MANIFIESTO CONTRA EL CINE ESPAÑOL: NO VALÉIS UN MARAVEDÍ

88--647x231
Aquí la famélica legión

Bueno, bueno, bueno. Éstas gentes de la cultura…

De la mano de los sindicatos, los de “la cultura” han aplaudido la subida de impuestos, han abominado del libre mercado, han saludado como medida única e infalible el pesebre estatal, y han exigido que se acabe la corrupción, culpando al oscuro genérico “las empresas” de los males del mundo.

Demandan otra política, otros valores, y la intervención del estado. No nos inventamos nada. Como lo oyen. Y no imprecan al gobierno, ni a sus socios. Sino a todo lo demás. Al sistema financiero, a la iglesia católica (ni un cura entre sus filas, pero sí algún que otro estudioso del Islam).

victor_manuel
Soy comunista, no gilipollas

Sí, señores, comunistas con acciones, con empresas, con dinerititi. Soy comunista, no gilipollas, dijo Víctor Manuel. Y tonto no es. Es comunista con mi dinero, y capitalista con el suyo. De los que comen rodeando el plato con el brazo izquierdo.

Hay tanto por dónde tirar, que prefiero sintetizar unas cuantas ideas troncales, que me hago mala sangre y a mi edad conviene no llevarse sofocos inútiles. Me concentraré en el cine, ni siquiera en la panda de asaltantes de caminos que firman el manifiesto comunista del cultureteo español.

Diré que entiendo que esa gente pida pesebre. ¿De qué van a vivir, si no? ¿De un trabajo normal? ¿Cajera, pollero, verdulera, hortera, jefe de planta, zapatero remendón? Ya nos gustaría, para así poder volver a disfrutar de una película española que alguien quiera ver (más allá de los familiares del equipo, que componen, además, la productora). Lo poco suyo que llega a estrenarse, lo hace en salas vacías, sin saber dónde se ha metido el público, pero nosotros somos generosos, y se lo apuntamos: el público que no va a ver vuestras patrañas, gentes del cine,  está donde se ofrecen buenas interpretaciones, en guiones elegidos por profesionales probados por sus resultados, y no por ADN, y que no eligen sus películas por la política que sude el guión, sino por la calidad de lo escrito. Si uno sólo hace películas con lamebotas de Zapatero, no se puede esperar que el público acuda en masa a que le apliquen nuevos valores. Trilero, el público no te busca.

En la calle, en mi trabajo y en mi familia, hablamos mucho de películas. Y más allá de un par de películas al año, controvertidas o indetectadas, nada inapelablemente cinematográfico, no se escucha nada bueno de vuestro trabajo. Yo ya ni me molesto en comprobarlo. Y conste que fui de los últimos espectadores en apearme del cine de pesebre, del cine gubernamental, del cine de uno de los tres ministerios que me cepillaría ahora mismo sin reparos ni pestañeos, y que no reabriría hasta haber pasado un buen proceso de limpieza de cacas de pájaro, porque eso es lo que le pasa al Ministerio de Cultura, que sufre una plaga de ave ibérica, y tiene adheridas por toda superficie horizontal cacas de pájaro de toda especie, morfología, y condición, pero con el mismo credo, acorde con la peligrosa ley de memoria histórica, con la letal aído y sus abortos a granel, y con la reeducación para la ciudadanía. Aviso desde aquí que no pienso dejarme avasallar como público y contribuyente. No pienso volver a entrar a ver cine español, ni comprarlo en dvd, hasta que Zapatero no se vaya de la Moncloa. Carretera y top manta.

BLADERUNNER-712306
Aquí una película que sí quiere ver la gente. Sin subvención

Faisanes, halcones, grajos, garcetas, somormujos, avetoros, urracas, papagayos, guacamayos, cucaburras, correlimos, piquituertos, trepadores y treparriscos, papamoscas papirrojos, alcaudones, abejarucos, gaviotas, buitres negros y leonados, bencejos, cuervos, mirlos, gaviotines laguneros, urogallos piquirrojos, buitres negros, cisnes, aves del paraíso, pájaros secretarios, abubillas, golondrinas, palomas mensajeras, cigüeñas negras, autillos, petirrojos, verdecillos, aguilillas calzadas, rascones, gansos, ocas, ánades, flamencos rosa, mosquiteros troquiloides, chorlitejos culirrojos, rellezuelos listados, estorninos, patos domésticos, polluelas pintojas, picafollas coronados, águilillas culebreras, andarríos bastardos, azores, milanos, pollas de agua, gangas ibéricas, zorzales alirrojos, zampullines, paíños, alimoches, fochas, fulmares y pavos reales, petreles, correcaminos, cernícalos primilla, cernícalos patirrojos, cernícalos vulgares, rascones europeos, pelícanos y gallináceas de vuelo corto y subvencionado.

Ésta gente demanda vivir del alpiste, ofreciendo a cambio fidelidad al gobierno. Marte exige carne. El cine exige alpiste. Mi alpiste. Niet. No en mi nombre. Con los sindicatos por medio, ésto parece más un manifiesto a punta de pistola: ¿quieres parné? Pues gánatelo, titiritero. Sonríe, haz lo de la ceja y a callar la puta boca, o no volverás a trabajar en España. Pero no se engañe el lector: los títeres van de buen grado a dar la cara. Nadie les obliga.

Gentes del cine, parece que lo que estáis solicitando es un público nuevo porque éste no ha picado. Y eso sí que no lo he visto en la vida. Qué patética imágen. ¿Se imagina alguien a Hitchcock imprecando al público por no elegir las películas que él creó? Por supuesto que no. Eso queda para los impostores que van de artistas y sólo son mamones de la teta del estado.

GeorgeLucas
Aquí uno sin subvención, pero con inversor. Aquí uno que renunció a su sueldo a cambio de los derechos en exclusiva del merchandising. Los productores debieron frotarse las manos aquel día. "¡Cariño, hoy hemos dado un pelotazo!" Y lo lamentaron de por vida, claro. Sin subvención, pero con cerebro, y sobre todo, CON TALENTO.

LaCiudadenLlamas ofrece un vídeo obtenido de youtube, en el que sale el colectivo de abajofirmantes recibiendo a tocateja los beneficios del sarao.

Y para que no se diga que no aportamos soluciones, aportemos soluciones. ¡LaCiudadenLlamas es un blog constructivo! Aquí va nuestra propuesta:

Lo bueno de la caca de ave es que no persiste, y con agua, estropajo y desinfectante, se limpia fácil. Más complicada es la tarea de espantar a las aves del Ministerio para que abandonen la rapiña, y aprendan a vender palomitas. O mejor aún, que se hagan taquilleros del cine, y así podrán vender entradas, por fin. Entradas para Batman: The Dark Knight, claro.

joker-car-sm-header
Esto es un actor de verdad, en una película de verdad

Recomendamos para la espantada de pájaros el método de Sean Connery en Indiana Jones y la Última Cruzada, esto es, agitando un paraguas a medio abrir, mientras se emiten ruidos raros por la boca. Eso los desorienta un poco, y normalmente huyen volando. Pero ha de hacerse con cuidado, o las aves se pueden revolver y pegarte la gripe aviar.

PF_1247198~Indiana-Jones-and-The-Last-Crusade-Posters
Aquí una gran película. Sin subvención. CON TALENTO.

Después, en bonanza económica, se reabriría el ministerio y se promovería la inversión privada para reactivar el ramo. Se produciría mucho menos cine, pero sería un cine mucho más cuidado. Hoy, las subvenciones están atomizadas y sólo una parte llega a verla el gran público, y cuando éste lo hace, jura no volver.

mentiras-y-gordas-poster
Esta me la ahorré. ¿Es buena?

Propongo, asímismo, reconducir a los trileros del cine, a los actores con parálisis interpretativa, a los guionistas politizados, al autobombo endiosado, a toooodos ellos, a vender palomitas en el cine. ¿No les gusta trabajar en el cine? Pues que hagan algo útil.

Yo quiero un cine español en el que Fray Emilio Bocanegra lo interprete un hombre, y que todos los actores de Alatriste estén al mismo nivel. Como en el cine americano. Si el protagonista, su antagonista y la chica están magistralmente interpretados, quiero que la pareja secundaria esté bien escrita e interpretada, por lo menos. Y no esa cosa que hicieron Elena Anaya y ese otro de quien nadie recuerda el nombre ni la cara. Y ya que no podrá ser, que ya nos conocemos, quiero un cine español en el que los personajes que no funcionan no se lleven tanto metraje como el protagonista, si no más, importando mucho menos al espectador. Y ya puestos, quiero un cine español en que el por otra parte magnífico Díaz Llanes tenga cerca un buen productor que le diga: “Oye, Agustín, creo que no es buena idea meter seis novelas en una.” “Oye, Agustín, a los curas los suelen interpretar hombres”.

1156933323_extras_ladillos_5_0
Esto no pasa el más mínimo control de calidad

Quiero un cine español que no me quiera cobrar en julio, con la declaración de IRPF, por el cine de todo el año. ¿Y con las salas, qué hacemos? ¿Las cerramos? Vosotros trabajáis, nosotros no vemos la película ni gratis y a cambio de dicha merced, os pagamos un contrato indefinido. Mientras buscamos trabajo nosotros y vosotros seguís jugando a ser la aristocracia del nuevo socialismo.

Claro. Como lo importante de un Estado no es la convivencia sino el derecho a trabajar en el cine parcelita, pues habrá que daros hasta el último duro.

Qué mala imagen han dado. Qué cutres. No daba con la palabra. CUTRES, eso es lo que sois, gentes del cine.

JohnRamboEspanol
Aquí un peliculón, y un grandísimo cineasta. Nuestra progresía lo detesta. LaCiudadenLlamas le adora y admira.

Queremos en este blog proponer, no un nuevo orden ni un nuevo régimen, como éstos profesionales del trile y del bostezo. Sino un cine nuevo. Con personal nuevo. Sin impostores mediocres ni sus sobrinos. En manos inteligentes, responsables. En manos de profesionales de la narración. En manos de artistas y artesanos, que saben producir la magia de hacerte olvidar que estás en una sala de cine. Gente que sabe la magia de atraer a la gente a las salas, de vender deuvedés sin recurrir al precio de saldo. Y si eso no funciona para crear una industria cinematográfica, me comprometo a que paguéis vosotros las pérdidas, ya que tanto amáis el cine.

gran-torino1
El remake español lo interpreta Marisa Paredes

Una vez reactivado el ramo, el cine gozará por fin de un mercado libre. Si el mercado se regula por sistema y cae en manos interesadas, puede provocar males endémicos, y vuelta, al paraguas, estropajo y desinfectante para el ministerio. Y si funciona, entonces ya podréis iros a vuestras caras casas llenas de muebles raros y de pósteres de Audrey (¡Audrey!) sin la sensación de que teníais algo mejor que hacer que contar billetes del erario público. Chorizos.

No sé qué es la cultura, pero si el cine que hacéis los subvencionados por ADN representa a la cultura, entonces afirmo aquí y ahora que la cultura es una mierda. Pinchada en un palo láser y apisonada en taquilla y calidad por productos corrientes de importación. Éste cine estándar de importación, normalmente estadounidense, es oxígeno para las salas españolas. No digamos ya las grandes pelis americanas, contra las que no podréis competir nunca, ni vosotros, ni mucho menos vuestros enchufados, y por tanto atrofiados, hijos del cine.

Para hacer cine en España, hay que cumplir al menos dos de tres requisitos. Nacer para ello, trabajar mucho y/o tener papás en el ramo. Ésto vale para casi todas las profesiones del mundo, pero en el negocio audiovisual en España, se puede multiplicar por n. La cantidad de conexiones familiares, de mediocres sólo talentosos en el oficio de mamar de la teta de mi bolsillo, y más cuanto más cerca del elenco artístico, hace del cine español un eterno obituario, indigno absolutamente del público español, que gusta de ver cine en su idioma.

muerteciclistaclosasrecuerdo

Porque el cine español siempre ha sido, hasta que llegó la nefasta política de la subvención, el preferido genéticamente, de natural, por el público español. El cine español ha convivido con Hollywood en las taquillas españolas toda la vida, y se ha hecho muy buen cine, y cine muy taquillero, y han abundado los casos en los que calidad y taquilla han ido de la mano.

ustedpuedeserasesinoclosasrecuerdoPero claro, llegó la subvención y sólo sobrevivieron los artistas obedientes. Los no tan obedientes se han perdido sin crear escuela, pues vosotros, dueños y señores de la cultura y la progresía, abdicáis en vuestros hijos o delegáis el talento obedeciendo a razones políticas, y no de calidad. Como la vieja realeza. Así, los no tan obedientes han tenido que sobrevivir en un mercado altamente injusto de raíz, y el cúlmen de toda ésta brocheta de chorizos es esa nueva sanjuanada de dotar más a la película si la directora es mujer. Me dáis ganas de vomitar.

Repito, no vuelvo a entrar en una sala de cine a ver una peli española hasta que Zapatero no se vaya. Y luego, ya veremos. No prometo nada, porque, como digo, ya nos conocemos.

Y luego, encima, nos culpáis a nosotros. Vuestro cine carece de control de calidad, y encajáis un fracaso detrás de otro, culpando a un público que no consideráis a la altura de vuestro talento. Un público al que llamáis ladrón informático, cuando son vuestras películas, también, las que menos se baja el público. Queridos Botto y compañía, ya lo dijo Sabina: Don Mendo no se hereda.

He personalizado en Botto porque me da pena que un tipo que, a pesar de ser el enchufe de los enchufes, y de haber trabajado mucho, y me consta que con gran esfuerzo, no funciona en la pantalla y tiene que verse reducido a eso, a ser un triste bailarín al son de Zapatero, un revolucionario pidiendo más impuestos desde mi bolsillo para su bolsillo sin pasar por taquilla.

large_packshot_plenilunio
Buena. Incluso con subvención. A veces pasa.

De modo que tu plan es dejar fuera de la ecuación al espectador, ¿eh, Botto?. Lo que hace la codicia y la vagancia. Qué asco. Fuiste Martín. Ahora eres Hache. Que dure.

Nuevos valores, nuevas políticas, nuevo público. Disfrazando perrillerismo y mamandurria de ideología. De la mano de unos sindicatos y de nuestro amigo Zetapé, el gótico faisán. ¡Ay, qué dura es la crisis, cuando no quiere ver vuestro cine ni el que se lo baja por internet!

Y ¿sabes qué significa ese dato? Que, si en Kinépolis, un domingo cualquiera, anunciaran la entrada libre a las películas españolas solamente, seguirían siendo éstas las últimas en llenarse. Gentes del cine y abajofirmantes de ése manifiesto abstracto e inútil, más allá de la foto. ¿Cómo podéis tener el cuajo de pronunciaros contra la corrupción, apuntando, claro, a Gürtel(5 millones), sin mencionar a PSOE-PSC (50 millones) y ciertos sindicatos en cierta comunidad del sur de cierta península gobernada cierto partido socialista (170 millones y contando)? ¡Ole!1353560085

Porque esa es otra. ¿Cómo no vais a perder cuota de mercado, si la gente no quiere vuestras películas ni regaladas, señores del cine? Tenéis un morro de cemento. Pero de cemento. Con tanto cemento y con tanto ladrillo, parece que os dedicarais a la construcción. Que es donde invertís vosotros, comunistas con acciones, constructores especuladores. No reinvertís en vuestro propio negocio, pues para eso está el contribuyente, ¿eh? Y al público que le den, ¿eh? Nos queréis despejar de la ecuación.

517Csr6GruL._SS500_
¿Por qué?

Sois vosotros, trileros, los que estáis fuera de la ecuación, y por eso castigáis al público en su bolsillo y en sus meninges. ¡Gentuza soporífera y politizada hasta las trancas! Ágora es la última españolada por la que he pagado un duro de mi sueldo. La porquería vuestra que quiera ver, por la razón que sea, la voy a bajar de la red o la voy a comprar en el top-manta. Ni un duro.

Y digo lo del duro porque parece que, con un veinte por ciento de paro, y cien mil nuevos empleos públicos, vamos a tener que desempolvar la vieja peseta. Yo propongo la vuelta del maravedí, o el Real, que venía en el gran juego Lepanto. Mira, Lepanto. Otra película que no podríais hacer sin dejar mal a la armada española. Centrando el interés en los cultos y tolerantes turcos, a la medida de la Alianza de Civilizaciones. Tal vez también estuviera hecha a la medida de Zerolín, que los turcos son muy díscolos. Mejor no dar ideas. Debe de estar al caer una película en la que la reconquista se trata tendenciosamente, que es como se aborda la historia a la hora de hace una película en España.

En vuestro idioma doctrinario y eufemístico, gentes del cine, la culpa la tiene el público, que no está a vuestra altura, engatusado por los trucos del imperialismoblablabla…en pie, famélica legión…blablabla… que se deja engatusar por el imperialista neoliberal yanki y sus campañas abusivas, y se empeñan obstinadamente en ignoraros. Y conste que uso términos vuestros, sacados directamente de entrevistas para promocionar vuestra basura.

En realidad, os habéis rendido en la batalla de atraer a un público que huye de vosotros en vuestras propias fronteras, fronteras que serán regionales bien pronto si nadie hace nada por evitarlo.

Y por cierto, fuera de España tampoco suscitáis mucho más interés. Yo creo que vuestra sangre está vieja. Como los Austrias, que ya no valían y hacían cosas raras, la consanguineidad ha hecho mella en vuestra estirpe. Y el extranjero no sabe ni que existís, salvo tres o cuatro nombres muy ilustres, pero cuya calidad se va resquebrajando a medida que va imponiéndose la política de funcionariado cinematográfico. (Y conste que lo de cinematográfico va porque usáis cámaras de cine, no porque manejéis el lenguaje cinematográfico, que no lo hacéis)

miguel_bose_mode_large_qualite_es
¿Futuro Nobel de la paz?

Indefectiblemente, incluso los buenos de entre vosotros han perdido fuerza y taquilla uno detrás de otro. Almodóvar, Amenábar, León de Aranoa…Las únicas y honrosas excepciones eran Amenábar y Díaz Llanes. Y Amenábar, para colmo (¿Tú también, Alejandro?) acaba de salir de circulación por otro lustro con su prescindible Ágora, ése plúmbeo peplum que, por disfrazarse de riguroso e imparcial, deja la película tibia, insípida y sin gas, con un villano ausente, con una protagonista sin empatía y con una factura corriente, nada que no dé cualquier yanqui con presupuesto. Un Amenábar sin entusiasmo. Sé reconocer cuándo una película parece de encargo. Como público que soy, la de Alejandro es una pérdida que sí lamento. Si seguís sacando brillo a las botas de Falconetti, el gótico faisán, y condenáis a las salas a su desaparición por incomparecencia del público, no faltarán las voces que, desde el titiriteo, echen la culpa al liberalismo atroz. A la atroz libertad que os deja en igualdad de condiciones con los cineastas que viven de hacer buenas películas. Aj. Qué asco, ¿no? Tener que ponerse a trabajar a éstas alturas de la vida. Como la gente, ujjjs, qué ordinariez.

LaCiudadenLlamas repite: no volveremos a pagar por ver una película española, por lo menos hasta que Zapatero no se largue, si se larga algún día, que no estoy tan seguro. Y luego ya veremos.

Vamos, que el cine español padece dos dolencias. Apesta y no funciona. No pretendo que coincidáis conmigo, trileros de Zapatero, en la primera dolencia, pues aquel que apesta, ignora que apesta, o hace como que no sabe que apesta. Pero apesta. En cuanto a la segunda, no creo que podáis aducir nada, porque, salvo excepciones, ningún cineasta mediocre ignora que su cine es un coñazo. Por lo menos el pobre Ed Wood sentía pasión por contar historias. No como vosotros, que contagiáis vuestra indiferencia al propio espectador desde el minuto cero. Vosotros, los complacientes bailarines a los pies de Zetapeta, el presidente rojo, estáis controlados por sus hilos, y habéis pasado de titiriteros a títeres en 0,3 manifiestos. Ni siquiera es un manifiesto, el papelucho que os han impuesto los sindicatos. No valéis nada. Nadie quiere ver vuestra basura.

Señores del cine, entérense de una vez. Lo bueno, vende, y lo malo sobra y se olvida.Y digo yo, ¿por qué no os vais todos a Cuba? Allí tenéis una escuela de cine de la leche. Y ésta vez no volváis. Gentuza.