11-M GUÍA DE LECTURA

Leí primero La Cuarta Trama, que se ciñe a los hechos relevantes a la instrucción, sumario y sentencia. De Pablo es abogado. Y buen escritor. Su libro, riguroso y crítico, es de lectura obligada para conocer someramente los hechos que describe la sentencia. Muy bien estructurado, zambulle al lector en una narración fluida que le implica inevitablemente. Yo mismo me encontré sin darme cuenta devorando las notas a pie de página, subrayando y haciendo anotaciones. Claro que implica. Pues a poco que empiezan a desarrollarse las tramas, se va poniendo en evidencia que la versión oficial, en lugar de desafiar a unos terroristas a demostrar lo contrario, lo que desafía es el sentido común del ciudadano común.

Después de leer a de Pablo, pasé a los archivos del 11-M de Luis del Pino. E inevitablemente la pantalla se fue llenando de ventanas con informaciones sobre el 11-m. Fue emocionante y terrible ver en youtube y similares los testimonios grabados en el juicio, que ya había leído. Luis del Pino se zambulle en el trabajo de investigación periodística, cotejando documentos, comparándolos con los testimonios, e incluyendo cientos de episodios relevantes y miles de detalles que no entran en la propia sentencia, pero que conviene, asombra, es inevitable conocer. Es la de Luis del Pino la contribución más concienzuda, y sus conclusiones sobrecogen, cuando menos.

Y por supuesto, la hemeroteca de El Mundo no tiene precio, sobre todo comparandola con los otros periódicos, empeñados en creer y defender la intragable versión oficial. Fernando Múgica, Casimiro Gª Abadillo, Melchor Miralles y Pedro J Ramírez, cuatro maestros de la información, han peleado cada día todos éstos años contra un gobierno que cuenta con todos los canales generalistas para tragar la versión oficial con lubricante en forma de cuantiosas licencias y subvenciones, ridiculizar sistemáticamente cualquier actitud que implique buscar la verdad. los Agujeros Negros del 11-M de Fernando Múgica son indispensables para conocer en profundidad los detalles de la trama asturiana, de la que parte la versión oficial.

No tiene precio la presentación del libro Titadyn, de García Abadillo y el perito independiente Antonio Iglesias, con Pedro J y su vibrante Yo Acuso poniendo en cuestión la honradez profesional de varios altos mandos policiales, agentes, fiscales, peritos policiales y el propio juez Bermúdez. Y no tiene precio no ya por lo que el texto constata, sino porque la noticia no fue recogida, siquiera para mofarse. Imaginad: el director del periódico español más importante del mundo cuestiona el juicio del 11-M y a los  principales actores de la versión oficial, y en los telediarios, periódicos y emisoras principales del país no se hacen eco.

Sólo gracias a gente como Pedro J., Federico Jiménez Losantos, Luis del Pino, Fernando Múgica, César Vidal, Dieter Brandau y pocos otros, ya no soy un ciudadano adormecido por la versión oficial. Gracias a todos ellos.

Animo y desafío al lector a conocer la verdad.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s