UGT manda a MAFO “a su puta casa”

Vamos a ver.

Después de unos presupuestos que dan prioridad al empleado público, al que se le ha subido el sueldo mientras el sector privado muere por (no tan) lenta asfixia, el presidente del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha recomendado a los empresarios algo de austeridad en los sueldos, y ha exigido que el palo de los impuestos sirva para reducir el déficit, no para aumentarlo, cosa que en La Ciudad en Llamas no sorprende en absoluto. Ya  había recomendado para el sector público, también. Ésto es lo que ha conseguido de José Ricardo Martínez, secretario general de UGT-Madrid.

UGT-MADRID, al presidente…del Banco de España. ¡Uyyyy!

Qué nivel, Maribel. Vete a razonar con semejante energúmeno. Se ve que el tío está enfadado por dos euros de más o de menos en el sueldo de sus afiliados, y se la suda el paro con un 20 por ciento ya a la vuelta de la esquina y la subida del IVA, que va a inflar los precios de todo. En parte se entiende, pues un parado, por definición, está fuera de las listas de UGT. Y además, el parado no da 6.000.000€ del contribuyente en atribuciones a UGT, pero ZP sí los da.

En realidad, el destinatario último de éstas palabras no es MAFO. Ni a los empresarios. Es ahora Zetapé quien tiene que tomar nota del tonito que ha adquirido el amigo sindicalista, hinchado porque tiene una jugosísima subvención que recibe del erario público para erosionar al gobierno inaccesible para la izquierda de Esperanza Aguirre.

El gobierno, después de varios reveses, ha empezado a ver las orejas al lobo y ya no se defiende con tanto aplomo.Si en algún momento fallan a peor las previsiones de gasto y Zapatero se ve tentado de realizar un severo recorte presupuestario, será el propio Zetapé el presidente al que se dirija el exaltado José Ricardo Martínez. Note el lector que al principio parece que se esté refiriendo al presidente, y añade luego lo del banco de España.

Vamos, que estamos a un mal paso de Zapatero para que el discurso del hidrofóbico Martínez quedara de este modo.

El audio está manipulado, es verdad. Pero muy poco. Sin embargo, el efecto  que produce oir una verdad voceada es terapéutico. Yo lo he puesto tres o cuatro veces y me he sentido bien. A la cuarta, ya produce frustración porque es una fantasía y porque Zapatero nunca se irá voluntariamente, habrá que echarle o saldrá por piernas cuando ya no le quede otra.

Son amenazas a Zetapé, que con una sola huelga general, tendría que adelantar elecciones incluso con un Rajoy a por uvas, que es como de costumbre está. Él sabrá lo que hace, pero ya sabemos cómo las gasta Zetapé con los que le dicen lo que tiene que hacer.

Cómo berrean cuando la cosa se pone fea. Ni con la oposición con el culo en la lona pueden mantener las formas. Qué voracidad de euricos ajenos, la del vocero. Qué tiparraco olvidable, qué poca educación y qué poca ciudadanía.

Hoy hace 10 años: Thatcher ya tenía calado a Garzón

Hoy hace diez años, Margaret Thatcher habló palabras proféticas. No entraré a valorar a Pinochet, sino lo que dice la dama de hierro. De hecho, las palabras de la estadista son recibidas con frialdad por la línea editorial de El Mundo.

Portada de EL MUNDO, 7 de Octubre de 1999

Del procedimiento judicial seguido en el caso Pinochet, promovido e instruido por Garzón, dijo que ha sido «poco menos que escandaloso (…) las probabilidades de que el senador reciba en un tribunal español algo parecido a lo que en Gran Bretaña consideramos justicia son mínimas».

Curioso, se inició la campaña de Garzón contra el Mal del Mundo que terminó con Garzón tratando de encausar a Franco, basándose en que no estaba acreditado que Franco hubiera muerto. Pero vaya, la Thatcher habló bien de lo que es la justicia en España.

Observo que el clima de aquellos días tenía los malos tratos infantiles como principal problema. Ya casi ni me acordaba. Aquello terminó con la aprobación de PP y PSOE de una Ley del Menor absolutamente socialista y que se ha revelado como uno de los grandes fracasos de la “política del consenso”, y cuyos frutos bien conocen los maestros y profesores, los policías que vigilan zonas de botellón y por supuesto, Marta del Castillo y su familia.

También vemos un curioso rifirrafe entre Aznar y Pujol. Estaban en juego las elecciones autonómicas en Cataluña. El candidato socialista era Maragall, el CiU era Pujol y el popular Alberto Fernández. Me permito reproducir parte del texto del periódico El Mundo.


Pleno empleo

En concreto, Aznar le reprochó a Pujol que prometa el pleno empleo para los próximos años recordándole que el PP ha rebajado la tasa de paro en Cataluña en un 45%. «Sin nuestra política de consolidación fiscal, de reducción del déficit, de disminución de los impuestos, de control de los precios no se estaría en esa situación», afirmó. José María Aznar recordó que, con el anterior gobierno socialista, CiU apoyó «con mucho entusiasmo» al «peor ministro en materia económica» y a un Ejecutivo «que no servía para la prosperidad» de España.

Recriminó también al president la adopción de medidas electoralistas como «dar una propinita a los pensionistas», y destacó que el PP ha logrado en cambio aumentar su poder adquisitivo.

El horizonte autonómico fue otro de los ejes del mitin de Aznar. El presidente del Gobierno criticó los ejercicios «irresponsables» como el de la Declaración de Barcelona -que suscribieron CiU, PNV y BNG- y alertó contra los «debates estériles» que «no contribuyen a la prosperidad».

Qué poco ha cambiado el panorama político desde entonces. La diferencia más notable es que el Partido Popular tenía un líder que tenía las cosas claras, y el votante no socialista, por tanto, tenía alguien a quien votar.

Qué interesante es la hemeroteca de El Mundo.


¿Qué tendrá Esperanza Aguirre?

Ahora, Don Vito se desmarca con una de esas.

Vaya por delante que estamos seguros de que ésta repentina apertura parcial del sumario del caso Gürtel sólo busca soslayar el escándalo del caso Faisán. Pero es que ahora también el Correa éste don Vito se suma a la contramarea. Porque Esperanza Aguirre es un sitio al que nos está llevando la marea.

Ya parece que Zapatero empieza a arder, y su puerto empieza a revirar perdiéndose en el oriente, al que también se llega remando avante a occidente. Zapatero rema a la izquierda, y la marea va a la derecha.

La derecha es Rajoy, que anda en su proceso de autopsicoanálisis espástico. No llegará. No ganará jamás a Zapatero. El lobby de Gallardón se ve posible, porque tiene poder dentro. Sin embargo, si Gallardón sucede a Mariano, el votante del PP no va a pasar por el aro. Gallardón es el fin del PP. Y el PP lo sabe. Rema fuerte, el oneroso déspota, pero algo a la izquierda de donde nos lleva la marea.

¿Y a dónde nos lleva la marea?

Luce, al final del camino, una Esperanza Aguirre a la que al final tendrán que llamar si quieren ganar unas elecciones a Zapatero y sus pesebres electorales.

Y éste Correa se une a la Esperanzofobia. La tienen más miedo en su partido que en el otro, si cabe. No olvidemos que nuestra Maleni evitó encontrarse con Aguirre durante todo su mandato como ministroide de Fomento, y Pepiño el Mediocre tiene que lamerle las botas cada vez que se la echa a la cara. Todos la tienen miedo. Y vaya por delante que no veo mayor publicidad para Esperanza que las palabras de Correa sobre ella: “Puse todos mis medios para machacar a Esperanza Aguirre.” Por lo visto, tenía proyectado montar un partido y hundir a Esperanza. Dando por hecho que será Esperanza la lideresa del partido. Parece evidente, pues, que Esperanza está fuera de la trama. Graccie mille, Don Vito. ¡Ay, Mariano! ¿Dónde estás metido?

Esperanza Aguirre se ha sentado a esperar. Al final, España llamará a sus puertas.

¿Qué tendrá Esperanza Aguirre, que la teme todo el poder en pleno?

CASO FAISÁN: INVESTIGACIÓN CORRUPTA

RESUMEN: Caso Faisán. Irún. La policía vigila el bar Faisán, por el que pasa todo el dinero de la red de extorsión de ETA. El Juez Grande-Marlaska va a culminar una larga operación contra las finanzas de ETA, y la policía espera el momento idóneo para hacer una redada contra el aparato de extorsión de ETA. Un policía se chiva al dueño del bar, arruinando la operación. La Guardia Civil investiga y apunta a algún agente del propio operativo, y también se hace eco de una llamada a ese repetidor, minutos antes del chivatazo, desde la sede central del PSOE en la calle Ferraz de Madrid. Garzón, al producirse ésta información, judicializó la investigación desplazando a la guardia civil, y poniendo a investigar a policías que participaron en la operación Faisán. Tres años después, la Fiscalía, sin acusación sólida, pide el sobreseimiento del caso.

Un día después de que la fiscalía pida el carpetazo final al nauseabundo caso Faisán, el sindicato Unión Federal de Policía se ha pronunciado.

“Debería seguir investigándose el chivatazo a ETA, cambiando a los investigadores e, incluso, investigar a los propios investigadores, que son los que hasta este momento no han aportado ninguna prueba al respecto”, ha declarado a LD el portavoz del sindicato.

“Al responsable de la investigación, al inspector jefe que la llevó, habría que preguntarle quién apagó las cámaras de vídeo que observaban el bar Faisán y la casa de Elosúa, que el escrito de la Fiscalía no recoge (…) él mismo  fue el encargado de informar, veinticuatro horas tarde, al Comisario General de Información del incidente del chivatazo”.

El sindicato CEP se ha pronunciado en términos parecidos. “No podemos poner a investigar a personas que estaban en la investigación –el operativo desde el que salió el chivatazo– de forma directa (…) la investigación del chivatazo la deberían haber hecho personas ajenas a las que intervinieron directa o indirectamente en la operación de la que salió el chivatazo”.

Las cámaras. Parece ser que las instantáneas que la policía entregó al juez eran capturas digitales de varias cámaras (de buena calidad) ocultas en la zona para ofrecer una visión completa del bar y alrededores, desde varios puntos de vista. Es imposible escapar a semejante despliegue. A no ser que vaya uno cabizbajo y con la cabeza semioculta, sales en la foto. Así fueron fotografiados en días anteriores varios etarras e incluso Gorka Aguirre, del PNV.

¿Dónde están los vídeos del policía que se acercó al bar físicamente para avisar de una llamada que se iba a producir segundos después? Pues no existen, porque las cámaras dejaron de funcionar ése día. ¿Quién las apagó? Después de tres años de investigaciones Garzonitas, aún no se sabe.Pero alguien las apagó. Para que el chivato no saliera en la foto.

Si la investigación se asigna a sospechosos potenciales, y no se ha encontrado a nadie, antes de dar carpetazo al asunto, ¿no habrá que hacer una nueva investigación completa, a cargo de gente de fuera de la operación Faisán?

Porque la investigación telefónica, que en la versión oficial del 11-M dio resultados inmediatos, aquí ha quedado en nada. Quieren cerrar el caso porque ningún teléfono de los que fueron intervenidos a los agentes hace una llamada al bar Faisán. Y digo yo, si el chivato tomó tantas precauciones para personarse en el bar sin salir en las cámaras, y en medio de una operación de sabotaje al mayor golpe asestado a la ETA, y que de haber salido bien habría sido un verdadero mazazo, digo yo que tendría un teléfono prepago, completamente anónimo en aquellos días, cuyo número sólo conocería el cerebro del sabotaje.

Hay que llegar hasta el fondo en éste asunto. Se ve a quince metros el estilo de la versión oficial del 11-M, con el juez haciéndose el tonto y culpando al azar, con cámaras que se apagan casualmente el día indicado, como las cámaras de la estación del Pozo el 11-M, que aquel día no grabaron por una avería aún inaclarada.

De todo el asunto, lo que menos me cuadra es lo de avisar a Elosúa en persona para que atienda la llamada. ¿Cuál es la necesidad de dar la cara en una operación encubierta (el chivatazo) dentro de una operación encubierta (la vigilancia)? Sí, si tienes que dar la cara y personarte en el bar, es lógico apagar las cámaras. Pero el propio acto de apagar las cámaras debería ser la última opción, porque llama mucho la atención de cara a investigaciones posteriores. De modo que ambos hechos, personarse en el bar y apagar las cámaras, me parecen hechos anómalos, probablemente llevados a cabo apresuradamente, quizá bajo promesa de que el asunto se tapará. Quizá.

Me recuerda a los encapuchados de la estación de El Pozo, llamando la atención todo lo que les fue posible cuando cualquier terrorista buscaría el mayor anonimato posible, máxime si no se inmola. Por la misma razón, ¿para qué personarse en el bar antes de llamar por teléfono?

Por supuesto, la pregunta más importante es: ¿De quién recibía órdenes el policía traidor? Que es, por cierto, la incógnita habitual cuando Rubalcaba anda cerca. Véase en el 11-M. ¿De quién recibía órdenes Sánchez Manzano al falsear todo el sumario a su alcance? ¿De quién recibía órdenes la banda de los pelanas de Leganés, incapaces de hacer explotar un petardo en una papelera? Véase el GAL. ¿De quién recibía órdenes el GAL? Y véase ahora el caso Faisán. ¿De quién recibía órdenes el policía chivato?

Lo que sí sabemos es que el chivatazo incluyó aviso de no traer dinero al Bar (la policía estaba esperando para poder requisar un sobre gordo, de los que hacen daño de verdad), pero el chivato también incluyó explicaciones. “Para no arruinar el proceso.

¿Quién podía estar interesado en que las negociaciones PSOE/ETA llegaran a buen puerto, hasta el extremo de querer evitar la muerte de ETA?

Batman_The_Killing_Joke