Hoy hace 10 años: Thatcher ya tenía calado a Garzón

Hoy hace diez años, Margaret Thatcher habló palabras proféticas. No entraré a valorar a Pinochet, sino lo que dice la dama de hierro. De hecho, las palabras de la estadista son recibidas con frialdad por la línea editorial de El Mundo.

Portada de EL MUNDO, 7 de Octubre de 1999

Del procedimiento judicial seguido en el caso Pinochet, promovido e instruido por Garzón, dijo que ha sido «poco menos que escandaloso (…) las probabilidades de que el senador reciba en un tribunal español algo parecido a lo que en Gran Bretaña consideramos justicia son mínimas».

Curioso, se inició la campaña de Garzón contra el Mal del Mundo que terminó con Garzón tratando de encausar a Franco, basándose en que no estaba acreditado que Franco hubiera muerto. Pero vaya, la Thatcher habló bien de lo que es la justicia en España.

Observo que el clima de aquellos días tenía los malos tratos infantiles como principal problema. Ya casi ni me acordaba. Aquello terminó con la aprobación de PP y PSOE de una Ley del Menor absolutamente socialista y que se ha revelado como uno de los grandes fracasos de la “política del consenso”, y cuyos frutos bien conocen los maestros y profesores, los policías que vigilan zonas de botellón y por supuesto, Marta del Castillo y su familia.

También vemos un curioso rifirrafe entre Aznar y Pujol. Estaban en juego las elecciones autonómicas en Cataluña. El candidato socialista era Maragall, el CiU era Pujol y el popular Alberto Fernández. Me permito reproducir parte del texto del periódico El Mundo.


Pleno empleo

En concreto, Aznar le reprochó a Pujol que prometa el pleno empleo para los próximos años recordándole que el PP ha rebajado la tasa de paro en Cataluña en un 45%. «Sin nuestra política de consolidación fiscal, de reducción del déficit, de disminución de los impuestos, de control de los precios no se estaría en esa situación», afirmó. José María Aznar recordó que, con el anterior gobierno socialista, CiU apoyó «con mucho entusiasmo» al «peor ministro en materia económica» y a un Ejecutivo «que no servía para la prosperidad» de España.

Recriminó también al president la adopción de medidas electoralistas como «dar una propinita a los pensionistas», y destacó que el PP ha logrado en cambio aumentar su poder adquisitivo.

El horizonte autonómico fue otro de los ejes del mitin de Aznar. El presidente del Gobierno criticó los ejercicios «irresponsables» como el de la Declaración de Barcelona -que suscribieron CiU, PNV y BNG- y alertó contra los «debates estériles» que «no contribuyen a la prosperidad».

Qué poco ha cambiado el panorama político desde entonces. La diferencia más notable es que el Partido Popular tenía un líder que tenía las cosas claras, y el votante no socialista, por tanto, tenía alguien a quien votar.

Qué interesante es la hemeroteca de El Mundo.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s