misma sospecha: más fe que razón.

Sin embargo, ahora comprendo que no es así. Y que ni siquiera hay que proyectar en el futuro el esclarecimiento de todo secreto. Careciendo de las evidencias legales necesarias, de las reacciones de los ocultadores se generan certezas. Así, ya, hoy, en el presente, la certeza de que se el 11-M se enterró sin más es evidente para todo aquel que se atreva a ponerse al día en cuanto al 11-M. Queda perfectamente claro quién miente. Quién oculta. Quién amenaza. Quién debe ser equiparado con Batasuna. Queda perfectamente claro por las reacciones de los actores principales quién no hizo el atentado (Al Qaeda no atentó, ni atentaron los condenados, y si alguno de los condenados atentó, está en clarísima minoría con los que fueron a la cárcel sin haber participado siquiera indirectamente en la masacre), y queda claro clarísimo quién necesita que el 11-M se olvide para siempre. Y todas esas evidencias por acumulación de indicios inequívocos abren nuevos claros entre la capa de opacos nubarrones oficiales, y revelan nuevas certezas aún incomprobables, pero evidentes ya.

¡Zapatero, ELVIS ESTÁ VIVO!

————————————————-

Recupero, como premio al esforzado e intrépido lector, el editorial de César Vidal arriba mencionado, correspondiente al 17 de septiembre de 2009. Recién nacida esRadio. No deje de escucharlo.

-Y en el momento mismo de rematar éstas líneas, después de meses sin nuevas informaciones, se producen nuevas alegaciones que señalan a Sánchez Manzano como ocultador y destructor de pruebas. En ésta ocasión, son los propios testigos de la defensa los que desmienten al ex-comisario jefe de los TEDAX. Ánimo, AAV11M, José María de Pablo, Pedro J, Federico, Luis del Pino, Antonio Rubio y los demás. Y gracias por informar.