¿FELIZ 2010?

2009 ha sido un año nefasto para España. Hemos sido testigos del sabotaje televisado al que Zapatero nos está sometiendo.

De la mano de los sindicatos, Zapatero ha saboteado el tejido empresarial privado, y mintiendo descaradamente en las cifras, ha logrado un siniestro éxito suscribiendo un millón y medio de nuevos parados.

De la mano de los nacionalistas, ha legalizado el asesinato indiscriminado de fetos. Para él, el aborto es un derecho. Los defensores del aborto, además, empiezan ya a negar ayudas a las mujeres que quieran tener a su hijo. Parece tener sed de sangre. Maldito sea, el fanático comunista.

2009 ha sido también el año de las amenazas e injurias a periodistas. Empezaron las demandas injustificadas a los periodistas que informaron del 11-M. Pedro J, Federico, Antonio Rubio fueron los casos más notorios. La citación personal de Garzón a Luis del Pino para preguntarle poco más que la hora fué el más sangrante, porque garzoneta no tuvo más intención que intentar acojonar a Don Luis. Todo quedaría en nada si no fuera por la reciente agresión a Hermann Tertsch. 2009 ha sido el año de las amenazas izquierdosas a los periodistas independientes.

En 2009 hemos visto a Zapatero anunciar con cinismo de patio de colegio hasta siete veces el final de la crisis. Y la peor noticia, la última. Zapatero ha dicho en alto lo que todos sabíamos ya: que hace política económica desde la ideología. Sólo así podía hacer más daño del que ya ha hecho. Para una verdad que se podía haber callado, va y la suelta. Enfriará más aún la inversión extranjera. Gracias, Zetapé. O eres un pájaro, o un incompetente. Probablemente ambas.

2009 ha sido el año de la deuda pública y el déficit sostenible. Gastamos un 70 por ciento más de lo que ingresamos. La deuda es jodida, porque uno la contrae en un chasqueo de dedos, pero tardamos décadas en saldarlas. Contra toda lógica y contra todo criterio, Zapatero se ha lanzado a despilfarrar nuestro dinero, regalándolo caprichosamente: a terroristas, a comunistas indígenas cuyos países tienen superávit, a piratas, al Islam…

2009 ha sido el año del advenimiento del nuevo monopolio mediático. Más fuerte. Más ideológico. Más independentista, más marrullero. PRISA era demasiado moderada para Zapatero. MediaPro le pone más. Los efectos de el anterior monopolio son trágicos, pues han llevado el centro político a la pura izquierda. Así se logró echar del poder a un presidente que trajo prosperidad. Con chapapote. Con basura mediática. Con ideología inyectada por lo bajini. Ahora es el turno de MediaPro, de carácter vocinglero, mensaje simple y ademanes marrulleros, más acordes con los tiempos.

2009 ha sido el año en que la justicia ha vuelto a ser un pudridero de politiqueo y de manejos de la izquierda. Como en los años GAL. En las altas instancias, el TC aún no ha declarado inconstitucional el estatuto catalán. Ha perdido su credibilidad y su fuerza. Solo traerá polémica, ningún acatamiento. Esto es pura dinamita para el tejido social español. Como lo es el chivatazo del Faisán y la mierda que está saliendo a flote, como lo es el trato dispensado a asesinos, violadores e infractores. En la España de Zetapé se persigue a la víctima, no al agresor. Ése es el estilo socialista.

2009 ha sido el año del ridículo internacional, planetario, globalizado, atómico, galáctico. Piratas, Al Qaeda, ETA, Gibraltar, las amistades de Zapatero (Ahmadineyad, Chávez, Castro, Evo, Mohamed VI), las hijas de Zetapé, la visita a Israel, Moratinos. La prensa internacional nos observa perpleja. La prensa económica internacional nos observa con asombro. Éste gobierno nos avergüenza y nos pone en ridículo.

2009 fue el año en que descubrimos que no sabemos dónde está enterrado Lorca. Una noticia siniestra, que sólo puede traer desgracias a un país cuyo presidente está empeñado en sembrar la desmemoria y finalmente, ganar la guerra esgrimiendo cadáveres exhumados y destruyendo historia. ¿Qué hará Zapatero, que Contaba con el cadáver de Lorca como piedra angular de su Ley de Desmemoria Histórica?

2009 ha sido el año en que dos grandes directores de cine han dado su peor obra, por estar a la altura de las propuestas progres: Amenábar y su demagógica Ágora, y Cameron y su demagógica Avatar. Parecemos asistir al triste espectáculo de cómo los directores más inteligentes subestiman a su público. Cameron y Amenábar nos han tomado por idiotas, y sus dos estrenos hicieron las delicias de Zapatero, su ministerio de la desigualdad y la Pachamama de su amiguito, plumífero Evo, el portavoz de la Pachamama. Malos tiempos, los poetas hacen política, y los políticos, poesía. Y de la mala.

Suma y sigue, suma y sigue. Éste ha sido el año, según La Ciudad en Llamas.

Para el año 2010, auguramos más de lo mismo, pero mucho más caliente. Muchos más insultos. Zapatero, como aquel memorable Perfectus Detritus de Astérix, siembra la cizaña a su alrededor.

Sin embargo, hay esperanza. Zapatero ya ha tenido que frenar la voracidad sindical, ganándose un mohín. Será el principio de muchas dentelladas que le van a caer a Zapatero. Ése es nuestro consuelo, y también nuestra esperanza. Éste va a ser un año de desgaste socialista. Pero ¿qué se llevará por delante éste desgaste?

Feliz año nuevo, querido lector.

Aquí seguimos, dispuestos a no callar.

Poco más podemos hacer.

Feliz 2010 deseo a todos, menos a Zapatero. Cuanto menos feliz sea 2010 para él, más lo será para los españoles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s