ENTREVISTA A WILLY MEYER Y UNA TAL ESTHER

Acabo de quedarme a cuadrículas con el siguiente material, una entrevista a dúo que conceden a El País el líder del PCE y una miembro de las Juventudes de IU.

Él es Willy Meyer, y se muestra como un hombre sosegado. Perro viejo, posee recursos verbales más que sobrados para eludir temas espinosos, que es de lo que se trata el comunismo. Además, muestra cierta caballerosidad  a la hora de echarle algunos cables a su compañera cuando a ella el fango empieza a cubrirle las tetas (y las quejas, querida comunista, a Igualdad Aído). Lo que nos lleva a ella. La elementa.

Ella, Esther López Barceló, mucho más joven, posee una insuperable capacidad para justificar encarcelamientos, fusilamientos y atentados, aunque carece de toda habilidad que la permita disimular lo mucho que se la sudan los muertos del comunismo.

Todo esto lo comprobarán ustedes leyendo el vergonzante documento con el que El País conmemora el Muro de Berlín, que no su caída. Lo cuelgo aquí, bien a la vista, porque merece la pena detenerse a leerla.

EL PAÍS 09-11-2009 ¿Qué es ser comunista en 2009?

Como han podido comprobar los lectores del documento, la cosa no empieza mal. La toma del Palacio de Invierno, la lucha por la igualdad, reparto equitativo, cárcel, exilio, franquismo y blablabla…La demagogia barata al uso. Nada nuevo.

Pronto, en cambio, empiezan los problemas para Esther, que identifica el capitalismo salvaje con nuestra democracia, para después reconocer que al capitalismo hay que derribarlo así como a nuestra democracia. Ella se refiere a “esa democracia”, pero “esa democracia” es NUESTRA DEMOCRACIA, y con todos sus problemas, nuestra democracia es infinitamente mejor y más libre que cualquier práctica comunista. Como incluso ella se da cuenta de que plantear el derrocamiento de nuestra democracia, como mínimo, queda feo, saca a relucir a Franco, que es el comodín del público. Se verá en el resto del documento que, cuando la chica tiene problemas para no quedar como una mamporrera del fusil, saca a Franco o a Hitler a relucir, como si con ello el asesino argumentario comunista quedara justificado. Y es que para ella lo está. Como si Hitler no fuera socialista, por cierto.

Luego suelta la lindeza de que es un error juzgar si Marx estaba equivocado o no. “A ver, es que se parte de una base errónea: pensar que Marx dio una solución. El marxismo lo único que hace es analizar el sistema capitalista. Creer que Marx pudo estar o no equivocado es parte del problema, es desconocimiento”. Lo que nos pone tras la pista de que ni ella se cree a Carlitos. Para ella, juzgar la doctrina de Marx es un error.

¿Pero cómo va a ser desconocimiento someter al juicio crítico un libro técnico? No dice que hay que creerlo y obedecerlo a pies juntillas, pero ya les dije que con los comunistas es siempre más relevante lo que no queda articulado en palabras que lo que se dice. Pero bueno, nada que objetar, una doctrina es una doctrina, y creer en ella es un acto de fe. Imaginamos, pues, que la tal Esther debe de sentir un gran respeto y camaradería por las personas doctrinarias o creyentes. Jur, jur, jur.

Willy se apiada de su parloteante compañera, y le echa el primero de varios capotes. De nada le sirve, pues ella misma se enfanga por completo en el siguiente apretón: La URSS fue una perversión de lo que debía ser, dice. Pero no nos detengamos en eso, sino en lo bueno, dice, como la toma del poder, o la lucha contra el nazismo. ¿Qué importa, NO dice en palabras, que Stalin matara en tiempos de paz a más rusos y a mayor ritmo del que lo hizo Hitler con propios y enemigos en tiempo de guerra? Detengámonos en lo positivo, dice.

Por cierto, que intenta, con argumento tramposo, constatar que quien ganó la guerra fue Stalin liberando campos de concentración, no los Aliados. Cuando la realidad, muy distinta, es que Hitler la perdió solito contra el clima, y la contraofensiva fue conjunta. Rusia tuvo gran importancia, como atestigua la fotografía del soldado ruso plantando la bandera soviética en el parlamento alemán, pero ella no se molesta en argumentar, y se va al hecho anecdótico de los campos, que es como mentar a Hitler. Comodín, again.

Luego, la elementa empieza ya a MENTIR cuando dice que con seis añitos ya hizo su diagnosis social de la caída del muro. Basura, amiga. Pura basura. Reproduzco aquí el parrafito completo.

“Yo tenía seis años, estaba viendo con mis padres la televisión y recuerdo perfectamente que se vivió una sensación muy contradictoria: muchos veía a la gente celebrándolo, pero pensaban: ¿Y ahora qué nos espera? Se había acabado con el bloque, con la única fuerza que quedaba para reconducir ese país hacia un socialismo. Era la victoria del imperialismo sobre lo que le quedaba al comunismo en Occidente.”

You’re full of shit, babe.

Ya la comunista no sale del lodazal, y empiezan los balbuceos al hablar de Cuba. Willy, pirata él, la deja cocerse un rato para que aprenda a escuchar a los mayores. Así, Esther declara que “Cuba no es el sistema ideal, pero no se puede debatir si la alternativa son los balseros que se van a Miami”.

Éstos comunistas siempre están diciendo qué se puede y qué no se puede debatir. Por lo menos, la chica es consecuente. Pero falaz, pues nadie dijo que la alternativa fueran los balseros, sino LA DEMOCRACIA REAL. De esa no huyen más que los maleantes, ni siquiera los totalitarios que viven de los derechos que les confiere. “Entonces no hay nada de que hablar. Así que lo del muro… si la alternativa era el capitalismo que tenemos hoy día pues sí, fue una tristeza que cayera el único reducto que quedaba de posibilidad de luchar por un socialismo. Y el muro en sí… pues no fue producto del comunismo solamente, fue producto de una lucha de bloques. Como lo que le pasa a Cuba: por culpa del bloqueo económico no puede prosperar”. Incurre en otro error de bulto, pues las inyecciones de dinero de Stalin nunca los vio el pueblo. A los comunistas les pasa como a los gitanos desarraigados, que reniegan de los capitalistas/payos, pero los necesitan para que no se los coma su propia mierdecita. O sea, que el problema del comunismo es que no puede hacer negocios con los capitalistas…You’re full of  shit, babe.

“La realidad cubana es la democracia más profunda que he vivido yo en cualquier país. En España no hay una democracia garantizada, por ejemplo en los centros de trabajo a nivel sindical. Están totalmente corruptas las elecciones en los centros de trabajo: los trabajadores están indefensos frente a los patrones. El poder burgués deja a los trabajadores indefensos…”

Pues claro que están indefensos los trabajadores de muchas empresas, y de eso doy fe. Como doy fe de que cuando he pedido ayuda a los sindicatos ante los abusos, me han mandado a la porra, buena suerte, compañero, haber mirado la letra pequeña. Como que los sindicatos no trabajan el sector privado, y se concentran en lo público, fácil de controlar. Trabajadores indefensos, pues no los defendéis hasta que no aprueben una oposición. Nada que reprochar, eres consecuente. Pero no pidas que crea en tu demagogia, diría barata, pero no lo haré porque es carísima. En euros, no en valor real.

“…Pero cuando llegas allí te das cuenta de que, con los comités de defensa revolucionarios, hay una democracia participativa enorme en los barrios…” yno estoy a favor del sistema de partido único pero es un sistema mucho más democrático y participativo del que tengo yo aquí en el Parlamento español.

O sea que según tú, se sabe cuándo hay democracia en un país porque “te das cuenta“. ¿Cómo que te das cuenta? Estás en Cuba, hay un hospital con el careto de Guevara, pone “democracia” por todos lados. Pero si no hay sufragio, ni libertad de pensamiento, si se persigue la homosexualidad y se prohíbe escapar a otro país, ¿dónde está la democracia? ¿A punta de pistola? ¿Por qué no te quedaste en Cuba, chiquilla? ¿No me estarás vendiendo la moto de que no importa tanto elegir al presidente y tener libertades como que un comité revolucionario mediatice la vida vecinal? Y claro que hay participación, como que si no participas, después te niegan lujos como tener un teléfono colectivo en tu bloque, o incluso agua corriente. Menuda democracia.

A lo que se refiere ésta señorita es a que si estás en el poder aquí, mandas mucho menos de lo que mandan los que están en el poder en Cuba. Y eso no se lo podemos discutir. Sí podemos recordarle que es ésa la principal bondad de la democracia REAL. Que los políticos están sujetos a sus propias leyes.

Aquí llega un momento memorable, cuando hablan de presos políticos en Cuba. Meyer, en su peor intervención, dice que no hay presos políticos, sino gente que no condena el bloqueo. O sea, que si no condenas el bloqueo, a la cárcel. Luego dice que son muy pocos, los presos. Nos ha jodido. Claro que son pocos. Si me meten en la cárcel por no manifestar rechazo por la sopa castellana, pues tendré que decir que la odio, aunque me rujan las tripas. Aunque, si las tripas me rugen demasiado, ¡también voy a la cárcel! Mañana mismo me voy a Cuba, a vivir la democracia. ¡JUAS!

Y luego, Esther Democracia López dice que en España hay tantos presos políticos como en Cuba. -No, bueno, eso yo no lo comparto…, dice Meyer. A éstas alturas, la entrevista parece ya un show de Les Luthiers. Y argumenta la tipa con dos ejemplos: un pájaro ondeando una bandera tricolor, y que la policía le pidió el carnet en una manifestación una vez. Jur, jur, jur. Como dicen en mi barrio, la miras el culo y le sale un moratón.

La traca, a estas alturas, ya ha empezado. Después de recitar al son de Willy, y sólo cuando lo señala Willy, que “estamos en contra de la pena de muerte, en cualquier país“, continúa desmintiéndose a sí misma. “Pues claro. Pero a ver… ¿Eso mancha un régimen para siempre? Pues es que hay determinadas acciones que son cualitativamente más importantes que el hecho de que hubiera una excepcionalidad de un fusilamiento”. Lo primero, no es UN fusilamiento, sino MUCHOS fusilamientos. Y dos, acuérdate de éstas palabras tuyas, cuando vayas a condenar los fusilamientos de Franco, inusitadamente escasos para cualquier dictadura occidental, no digamos comunista, y que buscaban evitar que gente como tú accediera al poder. ¿Qué son, según tú, unos pocos pum, pum, pum, si son en favor de la democracia? No entraré a discutir tan compleja cuestión, sólo compararé los pocos pum, pum, pum de Franco, con pueblos enteros enterrados vivos por orden de Stalin, millones de mujeres violadas por la democracia coreana o el exterminio masivo de niñas en la democrática China. ¿Qué son esos desgraciados en comparación a las bondades que trae el comunismo?

Y ahora, la debacle. Y es que a la hora de hablar de la izquierda mafiosa vasca, entramos ya en el terreno del PURO BALBUCEO.

P:¿Cómo valoran las últimas detenciones en el entorno de Batasuna?

Esther: Esas detenciones no se sostienen. Si se acaba con la vía política, la única que les vamos a dejar a los independentistas va a ser la terrorista. No se puede detener tan alegremente porque entonces pierdes la razón, así se enquista el conflicto. Son detenciones arbitrarias, un ataque.

La doblez moral es tan obvia, que no me resisto a señalarla. De modo que, para ésta tiparraquilla que apoya el encarcelamiento de quien no condena el bloqueo, es un ataque que se encarcele a quien no condena el asesinato, a quien señala el objetivo con el dedo. Se retrata aquí la izquierdosa con la bisoñez del niño que dice lo que piensa de verdad. Su solidaridad, pues, va con los verdugos, no con las víctimas. Pues mira. A mí no me gustas un pelo, y mucho menos la basura que tiras por la boca. Sin embargo, no voy a ponerte una bomba, ni a tus hijos tampoco. Sólo opino en mi blog, y voto en consecuencia. No diría yo que me queda la salida de la violencia, pues esa salida no es legítima, ni mucho menos, democrática. Si el parlamento no aprueba tus propuestas, ¿lo quemas? Claro. Pobre Esthercita, no la dimos otra opción.

You’re full of shit, babe.

Y para terminar, ésta chiquita sufre un proceso parecido al de Benjamin Button, infantilizando su discurso a medida que transcurre la entrevista, acaba balbuceando, acorralada por un entrevistador que lanza preguntas centradas a los pies. Acorralada por la presencia del lector.

P. ¿Arnaldo Otegi es un preso político?

E. L. Pues vamos a ver… cuando una persona no ha incumplido la ley, o no más que otros… y se le detiene… ¿Otegi es un preso político? Pues…. Es que no sé si decir eso porque…

Acorralada por los lectores, no sabes si decir eso porque os están leyendo y se van a enterar de lo que decís los comunistas cuando estáis en privado. Gú, gú, tá tá. Y como todos los bebés, te acabaste cagando encima.

Así que, sacamos conclusiones. Esther, ¿qué son los doscientos millones de muertos del comunismo, en comparación con una bella doctrina, aunque ésta no funcione? Pues mucho, señoritinga de manos limpias y alma negra. Todo. Aunque no oigamos sus gritos de dolor, lo son todo, por lo menos para mí, a la hora de decidir si me quedo aquí o me voy a Cuba, Corea, la Rusia democrática, la China roja o una posible Euskal Herría. Me quedaré aquí. Lo mismo que tú.

Willy_Meyer_Esther_Lopez_Barcelo
Qué nivel, Maribel

katyn esther

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s