Chapapote-No a la Guerra-Yak 42

chacon_ministra_defensa-1
Dispara flores y medicinas

Se titula ésta entrada con la tríada de excusas con las que se solidificó la campaña de acoso y derribo al gobierno que nos sacó de la crisis, que encauzó la deuda pública y que puso fin a la metástasis del empleo público, que puso a ETA contra las cuerdas gracias a Mayor Oreja y que sacó de la Moncloa a la mayor caterva de ladrones y recua de incompetentes que había presidido un gobierno español.

En un país de libertad de expresión y de prensa, ahora tendría que darse un aluvión de críticas al gobierno desde los medios de comunicación. Aluvión que no se está dando.

SITEL y el chivatazo del Faisán tendrían que tener a las generalistas en contínua protesta. Los cineastas de las libertades, poniendo el grito en el cielo denunciando el más básico atropello a los derechos más básicos, intimidad y ser defendido por las fuerzas de seguridad. Y sin embargo, se manifiestan contra la crisis. Contra el aire. Contra el PP.

En Afganistán mueren nuestros soldados en una guerra que no se llama guerra, y que como no se llama guerra, no podemos disparar al enemigo hasta que éste dispara. Y aquí no pasa nada. Le llaman misión humanitaria y con eso a la gente le basta. Comprado el cerebro del votante, con un cheque-bebé y una cacatúa vestida de payaso rico, que habla mucho y que miente más. Pero a los talibán no los compras con cheques-bebé. Por eso nos estamos replegando, por eso las elecciones en Afganistán han sido un fracaso, por eso vamos a perder esa guerra de cartón. Y al final, a éstos que estamos protegiendo, los vamos a abandonar a su suerte. Y no pasará nada, porque al votante socialista no le importan una mierda los niños de Afganistán. Fue manipulado contra Aznar con el No a la Guerra. Lo sabe. Y calla.

Por eso no le importa que mueran soldados en Afganistán por no poder ejercer la fuerza como esperaríamos que hiciera. Por eso digo yo que al la gente se la manipuló con el Yak-42, porque a la opinión pública no le importan las vidas de los militares, como comprobamos con los atentados de ETA, y con ésta guerra mal hecha. Independiemente de que Trillo se quemó con ésto por su ineficacia.

El asunto de la estrategia del gobierno en cuestión de piratería marítima ha sido un completo desastre, una política insostenible, de financiación del enemigo, de no mancharse ni un poquito. Si le sumamos la actuación judicial, entramos en el terreno del dislate, de la bufonada y del ridículo. Estamos a la espera de que la deficiente página de Telemadrid cuelgue el diario de anoche, porque vamos a rescatar el editorial de Tertsch. Seguimos a la espera de novedades, y deseamos que no haya que lamentar víctimas mortales. Por ahora, el público no sabe nada, ni nada quiere saber.

Y el asunto Algarrobico, en el que se ha dado vía libre a la conclusión del Hotel Algarrobico en el Parque Natural Cabo de Gata, concedido por el PSOE al PSOE para un amigo de uno del PSOE, en toda la playa, a treinta metros del mar, constituyendo, no sólo una flagrante ilegalidad, sino un crímen estético letal para el paisaje y sobre todo, además, un crímen ecológico. Y los pocos que se han opuesto, fracasando en su empeño, avisan de campos de golf y todo lo demás. ¿Dónde están los del chapapote, ahora? En sus casas, buscando trabajo. Los que no se intoxicaron adquiriendo dolencias crónicas por ser desplazados allí sin el material adecuado, guantes, gafas y mascarilla. ¿Qué protegían los ecologistas entonces, en Galicia? ¿El medio ambiente? ¿O sólo las mariscadas que se come el lobby de la ceja a cuenta del erario público?

Por eso, como decía al principio, echo en falta la respuesta popular a éstos escándalos. Y eso es así porque ahora tenemos otros problemas más acuciantes y más cercanos, problemas que entonces no teníamos. Porque los medios de comunicación independientes se dedican a informar, no a montar campañas. Porque la oposición no está, y no lo es.

Al final, todos los caminos me llevan a Mariano. Así que, terminamos dirigiéndonos a él. Señor Rajoy, márchese a su casita. Antes, agarre por las orejas al alcalde rojeras y a su adlátere Cobi, y lo lleva a Ferraz, a que se saque el carné. A Cospe no la lleve de las orejas. Póngale un taxi y una alfombra roja, no sea que le tachen de machista. Y la manda a su respectiva casita, también. Y después, ya en su retiro gallego, llama usted a Esperanza Aguirre y le pide mil disculpas. Y después de ello, lance a la prensa un comunicado de disculpas y despedida de la vida pública, por entorpecer el acceso al poder en los momentos más delicados de nuestra democracia. Quítese de enmedio. Ya.

20070511210835-gallardon-zero
Las notas del PP: cero zapatero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s