Avatar, por Bodisamba

Colaboración de Bodisamba para La Ciudad en Llamas. Me encanta tener en el blog una crítica tan certera y constructiva del último y desigual Cameron. Primera colaboración de mi hermano Gonza desde la Bodisamba del Submundo. Os dejo con sus palabras.


Avatar, Avatar, por fín Avatar. Son muchos años ya desde “Titanic” y es que James Cameron se gusta, es de estos que se lo piensan muy mucho antes de ponerse manos a la obra con algo, y si lo hace, LO HACE, quizá más que nadie en el mundo del cine de hoy en día.

Digo todo esto porque antes de meternos en faena con su nueva película es importante destacar que James Cameron sólo ha dado obras maestras indiscutibles, desde su primer trabajo en firme “Terminator”, pasando por la mejor secuela de la historia “Aliens” y sin olvidarnos de “Abyss”, de esa joya inabarcable llamada “Mentiras Arriesgadas” ni de la impepinable “Titanic” (a la que tan injustamente vilipendian esos que pagaron muchas veces por ver en el cine en su día). Por esta carrera tan singular y tan brillante se establece que para juzgar un trabajo de James Cameron no valen las mismas escalas que se utilizan para otros. Si un director nos acostumbra a la excelencia ese será el listón por el que se le acabe juzgando a cada intento.

Por eso hablar de Ávatar me resulta complicado.

¿Es un buen espectáculo? sin duda alguna.

¿Merece la pena? por supuesto.

¿Es una buena pelicula? sí.

¿Es una gran película? no, ni remotamente.

Lo peor de Ávatar es precisamente haber sido hecha por el director de “Terminator”, si esta película hubiera venido firmada por cualquier otro director y con mucho menos bombo, la película habría escalado más alto, o se le habrían perdonado más cosas. Viniendo de quien viene…no.

Bueno, resumen: Avatar cuenta la historia de un marine al que se le recluta para viajar al planeta Pandora y formar parte de un experimento científico que consiste en transportar su ser en la mente de un extraterrestre genéticamente creado a imagen y semejanza de la especie autóctona del planeta en cuestión. ¿Con qué objeto? llegar a una solución diplomática que permita a los humanos la explotación del planeta y que frene el conflicto con los indígenas (los Navii).

Es un tipo de película muy en la línea marcada por “Bailando con Lobos” o “El Último Samurai”, en donde un personaje se “enamora” de una cultura radicalmente diferente a la suya.

Primer aspecto a comentar, la supuesta “revolución en la forma de hacer cine”: No, no hay absolutamente nada novedoso en cuanto a las estructuras básicas de la creación cinematográfica. Ya hemos visto criaturas hechas por CGI fotorealistas cohexistiendo con actores de carne y hueso. Ya hemos visto Tiranosaurios, hemos visto al T-1000, hemos visto a Gollum, y en esta película, a ese nivel, el avance es meramente cuantitativo, los efectos y criaturas son las mejores y más creíbles vistas hasta la fecha, pero sólo suponen el avance natural de estas técnicas, nada más.

En cuanto al 3-D, yo ya he visto “Up” en cines y no hay diferencias encuanto a la aplicación de este novedoso sistema en “Avatar”, puedo decir que es básicamente lo mismo.

Con ello quiero decir que no, se pongan como se pongan, el espectáculo visual es un avance natural y cuantotativo con respecto  a “El retorno del Rey” por nombrar a su más digna antecesora.

Y ahora es cuando entro en lo importante, en el corazón de cualquier hecho cinemátográfico y que es dónde a mi juicio una película hace o no hace historia: el guión.

“Ávatar” parece escrita deprisa, ni los personajes están bien resueltos (absolutamente unidimensionales) ni la trama está especialmente inspirada. La sucesión de acontecimientos deja en evidencia un guión pobre y lleno de agujeros donde falla la lógica y el rigor exigibles al tipo de película que se está contando. Como resultad:o se pierde la fuerza emocional que da una historia bien trabajada y sólida (de la que Cameron suele ser maestro) y que finalmente sólo cuenta con el mero espectáculo visual y banda sonora como únicos aliados.

Empezando por el protagonista, del que no llegamos a entender sus motivaciones ni realmente somos testigos de su “enamoramiento” por la cultura Navii, y que da más la sensación de ser un personaje atrapado entre decisiones que tiene que tomar de golpe, a salto de mata, y con el que usan el más manido recurso disponible: enamorarse de una Navii. Seguimos con el personaje de Sigourney Weaver, absolutamente accesorio y que abre la pregunta que más daño le hace a la lógica del universo que se presenta en esta película: si llevan tres años de conflictos con los Navii y ella es la encargada de buscar una solución diplomática, ¿se puede saber en qué ha utilizado los tres años que lleva en el planeta aparte de para hacerle aprender inglés a una civilización que no lo necesita, o que si lo necesita nadie nos ha explicado por qué?

Un exceso de explicaciones verbales (muchas de ellas accesorias) y una escasez de explicaciones en cuestiones instrumentales que lo necesitaban (¿por qué usan cuerpos prestados de los Navii para sus relaciones diplomáticas si ellos (los Navii) son muy conscientes de la naturaleza extraterrestre de estos?).

Pudiera ser que la película haya recibido un exceso de recorte y que eso justifique la poquísima profundidad de los personajes, pero yo me baso en lo que he visto en el cine el día del estreno.

En cuanto a la bidimensionalidad de los personajes aclararé que si bien es perfectamente lícito en otro tipo de películas, no en una que pretende hablar de conflictos ideológicos, ecológicos y humanos. Resulta maniqueo y realmente molesto ver como en una película donde se muestra un conflicto en el que se invita a una reflexión, el director y guionista encauza inequívocamente la dirección en la que el público debe opinar al respecto. Resumiendo: los malos son muy malos y los buenos son muy buenos. Punto y final.

Por otro lado me he encontrado a un James Cameron inseguro, un James Cameron que ha usado sin pudor, elementos muy reconocibles de las películas más taquilleras e influyentes de los últimos diez años. Así pues, para el ojo del buen observador, resulta muy obvio encontrar elementos de películas como “Mátrix” o “El Señor de los Anillos” casi caldados sin sonrojo alguno.

Finalmente volver a hacer hincapié que es una película con la cual es dificil de encontrar el punto justo desde la cual opinar. Es una película entretenida, es un espectáculo más que digno, pero no es una gran película en cuanto los elementos propios y comunes a cualquier película si se descuenta el espectáculo visual.

El trabajo menos especial e incontestable de James Cameron sin duda alguna, una película con carencias, una película entretenida que merece de sobra el precio de la entrada. Eso es Ávatar.

Por: Bodisamba

Anuncios

One thought on “Avatar, por Bodisamba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s